SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.128 número11Leucemia mieloide aguda del adulto: Resultados del Protocolo Nacional de Drogas Antineoplásica. Hospital del Salvador 1990-1998 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista médica de Chile

versión impresa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile v.128 n.11 Santiago nov. 2000

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872000001100001 

EDITORIAL

Tradición y progreso: ¿Ahora
también una Revista bilingüe?

Tradition and progress: now also a
bilingual journal?

Since it was founded, in 1872, Revista Médica de Chile has published all its contents in Spanish. Abstracts in English began to appear in 1960 and in 1962 they became mandatory for every article published. Since 1974 the Abstract in English is presented at the beginning of the respective article. This is currently a regulation enforced by MEDLINE, SCI and other organizations that include this journal in their indexing services. An Assistant Editor is specifically in charge of improving the format and contents of these abstracts, with the best available use of the English language. While Revista Médica de Chile will continue to publish in Spanish those articles originated in Chile and other Spanish-speaking countries, this issue of the journal starts adding articles in English, by guest authors from English-speaking countries. This policy will give us the opportunity to include articles in frontier topics, written by distinguished authors. (Rev Méd Chile 2000; 128: 1187-89).

(Key-words: Authorship; Manuscripts, medical; Multilingualism; Periodicals; Publishing; Writing).

En la primera Editorial ("Prospecto"), del primer número de esta revista (julio de 1872), su primer Editor (G. Schneider) estableció: "Hace ya mucho tiempo que se ha reconocido la necesidad de fundar i sostener en esta capital un periódico que represente los intereses de las ciencias naturales en jeneral i especialmente de la medicina en nuestro país…Ese periódico procurará la difusión de la ciencia, …dará a conocer los trabajos del cuerpo médico, estableciendo esa comunicación de ideas que tantos beneficios reporta en los países en que existe"1. Estas frases fijaron un propósito central para la Revista y sentaron la base para que se le considerara como una revista médica "local" (en el sentido de "nacional" en vez de "internacional"). Dicho propósito ha sido respetado durante más de un siglo de publicación continua, sirviendo –en su propio idioma– a una comunidad de médicos y científicos hispanoparlantes, que trabajan en el país en que se edita la revista. Desde su fundación, el texto de todos los artículos, cualquiera sea su naturaleza, ha aparecido en idioma español (Castellano), llegándose incluso a traducir a este idioma las conferencias, cartas y crónicas que ocasionalmente han enviado, en otros idiomas, autores y corresponsales en el extranjero. Así se ha respetado el propósito de hacer más fluída la comunicación entre autores y lectores que, mayoritariamente, no lo podrían hacer con la misma facilidad en otros idiomas.

Pero el tiempo pasa y no en vano. En el mundo entero ocurren cambios y, tarde o temprano, ellos repercuten en nuestro país.

Desde la segunda mitad del siglo XX, un número creciente de médicos chilenos, trabajando en Chile, han producido manuscritos que comunican observaciones clínicas o experimentales con eventual trascendencia internacional. Una proporción importante de esos trabajos los han publicado en otras revistas, escritas en inglés, idioma que se ha convertido en la forma internacional para difundir las ciencias2. Esta no es una situación exclusiva de países "en vías de desarrollo": autores alemanes, escandinavos, rusos, chinos, japoneses, etc., prefieren publicar sus trabajos en inglés. Más aún, en algunos países no-angloparlantes se publican revistas médicas en inglés, manteniéndose el idioma local en revistas cuyos intereses sobrepasan la difusión de trabajos de investigación porque incluyen otros tópicos de interés preferente o exclusivamente nacional.

En nuestra Revista, el uso de un idioma no-español se ha relacionado históricamente con la inclusión de resúmenes integrando el texto de los trabajos. Los primeros resúmenes formales aparecieron en 1955, en español. Como era el modelo imperante en otras revistas de medicina del mundo, se insertaban al final del respectivo artículo. En el siguiente lustro se hicieron más frecuentes y se extendieron a distintos tipos de manuscritos, no sólo a los artículos de investigación. En 1960 aparecieron esporádicamente resúmenes en inglés ("Summary"), que se agregaban después del resumen en español. Dos años después, todos los artículos tenían resúmenes en inglés, incluyendo las Editoriales y las transcripciones de Mesas Redondas. En 1972 se adoptó la denominación de "Abstract" para los resúmenes en inglés, por ser la terminología más frecuente en revistas de Norteamérica y Europa. En julio de 1974, el "Abstract" se trasladó al comienzo de cada artículo y se dejó de publicar su versión en español, por considerarla una duplicación que ocupaba espacio. Dado que muchos autores estaban incapacitados para traducir correctamente sus resúmenes al inglés, la Revista trató de perfeccionarlos mediante la colaboración de médicos con mayor experiencia en el uso de ese idioma. La intervención de estos expertos ha ido mucho más allá que la de simples traductores, porque la calidad de los resúmenes entregados por los autores, incluso en español, suele ser muy inferior a la del resto del manuscrito, al cual no hacen justicia3-5. Ello suele estimular al Editor Adjunto para Resúmenes en Inglés a modificar a veces substancialmente su versión original.

¿Por qué se ha producido esta evolución?. Primero, porque en las décadas recientes los Editores de la Revista, liderados sucesivamente por los Dres. José Barzelatto, Werner Roeschmann, Alejandro Goic y sucedidos por el actual equipo, consideramos que la Revista Médica de Chile ha ganado presencia en el ámbito mundial de las revistas médicas y sus artículos merecen una difusión amplia, extendida a quienes no pueden leer el idioma español. Segundo, porque hoy los resúmenes en inglés son exigidos por los índices bibliográficos internacionales a los que está adscrita la Revista. Estos resúmenes son reproducidos textualmente, incluso en varios sitios "Web", la forma más expedita para difundir el contenido de las revistas.

Ésta y otras iniciativas recientes se han implementado respetando la Tradición mientras se incorpora el Progreso6-10. Ahora nos parece oportuno abrirle una nueva puerta al Progreso.

En años recientes, hemos recibido manuscritos desde el extranjero, cuyos autores desean aprovechar el reconocimiento internacional reflejado por la inclusión de esta Revista en MEDLINE, SCI y otros índices bibliográficos. La mayoría de esos manuscritos proceden de España y de otros países latinoamericanos, vienen escritos en español y son sometidos al proceso de revisión por pares y a las exigencias editoriales que rigen para todo manuscrito candidato a ser publicado. Sin embargo, a veces nos solicitan publicar un trabajo "en inglés", porque ello mejoraría su "visibilidad bibliográfica". Este ha sido un tema reiterado de reflexión para los actuales Editores de la Revista. Uno de los elementos de la discusión ha sido nuestra eventual incapacidad para corregir la redacción de manuscritos escritos en inglés, particularmente cuando sus autores no sean angloparlantes, y después corregir las transcripciones que hagan los impresores de la Revista. Editores e impresores hemos sido puntillosos tratando de conseguir un uso razonablemente correcto de nuestro idioma materno en los manuscritos que publicamos, pero ¿podremos conseguir el mismo nivel de calidad en otro idioma?. Los editores de revistas médicas publicadas en inglés, en países no-angloparlantes como Japón y otros, tienen la ayuda profesional de traductores especializados y, más aún, algunas de esas revistas son impresas en agencias situadas en países angloparlantes11.

Mientras continuamos nuestra discusión, decidimos ofrecer a los lectores algunos artículos originales escritos en inglés, preparados especialmente para esta Revista por autores calificados que trabajan en centros de alto nivel, en países de gran desarrollo. No serán "manuscritos de generación espontánea" sino "por invitación de los Editores", con pleno conocimiento de las capacidades de sus autores y expuestos –cuando nos parezca conveniente– al sistema de revisión por pares. Para ello estamos formando un grupo de expertos que integrarán un "International Advisory Board", paralelo a nuestro "Comité Editorial Asesor". Esta experiencia se inicia con el artículo "Molecular epidemiology: The impact of molecular biology in epidemiology research"12, cuya autora fue invitada por los Dres. Marco Arrese y Attilio Rigotti, encargados de la Sección Medicina Molecular. Esperamos conocer la opinión que despertará en nuestros lectores. La Sección Cartas al Editor está abierta. ¿Y quién sabe si recibiremos alguna "Letter to the Editor"?

Humberto Reyes B, Editor, Ronald Kauffmann Q y Max Andresen H, Editores Asociados.

REFERENCIAS

1. Schneider G. Prospecto. Rev Méd Chile 1872; 1: 1-4.        [ Links ]

2. Bunout D, Reyes H. Artículos biomédicos de autores chilenos publicados en revistas extranjeras durante 1997. Una revisión del MEDLINE. Rev Méd Chile 1998; 126: 677-88.        [ Links ]

3. Kauffmann R, Reyes H, Goic A. Análisis editorial de los manuscritos enviados para publicación en la Revista Médica de Chile. Rev Méd Chile 1991; 119: 327-33.        [ Links ]

4. Kauffmann R, Reyes H, Goic A. Algunas sugerencias para la presentación de manuscritos en revistas biomédicas. Rev Méd Chile 1991; 119: 933-7.        [ Links ]

5. Reyes H, Kauffmann R, Andresen A. Progresos en los artículos publicados en la Revista (respuesta a Carta al Editor). Rev Méd Chile 1999; 127: 493-4.        [ Links ]

6. Goic A, Reyes H. Tradición y Progreso (Editorial). Rev Méd Chile 1973; 101: 111-5.        [ Links ]

7. Goic A, Reyes H. De 1872 a 1993: Tradición y Progreso (Editorial). Rev Méd Chile 1993; 121: 607-8.        [ Links ]

8. Reyes H. Ética Médica y Medicina Molecular: dos nuevas Secciones en la Revista Médica de Chile (Editorial). Rev Méd Chile 1999; 127: 1291-3.        [ Links ]

9. Reyes H, Kauffmann R, Andresen A. Artículos de investigación (Editorial). Rev Méd Chile 2000; 128: 7-8.        [ Links ]

10. Reyes H, Kauffmann R, Andresen A. La autoría en los manuscritos publicados en revistas biomédicas (Editorial). Rev Méd Chile 2000; 128: 363-6.        [ Links ]

11. Marusic A, Marusic M. Small scientific journals from small countries: Breaking from a vicious circle of inadequacy. Croatian Med J 1999; 40: 508-14.        [ Links ]

12. Dorman JS. Molecular epidemiology: The impact of molecular biology in epidemiology research. Rev Méd Chile 2000; 128: 1261-68.        [ Links ]

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons