SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.128 número11ASOCIACIÓN DE SOCIEDADES CIENTÍFICAS-MÉDICAS DE CHILE (ASOCIMED) índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

Compartilhar


Revista médica de Chile

versão impressa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile v.128 n.11 Santiago nov. 2000

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872000001100020 

BIBLIOGRAFIA

Los libros comentados en esta sección están a disposición de los lectores en la Biblioteca de la Sociedad Médica de Santiago

PSICOPATOLOGÍA DE LA MUJER. Eduardo Correa D y Enrique Jadresic M. Editores. Ediciones de la Sociedad de Neurología, Psiquiatría y Neurocirugía de Chile. Imprenta Salesianos S.A., 2000. ISBN 956-7545-04-9

En una visión general, lo primero a destacar es la iniciativa de los editores por publicar por primera vez en una sola obra una mirada seria de los cuadros psiquiátricos de la mujer en relación a sus ciclos reproductivos a lo largo de la vida. Esto más propiamente que a los aspectos psicopatológicos de su género. Tal vez por ello el título haría mejor justicia al contenido, si fuera enunciado como: "Psicopatología de la Mujer y sus Ciclos Vitales y Reproductivos".

Este texto aparece como una obra de gran valor docente, especialmente para médicos en formación y médicos generales y todos aquellos interesados en el tema. Se mantiene en un nivel de libro, orientado a la práctica clínica, sin entrar o ambicionar mayormente la teorización. Por lo claro del texto y utilización de cuadros sinópticos podría ser usado para capacitación y docencia por profesionales de los equipos de Salud y de Salud Reproductiva, constituyendo prácticamente un curso y/o manual, al no estar sobrecargado de citas bibliográficas que interrumpen el texto, si bien se echa de menos, por lo atractivo del mismo, la inserción del número de cita que permita al lector interesado profundizar el tema. Un aspecto muy valioso en este ámbito, se refiere al uso de referencias de investigadores nacionales, lo que permite ir configurando un panorama epidemiológico nacional. Algunos temas son tocados en más de algún capítulo, pero de manera consistente favoreciendo la fijación de los contenidos.

El texto pone en claro la necesidad de una integración entre los Psiquiatras y otros especialistas como Ginecólogos, Obstetras, Endocrinólogos, etc. en la exploración hormonal de la mujer en su relación a cuadros psicopatológicos.

Nos parece que el interés de los autores al enfatizar la no-biología, reducida en el libro en muchas ocasiones a la "hormonalidad", de algunos fenómenos, probablemente se refiere al interés de que una paciente reciba una atención integral adecuada: hormonas, psicoterapia, antidepresivos, régimen de vida adecuado (nutricional, ejercicios, etc).

Extraordinariamente educativos resultan los capítulos acerca de Trastornos Depresivos Post-Parto, Depresión y Climaterio y Trastorno Disfórico Premenstrual por su uso de definiciones, criterios diagnósticos y medidas terapéuticas que muchas veces desmistifican los heterogéneos tratamientos recomendados, especialmente respecto a este último tema, rescatando los algoritmos elaborados en relación a la severidad de esta patología cíclica y perturbadora de significativas consecuencias en la vida diaria y de relación de estas pacientes.

Por otra parte, el capítulo sobre Uso de Psicofármacos en Embarazo y Lactancia, resulta esclarecedor respecto al claro planteamiento de riesgo vs beneficio, con una nítida posición de pro-tratamiento frente a los riesgos para la madre y el niño de un no tratamiento, lo mismo sucede con los capítulos de las Disfunciones Sexuales Femeninas y Aspectos Psicológicos de la Infertilidad, que aclaran puntos habitualmente no tratados en los textos clásicos.

Los capítulos de Trastornos de la Alimentación y las Psicosis Menstruales, son los que más abundan en teorización. El primero lo hace respecto a las relaciones cultura/sociedad, concepción de los roles sociales, laborales de la mujer y las diferentes tensiones y exigencias de los patrones culturales imperantes. Esta mirada de factores tienden a presentarnos un panorama más bien confuso y que invita a una sistemática exploración epidemiológica y clínica, pero que tal vez podría reflejar más nítidamente la visión del autor. El segundo, básicamente especulativo, invita a un trabajo conjunto de exploración epidemiológica para sentar las bases de una patología aún incierta en su delimitación.

Por último, nos parece que el género no ha sido aludido directamente, sino más bien el dimorfismo sexual de nuestra especie, pues el género alude a una mirada al mundo, que tendría que ver con la dimensión de la femineidad o el metanivel del universo de lo femenino que trasciende evidentemente lo sexual e incluso las preferencias sexuales ¿Qué es lo básicamente femenino, si existe, y lo básicamente masculino en la mirada al mundo?

En varios momentos del texto, se alude a la necesidad de una mirada amplia (no solamente biológica) como ser la consideración de los factores socio-culturales con los que habría una íntima interrelación, aunque no siempre se explicita esta relación. Por otra parte, a veces en forma aparentemente contradictoria se hace hincapié en que la biología subyacente hormonal pero también de factores cerebrales de regulación cronobiológica, adaptativos al estrés, que activarían el eje hipotálamo hipófisis adrenal, por ejemplo al finalizar una etapa o fase de la vida y comenzar otra. Esta pugna aparece algo forzada y estéril ya que debemos agregar a esto los factores de la etnicidad, la heredabilidad y la etología, que forman parte de un concepto biológico moderno en que las manifestaciones e influencias mutuas entre biología y cultura y sociedad son indisolubles.

Como un ejemplo casi anecdótico se podría citar el detalle en que se alude a la apetencia por el chocolate, frecuentemente presente en el Trastorno Disfórico Premenstrual (y evidentemente en nuestra cultura occidental los varones no se regalan chocolates entre ellos y las chocolaterías y sus cajas en general están claramente adaptadas para ser regaladas al sexo femenino).

En un análisis más particular la Introducción, más que una introducción a la estructura del libro y presentación brevemente comentada del contenido de cada capítulo, es un pequeño ensayo en si mismo, erudito, pero las más de las veces con una elaboración propia que escapa al contenido de los capítulos mismos y que por lo mismo debiera a futuro tal vez constituir un pequeño capítulo per se.

De los temas más interesantes y menos conocidos destaca el de Neurobiología y Sexo Femenino, en que resulta apasionante la diferenciación del desarrollo cerebral entre hombres y mujeres, quedando el lector con deseos de una mayor explicitación al respecto. Será del todo deseable en una segunda edición contar con lecturas recomendadas respecto a este tema.

Tal vez "el eterno femenino", aquella dimensión intrínsecamente cambiante, contradictoria en sí misma, encantadora, al mismo tiempo exasperante y sorprendente, impredictible, misteriosa, embrujante, impráctica, imposible, pero real, estaría más ligado a los ciclos biológicos, ya sea hormonales o de los ritmos cerebrales cronobiológicos, pasando por la genética y que nos transforma a veces en "Hadas, Brujas u Odaliscas" según el momento del cuándo, cómo y dónde del ciclo en que nos encuentren.

Si bien estos aspectos no han sido tocados en este volumen, esperamos que este libro sea el primer tomo de una serie dedicada a la mejor comprensión integral de la mujer.

Dra. Verónica Larach W.
Departamento de Psiquiatría y Salud Mental.
Facultad de Medicina (Campus Sur).
Universidad de Chile.

Creative Commons License Todo o conteúdo deste periódico, exceto onde está identificado, está licenciado sob uma Licença Creative Commons