SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.59 número204Gerard Béhague (1937-2005)Leni Alexander (1924-2005) índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista musical chilena

versión impresa ISSN 0716-2790

Rev. music. chil. v.59 n.204 Santiago dic. 2005

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-27902005020400020 

 

Revista Musical Chilena, Año LIX, Julio-Diciembre, 2005, N° 204, pp. 139-139

IN MEMORIAM

Isabel Aretz (1913-2005)


Carlos Vega fue el fundador, el adelantado, el precursor de la musicología argentina. Pero si hubiera que encontrar alguna otra figura destacada de los comienzos de la investigación musicológica en el país, es indudable que habría que detenerse en Isabel Aretz, la etnomusicóloga y compositora que falleció en Buenos Aires el pasado mes de junio. Inquieta como siempre y sólo menos productiva por razones de edad, Isabel todavía seguía tejiendo sueños y desarrollando proyectos.

En la década del 40, siguiendo los pasos y la metodología de Vega, Aretz comenzó a recorrer largamente la geografía del país, provista de una tenacidad a prueba de dificultades, con el objetivo de captar, registrar y codificar todos aquellos sonidos que le permitieran elaborar un mapa sonoro argentino. El primero de la treintena de libros que alcanzó a completar, en sus más de sesenta años de actividad, fue Primera selección de canciones y danzas tradicionales argentinas, de 1943, una colección para uso escolar de villancicos, bagualas, vidalas, estilos y otros géneros populares. De otra envergadura, y ya no con objetivos didácticos, fue Música tradicional argentina. Tucumán. Aunque el más trascendente de aquella primera etapa fue El folklore musical argentino, editado en 1952, estudio metódico, sistemático y comprensivo de la música popular y tradicional. El último título destacado de aquella producción inicial fue "Música tradicional de La Rioja", su tesis de grado para la obtención del doctorado.

Se estableció luego, durante varias décadas, en Venezuela. Entre composiciones, escritos y libros que seguían apareciendo sin descanso, fundó el Instituto Interamericano de Etnomusicología y Folklore, el célebre Inidef, al cual acudieron, prácticamente, investigadores de todo el continente. Había vuelto a Argentina hace un lustro y la muerte la sorprendió cuando estaba organizando el instituto de investigación que había logrado armar en el marco de la Universidad Tres de Febrero y al cual había donado parte de su inmensa biblioteca y sus archivos sonoros personales. Más allá de que sus métodos y sus concepciones permanecieron intactos o inmutables frente a las nuevas teorías y prácticas musicológicas que los tiempos fueron estableciendo, especialmente por los aportes provistos a partir del formidable impulso que tomó la investigación en música popular, Isabel Aretz fue una pionera, una investigadora incansable y una personalidad que ha dejado una huella profunda y esencial.

Pablo Kohan
U
niversidad de Buenos Aires, Argentina

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons