SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.12 número2Evaluación del Septo del Seno Maxilar Antes del Tratamiento con Implantes Dentales: Un Estudio con Tomografía Computarizada de Haz CónicoComparación de la Salud Oral de Embarazadas y Puérperas Hospitalizadas según uso de Programa de Salud Oral Integral de la Embarazada: Estudio Transversal índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


International journal of odontostomatology

versión On-line ISSN 0718-381X

Resumen

ALVAREZ-PINZON, Natalia et al. Toxina Botulínica para el Tratamiento de los Desórdenes Temporomandibulares. Int. J. Odontostomat. [online]. 2018, vol.12, n.2, pp.103-109. ISSN 0718-381X.  http://dx.doi.org/10.4067/S0718-381X2018000200103.

Los Trastornos Temporomandibulares (TTM) consisten en un conjunto de condiciones patológicas que afectan la articulación temporomandibular (ATM), los músculos de la masticación y las estructuras asociadas. Estudios epidemiológicos estiman que 40 % a 75 % de la población adulta presenta por lo menos un signo de TTM, como ruido articular y 33 % por lo menos un síntoma, como dolor facial o en la ATM. La toxina botulínica (BoNT) es una neurotoxina producida por la bacteria anaerobia Clostridium botulinum, solo la toxina A y B son utilizadas en la práctica clínica después de la aprobación de la Food and Drug Administration en 1989 y 2000; actualmente continúan siendo utilizadas para tratar varias condiciones de dolor, incluyendo la espasticidad muscular, distonia, dolor de cabeza y dolor miofascial. Las propuestas del mecanismo de acción fueron sugeridas a mediados de 1950 manifestando que esta neurotoxina posee alta afinidad con la sinapsis colinérgicas, ocasionando un bloqueo en la liberación de acetilcolina de esos terminales nerviosos, sin alterar la conducción neural de las señales eléctricas o en la síntesis de almacenamiento de acetilcolina. La inyección intramuscular en dosis y localización apropiada, provoca denervación química parcial y disminución de la contractura, sin ocasionar parálisis completa a lo que se le atribuye ser un innovador y eficaz método de tratamiento para el dolor crónico asociada con hiperactividad de los músculos masticatorios. La toxina botulínica tipo A es ser una alternativa para el control de la sintomatología dolorosa presente en los TTMs de etiología miogénica. Los autores recomiendan realizar un correcto diagnóstico, ya que la indicación de este tipo de tratamiento con diagnósticos incorrectos lleva a resultados inciertos.

Palabras clave : toxina botulínica; trastorno temporomandibular; dolor crónico.

        · resumen en Inglés     · texto en Español     · Español ( pdf )