SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.34 número2EDUARDO DEL SOLAR OSSES 1932 - 2001IMPORTANTE PARTICIPACION DE CHILE EN EL CONGRESO FEBS/PABMB 2001 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Biological Research

versión impresa ISSN 0716-9760

Biol. Res. v.34 n.2 Santiago  2001

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-97602001000200004 

DR. JORGE ALLENDE NUEVO MIEMBRO DE LA
ACADEMIA DE CIENCIAS DE ESTADOS UNIDOS

OMAR ORELLANA*

* Omar Orellana es Profesor del ICBM, Facultad de Medicina, Universidad de Chile, Santiago.

Hay alegría en el país. El Dr. Jorge Allende, Premio Nacional de Ciencias Naturales, fue elegido miembro extranjero de la Academia de Ciencias de Estados Unidos. Este es, sin duda, un justo permanentemente asociada al desarrollo de la Biología en la región. Como uno de sus discípulos, me honra expresar mi visión del quehacer del Dr. Allende, uno de los académicos de la Universidad de Chile más influyentes en el crecimiento cuantitativo y cualitativo de las ciencias Biológicas en América Latina.

Claro está, hablar sobre el Prof. Allende aunque tarea muy grata es a la vez difícil. Es grata porque revisar su trayectoria estimula. Lo mismo, aquilatar en su real dimensión el entusiasmo y energía que ha puesto durante toda su vida para desarrollar su ideal: el hacer aportes a la bioquímica (y la biología molecular) en diferentes planos. En efecto, el trabajo científico de Allende está acreditado internacionalmente. Asimismo, su contribución en el desarrollo de la ciencia a nivel nacional y latinoamericano, donde ha participado activamente en diferentes instancias, como impulsor de mecanismos de integración regional, como miembro de diferentes organizaciones de fomento de la ciencia, como impulsor de programas de estudios de postgrado, como asesor de organismos nacionales e internacionales vinculados a la ciencia, como un docente con la idoneidad para mostrar en nuestro medio el avance actual y las proyecciones futuras de las ciencias en el área de la biología molecular y la bioquímica. Adicionalmente, se destaca por haber sido el gestor y organizador de instituciones desafiantes y no sin riesgos como el Instituto de Ciencias Biomédicas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile.

 

He tenido la suerte de trabajar y formarme a su lado desde muy temprano en mi desarrollo como académico e investigador universitario. Este hecho me ha permitido conocerlo poco a poco e ir aprendiendo de su manera de hacer las cosas. Una de las primeras cosas que me sorprende cuando analizo su labor es la inmensa capacidad de trabajo y la dedicación que pone en cada una de sus empresas. No desfallece nunca. Cuando madura una idea, rápidamente piensa en la manera de concretarla, buscando a las personas adecuadas, el momento preciso y los recursos necesarios para realizarla.

Otra característica muy estimulante de su manera de hacer las cosas en ciencia es la de estar siempre en la frontera del conocimiento, haciendo aportes novedosos en el área de su trabajo y estudiando y entusiasmándose con los logros de otros investigadores. Se le nota en losojos y en la voz como se alegra con un aportepor pequeño que parezca, lo mismo si calza con sus ideas o por el contrario, las contradice. Pero por sobre todo su capacidad para estar en las fronteras se trasmite y estimula a la gente, especialmente a la más joven, a enfrentar los desafíos de ser creativos incursionando con las nuevas tecnologías y los paradigmas novedosos que se van generando a medida que el conocimiento avanza. Eso lo he experimentado en carne propia.

Como buen hombre público que se precie, su accionar crea polémica. Por supuesto tiene sus seguidores, entre los que me cuento, y sus detractores que no son pocos. Pero lo interesante es que la polémica se crea porque sus innumerables propuestas generan la discusión necesaria que hace avanzar las cosas.

En su carrera ha estado, en muchas ocasiones, en el lugar y en el momento precisos (virtud de los virtuosos). Sus primeros pasos en la bioquímica los recorrió con Frederic Richards en Yale University, siguió con Fritz Lipmann y en su laboratorio se codeó con Marshall Niremberg y David Baltimore. Por esos tiempos se hizo amigo de James Ofengand, Thomas Conway y Francois Chapeville y conoció a Catherine Connelly, su esposa quien ha sido pilar fundamental para llegar al sitial en que se encuentra y de quien, a pesar de la intensa demanda que tiene desde el extranjero, no se ha separado por más de un mes. La Escuela de Allende ha sido claramente protagonista del desarrollo de la Biología Molecular en Chile. Connotados investigadores chilenos iniciaron sus carreras con Allende o son parte de su Escuela. Entre ellos, Carlos Jerez, Manuel Krauskopf, Julio Celis, Simón Litvak, Manuel Echeverría, Pilar Carvallo.

A su vuelta a Chile, en 1974, inició una verdadera cruzada, junto a personas tan notables como el Dr. Hermann Niemeyer, para desarrollar la bioquímica al principio, y la biología molecular más tarde, en Chile y America Latina toda. Esta cruzada no se ha detenido y su relevancia en el fortalecimiento de programas de doctorado en nuestro país es indiscutible. De hecho, Allende ha formado a un gran número de doctores en su propio laboratorio. Su cruzada se distingue, además, porque ha generado organizaciones para el fomento de la ciencia en nuestros países y ha asesorado, sostenidamente, al gobierno en políticas de investigación. Pero claro está, los sinsabores que no son pocos, se los ha guardado para sí o a lo más comentado con sus más cercanos.

No llama, pues, la atención, que su dedicación y esfuerzo reciban recurrentemente el reconocimiento de la comunidad científica y de la sociedad.

En 1992 recibió el Premio Nacional de Ciencias Naturales y este año ha sido nombrado miembro extranjero de la National Academy of Sciences de Estados Unidos. Reconocimientos merecidos que llegan en un momento en que Jorge Allende está activo en plenitud. No me cabe duda que serán para él un incentivo para continuar por un buen tiempo haciendo los esfuerzos para que la ciencia, en particular la biología molecular, adquiera el sitial que requiere para contribuir a alcanzar un nivel de desarrollo en nuestro país que permita aminorar las desigualdades sociales existentes.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons