SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.127 número12Cardiopatía, embarazo y tratamiento anticoagulanteAsociación entre el fenotipo fisura labiopalatina no sindrómica y marcadores de microsatélite ubicados en 4q índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista médica de Chile

versión impresa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile v.127 n.12 Santiago dic. 1999

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98871999001200002 

Diferencia en peso de nacimiento
promedio según tres variables
biológicas en recién nacidos
normales

Influence of maternal parity, height
and neonatal gender on the birth
weight of normal newborns

Rudecindo Lagos S, Rodolfo Espinoza G, Juan Orellana C,
Patricio Echeverría G.

Background: The most important determinant of birth weight is gestational age. However, other biological variables may influence this parameter. Aim: To study the influence of maternal parity, height and neonatal gender on the birth weight of normal newborns in a public Hospital of Southern Chile. Material and methods: A computer registry of all deliveries attended in Temuco Hospital between 1993 and 1998 was analyzed. Normal deliveries giving birth to newborns of more than 2,500 g and from women who did not suffer from conditions that could influence birth weight, such as hypertension, undernutrition or smoking, were selected. Results: From 27,736 deliveries, 12,580 were selected for the study. Male newborns with gestational ages from 37 to 42 weeks, had a higher weight than their female counterparts. Multiparous women and those with a height over 154 cm gave birth to newborns with a higher weight than nulliparous women or than those with a height of less than 154 cm. Conclusions: According to these results, birth weight must be corrected by gender and maternal features, to define those newborns that have a low birth weight for their gestational age.
(Key Words: Birth weight; Maternal age; Neonatal screening; Parity)

Recibido el 23 de julio, 1999. Aceptado en versión corregida el 28 de septiembre, 1999.
Maternidad, Hospital Regional de Temuco. Centro de Investigación y Capacitación en
Epidemiología Clínica (CICEC). Facultad de Medicina, Universidad de la Frontera, Temuco-
Chile.

El gran factor condicionante del peso de nacimiento es la edad gestacional (EG). Desde 1963 se conoce la utilidad de clasificar al recién nacido (RN) según el peso de nacimiento en función de su edad gestacional, clasificándolo en: grande para su edad gestacional (GEG), adecuado a edad gestacional (AEG) o pequeño para edad gestacional (PEG), según esté sobre el percentil 90, entre los percentiles 10 y 90 o por debajo del percentil 10 respectivamente, en una curva patrón de crecimiento intrauterino1,2.

Diversos estudios han demostrado que variables biológicas modifican significativamente el peso de nacimiento; entre las que destaca, el sexo del RN, la talla, paridad y raza materna, especialmente en las últimas semanas de gestación3-6.

Considerando que los RN PEG representan una mayor morbilidad, resulta importante identificar adecuadamente este grupo, haciendo las correcciones con las variables antes mencionadas.

El presente trabajo tiene como objetivo evaluar la influencia del sexo del recién nacido, la talla y la paridad materna sobre el peso promedio de nacimiento.

MATERIAL Y MÉTODO

Sujetos. Este es un estudio transversal descriptivo efectuado en la Maternidad del Hospital Regional de Temuco. En la base computacional del Sistema Informático Perinatal (SIP) se registraron 27.736 partos entre enero de 1993 y junio de 1998, seleccionándose para este estudio 12.580 partos.

Criterios de selección: 1. Embarazos con feto único vivo. 2. Edad gestacional segura, basada en amenorrea confiable y/o ecografía precoz. 3. Partos resueltos con más de 26 semanas. 4. Ausencia de malformaciones. 5. Ausencia de patología que comprometiera significativamente el crecimiento fetal como: recién nacido previo <2.500 g, síndrome hipertensivo, amenaza de parto prematuro, tabaquismo, desnutrición materna (clase A, según Rosso, Mardones)7.

Variables. Se consideraron en el análisis las variables: sexo, peso y edad gestacional del recién nacido al parto; y paridad y talla de la madre. Se consideró primigesta a la mujer que cursó su primer embarazo sin antecedentes de abortos.

Los recién nacidos fueron pesados y medidos por personal entrenado con técnicas antropométricas estandarizadas.

Análisis estadístico. Se aplicaron métodos estadísticos descriptivos comparativos para las variables de interés mediante la prueba t de Student. Se analizó el peso promedio de los RN según edad gestacional en cada una de las variables biológicas estudiadas: sexo (femenino, masculino); paridad materna (primigestas, multíparas) y talla materna (menor a percentil 50 versus mayor percentil 50, basados en talla promedio de 154 cm).

RESULTADOS

Se observaron diferencias significativas entre el peso promedio de los recién nacidos masculinos y femeninos entre las 37 y 42 semanas (Figura 1). Los recién nacidos masculinos pesaron en promedio 121 g más que los femeninos. Esta diferencia se expresa en la Figura 2 con respecto al peso promedio general.

FIGURA 1. Diferencia peso promedio de nacimiento según sexo del RN en partos de 35 a 42 semanas. Los RN masculinos presentan un peso promedio estadísticamente mayor a los RN femeninos a partir de la semana 37.

FIGURA 2. Diferencia en peso neonatal al promedio del período 37-42 semanas según sexo. En el período de 37 a 42 semanas, la diferencia de peso respecto al promedio (3.512 g) fue 62 g para los RN femeninos y 59 g para los RN masculinos.

En relación a la paridad materna, las multíparas presentaron RN con pesos promedios significativamente mayores que las primigestas desde las 37 semanas (Figura 3). Las diferencias de peso de los RN para las distintas paridades se presentan en la Figura 4. Los RN de multíparas pesaron 85 g más que el promedio y los RNb de primigestas 100 g menos que el promedio. La talla promedio de las pacientes fue de 154 cm ± 5,8.

FIGURA 3. Diferencia peso promedio de nacimiento según paridad materna en partos de 35 a 42 semanas. Las madres multíparas tienen RN con pesos promedios estadísticamente superiores que las madres primíparas a partir de la semana 37.


FIGURA 4. Diferencia en peso neonatal al promedio del período 37-42 semanas según paridad. Respecto al peso promedio de los RN (3.512 g). Los RN de primíparas presentaron100 g menos. Los RN de multíparas pesaron en promedio 85 g más. Dentro de las multíparas se observan diferencias según la pariedad.

La Figura 5 muestra las diferencias del peso neonatal según edad gestacional, entre la madre de talla alta y baja, definidas según estuvieran sobre o bajo el promedio respectivamente. Esta diferencia es significativa entre las 37 y 41 semanas.

FIGURA 5. Diferencia peso promedio de nacimiento según tallas maternas superiores e inferiores a 154 cm en partos de 35 a 41 semanas. Las madres de talla alta (superiores a 154 cm presentaron RN con pesos promedios estadísticamente superiores a las madres cuyas tallas fueron bajas (<154) entre la 37 y 41.

Los recién nacidos de madres con talla alta pesaron en promedio 133 g más que los recién nacidos de madres con talla baja.

En la Tabla 1 se expresan los pesos neonatales promedios según la distribución por percentiles de la talla materna. Se puede apreciar cómo incrementa el peso neonatal a medida que aumenta la talla materna. La correlación entre estas dos variables es significativa (p <0,001). La Figura 6 muestra estas diferencias como desviaciones del peso promedio neonatal en cada grupo de talla materna.

Tabla 1. Pesos neonatales promedios según grupos de percentiles de talla materna

Percentiles Talla materna Observados Peso promedio RN
    cm n g

  <P10 130-147 1.465 3.369
  P10-P25 148-150 1.839 3.447
  P25-P50 151-154 3.323 3.493
  P50-P75 155-158 3.215 3.557
  P75-P90 159-161 1.483 3.575
  >P90 162-196 1.255 3.640
Total   12.580   3.512



FIGURA 6. Diferencia en peso neonatal al promedio del período 37-41 semanas según grupos percentiles de talla materna. La talla materna mediana fue de 154 cm. Los RN de madres de talla baja (inferior a la mediana) pesaron en promedio 66 g menos que el promedio general 3.512 g. Los RN de madres talla alta pesaron en promedio 67 g más que el promedio general.

 

DISCUSIÓN

Nuestros resultados demuestran que hay diferencias estadísticamente significativas en los pesos promedios de los recién nacidos, cuando se analizan según las variables biológicas de talla y paridad materna y sexo del recién nacido, coincidiendo con lo señalado en la literatura4-6,8,9.

Los recién nacidos masculinos, hijos de madres multíparas y de mayor talla, tienen pesos promedio superiores a los recién nacidos femeninos, de madres primigestas y de su menor talla.

Las diferencias observadas en este estudio fueron significativas entre las 37 y 42 semanas para sexo del recién nacido y paridad materna; y entre las 37 y 41 semanas para talla materna.

La Organización Mundial de la Salud ha recomendado que cada centro perinatológico confeccione su propia curva de crecimiento intrauterino, dado que existen diferencias geográficas, étnicas y epidemiológicas que contribuyen a subregistro de recién nacidos que representan mayor morbimortalidad10.

Con los resultados de nuestro estudio sugerimos al igual que otros informes4,5,8, hacer las correcciones en el peso de nacimiento según las variables biológicas evaluadas, permitiendo una mejor clasificación de los recién nacidos según peso-edad gestacional, más aún si se evalúa en una curva propia de crecimiento como se ha recomendado.

Correspondencia: Dr. Rudecindo Lagos S. Dinamarca 621, piso 5º, Ofic. 506. Temuco. Fono: 56-45-216210. Fax: 56-45-210216. Correo Eletrónico: temco@saval.cl-rude@entelchile.net

Agradecimientos

Los autores desean expresar el más sincero reconocimiento a Matronas y Secretarias de la Maternidad del Hospital Regional Temuco, por su labor prestada en la generación de datos para la Base Computacional del SIP. Quienes con su diaria dedicación y colaboración hicieron posible este estudio.

REFERENCIAS

1. LUBCHENCO O, HANSMAN CH, DRESSIER M, BOYD E. Intrauterine growth as estimed from liveborn birthweight data at 24 to 42 weeks of gestation. Pediatrics 1963; 32: 793-800.        [ Links ]

2. BATTAGLIA FC, LUBCHENCO LO. A practical classification of newborn infants by weight and gestational age. Journal of Pediatric 1967; 71: 159-63.        [ Links ]

3. DONOSO E, ESPINOZA R. Efectos de algunas variables nutricionales maternas sobre el peso del recién nacido de término. Rev Latin Perinat 1988; 8: 90-4.        [ Links ]

4. JUEZ G, LUCERO E, VENTURA-JUNCÁ P, GONZÁLEZ H, TAPIA JL, WINTER A. Crecimiento intrauterino en recién nacidos chilenos de clase media. Rev Chil Pediat 1989; 60: 198-102. ???        [ Links ]

5. JUEZ G, LUCERO E, VENTURA-JUNCÁ P. Crecimiento intrauterino según sexo fetal y paridad materna. Rev Chil Pediatr 1989; 60: 204-7.        [ Links ]

6. JUN ZHANG MB, BOWES WA. Birth-weight for gestational age patterns by race, sex, and parity in the United States of America. Obstet Gynecol 1995; 86: 200-8.        [ Links ]

7. ROSSO P. New chart to monitor weight gain during pregnancy. Am J Clin Nutr 1985; 41: 644-52.        [ Links ]

8. BRENNER WE, EDELMAN DA, HENDRICKS CH. A standard of fetal growth for the United States of America. Am J Obstet Gynecol 1976; 126: 555-64.        [ Links ]

9. JUEZ G, OPAZO A, LUCERO E. Influencia de la talla materna sobre el crecimiento fetal. Rev Chil Obstet Ginecol 1990; 55: 104-8.        [ Links ]

10. Organización Mundial de la Salud. Prevención de la mortalidad y morbilidad perinatal. Ginebra: Serv Inf Tec 1970; Nº 457.        [ Links ]

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons