SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.127 número12Diferencia en peso de nacimiento promedio según tres variables biológicas en recién nacidos normalesPrevalencia de mucosa cardial o fúndica y presencia de Helicobacter pylori en la unión de mucosas escamoso-columnar en pacientes con reflujo gastroesofágico crónico patológico sin metaplasia intestinal comparados con controles índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista médica de Chile

versión impresa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile v.127 n.12 Santiago dic. 1999

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98871999001200003 

Asociación entre el fenotipo fisura
labiopalatina no sindrómica y
marcadores de microsatélite
ubicados en 4q

Association between nonsyndromic
cleft lip/palate with microsatellite
markers located in 4q

Mónica Paredes A1, Hernán Carreño Z, José Antonio Solá A2,
Jorge Segú C2, Hernán Palomino Z, Rafael Blanco C

Background: Nonsyndromic cleft lip with or without cleft palate (NSCLP) is a common craniofacial defect. Association studies have suggested that a clefting locus is located on chromosome 4q at or near two microsatellite markers D4S175 and D4S192. Aim: To test the hypothesis on the possible presence of a clefting locus on chromosome 4q. Material and methods: We carried out an association study on a sample of unrelated NSCLP patients, of their unaffected relatives and in controls. Both probands and relatives were further analyzed depending if they originated from simplex or multiplex families. DNA was analyzed with two PCR markers close to the putative NSCLP locus, dinucleotide repeats D4S175 and D4S192. PCR products were resolved by PAGE and visualized by silver staining. Statistical analysis was performed by means of c2 log ratio. Results: Significant differences between NSCLP and controls were observed when comparing the allele frequency distribution of D4S192 both in the total sample as well as in NSCLP-multiplex and simplex cases. No significant differences for D4S175 were observed in any of the comparisons. Unaffected relatives showed significant differences with controls both for D4S175 and D4S192. Conclusions: Our results support the hypothesis that a NSCLP locus maps on chromosome 4q close to the microsatellite marker D4S192. No differences were observed between NSCLP multiplex and simplex cases versus controls, implying that they do not represent different etiologic entities. The results of the present and previous studies in the same group of patients support the hypothesis that several major interacting genes participate in the etiology of NSCLP.
(Key Words: Cleft palate; Cleft lip; Chromosoma, 4q; Microsatellite repeats)

Recibido el 25 de junio, 1999. Aceptado el 10 de agosto, 1999.
Programa de Genética Humana, Instituto de Ciencias Biomédicas, Facultad de Medicina,
Universidad de Chile.
1Alumna Programa de Doctorado en Ciencias Biomédicas, Escuela de Postgrado, Facultad
de Medicina, Universidad de Chile.
2Ayudantes alumnos, Carrera de Medicina, Facultad de Medicina, Universidad de Chile.

El análisis de la etiología genética de la fisura labiopalatina no sindrómica (FLPNS) se basa en el hecho de que ésta tiende a mostrar agregación familiar y, por lo tanto, se presume que factores genéticos están involucrados en su etiología1. Los estudios sobre su modo de herencia comienzan formalmente a partir del clásico trabajo de Fogh-Andersen (1942) quien postuló un modelo de herencia autosómico dominante con baja penetración; además diferenció como entidades nosológicamente independientes la FLPNS de la fisura palatina sola (FP)2. Posteriormente Carter3 (1969) y Fraser4 (1970) y otros investigadores postularon un modelo multifactorial con umbral de expresión (poligenes de efecto aditivo interactuando con factores medioambientales). Este modelo fue el más ampliamente aceptado durante la década de los 70 y principios de los 80. Con posterioridad, el desarrollo de programas computacionales de análisis segregacional complejo permite postular un modelo de gen mayor5-11 y más recientemente el modelo de oligogenes (varios genes mayores interactuantes)12-13.

A partir de la postulación del modelo de herencia de gen mayor comienzan a realizarse numerosos estudios, fundamentalmente de asociación y ligamiento con el propósito de identificar el supuesto gen mayor responsable de la FLPNS14-24. Los estudios de ligamiento efectuados a la fecha muestran entre sí resultados contradictorios y los de asociación en menor grado. Ello estaría demostrando la complejidad etiológica de la FLPNS así como heterogeneidad genética.

Estudios recientes25 han propuesto como una posible localización de un gen candidato la región 4q 21-24. La evidencia surge de un estudio llevado a cabo por Beiraghi et al, 1994, quien efectuó un estudio de ligamiento con numerosos marcadores de microsatélite en una genealogía extensa multigeneracional. Sus resultados apoyan la hipótesis de que un gen mayor de FLPNS estaría ubicado en el brazo q del cromosoma 4 cerca de los marcadores de microsatélite D4S175 y D4S192. Con posterioridad Mitchell et al (1995)1 demuestran la existencia de asociación entre FLPNS y los mismos marcadores de microsatélite recién mencionados. Sin embargo, Blanton et al26, 1996 no encuentran evidencia de ligamiento para estos dos marcadores en un estudio efectuado en una muestra de 12 familias multigeneracionales.

El racionamiento subyacente a estos estudios se basa en el hecho que D4S175 y D4S192 se ubican en una región del brazo q del cromosoma 4 en el cual se encuentran, entre otros genes, el Epidermal Growth Factor27 (EFG) (Factor de crecimiento epidérmico) y el Fibroblast Growth Factor (FGF)28 (Factor de Crecimiento Fribroblástico). Wang KY y cols (1998)27 han sugerido en el ratón que la deficiencia de ervB4, gen análogo al EGF en humanos, estaría asociado a fisura. Por otra parte el ácido retinoico relacionado con la inhibición de los procesos frontonasal y maxilar estaría relacionado con la interacción receptor-ligando del FGF como lo ha sugerido Richman JM y cols (1995)29. Los antecedentes citados sugieren que esta zona del cromosoma 4 sería una región adecuada para estudios de búsqueda de un gen candidato de FLPNS.

El presente estudio se realizó para determinar si D4S175 y D4S192 están significativamente asociados con la FLPNS en una muestra de pacientes chilenos para los cuales ya se ha demostrado evidencia de asociación entre FLPNS y TGFA (2p13)22 (Transforming Growth Factor Alpha), MSX1 (Hox7) (4p 16.1-3)30 y los marcadores de microsatélite D6S89, D6S109 y D6S105 (4q)31. Además el estudio analizará, separadamente, a los probandos y sus familiares sanos que provengan de familias simplex de aquellos que provengan de familias multiplex, bajo el supuesto que ambos grupos representarían entidades etiológicas diferentes.

MATERIAL Y MÉTODO

Los probandos y sus familiares se obtuvieron de pacientes que concurren a la Clínica de Fisurados de la Facultad de Odontología de la Universidad de Chile, a la Fundación Alfredo Gantz Mann Pro-ayuda al Niño Fisurado y al Centro de Amigos del Niño Fisurado de la ciudad de Talca. Los controles se obtuvieron de donantes del Banco de Sangre del Hospital Clínico José Joaquín Aguirre de la U de Chile, que no tuviesen antecedentes de FLPNS en sus familiares. A cada individuo seleccionado, previa autorización del mismo, se le extrajo 10 ml de sangre periférica a partir de la cual se obtuvo DNA genómico mediante el procedimiento de Poncz et al32. Se estudiaron dos microsatélites: D4S175 y D4S192.

Para el marcador D4S175 se estudiaron en total 78 pacientes con FLPNS, de los cuales 35 provenían de familias simplex (FLPNS-Sx) y 43 de familias multiplex (FLPNS-Mx). De los 78 pacientes con FLPNS, se estudiaron además 126 familiares sanos, de los cuales 62 provenían de familias simplex y 62 familias multiplex. Los controles utilizados fueron 85. Para el microsatélite D4S192 se analizaron 80 individuos con FLPNS de los cuales 35 provenían de familias simplex y 45 de familias multiplex. De los 80 pacientes con FLPNS se estudiaron 127 familiares sanos, de los cuales 66 provenían de familias simplex y 61 de familias multiplex. Los controles utilizados fueron 86.

Las reacciones de amplificación para los microsatélites D4S175 y D4S192, fueron realizadas en un termociclador Perkin Elmer.

Se llevaron a cabo las amplificaciones por PCR de los microsatélites D4S175 y D4S192 en un volumen de reacción de 25 µl conteniendo 50-100 µg de DNA genómico; 1,5 mM MgCl2; 50 mM KCl; 0,2 mM DNTPs y 2,5 Unidades de TAQ polimerasa. Las concentraciones de los partidores utilizadas fueron de 10 pmoles para D4S175 y D4S192.

La reacción de amplificación para el D4S175 se realizó en 30 ciclos, cada uno formado por 45 s de denaturación a 94°C, 30 s a 55°C y finalmente 30 s de extensión a 72°C. En tanto que, el protocolo de amplificación de D4S192 fue de 95° por 1 min, 62°C 1 min y 72°C por 30 s, todo esto por 33 ciclos.

Las secuencias de los partidores para D4S175 fueron cadena CA (5’ATC TCT GTT CCC TCC CTG TT 3’); cadena GT (5’CTT ATT GGC CTT GAA GGT AG 3’). Las secuencias para D4S192 fueron cadena GT (5’GAT CCT CAA GTG GGA GTT TG 3’); cadena CA (5’TTC AAG CAC TGA AAG GGA TG 3’). Los productos de PCR fueron analizados por electroforesis en geles denaturantes al 6% con buffer TBE 1X (89 mM tris, 89 mM ácido bórico, 1,2 mM de EDTA pH 8,0) a 100 watt por 30 min para D4S175 y 25 min para D4S192.

Los geles se tiñeron con nitrato de plata a temperatura ambiente según protocolo standard (J Sambrook, EF Fritsch, T Maniatis. "Molecular Cloning A. Laboratory Manual". 2nd Ed Cold Spring Harbor Laboratory Press, New York 1989)33, este protocolo consistía en agregar etanol al 10% por 10 min en agitación continua, retirar el etanol y añadir ácido nítrico al 70% por 3 min. El gel, se lavó con agua destilada, y se agregó una solución al 0,1% de nitrato de plata por 30 min, se lavó con agua destilada por 20 s y se reveló con una solución al 2,5% de carbonato de sodio conteniendo 0,02% de formaldehído. Se mantuvo en agitación continua hasta que las bandas de DNA tuvieran el contraste deseado.

RESULTADOS

La Tabla 1 presenta las distribuciones de las frecuencias alélicas del locus D4S175 en una población caucásica1 y en una muestra de controles chilenos. Al comparar ambas poblaciones mediante un c2 obtenido por la razón de verosimilitud se observa una diferencia significativa (c2=33,33) (GL=12, p=0,00085) entre ambas muestras, la cual se debe fundamentalmente a las diferencias observadas en las frecuencias de los alelos 112, 118 y 126 (c2=13,56; p=0,00023; c2=5,50; p=0,01898 y c2=6,13; p=0,01328 respectivamente).

Tabla 1. Frecuencias alélicas de D4S175 en
población caucásica y chilena

Frecuencias
Población
Alélicas
Caucásica
  Chilena
   
(Mitchell et al, 1995)
  (Presente estudio)
   
N = 194
N = 85
    n %   n %

1 (110 pb) 1 0,3   0 0,0
2 (112 pb) 58 15,0   48 28,2
3 (114 pb) 7 1,8   2 1,2
4 (116 pb) 0 0,0   0 0,0
5 (118 pb) 39 10,0   7 4,1
6 (120 pb) 3 0,8   0 0,0
7 (122 pb) 1 0,3   1 0,6
8 (124 pb) 66 17,0   37 21,8
9 (126 pb) 85 21,9   22 12,9
10 (128 pb) 25 6,4   10 5,9
11 (130 pb) 35 9,0   20 11,8
12 (132 pb) 60 15,5   23 13,5
13 (134 pb) 6 1,5   0 0,0
14 (136pb) 2 0,5   0 0,0

N= Número de individuos
n= número de alelos

La Tabla 2 muestra la distribución de las frecuencias alélicas del locus D4S175 en la muestra total de pacientes con FLPNS y clasificados a su vez en simplex o multiplex, con sus respectivos familiares sanos y en una muestra control. Al comparar la muestra total de pacientes con FLPNS versus controles mediante un c2 obtenido por la razón de verosimilitud no se observan diferencias significativas. Igual resultado se obtiene al comparar las muestras de FLPNS-Mx y de FLPNS-Sx vs controles. Al efectuar la comparación entre la muestra total de pacientes con FLPNS vs controles para cada alelo en forma individual, sólo se observa una diferencia significativa para el alelo 130 (c2=4,56; p=0,03266). El mismo análisis entre FLPNS-Mx y FLPNS-Sx vs controles no presenta diferencias significativas para ningún alelo.

Tabla 2. Frecuencias alélicas de D4S175 en pacientes con fisura labiopalatina no sindrómica
simplex y multiplex, en sus respectivos familiares sanos y en un grupo de control

Frecuencias
Fisurados
 
Familiares
Controles
Alélicas
Simplex
Multiplex
Totales
 
Simplex
Multiplex
Totales
N = 85
 
N = 35
N = 43
N = 78
 
N = 62
N = 62
N = 124
    n % n % n %   n % n % n % n %

1 110 (pb) 0 0,0 0 0,0 0 0,0   0 0,0 0 0,0 0 0,0 0 0,0
2 112 (pb) 21 30,0 28 32,6 49 31,4   47 37,9 55 45,1 102 41,5 48 28,2
3 114 (pb) 3 4,3 0 0,0 3 1,9   1 0,8 0 0,0 1 0,4 2 1,2
4 116 (pb) 0 0,0 0 0,0 0 0,0   1 0,8 2 1,6 3 1,2 0 0,0
5 118 (pb) 5 7,1 8 9,3 13 8,3   5 4,0 0 0,0 5 2,0 7 4,1
6 120 (pb) 0 0,0 0 0,0 0 0,0   1 0,8 1 0,8 2 0,8 0 0,0
7 122 (pb) 0 0,0 1 1,2 1 0,6   0 0,0 0 0,0 0 0,0 1 0,6
8 124 (pb) 12 17,1 18 20,9 30 19,2   14 11,3 25 20,5 39 15,9 37 21,8
9 126 (pb) 11 15,7 6 7,0 17 10,9   18 14,5 17 13,9 35 14,2 22 12,9
10 128 (pb) 2 2,9 4 4,7 6 3,8   11 8,9 8 6,6 19 7,7 10 5,9
11 130 (pb) 4 5,7 4 4,7 8 5,1   5 4,0 7 5,7 12 4,9 20 11,8
12 132 (pb) 11 15,7 16 18,6 27 17,5   21 16,9 9 7,4 30 12,2 23 13,5
13 134 (pb) 1 1,4 0 0,0 1 0,6   0 0,0 0 0,0 0 0,0 0 0,0
14 136 (pb) 0 0,0 1 1,2 1 0,60   0 0,0 0 0,0 0 0,0 0 0,0

N= Número de individuos
n= número de alelos

En el análisis para los familiares sanos se observa que al comparar la muestra total de éstos versus controles, utilizando el c2 obtenido por la razón de verosimilitud presenta una diferencia significativa (c2=23,07 (GL=10) p=0,01050). Los familiares sanos provenientes de familias multiplex y simplex versus controles también presentan diferencias estadísticamente significativas (c2=27,33 (GL=10); p=0,00230 y c2=18,55 (GL=10) p=0,0463 respectivamente). Al efectuar la comparación alelo por alelo para la muestra total de familiares, se observan diferencias significativas en los alelos 112 y 130 (c2=7,29; p=0,0069 y c2=6,84; p=0,0088 respectivamente). El análisis entre familiares provenientes de familias multiplex versus controles muestra diferencias significativas para los alelos 112 y 118 (c2=8,19; p=0,0042 y c2=5,23; p=0,02219 respectivamente) en el análisis entre familiares de familias simplex vs controles se observan diferencias significativas para los alelos 124 y 130 (c2=5,49; p=0,0191 y c2=5,51; p=0,0189 respectivamente).

La Tabla 3 presenta las distribuciones de las frecuencias alélicas del locus D4S192 en una población caucásica34 y en una muestra de controles chilenos, comparándolas mediante un c2 obtenido por la razón de verosimilitud; observándose entre ellas una diferencia significativa (c2=40,69 (GL=9) p=0,00126). Esta diferencia es atribuible a los alelos 95, 87 y 85 (c2= 7,77; p=0,0053, c2=25,87; p=0,0000004 y c2=7,77; p=0,0053 respectivamente).

Tabla 3. Frecuencias alélicas de D4S192 en
población caucásica y chilena

Frecuencias
Población
Alélicas
Caucásica
  Chilena
   
(Mitchell et al, 1995)
  (Presente estudio)
   
N = 252
N = 86
    n %   n %

1 (99 pb) 4 0,8   0 0,0
2 (97 pb) 7 1,0   2 1,2
3 (95 pb) 41 8,1   6 3,5
4 (93 pb) 22 4,4   12 7,0
5 (91 pb) 88 17,5   44 25,6
6 (89 pb) 211 41,9   92 53,5
7 (87 pb) 112 22,2   16 9,3
8 (85 pb) 17 3,4   0 0,0
9 (81 pb) 1 0,2   0 0,0

N= Número de individuos
n= número de alelos

La Tabla 4 presenta la distribución de las frecuencias alélicas del locus D4S192, en la muestra total de pacientes con FLPNS, en las submuestras FLPNS-Mx y Sx, en la muestra total de los respectivos familiares sanos, así como aquellas provenientes de familias simplex y multiplex y en una muestra control. La comparación de la muestra total de pacientes con FLPNS versus controles mediante un c2 obtenido por la razón de verosimilitud presenta una diferencia estadísticamente significativa (c2=17,53 (GL=6) p=0,00751). El mismo análisis entre FLPNS-Mx y FLPNS-Sx versus controles también presenta diferencias estadísticamente significativas (c2=13,83 (GL=6); p=0,0315 y c2=18,73 (GL=6); p=0,00463 respectivamente). Al efectuar la comparación alelo por alelo, en la comparación de la muestra total de FLPNS vs controles se presentan diferencias significativas para los alelos 89 y 87 (c2=4,98; p=0,0256 y c2=4,22; p=0,040 respectivamente). En el caso de FLPNS-Mx vs controles se observan diferencias significativas en los alelos 93 y 85 (c2=4,31; p=0,0378 y c2=3,85; p=0,0496) aunque la significación estadística del alelo 85 es muy leve. En la comparación entre FLPNS-Sx versus controles se observan diferencias estadísticas para los alelos 89 y 87 (c2=12,42; p=0,000042 y c2=5,24; p=0,0220 respectivalnente).

Tabla 4. Frecuencias alélicas de D4S192 en pacientes con fisura labiopalatina no sindrómica
simplex y multiplex, en sus respectivos familiares sanos y en un grupo de control

Frecuencias
Fisurados
 
Familiares
Controles
Alélicas
Simplex
Multiplex
Totales
 
Simplex
Multiplex
Totales
N = 86
 
N = 35
N = 45
N = 80
 
N = 71
N = 64
N = 135
    n % n % n %   n % n % n % n %
 
1 99 (pb) 0 0,0 0 0,0 0 0,0   0 0,0 0 0,0 0 0,0 0 0,0
2 97 (pb) 1 1,4 0 0,0 1 0,6   1 0,7 2 1,6 3 1,1 2 1,2
3 95 (pb) 6 8,6 6 6,7 12 7,5   12 8,5 7 5,5 19 7,0 6 3,5
4 93 (pb) 3 4,3 1 1,1 4 2,5   4 2,8 0 0,0 4 1,5 12 7,0
5 91 (pb) 25 35,7 22 24,4 47 29,4   54 38,0 23 18,0 77 28,5 44 25,6
6 89 (pb) 20 28,6 46 51,1 66 41,3   54 38,0 63 49,2 117 43,3 92 53,5
7 87 (pb) 14 20,0 13 14,4 27 16,9   15 10,6 24 18,8 39 14,4 16 9,3
8 85 (pb) 1 1,4 2 2,2 3 1,9   2 1,4 9 7,0 11 4,1 0 0,0
9 81 (pb) 0 0,0 0 0,0 0 0,0   0 0,0 0 0,0 0 0,0 0 0,0

N= Número de individuos; n= número de alelos

Al comparar la muestra total de familiares sanos versus controles mediante un c2 obtenido por la razón de verosimilitud se observa una diferencia estadísticamente significativa (c2=26,86 (GL=6); p=0,000415). El mismo análisis para familiares provenientes de familiares multiplex y simplex también presenta diferencias significativas (c2=3ººº6,47 (GL=6); p=0,00000232 y c2=17,52 (GL=6); p=0,00753 respectivamente). La comparación alelo por alelo para la muestra total de familiares versus controles mostró diferencias significativas para los alelos 93, 89 y 85 (c2=9,09; p=0,0025; c2=4,35; p=0,0370 y c2=7,19; p=0,0073 respectivamente), en tanto que la comparación entre familiares provenientes de familias multiplex versus controles mostró diferencias significativas para los alelos 93, 87 y 85 (c2=9,30; p=0,0022, c2=5,67; p=0,0172 y c2=12,47; p=0,00041 respectivamente) y el análisis de familiares provenientes de familias simplex versus controles mostró diferencias significativas para los alelos 91 y 89 (c2=5,61; p=0,0178 y c2=7,47; p=0,0062 respectivamente).

DUSCUSIÓN

Los resultados del presente estudio aportan evidencia adicional sobre la presencia de un locus de susceptibilidad para la fisura labiopalatina no sindrómica ubicado en la región 4q25-4q31.3, los cuales apoyan los resultados comunicados previamente por Beiraghi et al25 y por Thomson et al35. Más aún, los resultados de estos estudios sugieren que el gen putativo para FLPNS debería ubicarse en un rango de 0,5 cM de D4S192, dado que el desequilibrio de ligamiento es poco probable a distancias mayores a menos que la mutación sea relativamente nueva (Jorde et al)36. Esta aseveración se basa también en el hecho de que de los dos marcadores analizados en el presente estudio, aquel que muestra las mayores diferencias significativas entre la muestra de fisurados y controles es D4S192. No obstante, un hecho que llama poderosamente la atención es que este marcador no discrimina entre las muestras de fisurados provenientes de familias multiplex y simplex al utilizar el c2 obtenido por la razón de verosimilitud, lo cual implicaría que ambas entidades no constituyen entidades etiológicamente independientes. Los resultados del análisis alelo por alelo para este mismo marcador indican que los alelos de más alto riesgo son 89 y 87, en la muestra total de FLPNS y en la de FLPNS-Sx; el alelo 89, presenta una menor frecuencia en los fisurados que en los controles (Odds Ratio (OD)=0,61 límite de confianza (LC) 95%: 0,39-0,97) y en cambio el alelo 87 es más frecuente en los controles (OR=1,98; LC 95%: 0,98-4,04). Por el contrario, el marcador D4S175 no presenta diferencias significativas para ninguno de los grupos de fisurados y el análisis alelo por alelo sólo presenta una diferencia significativa para el alelo 130 (OR=2,47; LC 95%: 0,99-6,31) en el total de la muestra de FLPNS. Llama la atención que al comparar la población control caucásica versus la población control chilena, tanto para el marcador D4S175 como D4S192 se observan en ambos casos diferencias estadísticamente significativas. Dado que en este caso no se puede aplicar un análisis de alelos de mayor riesgo, las diferencias observadas entre ambas poblaciones son el reflejo de las diferencias étnicas entre ellas. En este contexto los resultados para el alelo 112 del marcador D4S175 (OR=0,45; LC: 95% a 0,28-0,71), estarían indicando que este alelo es propio de la población mixta chilena con un componente de miscegenación amerindia y en cambio los alelos 118 (OR=2,60, LC: 95% 1,09-6,52) y el alelo 126 (OR=1,19; LC: 95% 1,11-3,24) indicarían una característica propia de las poblaciones caucásicas. Ello a su vez, explicaría la ausencia de diferencias estadísticamente significativas para D4S175 entre la muestra de fisurados y la de controles chilenos, dado que por una parte son del mismo origen étnico y por otra parte, el marcador de microsatélite D4S175 no constituye un marcador de susceptibilidad a fisura, dado los resultados negativos de asociación obtenidos para éste. Distinto es el caso para D4S192, ya que si bien ambas poblaciones controles son diferentes fundamentalmente debido a los alelos 87 (OR=39; LC: 95%; 2,20-7,21) y 85 (OR no definido), aun cuando la muestra de fisurados y la de controles son de igual origen étnico, las diferencias observadas implicarían que este marcador de microsatélite estaría asociado a una región de susceptibilidad a fisura propia de un origen amerindio.

Mención aparte merece el análisis de los resultados para los familiares sanos de los probandos afectados, tanto para el marcador D4S175 y D4S192. En el caso del marcador D4S175, los familiares sanos, tanto considerando la muestra total como aquellos provenientes de familias simplex y multiplex, se diferencian de los controles al efectuar un análisis de ji cuadrado obtenido por la razón de verosimilitud. El análisis por alelos para estas mismas muestras, muestran diferencias significativas en los alelos 112, 118, 124 y 130; es decir, los familiares se diferencian de los controles para los mismos alelos que los controles chilenos se diferencian de los controles caucásicos, lo que estaría reafirmando el origen caucásico-amerindio de la muestra de familiares sanos chilenos. Ello implicaría que D4S175 constituiría un marcador que diferencia a la población chilena de la caucásica, pero no sería un marcador de susceptibilidad a fisura labiopalatina, esto se puede explicar debido al tamaño del microsatélite involucrado (4q 21.0-4q ter), que comprende gran parte del brazo q del cromosoma 4. Por el contrario, el análisis de familiares sanos para el marcador D4S192 muestra que, tanto en la muestra total de éstos, como en aquellos provenientes de familias multiplex se repiten las significaciones para algunos de los alelos de alto riesgo que se observan al comparar FLPNS versus controles. Por lo tanto, en este contexto los familiares de fisurados analizados en relación al marcador de microsatélite D4S192 constituyen una población de alto riesgo dada la presencia predominante caucásico amerindio. Ello parece indicar que, en la etiología genética de la FLPNS la sola presencia de un locus de susceptibilidad no es suficiente para explicar el fenotipo FLPNS, tanto en este estudio como en hallazgos previos con este mismo grupo para los loci TGFA22, MSX130 y D6S89, D6S109 y D6S10531. No obstante, nuestros resultados indican que, un locus para FLPNS se ubicaría adyacente o muy cercanamente al marcador D4S192, reflejando al mismo tiempo un fenómeno de heterogeneidad genética en la etiología genética en la fisura labiopalatina no sindrómica.

Correspondencia a: Dr. Rafael Blanco Castillo. Av. Independencia 1027. Casilla 70061. Tel.: 6786457. Fax: 7373158. E-mail: rblanco@machi.med.uchile.cl

REFERENCIAS

1. MITCHELL L, HEALEY C, CHENEVIX-TRENCH G. Evidence for an association between nonsyndromic cleft lip with or without cleft palate and a gene located on the long arm of chromosome 4. Am J Hum Genet 1995; 57: 1130-6.        [ Links ]

2. FOGH-ANDERSEN P. Inheritance of hare lip and palate. Copenhagen, Nyt Nordish Forlag. Arnold Busck 1942.        [ Links ]

3. CARTER CO. Genetics of common disorders. Br Med Bull 1969; 25: 52-7.        [ Links ]

4. FRASER FC. The genetics of cleft lip and palate. Am J Hum Genet 1970; 22: 336-52.        [ Links ]

5. PALOMINO H, CERDA-FLORES RM, BLANCO R, PALOMINO HM, BARTON SA, DE ANDRADE M, CHAKRABORTY R. Complex segregation analysis of fiacial clefting in Chile. J Craniofac Genet Dev Biol 1997; 17: 57-64.        [ Links ]

6. DEMENAIS F, BONAITI-PELIE C, BRIARD ML, FEINGOLD J. An epidemiological and genetic study of facial clefting in France. II Segregation Analysis. J Med Genet 1984; 21: 436-40.        [ Links ]

7. MARAZITA ML, GOLDSTEIN AM, SMALLEY SL, SPENCE MA. Cleft lip with or without cleft palate: reanalysis of a three generation family study from England. Genet Epidemiol 1986; 3: 335-42.        [ Links ]

8. CHUNG CS, BIXLER D, WATANABE T, KOGUCHI H, FOGH ANDERSEN P. Segregation analysis of cleft lip with or without cleft palate: a comparison of Danish and Japanese data. Am J Hum Genet 1986; 39: 603-11.        [ Links ]

9. HECHT JT, YANG P, MICHELS VV, BUETOW KH. Complex segregation analysis of nonsyndromic cleft lip and palate. Am J Hum Genet 1991; 49: 674-81.        [ Links ]

10. RAY AK, LEIGH L, MARAZITA LM. Nonsyndromic cleft lip with or without cleft palate in West Bengal, India: Evidence for an autosomal major locus. Am J Hum Genet 1993; 52: 1006-11.        [ Links ]

11. BLANCO R, ARCOS-BURGOS M, PAREDES M, PALOMINO H, JARA L, CAREÑO H, OBREQUE V, MUÑOZ A. Complex segregation analysis of nonsyndromic cleft lip/palate in the Chilean population. Genetics and Molecular Biology 1998; 21: 139-44.        [ Links ]

12. FARRAL M, HOLDER S. Familial Recurrence-Pattern Analysis of cleft lip with or without cleft palate. Am J Hum Genet 1992; 50: 270-7.        [ Links ]

13. MITCHELL L, RISCH N. Mode of inheritance of non-syndromic cleft lip or without cleft palate: a reanalysis. Am J Hum Genet 1992; 51: 323-32.        [ Links ]

14. ARDINGER HH, BUETOW KH, BELL GI, BERDACH J, VANDEMARK DR, MURRAY JC. Association of genetic variation of the transforming growth factor-alpha gene with cleft lip and palate. Am J Hum Genet 1989; 45: 348-53.        [ Links ]

15. HECHT JT, WANG Y, CONNOR B, BLANTON SH, DAIGER SP. Nonsyndromic cleft lip and palate: no evidence of linkage to HLA or factor 13A. Am J Hum Genet 1993; 52: 1230-3.        [ Links ]

16. CHENEVIX-TRENCH G, JONES K, GREEN AC, DUFFLY MDL, MARTIN NG. Cleft lip with or without clef lip palate: Associations with transforming growth factor alpha and retinoic acid receptor loci. Am J Hum Genet 1992; 51: 1377-85.        [ Links ]

17. SASSANI R, BARTLETT SP, FENG H, GOLDNER-SUVE A, HAQ AK, BUETOW KH, GASSER DL. Association between alleles of the Transforming Growth Factor-Alpha locus and the occurrence of cleft lip. Am J Med Genet 1993; 45: 565-9.        [ Links ]

18. DAVIES A, STEPHENS J, OLAVESEN M, HEATHER L, DIXON M, MAGEE A, FLINTER F, RAGOUSSIS J. Evidence of a locus for orofacial clefting on human chromosome 6p24 and STS content map of the region. Hum Mol Genet 1995; 4: 121-8.        [ Links ]

19. CARINCI F, PEZZETTI F, SCAPOLI L, PADULA E, BACILIERO U, CURIONI C, TOGNON M. Nonsyndromic cleft lip and palate: Evidence of linkage to a microsatellite marker on 6p23. Am J Hum Genet 1995; 56: 337-9.        [ Links ]

20. STEIN J, MULLIKEN J, STAL S, GASSER D, MALCOLM S, WINTER R, BLANTON S, AMOS C, SEEMANOVA E, HECHT J. Nonsyndromic cleft lip with or without cleft palate: Evidence of linkage to BCL3 in 17 multigenerational families. Am J Hum Genet 1995; 57: 257-72.        [ Links ]

21. MITCHELL L, HEALEY C, CHENEVIX-TRENCH G. Evidence for an association between nonsyndromic cleft lip with or without cleft palate and a gene located on the long arm of chromosome 4. Am J Hum Genet 1995; 57: 1130-6.        [ Links ]

22. JARA L, BLANCO R, CHIFFELLE I, PALOMINO H, CARREÑO H. Association between alleles of the transforming growth factor alpha locus and cleft/lip and palate in the Chilean population. Am J Med Gen 1995; 57: 548-51.        [ Links ]

23. WYSZYNSKY DF, MAESTRI N, LAVANDA AF, MCINTOSH I, ANNE-SMITH E, GARCÍA-DELGADO C, VIRRAGERAS-GUARNERO E, WULFSBERG E, BEATY TH. No evidence of linkage for cleft lip with or without cleft palate to a marker near the transforming growth factor alpha locus in two populations. Hum Hered 1997; 47: 101-9.        [ Links ]

24. LIDRAL A, MURRAY J, BUETOW K, BASAART A, SCHEARER H, SHIANG R, NAVAL A, LAYDA E, MAGEE K, MAGEE W. Studies of the candidate genes TGFB2, MSX1, TGFA, and TCFB3 in the etiology of cleft lip and palate in the Philippines. Cleft Palate Craniofac J 1997; 34: 1-6.        [ Links ]

25. BEIRAGHI S, FOROUD T, DIOUHY S, BIXLER D, CONNEALY PM, DELOZIER-BLANCHET D, HODES MS. Possible localization of a major gene for cleft lip and palate to 4q. Clin Genet 1994; 46: 255-6.        [ Links ]

26. BLANTON SH, CROWDER E, MALCOLM S, WINTER BR, GASSER DL, STAL S, MULLIKEN J, HECHT JT. Exclusion of linkage between cleft lip with or without cleft palate and markers on chromosomes 4 and 6. Am J Hum Genet 1996; 58: 239-41.        [ Links ]

27. WANG KY, CHANG FH, CHIANG CP, CHEN KC, KUO MY. Temporal and spatial expression of erbB4 in ectodermal and mesenchymal cells during primary palatogenesis in noncleft and cleft strains of mice. J Oral Pathol Med 1998; 27: 141-6.        [ Links ]

28. HELMS JA, KIM CH, HU D, MINKOFF R, THALLER C, EICHELE G. Sonic hedgehog participates in craniofacial morphogenesis and is down-regulated by teratogenic doses of retinoic acid. Dev Biol 1997; 187: 25-35.        [ Links ]

29. RICHMAN JM, DELGADO JL. Locally released retinoic acid leads to facial clefts in the chick embyo but does not alter expression of receptors for fibroblast growth factor. J Craniofac Genet Dev Biol 1995; 15: 190-204.        [ Links ]

30. BLANCO R, JARA L, VILLASECA C, PALOMINO Z, CARREÑO H. La variación genética de MSX1 presenta un dimorfismo sexual en la fisura labiopalatina no sindrómica en población chilena. Rev Méd Chile 1998; 126: 781-7.        [ Links ]

31. CARREÑO H, PAREDES M, TÉLLEZ G, PALOMINO H, BLANCO R. Estudio de asociación entre la fisura labiopalatina no sindrómica y marcadores de microsatélite ubicados en 6p. Enviado para su publicación a Rev Méd Chile 1999.        [ Links ]

32. PONCZ M, SOLOWIEIJCYK D, HARVEL B, MOREY Y, SCHUARTZ E, SURREY S. Construction of human gene libraries from small amounts of peripheral blood: analysis of beta-like globin genes. Hemoglobin 1982; 6: 27-36.        [ Links ]

33. MANIATIS T, FRITSCH E, SAMBROOK J. Molecular cloning: a laboratory manual. Cold Spring Harbor, NY: Cold Spring Laboratory Press.        [ Links ]

34. WEBER JL, EKWITEK AE, MAY PE, ZOGHBI NY. Dinucleotide repeat polymorphism at D6S105 locus. Nucleic Acid Res 1989; 19: 968.        [ Links ]

35. THOMSON G. Identifying complex disease genes: progress and paradigms. Nat Gener 1994; 8: 108-10.        [ Links ]

36. JORDE LB, WATKINS WS, CARLSON M, GRODEN J, ALBARTSON H, THLIVERIS A, LEPPERT M. Linkage disequilibrium predicts physical distance in adenomatous polyposis coli region. Am J Hum Genet 1994; 54: 884-98.        [ Links ]

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons