SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.128 número5Casos Clínicos Infección por Nocardia asteroides en un paciente con lupus eritematoso sistémicoReflexiones sobre la práctica actual de la Anatomía Patológica en Chile índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista médica de Chile

versión impresa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile v.128 n.5 Santiago mayo 2000

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872000000500012 

Ruptura traumática de la aorta
torácica y tratamiento no-operatorio
de lesión esplénica concomitante.
Caso clínico

Traumatic rupture of thoracic aorta
and non operative treatment of
concomitant splenic lesion.
Report of one case

Ricardo Espinoza G, Hernán Aguilera M, Manuel J.
Irarrázaval L, Enrique Bosch O


We report a 26 years old male that suffered a motorcycle accident resulting in a traumatic aortic rupture and splenic laceration. He was subjected to a surgical repair of the aortic lesion under complete heparinization. The splenic rupture was non operatively managed successfully. (Rev Méd Chile 2000; 128: 529-32).
(Key-words: Aortic rupture; Heparin; Splenic rupture)

Recibido el 17 de diciembre, 1999. Aceptado en versión corregida el 21 de febrero, 2000.
Servicio de Urgencia y Servicio de Radiología del Hospital del Trabajador de Santiago.
Escuela de Medicina de la Universidad de Los Andes. Departamento
de Enfermedades Cardiovasculares, Escuela de Medicina, Pontificia Universidad Católica de Chile.

La ruptura traumática de la aorta se ha señalado como la causa de muerte de hasta el 12% de los pacientes involucrados en accidentes vehiculares1. Sólo el 10% a 20% de los pacientes con lesión de la aorta torácica sobreviven para alcanzar al hospital2,3. Por otra parte, las lesiones del bazo son frecuentes de observar en trauma cerrado4 y su asociación con lesión aórtica5 alcanza el 14%. Esta comunicación describe el tratamiento y evolución de un paciente con ambas lesiones, caso en el que la aorta fue reparada exitosamente y la lesión esplénica fue manejada en forma conservadora, no operatoria

CASO CLÍNICO

Paciente de 26 años de edad, que ingresó a nuestro Servicio de Urgencia 5 h después de sufrir accidente en moto, trasladado desde otro centro, donde se le instaló un drenaje pleural izquierdo ante la presencia de un hemotórax.

En el ingreso se encontraba hemodinámicamente inestable, con una presión arterial de 107/54 mmHg, frecuencia cardíaca de 106 por min y un puntaje de Glasgow de 15. Se le aplicó oxígeno por una máscara de recirculación y 1500 ml de solución ringer-lactato. El estudio radiológico demostró fractura de la escápula izquierda y del tobillo derecho. No se observaron fracturas costales. La radiografía anteroposterior del tórax mostró un mediastino alto ensanchado con pérdida del botón aórtico (Figura 1). Se efectuó una tomografía axial (TAC) del tórax que demostró un gran hematoma alrededor de la aorta, un hemotórax izquierdo y enfisema subcutáneo a derecha. La TAC del abdomen mostró un hematoma periesplénico y una laceración grado II de la región medial del bazo, adyacente al polo inferior del riñón izquierdo6 (Figura2). Inmediatamente se efectuó una aortografía que reveló la formación de un pseudoaneurisma del arco aórtico (Figura 3). El paciente fue transferido al Hospital Clínico de la P. Universidad Católica, donde se efectuó la reparación de la aorta torácica mediante la interposición de una prótesis Vascutex® utilizando un puente arteria femoral-vena femoral, bajo heparinización completa. En la Unidad de Recuperación una ultrasonografía abdominal indicó que la lesión del bazo no había experimentado cambios. Posteriormente se efectuó el tratamiento de su lesión ortopédica y a los 15 días del accidente fue dado de alta en buenas condiciones. Controlado un año más tarde, se encontraba en excelentes condiciones y completamente activo.

FIGURA 1. Radiografía ántero - posterior de tórax demuestra un mediastino ancho, infiltrado alveolar perihiliar, enfisema subcutáneo de pared lateral derecha y un tubo angulado en la base del hemitórax izquierdo.

FIGURA 2. Tomografía axial del abdomen: demuestra un hematoma periesplénico y una laceración del bazo.

 


FIGURA 3. Aortograma en que se observa la imagen de un pseudoaneurisma en el arco aórtico.

DISCUSIÓN

La aortografía continúa siendo el examen de elección para el diagnóstico de ruptura traumática de la aorta, con una sensibilidad y especificidad cercana al 100%2-5,7. Hecho el diagnóstico, el tratamiento quirúrgico es mandatorio2.

Si la ruptura aórtica está contenida, el paciente puede ser transferido a un centro equipado para el tratamiento de esta lesión, como en este caso. En la serie de Hunt2, el 53% de los pacientes es referido desde otras instituciones.

Para reparar una lesión aórtica, en alrededor del 80% de los pacientes se requiere heparinización sistémica5, con el riesgo implícito de hemorragia de otras lesiones, en este caso del bazo.

Hay varias opciones frente a la lesión esplénica en casos como éste. Una es realizar una exploración esplénica por medio de un abordaje transdiafragmático, inmediatamente previo o después de la reparación aórtica, no existiendo diferencias en la evolución si se efectúa laparotomía antes o después de una toracotomía2. El tipo de tratamiento quirúrgico, esplenectomía o esplenorrafia, depende del grado de lesión del bazo y de las condiciones generales del paciente específicamente del estado hemodinámico8-10. La segunda alternativa es la angiografía y embolización de la arteria esplénica proximal. Esta técnica ha permitido reclutar pacientes para manejo no-operatorio11. El tercer método es conservador, con manejo no-operatorio y control riguroso del paciente mediante monitorización del signos vitales e imágenes seriadas del bazo12. Este último planteamiento fue nuestra elección de tratamiento.

A nuestro entender, esta es la primera comunicación de un caso con ruptura traumática de la aorta torácica reparada bajo heparinización completa y lesión esplénica asociada, tratada sin cirugía. Hay que destacar que este tipo de manejo sólo puede ser adoptado cuando se cuente con todos los recursos que permitan una razonable probabilidad de éxito y seguridad para el paciente13.

Correspondencia a: Hospital Del Trabajador de Santiago. Fax 247 1065.

REFERENCIAS

1. FECZKO JD, LYNCH L, PLESS JE, CLARK MA, MCCLAIN J, HAWLEY DA. An autopsy case review of 142 nonpenetreting (blunt) injuries of the aorta. J Trauma 1992; 33: 846-9.        [ Links ]

2. HUNT JP, BAKER CC, LENTZ CW, RUTLEDGE RR, OLLER DW, FLOWE KM. Thoracic aorta injuries: management and outcome of 144 patients. J Trauma 1996; 40: 547-56.         [ Links ]

3. RODRÍGUEZ A, CHIASCIONE RM, CLEMENTS JA. Blunt traumatic rupture of the aorta. In Maull Kl, Rodríguez A, Wiles CE, eds. Complications in Trauma and Critical Care. Philadelphia, WB Saunders, 1996, pp 289-305.         [ Links ]

4. COX EF. Blunt abdominal trauma: a 5-year analysis of 870 patients requiring celiotomy. Ann Surg 1984; 199: 467-74.         [ Links ]

5. FABIAN TC, RICHARDSON JD, CROCE MA, SMITH JS, RODMAN G, KAERNE PA, ET AL. Prospective study of blunt aortic injury: multicenter trial of the American Association for the Surgery of Trauma. J Trauma 1997; 42: 374-83.         [ Links ]

6. MOORE EE, COGBILL TH, MALANGONI MA, JURKOVICH GJ, SHACKFORD SR, CHAMPION HR, ET AL. Organ injury scaling. Surg Clin North Am 1995; 75: 293-303.         [ Links ]

7. BRASEL KJ, WEIGEL JA. Blunt thoracic aortic trauma: a cost - utility approach for injury detection. Arch Surg 1996; 131: 619-26.        [ Links ]

8. PACHTER HL, SPENCER FC, HOFSTETTER SR, LIANG HG, HOBALLAH J, COPPA GP. Experience with selective operative and nonoperative treatment of splenic injuries in 193 patients. Ann Surg 1990; 211: 583-91.        [ Links ]

9. FELICIANO DV, SPJUT- PATRINELY V, BURCH JM, MATTOX KL, BITONDO CG, CRUSE-MARTOCCI P, ET AL. Splenorrhaphy: the alternative. Ann Surg 1990; 211: 569-82.         [ Links ]

10. COGBILL TH, MOORE EE, JURKOVICH GJ, MORRIS JA, MUCHA P, SHACKFORD SR, ET AL. Nonoperative management of blunt splenic trauma: a multicenter experience. J Trauma 1989; 29: 1312-17.         [ Links ]

11. SCLAFANI SJA, SHAFTAN GW, SCALEA TM, PATTERSON LA, KOHL L, KANTOR A, ET AL. Nonoperative salvage of computed tomography - diagnosed splenic injuries: utilization of angiography for triage and embolization for hemostasis. J Trauma 1995; 39: 818-27.         [ Links ]

12. ROZYCKI GS, FELICIANO DV, DAVIS TP. Ultrasound as used in thoracoabdominal trauma. Surg Clin North Am 1998; 78: 295-310.         [ Links ]

13. ESPINOZA R, AGUILERA H , PLAZA DE LOS REYES Z. Tratamiento no operatorio de traumatismos de hígado y bazo. Rev Méd Chil 1997; 125: 677-82.        [ Links ]

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons