SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.135 número9Perfil y número de médicos generales que requiere el paísTerapia celular índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista médica de Chile

versión impresa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile v.135 n.9 Santiago sep. 2007

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872007000900019 

 

Rev Méd Chile 2007; 135: 1216-1220

Historia de la Medicina

 

La historia médica de Edgar Alian Poe

The medical history of Edgar Alian Poe

 

Marcelo Miranda C.

Unidad de Neurología, Clínica Las Condes.

Dirección para correspondencia


Edgar Allan Poe, one of the best American storytellers and poets, suffered an episodic behaviour disorder partially triggered by alcohol and opiate use. Much confusion still exists about the last days of his turbulent life and the cause of his death at an early age. Different etiologies have been proposed to explain his main medical problem, however, complex partial seizures triggered by alcohol, poorly recognized at the time when Poe lived, seems to be one of the most acceptable hypothesis, among others discussed.

(Key words: Alcohol-induced disorders; Biography; Opioid-related disorders)


Edgar Alian Poe es uno de los grandes escritores de la literatura universal, maestro de los cuentos de terror y misterio, pero también destacado poeta (Figura 1). La vida de Poe estuvo marcada por tristezas, penurias económicas, tormentosas relaciones de pareja y poco reconocimiento de sus pares. Cuando ya lograba cierto éxito literario y estabilización emocional, muere en forma imprevista a los 40 años, sin que hasta ahora se haya aclarado con certeza la causa de su muerte . Charles Baudelaire, quien lo tradujo y descubrió para Europa, es uno de los principales responsables de su valorización posterior. Baudelaire logró reconocer su genio y afirmó «hay en la historia de la literatura destinos de hombres que llevan la palabra fatalidad escrita en caracteres misteriosos en los pliegues sinuosos de la frente, tal fue el caso de Poe, el más original, el más sensible y el más infortunado de los poetas»2.


Este artículo revisa la información que se conoce actualmente sobre los hechos que llevaron a la precoz muerte de Poe y las diversas hipótesis que se plantean con respecto a la causa del fallecimiento de este artista trascendente.

Poe nació el año 1809 en Boston, Estados Unidos. Era hijo de una pareja de actores itinerantes, quienes lo dejan huérfano a la de edad de 3 años, junto a 2 hermanos, tras fallecer de tuberculosis3,4. Fue adoptado por un abogado de apellido Alian, quien lo cobijó hasta su juventud. Esos fueron algunos de los años más tranquilos de la vida de Poe.

Su carácter. Precozmente, Poe dio muestras de aptitudes literarias, destacando por su rendimiento escolar, pero era ya evidente un carácter impulsivo, cambiante, fácilmente irritable. Las primeras evidencias de abuso de alcohol ocurrieron a los 17 años en el colegio en que estudiaba y más tarde, en la Academia Militar West Point, fue cancelada la matrícula por excesos de alcohol y deudas, lo que llevó a romper relaciones con su padre adoptivo3,4.

Abandonó la casa paterna y decidió vivir con su tía María Clemm y su prima Virginia Clemm (Figura 2) de quien se enamoró y se unió en matrimonio3,4. Sus primeros trabajos fueron poemas que alcanzaron poca difusión. Desde 1831 comenzó una producción irregular pero abundante de cuentos, donde lo que predomina es la temática sobrenatural y del horror. Fue empleado como crítico en varias revistas literarias, sin embargo, no logró perdurar en ellas debido a sus excesos. No pudo lograr vivir de su profesión de escritor al estar supeditado a revistas y editores que le pagaban muy mal por sus obras. Su más famoso poema en la actualidad «El cuervo», de 1845, fue acogido muy bien por la crítica, pero recibió sólo 15 dólares por él3,5.


Frecuentemente Poe describe en sus cartas cambios de ánimo, se sume en una depresión marcada por su situación económica y, de repente, logra obtener una vitalidad y capacidad de trabajo muy importante, así lo describe: «tengo cambios tan marcados, de la mayor depresión persistente puedo pasar a una exaltación o júbilo inmenso con una gran voracidad por trabajan)3.

Logró vivir años felices junto a su esposa, pero ésta contrajo tuberculosis y falleció precozmente a los 24 años en 1847, lo que originó un nuevo período depresivo a Poe, quien se refugió en el alcohol y opio3,4,6. Luego de algunos meses, logró enamorarse y mantuvo tormentosas relaciones con Sara Whitmann y luego Ana Heywood, a las que se declaró simultáneamente3,4.

Consumo de alcohol. Es claro en la biografía de Poe, y según diversos autores, su consumo anormal de alcohol, sin embargo, esto ha sido refutado por autores recientes como Pearl, quienes sostienen con bastante base que lo que presentaba era una exquisita sensibilidad a los efectos del alcohol, lo que se conoce como embriaguez patológica. Según diversos testigos, con pequeñas cantidades, 1 solo vaso, presentaba cambios radicales de humor pasando de un ánimo depresivo a una gran verborrea y agitación y deslumhraba a los oyentes, pero también sucedía lo inverso1,3,4. Su padre era un alcohólico reconocido, y hay muchas referencias a los efectos del alcohol en sus obras.

Se ha interpretado las escenas alucinantes de algunos poemas, como secundarias a los efectos en Poe de abuso del alcohol y opio. Algunos de los protagonistas de relatos como «El gato negro», cometen crímenes bajo el efecto del alcohol7.

En una de sus cartas, Poe dice: «6 años atrás, la mujer que más amé enfermó con recurrentes sangrados pulmonares, al final del año se repitieron estos episodios. Me volví loco de dolor, con largos intervalos de horrible sanidad. Durante los episodios de absoluta inconciencia bebí,... Dios sabe cuan a menudo o cuánto. Como ofensa, mis enemigos atribuyeron mi locura al alcohol en vez del abuso de alcohol a la locura7.

Epilepsia. Esta teoría planteada por el epileptólogo Bazil8, postula que Poe presentó crisis del lóbulo temporal gatilladas por el alcohol, lo que explicaría los cuadros confusionales con automatismos psicomotores, que serían ictales o postictales y acompañados de alucinaciones visuales. Si bien Poe nunca tuvo crisis convulsivas generalizadas, se ha planteado que hubiera algún tipo de daño cerebral que se manifestara por estas crisis y asimetrías faciales, como cierta debilidad en la musculatura de su rostro, como lo planteó un médico que atendió a su esposa6. Hubo, sin embargo, cuadros de alteración conductual sin relación a ingesta alcohólica8. Estos episodios son explicables por psicosis interictales o postictales, que pueden durar semanas, como se ha postulado en otros artistas como Van Gogh, en este último caso asociado a consumo de ajenjo9. Revisando sus obras, es muy frecuente encontrar referencias a trastornos de conciencia que sean reflejo de que Poe haya tenido experiencia personal con epilepsia. En cuentos como «El pozo y el péndulo», se relatan los horrores sufridos por el protagonista quien es torturado en la época de la Inquisición, se describe al inicio del relato alucinaciones visuales complejas y luego inconciencia, lo que sugiere una crisis epiléptica: «en un inicio vino una gran náusea sobre mi espíritu y entonces sentí cada fibra de mi cuerpo saltar como si estuviera conectado a una corriente galvánica, mientras que las formas angelicales que veía se transformaron en espectros y vino la oscuridad como si el alma se sumergiera en Hades» . En el cuento «Berenice», el protagonista y su amada prima sufren de epilepsia y en un episodio claro de automatismo psicomotor, el protagonista «despierta» cubierto de sangre, no sabe qué ha sucedido, tiene amnesia del episodio, y se da cuenta que ha cometido un atroz homicidio10. En «La esfinge», el narrador describe una visión de gran tamaño, compatible con las macropsias frecuentes descritas por los pacientes con epilepsia parcial compleja8.

Es comprensible que en esa época no se diagnosticara epilepsia, salvo en la presencia de crisis convulsivas, la epilepsia parcial compleja o psicomotora fue reconocida 40 años más tarde, gracias a las descripciones del neurólogo inglés John Hughlings Jackson8. La epilepsia parcial compleja se refiere a crisis epilépticas originadas generalmente en el lóbulo temporal y que se caracterizan por un cuadro confusional o alteración de conciencia parcial, que puede semejar un estado de ensoñación con manifestaciones sensoriales olfatorias y visuales complejas, como mi-cropsias y macropsias. Se asocian automatismos bucomasticatorios, manifestaciones como quedar con la vista fija sin responder a estímulos, el paciente puede también realizar automatismos más complejos, como trasladarse a otro lugar sin recuerdo alguno de las circunstancias8. Es atípico de las crisis parciales complejas que se continúen por horas o días, a menos que Poe haya desarrollado status de crisis parciales complejas. Alternativamente, es planteable que Poe presentara una psicosis postictal, las que pueden explicar los prolongados episodios con paranoia y también confusión que se describen en Poe. Las psicosis postictales pueden seguir a las crisis parciales complejas y durar semanas8. El abuso de alcohol por parte de Poe, pudo haber llevado a caídas con traumatismo craneal (particularmente en regiones temporales que son las más dañadas) y haber originado una epilepsia postraumática, la que ciertamente pudo tener exacerbaciones con la ingesta aun de pequeñas cantidades de alcohol.

En los escritos de Poe, sobresale una marcada acuciosidad en los detalles, lo que puede atribuirse a rasgos de personalidad que se observan en personas epilépticas8. Un ejemplo de ello son los intrincados recursos a que recurre su personaje, el inspector Augusto Dupin, célebre primer detective que se describe en la historia de la literatura. Precursor del mítico Sherlock Holmes y del sargento Cuff, de los autores Victorianos Arthur Conan Doyle y Wilkie Collins, respectivamente.

Porñria. Así como Poe reflejó exhaustivamente sus estados de ensoñación en sus obras, describió, también con detalle, una enfermedad que semeja a la porfiria, probablemente basado en el mal que afectó al rey Jorge III al menos 50 años antes que se describiera la enfermedad11. En uno de sus personajes del cuento «La caída de la Casa Usher», dice Poe: «el señor Roderick y miembros de su familia padecían un mal hereditario y presentaban una marcada palidez (anemia), una especial sensibilidad a la luz, debilidad de sus extremidades y cambios de carácter»10. No hay ninguna evidencia familiar ni en la historia personal de Poe que sugiera esta posibilidad diagnóstica en los síntomas de Poe.

Asalto y robo. Otra teoría menciona que Poe fue asaltado y drogado a propósito, por «cazadores de votos» y hacerlo aparecer como sufragante en varios locales de votación. En los días previos a la muerte de Poe, se desarrollaba una elección municipal en Baltimore. Según Pearl1, el apellido Reynolds, que Poe repetía en el hospital, podría corresponder al nombre de uno de los vocales de mesa del distrito.

Complicación intracraneal. Se ha planteado también que hubiera presentado un hematoma extra-dural, por ejemplo, producto de alguna caída o golpes sufridos por terceros y explicar así su rápida descompensación7.

Los últimos días de Poe en 1849. El año 1849 fue especialmente tormentoso por las dificultades económicas y su nuevo noviazgo con un amor de adolescencia, a quien redescubrió y propuso matrimonio; para lograr esto, dio conferencias viajando a ciudades cercanas como Richmond y Lowell.

Estuvo muy entusiasmado en fundar su propia revista literaria, para lo cual ya había conseguido cierto dinero. Existe gran confusión, aun en la actualidad, sobre qué le aconteció a Poe la semana previa a su muerte. Hacía meses que había dejado de beber y se había hecho miembro de una asociación de abstemios de Baltimore. El día 6 de julio viajó a Richmond y a Filadelfla, con intención de realizar una edición de poemas y conseguir apoyo para su revista. En Filadelfia presentó un cuadro confusional, John Sartain, propietario de una revista local mencionó «se presentó el poeta, pálido, ojeroso, con una alarmante expresión de extravío en los ojos diciendo «vengo a pedir refugio y protección, le parecerá inverosímil lo que le diré y que ocurra esto en pleno siglo XIX, pero sorprendí en el tren una conversación de pasajeros que quieren complotar contra mí» . Sartain lo acompañó a caminar y dice que Poe comienza a fantasear sobre una torre en que está encerrado y sobre la visión radiante de una hermosa aparición rodeada de una atmósfera rara y misteriosa, una aparición que le hablaba y prometía todo tipo de triunfos y felicidades. Al despertar al otro día, señala Sartain, Poe poco a poco recuperó la conciencia y atribuyó lo pasado a un sueño. Continuó viaje a Richmond a reunirse con el señor Thompson de la Southern Literary Messenger. Allí fue donde se reencontró con un antiguo amor, Elmira Shelton, se vuelve a enamorar, le prometió amor y casarse en octubre próximo3. El 27 de septiembre salió de Richmond con destino a su casa a las afueras de Nueva York, pero se desvió a Baltimore por causas poco claras, habría intentado ir a Filadelfia a cumplir su edición de unos poemas, pero con ese rumbo apareció en un tren de regreso a Baltimore otra vez y fue encontrado vagando, confuso, con ropas que no eran las suyas1,4. ¿Cómo Poe aparece de vuelta en el tren?, Pearl postula que Poe puede haber tenido una recaída en su consumo de alcohol y encontrado así fue puesto en un vagón de regreso por un inspector de trenes1. Bazil postula que estos episodios reflejan automatismos psicomotores producto de una epilepsia parcial compleja8. Fue llevado a un hotel-taberna desde donde se le avisó a su amigo Soundgrass que estaba en pésimas condiciones y fue llevado al Hospital Washington de Baltimore (Figura 3), donde fue atendido por el Dr J. Moran1,3,4. Este médico lo describió confuso, delirante pero sin aliento etílico, no sabía qué le había pasado y por qué estaba en Baltimore, Poe repetía constantemente el apellido Reynolds. Se habría intentado ofrecerle alcohol, pensando en una deprivación y en un delirium tremens, pero Poe rechazó beber. Cayó en coma y falleció 3 días después, el 7 de octubre de 1849, el diagnóstico fue «congestión cerebral» producto de daño hepático por alcohol3,6. No se realizó necropsia.


En los años siguientes hubo una gran controversia, con versiones muy contradictorias sobre qué pudo afectar a Poe, y qué hizo realmente los últimos días de su vida1,3. Los detractores de Poe lo atribuyen todo a alcoholismo, sus admiradores, con más base histórica, niegan esta posibilidad1,6.

Nuestra opinión coincide con que es factible que el deterioro subagudo de Poe, pudo haber sido causado por una complicación intracraneal producto de sus caídas y que ésta haya originado una reagudización de sus crisis parciales complejas llevando a un status parcial complejo, condición que tiene una alta mortalidad per se. Su condición de abuso de alcohol impresiona tener como base un trastorno del ánimo; cada vez que Poe sufría alguna decepción recurría al alcohol como medio de superar el problema. Existe evidencia que tanto el trastorno bipolar como la depresión mayor conllevan 60% y 25% de comorbilidad con abuso de drogas y alcohol, respectivamente12.

Si bien no sabemos con certeza lo que pudo haber afectado a Poe, no existe duda sobre su genio y el aporte que ha hecho a la literatura universal.

Agradecimientos

Agradecimientos a Luz Navarrete, bibliotecaria de Clínica Las Condes, por su ayuda en la recopilación de información para este artículo.

 

REFERENCIAS

1. Pearl M. La sombra de Poe. Barcelona: Editorial Seix Barral, 2006.        [ Links ]

2. Baudelaire CH. Edgar A Poe: su vida y sus obras. Prólogo en Edgar A Poe. Narraciones Extraordinarias. Madrid: Editorial Aguilar, 1964.         [ Links ]

3. Martynkewicz W. Edgar A Poe. Madrid: EDAF Ediciones, 2005.        [ Links ]

4. Reyes A. Edgar Alian Poe: el poeta de las pesadillas. Barcelona: Editorial Memphis, 1943.        [ Links ]

5. Allan Poe E. Poesía Completa. Madrid: Hyperion Ediciones, 2006.        [ Links ]

6. The Edgar Allan Poe Society of Baltimore: http://www.eapoe.org/index.htm (visitado el 16 de diciembre 2006)        [ Links ]

7. Patterson R. Once upon a midnight dreary: the life and addictions of Edgar Allan Poe. Can Med Assoc J 1992; 147: 1246-8.        [ Links ]

8. Bazil C. Seizures in the life and works of Edgar Allan Poe. Arch Neurol 1999; 56: 740-3.        [ Links ]

9. Monroe R. The episodic psychosis of Vincent van Gogh. J Nerv Ment Dis 1978; 166: 480-8.        [ Links ]

10. Allan Poe E. Narraciones Extraordinarias, Madrid: Editorial Aguilar, 1964.        [ Links ]

11. H.Rickman LS, Kim CR. Poephyria, madness, and the fall of the house of Usher. JAMA 1989; 261: 863-4.        [ Links ]

12. Seiias D. Dependencia de sustancias psicoactivas en Herlein A. Ed Psiquiatría Clínica. Ediciones de la Sociedad Chilena de Neurología, Santiago, 2000; 171-81.        [ Links ]

 

Recibido el 26 diciembre, 2006. Aceptado el 26 de abril, 2007.

Correspondencia a: Marcelo Miranda C. Lo Fontecilla 441, Las Condes. Fonofax: 3650028. E mail: marcelomirandac@gmail.com

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons