SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número30ARABEYRE, Patrick - HALPÉRIN, Jean-Louis - KRYNEN, Jacques. Dictionnaire historique des juristes français (XIIe- XXe siècle)ASPELL, Marcela, El Tribunal de la Inquisición en América. Los comisarios del Santo Oficio en Córdoba del Tucumán en el siglo XVIII, en MARTIRÉ, Eduardo (coord.), La América de Carlos IV. Cuadernos de investigaciones y documentos, 2 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista de estudios histórico-jurídicos

versión impresa ISSN 0716-5455

Rev. estud. hist.-juríd.  n.30 Valparaíso  2008

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-54552008000100021 

Revista de Estudios Histórico-Jurídicos XXX, 2008, pp. 565 -567

BIBLIOGRAFÍA

ARAGONESES, Alfons, Recht im “Fin de siècle”. Briefe von Raymond Saleilles an Eugen Huber (1895-1911) (Col. Juristische Briefwechsel des 19. Jahrhunderts, Max-Planck-Inst. für europäische Rechtsgeschichte, Frankfurt am Main, 2007), vii + 216 págs.


Alfons Aragoneses es profesor de Historia del Derecho y de las instituciones de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, en la que imparte clases no sólo de Historia del Derecho (español y catalán) sino también de Derecho del franquismo. Fue profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona y ha trabajado durante varios años en el Max-Planck-Institut für europäische Rechtsgeschichte. Vuelto a España defendió su tesis en Derecho en la Universidad de Gerona, con el complemento de doctorado europeo, sobre ese jurista universal que es Raymond Saleilles (1855-1912). Es la persona que probablemente en España en un doctorado europeo haya hecho la presentación y defensa de una memoria doctoral en un mayor número de idiomas: alemán, francés, catalán, italiano, español e inglés. Aragoneses domina esas lenguas en su forma oral y escrita y aparte también el sueco, y tiene mucho mérito, ya que su lengua materna es el castellano. La casi totalidad de las publicaciones de Aragoneses han aparecido en alemán. Si Aragoneses perteneciera a la escuela de J. A. Escudero, este último se pasaría sin duda llamando una semana sí y otra también a unos y a otros para cantarnos las alabanzas y el poliglotismo de Alfons Aragoneses. Claro, lo que no puede llamar es para hablarnos de los méritos de los plagiarios de su escuela, de los nuevos allegados a la misma (tres de ellos con copias graves, sin que los pesos pesados escuderiles –personas por otro lado científicamente valiosas– hayan movido una tecla de sus ordenadores para indicar que no pertenecen a su escuela), ni del número infinito de sexenios de investigación que acumulan la totalidad de sus discípulos, ni de las publicaciones en alemán, francés, inglés, ruso y japonés de la citada escudería. Antaño se hablaba del defectus scientiae como carencia para ser promovido a las órdenes sagradas mayores. Realmente, con los parámetros del siglo XXI, debería también hablarse de que qui carent scientia linguarum, irregulares sunt et nec docere possunt in Universitatibus studiorum. El error –y el desatino– ha sido los que fueron promovidos hace tiempo a la condición funcionarial, con desprecio de los principios constitucionales de igualdad y capacidad de otros candidatos, aprovechándose de un sistema que permitía a las escuelas un amplio margen de maniobra, es decir escadronner y encima –a los buenos y a los mejor preparados– une violente escaffe.

Este trabajo que se ha publicado ahora era ya conocido en su versión manuscrita por parte de algunos, habiendo constituido la tesis de suficiencia investigadora en Derecho del autor defendida en la Universidad Autónoma de Barcelona en abril de 2000 ante un tribunal compuesto por Pio Caroni, Pablo Salvador Coderch y Antonio Serrano González. De hecho ese estudio suyo fue citado en 2004 en el vol. III, en la voz Raymond Saleilles, de Juristas Universales y volvió a ser recogida la referencia bibliográfica en 2007 en el Dictionnaire historique des juristes français al escribir sobre Saleilles. En ambos casos se cita como si se tratara de una publicación y no de 2000, sino de 1999, que es cuando debió de ser terminada y depositada en la Universidad Autónoma de Barcelona.

Se recoge aquí la correspondencia entre Raymond Saleilles y Eugen Hüber, pero se hace un estudio en profundidad sobre las ediciones de correspondencia jurídica de finales del siglo XIX y sobre el pensamiento de Saleilles y de su entorno intelectual. Aragoneses exterioriza un conocimiento proverbial e inusual en foros científicos españoles sobre la Sociedad de Legislación Comparada, la Sociedad de Estudios Legislativos y la Revue trimestrielle de Droit Civil. Uno de los ejes fundamentales del trabajo es la celebración del Centenario de Código Civil francés y la publicación a tales efectos del famoso Libro del Centenario. Pienso que, con ocasión del bicentenario, se celebraron un número superior de encuentros y Congresos por toda la geografía francesa. Echamos en los mismos en falta la presencia de civilistas, romanistas e historiadores del Derecho españoles.

Las 105 cartas escritas por Saleilles en francés fueron enviadas a Huber desde el 3 de febrero de 1895 al 30 de diciembre de 1911. Previamente vienen precedidas en pp. 67 y 68 por los criterios de transcripción y edición de las misivas publicadas. Cada una de dichas cartas va acompañada de eruditas notas a pie de página, en total 218 anotaciones, sin numeración seguida (hemos tenido que contarlas), referentes a la aclaración bibliográfica, institucional, geográfica o personal de aquello indicado en el texto y a pinceladas que no sólo sirven de adorno del contenido de la propia correspondencia. De todas las misivas es sin duda la que hace la Nº 80 (pp. 153-160), de 4 de marzo de 1909, la de mayor interés jurídico.

Unos cuidadosos índices de personas y geográficos de las cartas, un listado cronológico de las publicaciones de Saleilles desde su tesis de licence de 1879 hasta el trabajo suyo publicado en Italia en el homenaje a Giampietro Chironi en 1915 y una bibliografía final alemana, francesa, italiana, inglesa y española completan este libro elegante, escrito por un historiador del Derecho culto e inteligente, que nos presenta una obra de madurez, escrita en la lengua de Hegel, aunque notablemente más inteligible que los Principios de filosofía del Derecho de este último.

Manuel J. Peláez
Universidad de Málaga

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons