SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.40 issue3Therapeutic potential of the use of lactobacilli in gastroenterology and human nutritionNon-nutritive sweeteners risks, appetite and weight gain author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

Share


Revista chilena de nutrición

On-line version ISSN 0717-7518

Abstract

BRUNSER T, Oscar. El papel de las bifidobacterias en el funcionamiento del organismo humano. Rev. chil. nutr. [online]. 2013, vol.40, n.3, pp.303-308. ISSN 0717-7518.  http://dx.doi.org/10.4067/S0717-75182013000300013.

Bifidobacterium animalis ssp lactis Bb12 es una de las cepaBifidobacterium animalis ssp lactis Bb12 es una de las cepas probióticas más estudiadas. Posee ventajas que la hacen útil para el uso industrial: tolerancia a ambientes ácidos y a temperaturas superiores a las de los demás probióticos. En un estudio de 12 meses Bifidobacterium animalis ssp lactis Bb12 fue administrada por un año asociada con S. thermophilus y se observó que los niños experimentaron menos episodios de diarrea aguda. Estudios con seguimientos de distinta duración y diseño refrendaron estos resultados y su administración no ejercía influencias negativas en el crecimiento. Esta bifido-bacteria inducía disminuciones de la excreción de rotavirus durante episodios de diarrea, lo que disminuye la posibilidad de contagios. Bifidobacterium animalis ssp lactis Bb12 ejerce efectos positivos sobre las manifestaciones de atopia como el eccema con el descenso de marcadores de inflamación tales como CD4 en el suero y de la proteína X de los eosinófilos en la orina; y mejorías de las alteraciones de la permeabilidad. Estudios con Bifidobacterium animalis ssp lactis CNCM I-3446 administrada con ARA y DHA mostraron alteraciones de los parámetros de crecimiento y bioquímicos en lactantes y preescolares en seguimientos entre 14 y 119 días. La administración de Bifidobacterium animalis ssp lactis Bb12 junto con inmunizaciones se asociaba con niveles más elevados de sIgA específica anti-poliovirus y de calprotectina, cuyos niveles estarían asociados con los de esta inmunoglobulina. Se ha sostenido que no existe justificación para administrar probióticos a menores de 4-6 meses no amamantados, el hecho que la leche materna los proporciona en cantidad y variedad apoya las posibles ventajas de su administración. Los probióticos protegerían no sólo de infecciones del tracto gastrointestinal sino también de las respiratorias altas. Hay casos aislados de sepsis en individuos con diversas afecciones, pero la proporción de afectados es mínima. No se han comunicado brotes epidémicos que indicarían cepas probióticas con capacidades invasoras. Probablemente no es aconsejable administrarlos a sujetos en shock o con defectos de la función de barrera intestinal. Los portadores de VIH y los pacientes con SIDA experimentan mejorías al recibir probióticos. En un estudio en Chile se demostró que aunque sin efectos clínicamente evidentes, administrar L. rhamnosus HN001 produjo aumentos del la IgA secretoria fecal, que representa un aumento de las defensas del tubo digestivo.

Keywords : Bifidobacterium animalis ssp lactis Bb12; diarrea aguda; inmunoglobulina A secretoria; inmunidad; virus de la inmunodeficiencia humana (VIH); síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA).

        · abstract in English     · text in Spanish     · Spanish ( pdf )

 

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License