SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.61 issue207Otras NoticiasGastón Soublette. Mahler. Música para las personas author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

  • On index processCited by Google
  • Have no similar articlesSimilars in SciELO
  • On index processSimilars in Google

Share


Revista musical chilena

Print version ISSN 0716-2790

Rev. music. chil. vol.61 no.207 Santiago June 2007

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-27902007000100010 

 

Revista Musical Chilena, Año LXI, Enero-Junio, 2007, N° 207, pp. 104-106

RESEÑAS DE PUBLICACIONES

 

Iván Barrientos Garrido. Luigi Stefano Giarda: Una luz en la historia de la música chilena. Santiago: Fondo Editorial UMCE, 2006. 144 pp.


La aparición del libro Luigi Stefano Giarda: Una luz en la historia de la música Chilena, de Iván Barrientos Garrido, es la ocasión ideal para brindar un merecido reconocimiento público al profesor Iván Barrientos, como un académico de excelencia y un "mejor amigo", a quien en los ochenta tuve la fortuna de tener como alumno. Un dato lo retrata de cuerpo entero. Pudiendo realizar entonces un Curso de titulación extraordinaria de algunos semestres de duración, optó libremente por cursar como alumno regular todo el plan de estudios de la carrera de Pedagogía en Educación Musical. De paso, tuvo que soportar al profesor de Composición Escolar que lo atiborraba de trabajos, investigaciones y, por supuesto, creaciones musicales. Sin quejas y con una paciencia a toda prueba, se tituló silenciosamente. Con posterioridad, y con todas las de la ley, ingresó por la "puerta ancha" como académico del Departamento de Educación Musical, de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación (UMCE), al que conoció íntimamente en sus fortalezas y debilidades, anteriormente como estudiante y luego como profesor.

Hasta el día de hoy ha sido un colaborador de agudo y justo pensamiento crítico, aportando con su inteligencia al desarrollo del Departamento. Ser humano de integridad a toda prueba, ferviente partidario de la calidad, excelencia y exigencia, y por sobre todo, un defensor a ultranza de valores permanentes. Esta combinación, admirable desde todo punto de vista, la mayoría de las veces genera demasiadas incomprensiones, pero esto, lejos de desmoralizarlo, lo impulsa a mantener su esencia. Su claridad y transparencia ética le han favorecido en su búsqueda constante de perfección personal y académica. Ha obtenido grados y postgrados en la especialidad, sin ayudas oficiales y sólo con su fuerza de voluntad.

Esta breve síntesis biográfica del autor se podría titular como: "Iván Barrientos Garrido y su amor por la música". En ésta no pueden estar ausente sus obras como compositor exitoso, entre las que se puede recordar, entre otras, su Suite Aysén.

La comprobación de los evidentes elementos mágicos comunes entre el autor y el maestro italiano de origen y chileno por adopción, Luigi Stefano Giarda, son evidentes. Tal vez ahí radique la clave del excelente libro escrito por el profesor Barrientos, ya que reúne magia, o capacidad de modificar la realidad, rigurosidad en la investigación de larga data y una siempre bien recibida amenidad y talento de síntesis.

Al entrar en circulación el libro comentado, a menos de un mes de cumplirse los cincuenta y cinco años de la muerte del maestro Giarda, ocurrida el 3 de enero de 1952, se inicia el pago de la primera cuota de una deuda histórica que tiene Chile con Giarda. Cultivó en plenitud sus dotes sobresalientes de intérprete (violoncellista), compositor prolífico (su catálogo reúne más de 1.500 obras para géneros diversos), profesor de diversas asignaturas básicas en la formación musical (escribió tratados sobre Armonía, Formas musicales e Historia de la música), director de orquesta y de agrupaciones de cámara, productor de conciertos, conferencista, etc. En todas estas actividades cumplió fielmente con las categorías comunicativas aristotélicas: ethos, pathos y logos. Estas son absolutamente comprobables en una serie de críticas y comentarios documentados sobre su persona. A modo de ejemplo, Luigi Florino señala: "Se le ha aclamado en Italia y otros países como a un brillante concertista. Como compositor es tan notable como en su instrumento. Ha compuesto numerosas obras, las que le han merecido justicieros elogios. Además este distinguido artista posee un talento de un Novelli, es decir, es un gran actor. Su declamación en los monólogos es algo digno de oírse y se revela como un gran actor" (p. 39).

La real importancia del aporte musical entregado por Giarda a Chile se puede dimensionar dentro del contexto histórico-cultural de la época en que llegó al país. En 1905 existía el Teatro Municipal. No obstante, carecía de una orquesta estable (cualquier semejanza o parecido con la situación actual es pura coincidencia). Sólo se formaban orquestas cuando visitaban Santiago las compañías operáticas, especialmente italianas. Giarda difundió la ópera italiana sin dejar de lado la música docta chilena y universal, tanto sinfónica como de cámara. Trabajó como profesor en el Conservatorio Nacional de Música, y promocionó con entusiasmo las obras de compositores chilenos. Realizó un trabajo notable con la primera generación de compositores doctos chilenos tales como Soro, Leng, Bisquertt y fue profesor de composición de Pedro Humberto Allende, Premio en Artes Musicales de 1945. Estrenó una parte del Concierto para cello y orquesta de Allende, obra comentada por el mismísimo Debussy en carta dirigida al compositor y conservada hasta hoy por su familia. Un antecedente no menor es el que recoge con justicia Iván Barrientos en el que destaca que Giarda fue profesor de composición de María Luisa Sepúlveda (1898-1959), la cual se tituló oficialmente en 1919 y a quien se le reconoce como la primera compositora chilena y tal vez de Latinoamérica en recibir el señalado título (pp. 60-61).

Giarda recorrió el país ofreciendo conciertos y estrenando obras personales y de creadores del patrimonio universal. También fue importante su incorporación a la logia Aurora de Italia (p. 49). Paralelamente, participó en forma activa en las organizaciones de la colonia italiana en Santiago. Por otra parte, son muy interesantes las referencias que destacó el profesor Barrientos acerca de la relación que Luigi Stefano Giarda tuvo con el Instituto Pedagógico, tanto por las conferencias y conciertos que ofreció, como por las reiteradas peticiones (nunca escuchadas) de inclusión del estudio formal del italiano en el curriculum (pp. 65-69). Esta información me hizo meditar en las relaciones tácitas y misteriosas que a veces se producen: Primero, que un académico de fuste como lo es Iván Barrientos se hubiese interesado por rescatar la figura de Giarda; segundo, que sus investigaciones fueran publicadas en la Revista Musical Chilena y en el Diccionario de la Música Española e Hispanoamericana editado por el Ministerio de Cultura y la Sociedad General de Autores de España (SGAE); tercero, que la UMCE creara el Fondo Editorial con la obligación de convocar anualmente a sus académicos a un concurso de edición de libros; cuarto, que decidiera el autor participar del concurso; quinto, que de manera unánime el jurado seleccionara el libro del profesor Barrientos; y sexto, que al 6 de diciembre de 2006, a poco de cumplirse el quincuagésimo quinto aniversario de la muerte de Giarda, se diera a conocer públicamente el libro. Todos estos hechos mágicos, misteriosos, son dignos de destacar.

Giarda fue profesor del Conservatorio Nacional de Música desde 1906 y llegó a ocupar el puesto de Subdirector, cargo que fue suprimido injustamente el año de la reforma del Conservatorio en 1928. Con la pertinencia correspondiente, Barrientos nos regala una reflexión personal de Giarda que dice: "Pasan los años y vegeto… vegeto en el sentido que mi pobre existencia, intelectualmente, se pierde. De la mañana a la noche me lo paso haciendo clases de música a personas poco inteligentes. Desperdiciando de esta manera mis fuerzas que bien podría dedicarlas a cosas más útiles. Estoy desilusionado, humillado. Separado del Conservatorio donde trabajé por 22 años. Sufriente, triste, quisiera dormirme apaciblemente en un profundo sueño que no tenga despertar" (p. 85).

Vivió enamorado de su segunda esposa, la chilena Amanda Cruzat, quien falleció cinco años antes que el maestro Giarda. Su amor lo expresó en muchas obras dedicadas a ella. Destaca Barrientos la canción No he soñado un rincón de cielo con texto del poeta persa Omar Khayyam que dice:

No he soñado un rincón de cielo
sino como un lugar de reposo,
porque yo he llorado tanto
hasta casi no ser capaz de ver.
El infierno no es sino una chispa
comparado con el sufrimiento de mi espíritu
y yo no creo en el paraíso
sino cuando gusto un instante en paz.

En la partitura el maestro escribió lo siguiente: "Esta poesía retrata profundamente el estado de mi espíritu tanto de este día como aquellos de los años anteriores cuando auguraba todo el bien para Ella, que fue mi amor más excelso" (p. 97).

Debido a desafortunados hechos circunstanciales de un período de nuestra corta historia de la música chilena, la magnífica y esplendorosa obra legada por el maestro Giarda fue olvidada y borrada artificialmente. Baste citar que en una Breve Historia de la música chilena, editada por la Revista Ercilla, se le dedican 11 palabras al maestro, a pesar que se relacionó musicalmente con Franz Liszt, Giacomo Puccini, Pietro Mascagni, Richard Wagner, Giuseppe Verdi, Edvard Grieg, entre otros reconocidos compositores.

Ya era hora de rescatar y revalorizar la magna labor realizada por Luigi Stefano Giarda, italiano de nacimiento y chileno de alma y corazón. No en vano, y con aguda inteligencia, Iván Barrientos subtituló su libro: "Una luz en la historia de la música chilena". Esta luz debe seguir alumbrando a nuevas generaciones de investigadores y estudiantes para que también rescaten la obra musical del maestro Giarda, a fin de saldar la deuda que tenemos con un ser humano que nos iluminó con su presencia hasta el fin de sus días.

Santiago Vera Rivera
Facultad de Artes y Educación Física
Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación (UMCE)
sverarivera@gmail.com

 

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License