SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.127 número12Dobutamina y amrinona en shock séptico índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista médica de Chile

versión impresa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile v.127 n.12 Santiago dic. 1999

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98871999001200018 

REVISTA DE REVISTAS

Se invita a los autores de manuscritos, generados en Chile y que se publiquen en revistas extranjeras, a difundir sus resúmenes en la Sección Revista de Revistas. Para ello los autores deben enviar una separata (o fotocopia) del artículo, acompañado por una traducción del resumen respectivo, en castellano, encabezada por el título del artículo, sus autores y sitios de trabajo, y la revista en que se publicó (cita completa). Es indispensable que dicha revista esté incluida en alguno de los índices bibliográficos reconocidos internacionalmente (Ejs.: MEDLINE, Current Contents, LILACS). Los resúmenes que cumplan esas condiciones tendrán prioridad en Revista de Revistas, para difundir la publicaciones biomédicas y clínicas originadas en nuestro país.

EFECTO DE LA ALBÚMINA INTRAVENOSA EN LA ALTERACIÓN Y LA FUNCIÓN RENAL Y MORTALIDAD DE PACIENTES CON CIRROSIS Y PERITONITIS BACTERIANA ESPONTÁNEA. Pau Sort et al. N Engl J Med 1999; 341: 403-9.

En los pacientes con cirrosis y peritonitis bacteriana espontánea la función renal frecuentemente se altera. Esta alteración probablemente está relacionada a la reducción del volumen sanguíneo circulante efectivo y se asocia con una alta tasa de mortalidad. Los autores condujeron un estudio para determinar si la expansión del volumen plasmático con albúmina intravenosa previene la alteración renal y reduce la mortalidad en estos pacientes. Métodos: Se asignaron, en forma randomizada, a 126 pacientes con cirrosis y peritonitis bacteriana espontánea al tratamiento con cefotaxima intravenoso (63 pacientes) o cefotaxima y albúmina intravenosa (63 pacientes). La cefotaxima fue dada en forma diaria en dosis de acuerdo a los niveles de creatinina y la albúmina fue dada a una dosis de 1,5 g/kg de peso al tiempo del diagnóstico, seguido por 1 g/kg hasta el día 3; la alteración renal fue definida como un deterioro no reversible de la función renal durante la hospitalización. Resultados: La infección se resolvió en 59 pacientes en el grupo cefotaxima (94%) y 62 en el grupo cefotaxima más albúmina (98% p=0,36). La alteración de la función renal se desarrolló en 21 pacientes en el grupo cefotaxima (33%) y en 6 en el grupo cefotaxima más albúmina (10%; p=0,002). Dieciocho pacientes (29%) en el grupo cefotaxima fallecieron en el hospital comparado con 6 (10%) en el grupo albúmina más cefotaxima (p=0,01); a los 3 meses la tasa de mortalidad fue de 41% de un total de 26 fallecimientos, y 22% de un total de 14 muertes, respectivamente (p=0,03). Los pacientes tratados con cefotaxima tuvieron niveles más altos de la actividad de renina plasmática que aquellos tratados con cefotaxima y albúmina; los pacientes con alteración renal tuvieron los más altos valores. Conclusiones: En los pacientes con cirrosis y peritonitis bacteriana espontánea, el tratamiento con albúmina venosa sumado a los antibióticos reduce la incidencia de alteración renal y fallecimiento en comparación con el tratamiento con antibiótico solamente.

GEMFIBROZIL EN LA PREVENCIÓN SECUNDARIA DE ENFERMEDAD CARDÍACA CORONARIA EN HOMBRES CON BAJOS NIVELES DE COLESTEROL HDL. Hanna Bloomfield Rubins et al. N Engl J Med 1999; 341: 410-8.

Aunque está generalmente aceptado, que la disminución de los niveles séricos de LDL colesterol en pacientes con enfermedad cardíaca coronaria es beneficioso, existen pocos datos para guiar la decisión acerca de la terapia para pacientes que primariamente presentan una anormalidad en los tejidos con un bajo nivel de colesterol HDL. Métodos: Los autores condujeron un estudio doble ciego comparando gemfibrozil a 1200 mg/d con placebo en 2.531 hombres con enfermedad coronaria y un nivel de colesterol HDL de 40 mg/dl (1,0 m mol/l) o menos y un colesterol LDL de 140 mg/dl (3,6 m mol/l) o menos. El objetivo primario de estudio fue evaluar los infartos miocárdicos no fatales o fallecimientos debido a causas coronarias. Resultados: La mediana de seguimiento fue de 5,1 año. A un año, el promedio de colesterol HDL fue 6% más alto, el promedio de nivel de triglicéridos fue 31% más bajo y el promedio de colesterol total fue 4% más bajo en el grupo gemfibrozil que en el grupo placebo. Los niveles de LDL colesterol no difirieron significativamente entre los grupos. Un evento primario ocurrió en 275 de los 1.267 pacientes asignados a placebo (21%) y 219 de 1.264 pacientes asignados a gemfibrosilo (17,3%) la reducción global de riesgo de un evento fue de 4,4 puntos porcentuales, y la reducción del riesgo relativo fue de 22% (95% intervalo de confianza 7 a 35%; p=0,006). Se observó un 24% de reducción en la evaluación combinada de fallecimiento de enfermedad coronaria, infarto al miocardio no fatal y accidente cerebrovascular (p <0,001). No hubo diferencias significativas en la tasa de revascularización coronaria, hospitalización por angina estable, fallecimiento por cualquier causa y cáncer. Conclusiones: La terapia con gemfibrozil resulta en una significativa reducción del riesgo de eventos cardiovasculares en pacientes con enfermedad cardíaca cuya anormalidad primaria fue una anormalidad con un colesterol HDL bajo, estos hallazgos sugieren que la tasa de eventos coronarios se reduce aumentando el colesterol HDL y disminuyendo los niveles de triglicéridos sin bajar los niveles de colesterol LDL.

EMBOLIA PULMONAR AGUDA: EVALUACIÓN CLÍNICA EN EL REGISTRO COOPERATIVO INTERNACIONAL DE EMBOLIA PULMONAR (ICOPER). Samuel S Golhaver et al. Lancet 1999; 353: 1386-9.

La embolia pulmonar permanece aún pobremente comprendida. Las evaluaciones clínicas como fallecimientos y recurrencia varían enormemente entre los diferentes estudios. Por lo tanto, se estableció el registro internacional cooperativo de embolia pulmonar (ICOPER) con el objetivo de identificar los factores asociados al fallecimiento. Métodos: 2.454 pacientes consecutivos con embolia pulmonar se registraron en 52 hospitales en 7 países en Europa y Norteamérica. La evaluación primaria fue la medición de todas las causas de mortalidad a 3 meses. El efecto pronóstico de los factores basales sobre la sobrevida se evaluó con un análisis multivariado. Hallazgos: 2.110 (86%) pacientes tuvieron embolia pulmonar probada a través de la necropsia, con scanner pulmonar con alta probabilidad, angiografía pulmonar, ultrasonografía venosa más alta sospecha clínica; el ICOPER aceptó sin revisores independientes el diagnóstico y la interpretación de las imágenes de los centros que participaban; a los 3 meses de seguimiento fue completado el 98% de los pacientes. La tasa cruda de mortalidad total a los 3 meses fue de 17,4% (426 de 2.454 fallecimientos, incluidos 52 que se perdieron del seguimiento): 179 de 397 (45,1%) fallecieron a causa de la embolia pulmonar y 70 de 397 (17,6%) debido a cáncer y no hubo información de causa de fallecimiento en 29 pacientes. Después de la exclusión de 61 pacientes en los cuales la embolia pulmonar fue descrita en la necropsia, la tasa de mortalidad a 3 meses fue de 15,3% (365 de 2.373 fallecimientos). Conocer modelo de regresión múltiple, la edad sobre 70 años, la falla cardíaca, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, la hipotensión arterial sistólica, la taquipnea y la hipokinesia del ventrículo derecho en la ecocardiografía, se identificaron como factores pronósticos significativos. Interpretaciones: La embolia pulmonar permanece como un problema clínico importante con una alta tasa de mortalidad. Los datos del estudio ICOPER dan tasas y frecuencias y advierten de importantes categorías pronósticas adversas que podrían ayudar en la planificación futura de estudios en pacientes de alto riesgo de embolia pulmonar.

RIESGO DE HEMORRAGIA SUBARACNOIDEA DESPUÉS DE TRATAMIENTO QUIRÚRGICO DE ANEURISMAS CEREBRALES NO ROTOS. K Tsutsumi et al. Stroke; 30: 1181-4.

Los recientes progresos en las técnicas de imagen no invasivas han determinado un aumento de la detección de aneurismas no rotos. Aunque muchos cirujanos promueven la intervención quirúrgica para aneurismas no rotos, los resultados a largo plazo de la cirugía para aneurismas no rotos no han sido aún muy cuidadosamente investigados. Métodos: Los autores analizaron 173 pacientes consecutivos quienes tenían aneurismas saculares intracraneales no rotos, detectados por angiografía que fue realizada por otras razones que una hemorragia subaracnoidea. De éstos, 115 casos fueron tratados quirúrgicamente y estudiados. Todos los pacientes fueron seguidos por presencia de subaracnoidea, necesidad de tratamientos repetidos de los aneurismas o fallecimientos. La mediana de seguimiento fue de 8,8 años. Resultados: 4 de los 115 pacientes sufrieron hemorragia subaracnoidea debido a un aneurisma de novo (2) o por recrecimiento de aneurisma (2), adicionalmente un paciente también sufrió hemorragia subaracnoidea de un aneurisma no estudiado en la basilar. A un paciente se le encontró, en forma incidental, un aneurisma de novo y fue sometido a reoperación 14 años después de la primera operación. El riesgo acumulado de hemorragia subaracnoidea para los 114 casos, excluyendo la aneurisma basilar fue de 1,4% en 10 años y 12,4% a los 20 años. Conclusiones: Este estudio confirma que la eficacia, a largo plazo, para aneurismas no rotos, el riesgo de hemorragia subaracnoidea fue alto, comparado con la población en general, aun después de tratamiento. Considerando la alta mortalidad de la hemorragia subaracnoidea, el seguimiento a largo plazo con angiografía debe sugerirse para pacientes con aneurismas no rotos quirúrgicamente tratados.

FENOBARBITAL COMPARADO CON FENITOÍNA PARA EL TRATAMIENTO DE CONVULSIONES NEONATALESs. Michael J Painter et al. N Egl J Med 1999; 341: 485-9.

Las convulsiones ocurren en 1 ó 2% de los neonatos que ingresan a unidades de cuidados intensivos. El tratamiento general es fenobarbital o fenitoína, pero la eficacia de las dos drogas no han sido comparadas en forma directa. Métodos: Desde 1990 a 1995 se estudiaron 55 neonatos con convulsiones que fueron confirmados por electroencefalografía. Los neonatos fueron randomizadamente asignados a recibir fenobarbital o fenitoína intravenosa a dosis suficiente para lograr concentraciones plasmáticas libres de 25 µg/ml para fenobarbital y 3,5 µg/ml para la fenitoína. Los neonatos cuyas convulsiones no fueron controladas con la droga asignada entonces fueron tratados con ambas drogas. El control de las convulsiones fue evaluado por criterios electroencefalográficos. Resultados: Las convulsiones se controlaron en 13 de 30 neonatos asignados a recibir fenobarbital (43%) y en 13 de 29 neonatos asignados a recibir fenitoína (45%; p=1) cuando el tratamiento combinado fue considerado, el control de las convulsiones se logró en 17 (54%) de los neonatos asignados a recibir primero fenobarbital y 18 (62%) a aquellos asignados a recibir primero fenitoína (p=0,67). La severidad de las convulsiones fue un predictor más fuerte para el efecto del tratamiento que el agente asignado. Los neonatos con convulsiones moderadas y con convulsiones que fueron disminuyendo en severidad antes del tratamiento, finalizaron más frecuentemente sus convulsiones comparado con el tratamiento en relación al tratamiento asignado. Conclusiones: El fenobarbital y la fenitoína son iguales, pero incompletamente efectivos como anticonvulsionantes en los neonatos. Con cada droga sola, las convulsiones fueron controladas en menos de la mitad de los neonatos.

TRATAMIENTO ANTIMICROBIANO EMPÍRICO ORAL VS INTRAVENOSO PARA LA FIEBRE EN PACIENTES CON GRANULOCITOPENIA QUE ESTÁN RECIBIENDO QUIMIOTERAPIA DEBIDO A CÁNCER. Winfried V. Kern et al. N Engl J Med 1999; 341: 312-8.

Los agentes antimicrobianos administrados en forma intravenosa han sido el método de elección estándar para el manejo empírico de la fiebre en pacientes con cáncer y granulocitopenia. Si la terapia administrada en forma oral, también empírica, es efectiva como la terapia intravenosa, ésta podría ofrecer ciertas ventajas como mejorar la calidad de vida y mejorar los costos. Métodos: En un estudio prospectivo abierto multicéntrico los autores asignaron en forma randomizada a pacientes febriles con cáncer, quienes tenían granulocitopenia que se esperaba resolver antes de los 10 días, para recibir terapia empírica con ciprofloxacino oral (750 mg 2 veces al día) más amoxicilina-clavulanato (625 mg 3 veces al día) o dosis diarias estándar de ceftriazona más amikacina. Todos los pacientes permanecieron hospitalizados hasta que la fiebre se resolviera. El objetivo primario del estudio fue determinar si había una equivalencia entre ambos regímenes, definido como una diferencia absoluta en la tasa de sucesos de 10% o menos. Resultados: La equivalencia fue demostrada al segundo análisis, y el estudio fue terminado después del enrolamiento de 353 pacientes. En el análisis de 312 pacientes, quienes fueron tratados de acuerdo al protocolo y que pudieran ser evaluados, el tratamiento fue exitoso en 86 con terapia oral (95% intervalo de confianza a 80 a 91%) y en 84% de aquellos con terapia intravenosa (95% intervalo de confianza 78 a 90%; p=0,02). Los resultados fueron similares de acuerdo al análisis de intención de tratar (80% y 77%, respectivamente; p=0,03), como de la duración de la fiebre, el tiempo de cambio en el régimen y las razones para tal cambio, la terapia y la sobrevida. Los tipos de efectos adversos fueron levemente diferentes entre los grupos, pero similares en frecuencia. Conclusiones: En pacientes de bajo riesgo con cáncer, quienes tienen fiebre y granulocitopenia, la terapia oral con ciprofloxacino más amoxicilina clavulanato es tan efectiva como la terapia intravenosa.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons