SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.38 número4Efectos Antiulcerogénicos de Genotipos Seleccionados de Solanáceas Africanas (Solanum nigrum Linn.) en el Estómago de Ratas: Un Estudio Morfológico y MorfométricoTamaño y Orientación Glenoidea en la Población Chilena índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


International Journal of Morphology

versión On-line ISSN 0717-9502

Resumen

ZHANG, Bin-Bin et al. Cambios Morfológicos en la Cara Media de Perros Beagle Tratados por Distracción Trans-Sutural. Int. J. Morphol. [online]. 2020, vol.38, n.4, pp.947-955. ISSN 0717-9502.  http://dx.doi.org/10.4067/S0717-95022020000400947.

La distracción trans-sutural es un proceso biológico que induce la formación de hueso nuevo y cambia la posición del éste al tirar de la sutura en crecimiento bajo la acción de fuerzas externas. Actualmente, se ha aplicado la terapia para la hipoplasia de la cara media tratada por distracción trans-sutural. En este estudio, fueron seleccionados perros Beagle como animales experimentales, y un dispositivo de tracción fue instalado a los perros para simular el proceso de tratamiento de la distracción trans-sutural en el rostro humano. El objetivo fue proporcionar una base para la investigación posterior sobre mecanismos relacionados con la distracción trans-sutural. El modelo animal puede proporcionar la base para este tipo de estudio de seguimiento de la distracción trans-sutural. Perros Beagle de 45 meses de edad se dividieron aleatoriamente en dos grupos: 3 en el grupo experimental y 3 en el grupo control. Los clavos de implante se usaron como marcadores óseos en la sutura temporal cigomática bilateral, la sutura maxilar cigomandibular y en la sutura transversal palatina en el grupo experimental. La tracción del maxilar se realizó mediante el marco de tracción craneal externo con fosa canina como punto de apoyo, 800 g de fuerza a cada lado, tracción elástica durante 15 días. En el grupo control solo se implantó el clavo del implante como marcador óseo en ambos lados de la sutura. La distancia entre dos clavos de implante se midió mediante calibradores de vernier y examen de rayos X, en comparación con los cambios preoperatorios y postoperatorios. Se utilizaron mediciones cefalométricas y de rayos X para medir el cambio en el ángulo basal craneal. La tinción con HE se usó para observar el ancho de las suturas óseas, la morfología y la estructura de las células y el tejido del hueso nuevo bajo el microscopio de contraste de fase. Luego se realizó un análisis estadístico descriptivo y una prueba t entre dos muestras independientes para los datos de medición. El grupo experimental tuvo una buena retención del cuadro de tracción del Beagle. En el grupo experimental, los maxilares de los perros sobresalieron gradualmente en el proceso de tracción y la relación oclusal cambió a maloclusión tipo II. Cuando la tracción era de 15 días, la distancia de cobertura fue de aproximadamente 8 ~ 9 mm. Antes y después de la tracción, la distancia entre los puntos de referencia indicaba que el espacio entre la sutura palatina transversal era más grande (grupo experimental: 5,52 ± 0,19 mm, grupo de control 1,31 ± 0,06 mm, P <0,05), y la sutura cigomáticotemporal fue la segunda. (Grupo experimental: 3,12 ± 0,15 mm, grupo control 0,73 ± 0,04 mm, P <0,05), y la sutura cigomaticomaxilar fue menor (grupo experimental, 2,60 ± 0,34 mm, grupo control 0,53 ± 0,05 mm, P <0,05). El ángulo basal craneal no cambió antes ni después de la operación (grupo control 32,3 ± 1,3, grupo experimental, 33,2 ± 1,1 ° , P> 0,05). La histología mostró que las fibras colágenas en la sutura del grupo control eran más densas y los osteoblastos se observaron en el margen de la sutura, mostrando actividad osteogénica. En el grupo experimental se amplió significativamente la sutura (1209,388 ± 42,714 µm, grupo control 248,276 ± 22,864 µm, P <0,05), el número de fibroblastos aumentó significativamente con fibras colágenas dispersas. La dirección de la disposición de la celda y las fibras era paralela a la fuerza de tracción. Se observó gran cantidad de vasos sanguíneos pequeños, cavidades medulares, y trabéculas óseas alrededor de la sutura ósea (grupo experimental: 23,684 ± 3,774 mm, grupo control: 86,810 ± 9,219 mm, P <0,05), que mostró actividad osteogénica activa. El perro Beagle en crecimiento se puede utilizar para estudios experimentales y así establecer un modelo animal de tracción de sutura. En el proceso, se usó alambre de Kirschner para penetrar en el plano inferior del foramen piriforme del maxilar (aproximadamente en la posición de la fosa canina en la parte posterior) y la dirección de tracción fue básicamente la misma que en el crecimiento.

Palabras clave : Diabetes de sutura osteogénesis; Cuadro de tracción extracraneal; Hipoplasia de la cara media; Modelo animal.

        · resumen en Inglés     · texto en Inglés     · Inglés ( pdf )