SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.4 número2TECHNIQUES TO MONITOR DRYING STRESSES AND DIMENSIONAL CHANGES IN TIMBER FROM PLANTATION-GROWN EUCALYPTS FOR KILN SCHEDULE DEVELOPMENT AND KILN CONTROLEVALUACIÓN DE LA RESISTENCIA A LA TRACCIÓN EN ELEMENTOS ESTRUCTURALES DE MADERA CON UNIONES DENTADAS índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Maderas. Ciencia y tecnología

versión On-line ISSN 0718-221X

Maderas, Cienc. tecnol. v.4 n.2 Concepción  2002

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-221X2002000200006 

Maderas. Ciencia y tecnología. 4(2):155-167, 2002

NOTA TÉCNICA

EFECTO DE LA FERTILIZACIÓN A LA PRADERA SOBRE LA FLEXIÓN ESTÁTICA DE Pinus radiata. D. Don.

EFFECT OF PASTURE FERTILIZATION ON BENDING STATIC OF Pinus radiata D. DON

Róger Moya1; Luis Valenzuela2
1Profesor Asociado, Escuela de Ingeniería Forestal. Instituto Tecnológico de Costa Rica, Apartado 159-7050, Cartago, Costa Rica.
2Profesor Asociado, Facultad de Ciencias Forestales, Universidad de Concepción, Casilla 154-C, Concepción, Chile. lvalenzu@udec.cl

Autor para correspondencia: rmoya@itcr.ac.cr.


RESUMEN

Este trabajo presenta los efectos de la fertilización de la pradera en árboles de Pinus radiata en la resistencia mecánica a la flexión estática. Los árboles muestreados provenían de 2 ensayos silvopastorales de 16 años de edad con igual cantidad y frecuencia de podas y raleos, pero con la diferencia que en uno de ellos, la pradera se fertilizó y en el otro no se aplicó el fertilizante. En el ensayo fertilizado fue realizada esta actividad en 3 diferentes edades de árboles (3, 6 y 11 años).

En cada uno de los rodales se evaluaron los diferentes estratos: dominantes, intermedios y suprimidos, seleccionando 3 árboles al azar de cada clase, dando como resultado 9 árboles por cada ensayo. De cada árbol se obtuvo una troza entre la base del árbol y el diámetro a la altura del pecho (DAP).

Los resultados mostraron que la fertilización de la pradera produce una disminución del módulo de elasticidad, del módulo de ruptura y del esfuerzo en el límite de proporcionalidad en la madera de Pinus radiata. La disminución para estos parámetros se encuentra dentro de un rango de 8% a 16%. Por otro lado, en los diferentes estratos del rodal se estableció que los árboles suprimidos son menos afectados por la fertilización, mientras que los árboles intermedios y dominantes en las diferentes edades de fertilización presentaron una disminución de los parámetros de resistencia a la flexión, específicamente el módulo de ruptura, el módulo de elasticidad y el esfuerzo en el límite de proporcionalidad.

Palabras Claves: Flexión estática, MOR, MOE, ELP, Pinus radiata, Fertilización, Manejo silvipastoral.


ABSTRACT

This study presents the effects of pasture fertilization on static bending of Pinus radiata. Sampled trees came from two silvopastoril trials of 16 years of age, presenting same amount and frequency of thinning and pruning interventions. One trial was fertilized; the other received no fertilization to the prairie. The first trail was fertilized at ages of 3, 6 and 11 years.

On each stand three different strata were evaluated: dominant, intermediate, and suppressed trees. selecting 3 individuals randomly on each class. One stern log from the base to the DBH was cut from each tree.

Results show that fertilization reduces the module of elasticity, the module of rupture and the stress proportional limit of Pinus radiata wood in the next three years after fertilization. The reductions on these parameters varied between 8 and 16%. Suppressed trees were less affected by fertilization, while intermediate and dominant trees presented a clear reduction in bending resistance, module of rupture, module of elasticity, and stress proportional limit.

Keywords: static bending. MOR, MOE, SPL, Pinus radiata, fertilization, silvopastoril management


INTRODUCCION

En Chile una de las características importantes de los sitios reforestados es que estos corresponden a tierras erosionadas o de baja fertilidad (Mancilla, 1996). Un ejemplo de ello son los ensayos establecidos por la Corporación Nacional Forestal (CONAF) en el Centro Experimental Forestal Tanumé, en la VI Región de Chile, en la cual, además de buscar una línea de desarrollo que integra la compatibilidad de actividades agrícolas, ganaderas (praderas para el pastoreo) y forestales (plantaciones) bajo una misma unidad productiva (manejo silvopastoral), también busca dar una solución al problema de baja fertilidad de los sitios por medio de la fertilización.

Esta fertilización cuando es aplicada directamente a los árboles, afecta las propiedades de la madera tales como su densidad, porcentaje de leño temprano, inclinación de la fibra, dimensiones de las células, resistencia mecánica, entre otras (Shimoyama y Barrichelo, 1994 y Zobel y Van Buijtenen, 1989). En árboles de Pinus radiata existen muchas investigaciones, en los que destacan Nicholls (1971), McKinnell y Rudman (1973), Cromer, et al. (1977), Nelson, et al. (1980), Bamber y Burley (1983), Gentle et al. (1986) y Dumbrell y McGrath (2000).

La fertilización de árboles de Pinus radiata cuando es aplicada a la praderas bajo un esquema silvopastoral que no solo aumenta el volumen de los árboles (Cancino et al., 1999), sino que también las propiedades de la madera (Salazar, 1999 y Moya et al., 2002 y 2003). La explicación a este comportamiento fue dada por Clinton y Mead (1994) los cuales observaron que el forraje y árboles en sistemas silvopastorales tienen igual oportunidad de absorber los nutrientes que se agregan por la fertilización.

En relación con los cambios que sufre la resistencia de la madera de Pinus radiata por la aplicación de fertilizante, no se encontraron investigaciones, ni para la fertilización realizada directamente a los árboles o cuando se aplica en sistemas silvopastorales. Sin embargo en otras especies como el Pinus taeda se determinó que la aplicación de nutrientes no sólo mejora la densidad de la madera, sino también la mayoría de sus propiedades, tales como su módulo de elasticidad (MOE) en flexión, comprensión paralela a la fibra, tensión y dureza (Person y Gilmore, 1980). En Pinus ribosa, el cual se fertilizó con potasio, se determinó que el MOE y el esfuerzo máximo en flexión fueron mayores que cuando no se aplica el fertilizante, mientras que el módulo de ruptura (MOR) y el esfuerzo en el límite proporcional (ELP) se mantuvieron sin cambio significativo (Gray y Kyanka, 1974).

En otra experiencia llevada a cabo en la especie Pinus taeda con diferentes niveles de fertilización, Kao Hsu y Walters (1975) encontraron que la fertilización tiene un efecto significativo sobre el ELP, el MOE y el MOR en flexión; en cambio no tiene efecto en el trabajo en el límite de proporcionalidad, ni el trabajo hasta la carga máxima.

En vista de que no existe información respecto de los efectos de la fertilización sobre la resistencia mecánica de la madera de Pinus radiata y además que es preocupación de la CONAF conocer el efecto que tiene la mejora de la calidad de los sitios debido a la fertilización de la pradera, no sólo en el desarrollo de la misma, sino que también en las características de la madera y el forraje que se produce, es que se planteó el objetivo de determinar los cambios en la resistencia mecánica en flexión de la madera de Pinus radiata en estado seco (12% de contenido de humedad) producto de la fertilización de la pradera. Para ello se utilizaron 2 ensayos silvopastorales de 16 años con igual manejo (podas y raleos), pero con la diferencia que uno de ellos fue fertilizado con fósforo y nitrógeno, utilizando superfosfato triple (SFT) y urea respectivamente, en diferentes edades (3, 6 y 11 años) en la región de Pichilemu, VI región de Chile.

MATERIAL Y METODO

El material donde se extrajo el material está ubicado el Centro Experimental Tanumé en la comuna de Pichilemu provincia de Cardenal Caro, VI Región (34º9´- 34º15´ latitud sur y 72º53´ - 72º59´ longitud oeste). En el sitio presenta un clima templado subhúmedo con influencia marítima y 4 meses de sequía; la precipitación media anual es de 705,22 mm, con temperatura media anual de 11,6ºC y una humedad relativa de 88,8%.

Los ensayos consisten de 2 rodales de 6 ha cada uno; en la cual uno fue fertilizado y el otro no se le aplicó el fertilizante. En la pradera fertilizada al terminar el tercer, sexto y onceavo año de crecimiento (correspondiente al mes de agosto en todas las edades), se aplicó superfosfato triple (122 kg/ha) y urea (76 kg/ha) como fuente de fósforo y nitrógeno, respectivamente.

La densidad inicial de los ensayos fue de 625 árboles por hectárea, con arreglos de 4 plantas por conglomerado a una distancia de 2x2 m entre plantas; y de 6x6 m entre conglomerados, pero se presentaron problemas de mortalidad en ambos ensayos, disminuyo la cantidad alrededor de 550 árboles por hectárea. De acuerdo a los antecedentes proporcionados por CONAF, los ensayos silvopastorales con ganado ovino permanecieron sólo durante los primeros 12 años de establecida la plantación. La aplicación de podas y raleos fue de igual intensidad, frecuencia y período para los 2 tipos de praderas (Tabla 1).

Tabla 1: Esquema de aplicación de podas y raleos.

Tipo
de
ensayo

Orden
de aplicación

Edad
de los
árboles
(años)

Altura de la copa

Densidad de plantación

Antes de la poda
(m)

Después de la poda
(m)

Antes del raleo
(n/ha)

Después del raleo
(n/ha)

Pradera
Fertilizada

Primera

6,5

7,39

4,36

549

324

Segunda

7,5

13,08

6,26

324

214

Tercera

10,5

24,02

13,70

214

172

Sin Fertilizar

Primera

6,5

7,99

4,99

523

360

Segunda

7,5

14,29

9,39

358

229

Tercera

10,5

24,43

13,90

229

180

Fuente: Arriagada, 1998

En el momento del muestreo, las plantaciones presentaban un DAP de 38,34 cm para los árboles de la pradera fertilizada y de 36,19 cm en la pradera sin fertilizar, en tanto la altura total de los árboles era de 22,89 m y 23,02 m para la pradera fertilizada y sin fertilizar, respectivamente. Más información al respecto puede ser consultada en Moya et al. (2002 y 2003).

En la selección de los árboles a muestrear, se confeccionó la distribución de frecuencia acumulada de los diámetros presentes en cada rodal (Tabla 2) y en la cual se establecieron 3 partes, correspondientes a los terciles de la distribución. El tercil con los valores más altos de diámetro se le llamó dominantes (DOM), el de valores medios se llamo como intermedio (INT) y de más bajos valores como suprimidos (SUP).

Tabla 2: Categoría de diámetros establecidos para dos rodales de Pinus radiata.

Tipo de Pradera

Rango diamétrico

  Cantidad de árboles

Cantidad acumulada

Porcentaje

Porcentaje
acumulado

Clase de copa asignada

 

Pradera fertilizada

29,0 - 31,3

4

4

6,06

6,06

SUP

31,3 - 33,6

6

10

9,09

15,15

33,6 - 35,9

12

22

18,18

33,33

35,9 - 38,2

11

33

16,67

50,00

INT

38,2 - 40,5

11

44

16,67

66,67

40,5 - 42,8

5

49

7,58

74,24

DOM

42,8 - 45,1

9

58

13,64

87,88

45,1 - 47,4

4

62

6,06

93,94

47,4 - 49,7

3

65

4,55

98,48

49,7 - 52,0

1

66

1,52

100,00

 

Pradera sin fertilizar

24,0 - 27,5

1

1

1,59

1,59

SUP

27,5 - 31,0

5

6

7,94

9,52

31,0 - 34,5

15

21

23,81

33,33

34,5 - 38,0

21

42

33,33

66,67

INT

38,0 - 41,5

16

58

25,40

92,06

DOM

41,5 - 45,0

5

63

7,94

100,00

Leyenda:
DOM: árboles dominantes;
INT: árboles intermedios;
SUP: árboles suprimidos

De cada clase de copa, se seleccionaron 3 árboles al azar, dando como resultado 9 árboles por cada ensayo. Se tuvo especial cuidado en que los árboles seleccionados fueran rectos, sin bifurcaciones y sin daños visibles. A cada árbol se le cortó una troza con una longitud desde la base del árbol hasta la altura del pecho, aproximadamente de 1,15 metros de largo, indicando en ella la posición norte del árbol.

Esta troza primeramente se aserró con la ayuda de una sierra de cinta aplicando un patrón de corte de acuerdo con la norma ASTM D-143 para la realización de ensayos mecánicos. En la troza se obtiene un bloque de 5 cm de espesor tanto en la dirección norte-sur como en dirección este-oeste. Una vez aserrados estos bloques se apilaron al aire con el fin de que su contenido de humedad disminuyera, y posteriormente se ubicaron en un sitio de condiciones controladas de temperatura y humedad relativa hasta que alcanzará un 12% de contenido de humedad.

Seguidamente en todos los bloques se identificó los anillos de crecimiento donde se le aplicó la fertilización a la pradera, utilizando como referencia el último anillo, correspondiente al año de corta del árbol, y posteriormente se disminuyó un año por cada anillo de crecimiento en dirección de la médula (Moya, 2002). Una vez identificado el año de la fertilización se obtuvo las muestras para los ensayos de flexión estática, considerando los 3 anillos de crecimiento siguientes luego de aplicada la fertilización, estableciendo madera de 3 rangos de edades: 3-6, 6-9 y 11-13 años. Se definió este período porque investigaciones han demostrado que la densidad básica disminuye en ese período (Mckinnell y Rudman, 1973 y Moya et al., 2002).

Las muestras para los ensayos se dejaron por un periodo de 2 semanas en condiciones de humedad relativa y temperatura controladas con el fin acondicionarlas a un 12% de contenido de humedad. Transcurrido este período las muestras fueron sometidas al ensayo en flexión estática utilizando una máquina universal de ensayos. La probeta fue colocada entre 2 apoyos de tal manera que la carga fuera aplicada paralela a los anillos de crecimiento y se empezó a aplicar la carga a la mitad de la distancia entre apoyos.

Durante el período de aplicación de la carga, cada 5 kg de fuerza se registró la deflexión que provoca ésta en la pieza de madera. Basándose en los valores de carga, deflexión y dimensiones de las muestras se determina el módulo de elasticidad (MOE) y el esfuerzo en el límite de proporcionalidad (ELP). Además de calcular el módulo de ruptura de cada uno de las muestras.

Para el análisis de las variables de flexión estática se formuló la hipótesis de que la fertilización no afecta la resistencia en esta propiedad mecánica en árboles creciendo en praderas fertilizadas en las edades de 3, 6 y 11 años. En la comprobación de la hipótesis planteada se estableció un diseño experimental en bloques completamente aleatorio, compuesto de 2 factores, el primero de ellos corresponde al tratamiento de fertilización, en 2 niveles (PF y SF) y el otro factor al tipo de estrato en el rodal en 3 niveles (SUP, INT y DOM). Como factor de bloque se consideró el punto cardinal de la madera dentro del fuste, ya que existe la posibilidad que las propiedades de la madera sea diferente en estos puntos; ello debido a que cuando se aplica fertilizante se produce una mayor proporción de madera de reacción en algunas posiciones de los árboles (Cown y Mc Conchie, 1981; Cahill y Briggs, 1992; Puentes, 1996).

Debe tenerse presente que por tratarse de 2 factores, se consideró la interacción entre la clase de copa y el tratamiento; con ello resultó un diseño en bloques completamente aleatorio, con arreglo factorial 2x3.

El programa SAS fue utilizado para el análisis de varianza y las comparaciones de la medias obtenidas (SAS Institute Inc., 1997). El procedimiento SAS utilizado para el análisis de varianza fue el PROC GLM (general linear model) y para realizar las comparaciones se usó la instrucción (statement) CONTRAST.

RESULTADOS

El promedio general del MOE para todos los árboles osciló en un rango de 28880 a 102247 kg/cm2, en tanto que para el MOR su rango fue de 414 hasta 815 kg/cm2; y el promedio del ELP presentó un rango de 197 a 441 kg/cm2. Los valores más bajos corresponden a la edad de 3-6 años y los mas altos a la edad de 11-14 años (Tabla 3).

Tabla 3: Valores de resistencia en flexión estática de Pinus radiata en 3 rangos de edades para dos tipos de praderas.

Parámetro

Parámetro estadístico

3-6 años

6-9 años

11-13 años

PF

SF

PF

SF

PF

SF

  MOE

28899A

34347B

53010A

64941B

91313A

102248B

s

6042

10183

7064

12031

19457

14549

CV

20,90

29,64

13,32

18,53

21,31

14,23

  MOR

414A

465B

543A

607B

747A

815B

s

64

75

46

65

98

88

CV

15,46

16,13

8,47

10,71

13,12

10,80

ELP

197A

219B

266A

314B

385A

441B

s

33

44

36

55

56

63

CV

16,75

20,09

13,53

17,52

14,54

14,28

Numero de muestras

34

35

36

36

36

36

Donde: :Promedio en kg/cm2 ;s : desviación estándar en kg/cm2 ;CV: coeficiente de variación ;PF: Pradera fertilizada; SF: pradera sin fertilizar

Nota: - Valores en una misma edad para una misma propiedad mecánica con letras diferentes son estadísticamente diferentes (a =0,05).

Los diferentes estratos en el rodal fueron analizados separadamente con el fin de evaluar el efecto de la fertilización sobre estos, encontrándose en todos los casos una disminución de la resistencia en los parámetros de flexión por la fertilización de la pradera, pero esta disminución no en todos los casos fue estadísticamente diferente. En los árboles dominantes presentó valores de MOE desde 27565 a 101580 Kg/cm2, en el MOR de 415 a 801 Kg/cm2, mientras que el ELP fue de 205 a 438 Kg/cm2. Referente a los efectos de la fertilización se encontró que solamente a la edad de 3-6 años el ELP no se vio afectado por la fertilización de la pradera (Tabla 4).

Los árboles de la denominación intermedios en el rodal, presentaron rango de 27925 a 100349 Kg/cm2 para el MOE, de 371 a 823 Kg/cm2 en el MOR y de 33 a 72 Kg/cm2 en el ELP. En el análisis de las diferencias significativas entre la pradera fertilizada y la sin fertilizar, se estableció que en todas las edades y los diferentes parámetros estudiados ocurrió una disminución estadísticamente comprobada.

En tanto los árboles suprimidos sus rangos de variación son de 31328 a 104815 Kg/cm2 para el MOE, de 457 a 824 Kg/cm2 en el MOR y de 31 a 64 Kg/cm2 en le ELP. La fertilización de la pradera afectó significativamente en este tipo de árboles solamente el MOE a la edad de 3-6 y 6-9 años y el ELP a la edad de 6-9 años (Tabla 4).

Tabla 4: Resistencia mecánica para diferentes estratos en el rodal.

Edad

Parámetro

Parámetro estadístico

 Estrato en el rodal

Dominantes

Intermedios

Suprimidos

 PF

SF

PF

SF

PF

SF

 

3-6

años

MOE

27565A

30439B

27925A

32693B

31328A

40415B

s

4550

4141

6040

7303

7178

14593

MOR

415A

453B

371A

459B

457

486

s

45

50

64

84

59

89

ELP

205

209

173A

213B

214

240

s

26

26

33

35

31

62

Número de muestras

12

12

11

11

11

11

6-9

años

  MOE

51853A

65276B

50156A

60913B

57020A

68635B

s

5775

14801

5960

10666

7874

9748

MOR

557A

606B

507A

613B

567

604

s

22

90

43

50

48

54

  ELP

280A

304B

240A

321B

279A

317B

s

22

60

24

46

46

63

Número de muestras

11

12

12

12

12

12

 

 

11 a 13 años

  MOE

88327A

101580B

80988A

100349B

104624

104815

s

11104

11499

17662

16250

21214

16296

MOR

737A

801B

692A

823B

814

824

s

55

83

87

95

111

92

ELP

374A

438B

357A

432B

427

454

s

36

56

57

72

51

64

Número de muestras

11

12

12

12

12

12

Donde: : Promedio en kg/cm2 ;s : desviación estándar en kg/cm2; PF: Pradera fertilizada SF: pradera sin fertilizar

Nota: - Valores en una misma edad para una misma propiedad mecánica con letras diferentes son estadísticamente diferentes (a =0,05). Donde no aparecen letras en una misma edad para una misma propiedad anatómica no se encontró diferencia significante.

DISCUSIÓN

Valenzuela y Nakayama (1991) reportan valores para el MOE y el MOR inferiores a los obtenidos en el presente trabajo, por ejemplo dichos autores reportan para una edad de 3 a 5 años un valor de 76100 Kg/cm2 para el MOE y de 564 Kg/cm2 para el MOR, en tanto los valores obtenidos para el presente estudio son 31623 y 440 Kg/cm2, respectivamente para ese mismo rango de edad. La disminución del MOR y MOE encontrada en la presente investigación puede ser explicado por el hecho de que el silvopastoreo presenta tasa de crecimiento mucho mayor que una plantación comercial. En la madera utilizada por Valenzuela y Nakayama (1991) provenían de una plantación comercial y sin manejo, mientras que la madera de los presentes autores fue extraída de árboles creciendo en condiciones de silvopastoreo, donde por su naturaleza presenta menor árboles por hectárea y una intensidad de manejo mayor que una plantación comercial.

Los análisis estadísticos para la totalidad del rodal y sin considerar los diferentes estratos presentes en el rodal demostraron que el MOE, el MOR y el ELP en flexión de los árboles en la pradera fertilizada son significativamente menores a los registrados en la pradera sin fertilizar (Tabla 3). Cuantificando esta disminución se tiene que el MOE es 15,86%; 18,37% y 10,69% menor para el rango de edades de 3-6, 6-9 y 11-13 años, respectivamente en la pradera fertilizada. En tanto, el MOR, siguiendo el mismo orden de edades, presenta una misma disminución resistencia de 11,02%; 10,52% y 8,34% en la pradera fertilizada. El ELP, por su parte, para las edades de 3-6, 6-9 y 11-13 años fueron de 10,23%, 15,16% y 12,62% menores, respectivamente, para la pradera donde fue aplicado el fertilizante.

La disminución en la resistencia de la madera cuando el árbol se encuentra en praderas fertilizadas puede deberse a los siguientes factores:

La densidad básica de la madera disminuye (Figura 1) significativamente en los años siguientes a la fertilización de la pradera (Moya et al., 2002).

Figura 1. Comportamiento de la Densidad Básica en la pradera fertilizada (PF) y la pradera sin fertilizar (SF) de Pinus radiata.

El porcentaje de leño tardío, al igual que la densidad básica de la madera, disminuye (Figura 2) por la fertilización de la pradera en todos los años en que se aplicó (Moya, 2000).

Figura 2. Comportamiento del leño tardío en la pradera fertilizada (PF) y la pradera sin fertilizar (SF) de Pinus radiata.

Aumento del ancho de anillo de crecimiento luego de la aplicación del fertilizante en las diferentes edades de los árboles (Moya, 2000).

En los árboles provenientes de la pradera fertilizada presentan una tendencia a producir madera con mayor fibra revirada que aquellos que se desarrollan en los árboles de la pradera sin fertilizar (Moya, 2000).

La disminución presentada en el MOE, MOR y ELP respecto de la densidad de la madera y el ancho de anillo de crecimiento puede ser explicada por el planteamiento de Walford (1985) y Kininmonth y Whitehouse (1991) para Pinus radiata en donde establecen que al aumentar la densidad básica la resistencia en flexión también aumentan y, en tanto con el ancho de anillo de crecimiento, al aumentar este valor ocurre lo contrario disminuye la resistencia en flexión.

El efecto que tiene la fibra revirada en Pinus radiata sobre las propiedades mecánicas de la madera fue estudiado por Tsehaye y Walker (1995), los cuales establecieron regresiones de dependencia para los parámetros de flexión (MOR y MOE) y la fibra revirada de la madera, estableciendo que la resistencia disminuye al aumentar la fibra revirada de la madera.

Figura 3. Comportamiento del ancho de anillo de crecimiento en la pradera fertilizada (PF) y la pradera sin fertilizar (SF) de Pinus radiata.

Clases de copas

Análisis realizados por Moya (2000) y Moya et al., (2002) demuestran que la fertilización de la pradera en los árboles suprimidos de estos mismos rodales presentan madera con menor densidad de la madera, menor porcentaje de leño tardío y un mayor ancho de anillo de crecimiento en las edades donde se aplicó el fertilizante a la pradera. Sin embargo este resultado no se refleja en la resistencia a la flexión de estos árboles, ya que solamente se encontró diferencia significativa en algunas edades y algunos parámetros de la flexión, como es el caso del MOE a la edad de 3-6 años y 6-9 años y el ELP en esta última edad. Indicando con estos resultados que no necesariamente se espera una disminución de la resistencia de la madera en flexión al disminuir su densidad, disminuir el porcentaje de leño tardío o aumentar el ancho de anillo de crecimiento como lo estable la teoría de Walford (1985) y Kininmonth y Whitehouse (1991).

Los árboles suprimidos en ambos rodales presentaban un rango de diámetro muy similares entre ellos, a pesar que la pradera fertilizada presentaba una amplitud de 24,0 a 34,5 cm (Tabla 2), solamente presentaba un árbol con diámetro menor a 28,0 cm; muy cerca del limite inferior del rango establecido para los árboles suprimidos en la pradera fertilizada, cual presentaba una amplitud de 29,0 a 39,5 cm. Esta situación sería otra de las posibles explicaciones por la cual los árboles suprimidos presentaron poca variación entre los 2 tipos de praderas, al presentar diámetros muy similares entre los ensayos.

En los árboles intermedios y dominantes todos los parámetros de resistencia de la flexión disminuyeron significativamente cuando se aplicó la fertilización a la pradera, con la única excepción del ELP a la edad de 3-6 años en los árboles dominantes. Estos 2 estratos de árboles presentaron un aumento significativo del ancho de anillo, una disminución del porcentaje de leño tardío y una menor densidad de la madera en las edades en las que se aplicó el fertilizante (Moya, 2000 y Moya et al., 2002 y 2003) provocando una disminución de la resistencia a la flexión en los árboles que fueron fertilizados. Este comportamiento es explicado de igual forma que el resultado obtenido con la totalidad de los árboles de la plantación, que fue explicado anteriormente, en donde la disminución de la resistencia mecánica en flexión se da por que la fertilización produce madera con menor densidad básica, menor porcentaje de leño tardío y mayor ancho de anillo de crecimiento.

CONCLUSIONES

La fertilización de la pradera provoca cambios en las propiedades mecánicas de la madera de Pinus radiata. Esta actividad silvicultural cuando es aplicada a los 3 años reduce el MOR en 11%, a la edad de 6 años en 10% y a la edad de 11 años en 8,3%. El MOE disminuye debido a la fertilización de la pradera en 16% cuando se aplica a la edad de 3 años, 18% a los 6 años y 10% en la edad de 11 años. En tanto el ELP se reduce por la fertilización de la pradera en 10%, 15% y 13% para la fertilización aplicada en los años 3, 6 y 11, respectivamente.

La disminución de la resistencia en flexión del Pinus radiata se debe a una disminución de la densidad de la madera, disminución del porcentaje de leño tardío, aumento del ancho de anillo de crecimiento y tendencia a producir mayor fibra revirada.

Los árboles suprimidos son el tipo de árboles menos afectados por la fertilización, puesto que solamente se presentó una disminución significativa del MOE a la edad de 3-6 años y 6-9 años y en el ELP en esta última edad. En tanto que para los árboles intermedios y dominantes, todos los parámetros de resistencia de la flexión disminuyeron significativamente cuando se aplicó la fertilización a la pradera, con la única excepción del ELP a la edad de 3-6 años en los árboles dominantes.

AGRADECIMIENTOS

Los autores agradecen la gran colaboración brindada por el Ing. Cesar Cabrera, responsable del manejo del predio Tanumé y a todo el personal del Centro Experimental Tanumé que de manera desinteresada prestaron su colaboración para el desarrollo de este trabajo.

BIBLIOGRAFIA

Arriagada, J. 1998. Ensayos de Sistemas silvipastorales Centro Experimental Tanumé. Documento de trabajo No 3. Corporación Nacional Forestal, VI Región Chile.        [ Links ]

Bamber, R. K.; Burley, J. 1983. The wood properties of radiata pine. Commonwealth Agricultural Bureaux, 84 pp.        [ Links ]

Cahill, B.C.; Briggs, H. 1992. Effects of fertilization on wood quality and tree value. En: Forest fertilization sustaing and improving nutrition and growth of western forest, 145-160 p.        [ Links ]

Cancino, J.; Espinosa, M.; Varas, A. 1999. Projection of height and diameter and estimation of future volume yield in silvopastoral trial. For. Ecol. Manage. 123(2-3): 275-285.        [ Links ]

Clinton, P.W.; Mead, D.J. 1994. Competition for Nitrogen between Pinus radiata and Pasture: I. Recovery of 15N after one growing season. Can. J. For. Res. 24(5): 882-888.        [ Links ]

Cown, D.J.; McConchie, D.L. 1981. Effects of thinning and fertilizer application on wood properties of Pinus radiata. N. Z. J. For. Sci. 11(2): 79-91.        [ Links ]

Cromer, R.; Dargavel, J.; Herderson, V.; Nelson, P. 1977. More pulpwood from less land. Appita J. 31(1), 49-53.        [ Links ]

Dumbrell, I.C.; Mc Grath, J.F. 2000. Effect of fertiliser and growth rate on angle of spiral grain in young Pinus radiata in Western Australia. Australian Forestry 63(2), 142-146.        [ Links ]

Gentle, S.W.; Bamber, R.K.; Humphreys, F.R. 1986. Effect of two phosphate fertilizers on yield, financial and wood quality of radiata pine. For. Sci. 14(3): 282-286.        [ Links ]

Gray, R.; Kyanka, G. 1974. Potassium fertilization effects on the static bending properties of red pine wood. Forest products Journal 24(9): 92-96.        [ Links ]

INFOR, 2000. Catastro y Evaluación de los Recursos Vegetales Nativos de Chile. Santiago de Chile. 13 pp.        [ Links ]

Kao Hsu, J.; Walters, C.S. 1975. Effect of irrigation and fertilization on select physical and mechanical properties of loblolly pine (Pinus taeda). Wood Fiber Sci. 7(3): 192-206.        [ Links ]

Kininmonth, J. A.; Whitehouse, L. J. 1991. Properties and uses of New Zealand Radiata Pine. Vol 1. Wood Properties. Forest Research Institute. New Zealand Ministry of Forestry. 150 p.        [ Links ]

Mancilla, G. 1996. Proceso de erosión en Chile; Alcances y Proposiciones. Documento técnico Chile Forestal No. 97, 17 p.        [ Links ]

Mckinnell, F.; Rudman, P. 1973. Potassium fertilizer and wood density of pinus radiata. Appita J. 26(4): 283-286.        [ Links ]

Moya, R. 2000. Efecto de la fertilización de la pradera y manejo intensivo sobre la flexión estática y algunas propiedades de la madera de Pinus radiata D. DON de 16 años. Tesis de maestría. Facultad de Ciencias Forestales. Universidad de Concepción, 118 pp.        [ Links ]

Moya, R.; Salazar, F.; Valenzuela, L. 2002a. Efecto de la fertilización de la pradera sobre la densidad básica de la madera de Pinus radiata D. Don. Revista Investigaciones Agraria Sistemas y Recursos Forestales 11(1): 183-195.        [ Links ]

Moya, R.; Valenzuela, L.; Salazar, F. 2002b. Efecto de la fertilización de la pradera sobre la delimitación y características de la madera juvenil de la madera de Pinus radiata D. Don. Revista Investigaciones Agraria Sistemas y Recursos Forestales. Articulo en aceptado.        [ Links ]

Nelson, P.; Hall, M.; Hansen, N.; Herderson, V.; Turkey, N. 1980. The effect of silvicultural practices on kraft pulping properties of Pinus radiata. Appita J. 33(5): 368-378.        [ Links ]

Nicholls, J.W. 1971. The effect of environmental factors on wood characteristics. 1. The effect of thinning and fertilizer treatment on the wood of Pinus pinaster. Silvae Genetica 20: 26-32.        [ Links ]

Person, R.; Gilmore, R. 1980. Effect of fast growth rate on the mechanical properties of loblolly pine. Forest Prod. J. 30(5): 47-54.        [ Links ]

Puentes, G.H. 1996. Efectos de la fertilización y 2 regímenes de raleos sobre el incremento en área basal y algunas propiedades físicas y químicas de la madera de Pinus radiata D. Don. Memoria de titulo. Facultad de Ciencias Forestales. Universidad de Concepción, 51 pp.        [ Links ]

Salazar, F. 1999. Efecto de la fertilización de la pradera sobre la densidad básica en Pinus radiata de la VI Región de Chile. Memoria de titulo. Facultad de Ciencias Forestales. Universidad de Concepción, 49 pp.        [ Links ]

SAS, Institute Inc, 1997. SAS/STAT® user´s guide, versión 6.08, Vol. 2. SAS Institute Inc. Cary, NC. 846.        [ Links ]

Shimoyama, V.R.; Barrichelo, L.E. 1994. Importancia de la fertilización en la calidad de la madera y la celulosa. Informaciones Agronómicas 33: 3-6.        [ Links ]

Tehaye, A.; Walker, J.C. 1995. Spiral grain in Canterbury Pinus radiata within -and between- tree variations and effect mechanical properties. N. Z. J. For. Sci. 25(3): 358-366.        [ Links ]

Valenzuela, L.; Nakayama, Y. 1991. The bending work of radiata pine grown in Chile. Mokazai Gakkaishi 37(5): 396-404.        [ Links ]

Walford, G.B. 1985. The mechanical properties of New Zealand-grown radiata pine for export to Australia. Ministry of Forestry. Forest Research institute FRI Bulletin 168. Australia.        [ Links ]

Zobel, B.; Van Buijtenen, B. 1989. Wood variation: its causes and control. Spring-Verlag, 363p.        [ Links ]

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons