SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.36 número3La Sociedad Chilena de Anatomía. El InicioCatha edulis Forsk Modera los Efectos Embriotóxicos en Ratas: Un Estudio Experimental índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


International Journal of Morphology

versión On-line ISSN 0717-9502

Resumen

RIVEROS, A; OLAVE, E  y  SOUSA-RODRIGUES, C. Nervio Interóseo Anterior: Trayecto, Distribución e Implicancias Clínicas. Int. J. Morphol. [online]. 2018, vol.36, n.3, pp.1079-1086. ISSN 0717-9502.  http://dx.doi.org/10.4067/S0717-95022018000301079.

El principal ramo del nervio mediano en el antebrazo es el nervio interóseo anterior (NIA), el cual inerva la mayoría de los músculos del plano profundo del compartimiento anterior del antebrazo. Existen diferentes descripciones sobre el punto de origen y su trayecto del NIA, así como también respecto a ramos comunicantes de este, con otros nervios del antebrazo. Algunas de estas descripciones concuerdan de que el NIA pueda atraparse en su tránsito por los arcos formados en las cabezas de origen de los músculos pronador redondo y flexor superficial de los dedos. El objetivo fue determinar el punto de origen, trayecto, músculos inervados y presencia de ramos comunicantes del NIA con otros nervios del antebrazo. Se utilizaron 30 antebrazos de cadáveres adultos brasileños fijados en formalina pertenecientes al laboratorio de anatomía de la UNCISAL, Maceió, Brasil. El punto de origen del NIA alcanzó un promedio de 46 mm con una desviación estándar de 17,54 mm, distal a la línea biepicondilar. En un 37 % de los casos, este nervio se originó en el tramo existente entre los arcos musculares mencionados y en un 23 % surgió proximal a la ubicación de estos. En todos los casos, el NIA inervó a los músculos flexor profundo de los dedos y pronador cuadrado y en un 93 % también inervó al músculo flexor largo del pulgar. Un caso presentó ramo comunicante entre el NIA y el nervio ulnar. En el 10 % de los casos, presentó la variante muscular cabeza accesoria del músculo flexor largo del pulgar. Todos estos hallazgos deben considerarse al momento de diagnosticar correctamente los diferentes síndromes de atrapamiento que afectan tanto al NIA como al nervio mediano en la región cubital y en el antebrazo. Así mismo, el éxito de procedimientos quirúrgicos de estas regiones está supeditado a un conocimiento detallado del trayecto y distribución de estos nervios.

Palabras clave : Anatomía; Inervación; Nervio interóseo anterior; Ramo comunicante; Variaciones anatómicas.

        · resumen en Inglés     · texto en Español     · Español ( pdf )