SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.40 número3Marco normativo para promover una alimentación saludable en escuelas básicas de ChileLas posibilidades del empleo de lactobacilos en la gastroenterología y la nutrición humana índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista chilena de nutrición

versión On-line ISSN 0717-7518

Resumen

BRUNSER T, Oscar. El desarrollo de la microbiota intestinal humana, el concepto de probiótico y su relación con la salud humana. Rev. chil. nutr. [online]. 2013, vol.40, n.3, pp.283-289. ISSN 0717-7518.  http://dx.doi.org/10.4067/S0717-75182013000300011.

Los probióticos son microorganismos vivos que al ser ingeridos en cantidades adecuadas confieren beneficios para la salud del huésped. Provienen mayormente de la microbiota del colon de seres humanos aunque algunas cepas provienen del ambiente. El colon del recién nacido es colonizado durante el parto por bacterias provenientes de las microbiotas fecal y vaginal maternas, del ambiente y por lactobacilos y bifidobacterias de la leche materna. Con el destete esta microbiota se hace compleja y desde los 2 años de edad alberga unas 1500 especies y recuentos de 1014 bacterias. En la colonización del tubo digestivo de los prematuros el bajo peso de nacimiento, la inmadurez de las defensas y la alimentación artificial cuando la madre es incapaz de amamantar, llevan en una proporción de los casos a la enterocolitis necrosante, que puede afectar la pared ileal o colónica, con perforación y peritonitis en algunos prematuros. La colonización microbiológica anormal jugaría un papel importante. Los probióticos disminuyen el riesgo de este cuadro y su morbilidad y mortalidad en los casos iniciales y de intensidad media. Estos efectos positivos son causados por diferentes probióticos. El riesgo de septicemia asociado con los probióticos ha sido ampliamente discutido. Estudios en Finlandia no han demostrado que durante 10 años de su consumo masivo se produjeran aumentos de su incidencia ni cambios de su etiología en comparación con resultados previos a su introducción. Las septicemias han sido detectadas principalmente en individuos con graves alteraciones de su salud, pérdida de la función de barrera de su mucosa intestinal, trastornos congénitos graves de la inmunidad, lesiones valvulares cardíacas o en estado de shock. Los pacientes con VIH y/o SIDA se benefician con el consumo de estos agentes. No se ha demostrado que el consumo de probióticos esté asociado causalmente con la obesidad.

Palabras clave : probióticos; leche materna; microflora; colonización; enterocolitis necrosante; prematuros.

        · resumen en Inglés     · texto en Español     · Español ( pdf )

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons