Scielo RSS <![CDATA[Revista de ciencia política (Santiago)]]> https://scielo.conicyt.cl/rss.php?pid=0718-090X20030001&lang=es vol. 23 num. 1 lang. es <![CDATA[SciELO Logo]]> https://scielo.conicyt.cl/img/en/fbpelogp.gif https://scielo.conicyt.cl <![CDATA[<b>El Populismo como Concepto </b>]]> https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-090X2003000100001&lng=es&nrm=iso&tlng=es ¿Cuál es la sustancia del fenómeno populista? Después de recorrer la bibliografía y las prácticas políticas denominadas populistas, está claro que no existe una definición consensuada o completa de este “síndrome” que abarca muchas realidades temporales tanto como espaciales. La meta de este artículo consiste en realizar un balance conceptual del término, analizando por una parte los vínculos que el populismo mantiene con las ideologías y las instituciones; por otra parte, los contextos de emergencia de dicho fenómeno, caracterizados por la pérdida de cohesión y referencias identitarias de las comunidades nacionales. En realidad, lo que define el populismo es más bien su carácter antipolítico, es decir la controvertida promesa de satisfacer inmediatamente y sin revolución las necesidades populares <![CDATA[<b>Partidos Políticos como antídoto contra el populismo en América Latina</b>]]> https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-090X2003000100002&lng=es&nrm=iso&tlng=es Definiendo populismo como un esfuerzo por debilitar las instituciones, en este artículo planteo que los partidos políticos pueden ser un antídoto contra el populismo. Mientras más fuertes y más accountable ante la población sean los partidos, menores serán las posibilidades que aparezcan nuevos líderes populistas en América Latina. En este trabajo defino partido político como grupo de políticos que siguen asociados en la misma organización después de perder una elección. De esta forma prescindo de variables ideológicas para definirlos. Además, esta definición me permite diferenciar partidos políticos de movimientos populistas temporales que se organizan electoralmente como partidos. La estabilidad del sistema político está determinada por la existencia de partidos políticos. Analizando casos históricos y recientes de Latinoamérica y ofreciendo datos electorales que validan estas afirmaciones, sugiero que los países donde existen formaciones partidarias estables y fuertes tienen menos riesgos de experimentar fenómenos populistas. También sugiero que las experiencias populistas en dichos países sólo aparecen asociadas al debilitamiento de los partidos políticos. Así, la existencia de verdaderos partidos políticos es una condición necesaria, no suficiente, para evitar la irrupción del populismo <![CDATA[<b>Neo-Populismos en América Latina</b>: <b>La década de los 90 Y después</b>]]> https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-090X2003000100003&lng=es&nrm=iso&tlng=es Definiendo populismo como un esfuerzo por debilitar las instituciones, en este artículo planteo que los partidos políticos pueden ser un antídoto contra el populismo. Mientras más fuertes y más accountable ante la población sean los partidos, menores serán las posibilidades que aparezcan nuevos líderes populistas en América Latina. En este trabajo defino partido político como grupo de políticos que siguen asociados en la misma organización después de perder una elección. De esta forma prescindo de variables ideológicas para definirlos. Además, esta definición me permite diferenciar partidos políticos de movimientos populistas temporales que se organizan electoralmente como partidos. La estabilidad del sistema político está determinada por la existencia de partidos políticos. Analizando casos históricos y recientes de Latinoamérica y ofreciendo datos electorales que validan estas afirmaciones, sugiero que los países donde existen formaciones partidarias estables y fuertes tienen menos riesgos de experimentar fenómenos populistas. También sugiero que las experiencias populistas en dichos países sólo aparecen asociadas al debilitamiento de los partidos políticos. Así, la existencia de verdaderos partidos políticos es una condición necesaria, no suficiente, para evitar la irrupción del populismo <![CDATA[<b>Movilización de recursos y redes </b> <b>sociales en los neopopulismos</b>: <b>Hipótesis de trabajo para </b> <b>el caso chileno</b>]]> https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-090X2003000100004&lng=es&nrm=iso&tlng=es En este documento, presentamos el marco analítico y las hipótesis de trabajo de una investigación en curso, acerca de la emergencia y el desarrollo del liderazgo político de Joaquín Lavín, candidato a la Presidencia en 1999 y alcalde de Santiago Centro, y Jorge Soria, alcalde de Iquique, dos casos de liderazgo populista en Chile, uno nacional y otro local, poniendo un especial énfasis en el análisis de las redes sociales en las cuales se sustentan. Alejándonos de los enfoques institucionalistas y enfocándonos en su base social, consideramos que las adhesiones o simpatías que suscitan este tipo de liderazgos descansan en la instrumentalización de vínculos sociales rutinarios, tanto verticales como horizontales y tanto formales como informales, estructurados mediante redes duraderas, en especial en los sectores populares <![CDATA[<b>Masas, pueblo y democracia</b>: <b>Un balance crítico de los debates </b> <b>sobre el nuevo populismo</b>]]> https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-090X2003000100005&lng=es&nrm=iso&tlng=es Durante las últimas décadas se ha dado un verdadero renacer de los estudios sobre el populismo. Los trabajos recientes se diferencian de los análisis del llamado populismo clásico porque en lugar de estudiarse al populismo como un régimen ligado a un tipo particular de políticas macroeconómicas, se lo analiza como un estilo o estrategia política (Conniff 1999; Knight 1998; Weyland 1996, 2001; Roberts 1995). El objetivo de este trabajo es discutir una serie de problemas no resueltos en los debates sobre el populismo clásico que han reaparecido en los trabajos sobre el neopopulismo. Estos problemas son: 1) la relación entre el líder y sus seguidores, en especial la visión de éstos comomasas desorganizadas; 2) los diferentes usos de la categoría “el pueblo”; y 3) las relaciones entre el populismo y la democracia liberal <![CDATA[<b>CONDEPA Y UCS</b>: <b>El declive del </b> <b>neopopulismo boliviano</b>]]> https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-090X2003000100006&lng=es&nrm=iso&tlng=es CONDEPA y UCS nacieron con las transformaciones de los años 1980 en Bolivia: transición a la democracia, crisis económica, aplicación del liberalismo económico, valoración del multiculturalismo. Integraron la tercera generación partidaria del siglo XX, caracterizada por su respeto a la democracia, la personalización de su liderazgo, su respuesta a la marginalidad social y a la pérdida de confianza en el nuevo proyecto estatal. CONDEPA y UCS alcanzaron su cenit en la presidencial de 1997. Sin embargo, cinco años después CONDEPA ocupó el último lugar y la UCS se convirtió meramente en un actor secundario. El artículo sigue el abrupto final de estos partidos, analizando los rasgos compartidos y las dificultades propias de cada organización: la personalización del liderazgo, el costo de la participación en la administración pública, la mala gestión de la herencia política y económica dejada por los fundadores <![CDATA[<b>Neopopulismo y democracia </b> <b>en Bolivia</b>]]> https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-090X2003000100007&lng=es&nrm=iso&tlng=es Este trabajo aborda el impacto político del neopopulismo en la democracia boliviana, así como los rasgos de la dinámica organizativa y del accionar de sus dos expresiones partidistas -UCS y Condepa- que se constituyeron en fuerzas relevantes entre 1989 y 1999. En ese período, estos partidos rivales cautivaron alrededor de un tercio del electorado -en comicios presidenciales y municipales-, participaron en pactos gubernamentales y ejercieron la administración municipal en las principales ciudades. Su desempeño se caracterizó por el predominio de reglas informales en su dinámica interna, la articulación de elementos culturales y simbólicos, la interpelación de nuevos actores sociales y la vinculación carismática entre líderes y adherentes. A través de UCS y Condepa, el neopopulismo incidió en la consolidación del sistema de partidos mediante la ampliación de las bases sociales de la democracia representativa, así como en el despliegue de la reforma estatal a través de la inclusión de nuevas identidades y demandas en la discursividad política <![CDATA[<b>Dimensiones de la movilización en </b> <b>torno a conciencia de patria </b>: <b>Hacia un modelo explicativo de un </b> <b>caso de neopopulismo boliviano</b>]]> https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-090X2003000100008&lng=es&nrm=iso&tlng=es Este trabajo aborda el impacto político del neopopulismo en la democracia boliviana, así como los rasgos de la dinámica organizativa y del accionar de sus dos expresiones partidistas -UCS y Condepa- que se constituyeron en fuerzas relevantes entre 1989 y 1999. En ese período, estos partidos rivales cautivaron alrededor de un tercio del electorado -en comicios presidenciales y municipales-, participaron en pactos gubernamentales y ejercieron la administración municipal en las principales ciudades. Su desempeño se caracterizó por el predominio de reglas informales en su dinámica interna, la articulación de elementos culturales y simbólicos, la interpelación de nuevos actores sociales y la vinculación carismática entre líderes y adherentes. A través de UCS y Condepa, el neopopulismo incidió en la consolidación del sistema de partidos mediante la ampliación de las bases sociales de la democracia representativa, así como en el despliegue de la reforma estatal a través de la inclusión de nuevas identidades y demandas en la discursividad política <![CDATA[<b>La política extraviada en la </b> <b>Venezuela de los años 90</b>: <b>Entre rigidez institucional y </b> <b>neo-populismo</b>]]> https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-090X2003000100009&lng=es&nrm=iso&tlng=es Este trabajo aborda el impacto político del neopopulismo en la democracia boliviana, así como los rasgos de la dinámica organizativa y del accionar de sus dos expresiones partidistas -UCS y Condepa- que se constituyeron en fuerzas relevantes entre 1989 y 1999. En ese período, estos partidos rivales cautivaron alrededor de un tercio del electorado -en comicios presidenciales y municipales-, participaron en pactos gubernamentales y ejercieron la administración municipal en las principales ciudades. Su desempeño se caracterizó por el predominio de reglas informales en su dinámica interna, la articulación de elementos culturales y simbólicos, la interpelación de nuevos actores sociales y la vinculación carismática entre líderes y adherentes. A través de UCS y Condepa, el neopopulismo incidió en la consolidación del sistema de partidos mediante la ampliación de las bases sociales de la democracia representativa, así como en el despliegue de la reforma estatal a través de la inclusión de nuevas identidades y demandas en la discursividad política <![CDATA[<b>Experiencias populistas en Rusia</b>]]> https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-090X2003000100010&lng=es&nrm=iso&tlng=es Este artículo parte de la comprensión de populismos como forma de gobierno y/o liderazgo político, como estrategia de ejercicio de poder y/o de llegada al poder, compatible con múltiples discursos ideológicos. Su clave es la relación directa entre el líder (gobernante o pretendiente a gobernante) con los gobernados (o potenciales gobernados) por encima de los grupos intermedios (“clase política”, sistema partidista de representación, movimientos ideológicos y culturales, etc.). De ahí, se postula que el movimiento de los “narodniki” en Rusia del siglo XIX, nombrado en muchos textos como iniciador del populismo, no tenía el carácter populista. En cambio, múltiples experiencias populistas en la historia de Rusia, desde Iván el Terrible hasta Vladimir Putin se sitúan en el cruce de la relación entre el gobernante, los sectores intermedios y los gobernados <![CDATA[Huber, Evelyne (Ed.). 2002.<em> Models of Capitalism</em>]]> https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-090X2003000100011&lng=es&nrm=iso&tlng=es Este artículo parte de la comprensión de populismos como forma de gobierno y/o liderazgo político, como estrategia de ejercicio de poder y/o de llegada al poder, compatible con múltiples discursos ideológicos. Su clave es la relación directa entre el líder (gobernante o pretendiente a gobernante) con los gobernados (o potenciales gobernados) por encima de los grupos intermedios (“clase política”, sistema partidista de representación, movimientos ideológicos y culturales, etc.). De ahí, se postula que el movimiento de los “narodniki” en Rusia del siglo XIX, nombrado en muchos textos como iniciador del populismo, no tenía el carácter populista. En cambio, múltiples experiencias populistas en la historia de Rusia, desde Iván el Terrible hasta Vladimir Putin se sitúan en el cruce de la relación entre el gobernante, los sectores intermedios y los gobernados <![CDATA[Baquero, Marcello (Ed.). 2001. <em>Reinventando a sociedade na América Latina. Cultura Política, gênero, exclusâo e capital social</em>]]> https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-090X2003000100012&lng=es&nrm=iso&tlng=es Este artículo parte de la comprensión de populismos como forma de gobierno y/o liderazgo político, como estrategia de ejercicio de poder y/o de llegada al poder, compatible con múltiples discursos ideológicos. Su clave es la relación directa entre el líder (gobernante o pretendiente a gobernante) con los gobernados (o potenciales gobernados) por encima de los grupos intermedios (“clase política”, sistema partidista de representación, movimientos ideológicos y culturales, etc.). De ahí, se postula que el movimiento de los “narodniki” en Rusia del siglo XIX, nombrado en muchos textos como iniciador del populismo, no tenía el carácter populista. En cambio, múltiples experiencias populistas en la historia de Rusia, desde Iván el Terrible hasta Vladimir Putin se sitúan en el cruce de la relación entre el gobernante, los sectores intermedios y los gobernados