SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.129 número4Estudio de la cinética de citoquinas en sepsis grave y su relación con mortalidad y score de disfunción orgánica índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

Compartilhar


Revista médica de Chile

versão impressa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile v.129 n.4 Santiago abr. 2001

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872001000400001 

Las referencias en artículos
publicados en revistas biomédicas

The references in articles published
in biomedical journals

Bibliographic citations or "references" are an important component of all scientific manuscripts. The authors are responsible for their accuracy and they should follow the format and style requested by the journal where they are submitting their paper. Revista Médica de Chile adheres to the "Uniform Requirements" established by the Vancouver Group of Medical Editors. Equally important is a correct choice of references, including those original articles strictly connected to the content of the manuscript. The number of citations usually vary according to the specific character of the study: research article, or case reports, review article, etc. Common mistakes are due to an excessive number of repetitive or irrelevant citations, or the omission of important articles sometimes not found in bibliographic indexes, or an erroneous claim of priority in reporting an observation. Finally, in developing countries the authors should include previous reports appeared in their own local journals, therefore improving their opportunities of achieving international visibility. (Rev Med Chile 2001; 129: 343-5)
(Key words: Bibliography, descriptive; Manuscripts, medical; Periodicals; Writing)

Los artículos que se publican en las revistas científicas habitualmente tienen una sección que presenta sus "referencias" o "bibliografía". Estas referencias han sido elegidas por los autores del artículo para dar el sustento bibliográfico a su trabajo: a su origen, a su propósito y eventual hipótesis, a su diseño metodológico, a los resultados y a la interpretación que éstos les inspiraron. Las referencias reflejan una de las características de la investigación científica: cada nuevo trabajo se apoya en el trabajo de predecesores en ese campo1-4. En otros términos, esta sección muestra los fundamentos externos a que recurren los autores para cada una de las aseveraciones de su artículo, para relacionarlo con otros trabajos y comparar sus resultados con los comunicados previamente por otros. Su selección adecuada es indispensable para la fortaleza del estudio y la credibilidad del manuscrito.

La ubicación de las referencias al final del artículo es una de las pocas formalidades que se respetan universalmente, basada en un consenso lógico. En cambio, otras características de la lista son muy variadas, dependiendo del área de las ciencias a que pertenece el estudio (matemática, química, biología, etc.) y de la naturaleza del artículo (investigación, revisión, etc.). Las revistas exigen uniformidad de formato a los artículos que reciben y, dentro de ella, especifican en sus "instrucciones a los autores" cuál es el sistema que aceptan para las citas bibliográficas, según el grupo normativo al que estén adscritas. La Revista Médica de Chile sigue las recomendaciones del "Grupo de Vancouver", basadas en normas aplicadas por la Biblioteca Nacional de Medicina de los EEUU de NA en su Index Medicus, y adoptadas también por la Asociación Mundial de Editores de Revistas Médicas (WAME)5-7.

Es fácil hacer respetar estas normas de presentación. En cambio, es frecuente detectar problemas de fondo en la selección de las citas bibliográficas, que son de entera responsabilidad de los autores. Los más comunes son: 1) el exceso de referencias inapropiadas; 2) la omisión de referencias importantes; y 3) la auto asignación de una prioridad cronológica, que puede ser errónea o intrascendente.

1) Pecar por exceso: Los artículos científicos que se publican en revistas biomédicas se refieren a un aspecto preciso y parcial de un tema, mientras que un análisis global del tema se publica en libros, monografías o tesis. Por lo tanto, en el artículo destinado a una revista los autores deben seleccionar como referencias aquellas que se relacionan estrictamente con el aspecto específico que abordaron y las que contribuyan a hacer más sólido su manuscrito. Deben preferir las publicaciones que dieron aportes originales e importantes a dicho aspecto del tema. La citación de artículos de revisión -que repiten y comentan los resultados de otros trabajos- se justifica sólo cuando en ellos se plantearon ideas que pudieron influir o modificar el pensamiento de los autores.

Para reducir el riesgo de listas desmesuradamente largas, algunas revistas fijan un número máximo para las referencias, según la naturaleza de los artículos8. La Revista Médica de Chile solicita a los autores que no sobrepasen 40 referencias en los artículos de investigación, 20 en los casos clínicos, o 6 en las cartas al editor.

2) Pecar por omisión: No incluir citas importantes afecta la calidad de un manuscrito e induce a pensar que sus autores hicieron una revisión superficial de la literatura. El acceso a fuentes bibliográficas a través de la Internet facilita hoy enormemente las revisiones bibliográficas en índices internacionales. Sin embargo, debemos recordar que esos índices incluyen un número limitado de revistas y, por ende, los autores deben preocuparse de revisar directamente otras revistas, sobre todo las que se publican en su ambiente local.

Es conveniente que los autores se preocupen de citar las publicaciones previas en revistas nacionales, particularmente en aquella a la cual están enviando sus manuscritos. Ignorarlas puede ser considerado una descortesía enojosa para otros autores y para la revista. Además, la citación de las publicaciones nacionales aumenta su difusión internacional al llamar nuevamente la atención de lectores que revisen el tema, en otros países. Esta es una oportunidad de mejorar los índices bibliométricos de las publicaciones nacionales, tales como el "factor de impacto" y otros más importantes.

3) Pecar por orgullo exagerado: En algunos manuscritos los autores resaltan el ser los primeros en abordar un tema o algún aspecto de éste. Rara vez esta prioridad tiene universalidad, porque en general se refieren al hecho de ser los primeros en su país, región, ciudad, etc. en publicar algo que ya se conoce en otros países. Algunos lectores se preguntarán qué trascendencia tiene esta prioridad. En otros lectores el problema puede ser más serio, como cuando descubren que su propio interés en el tema, reflejado en sus publicaciones, fue olímpicamente ignorado. Esto provoca la solicitud de aclaraciones, mediante cartas al editor que se publican, habitualmente, junto con las disculpas ofrecidas por los causantes del problema. La Revista Médica de Chile ha publicado varias aclaraciones de este tipo, con el agravante absurdo de que los artículos ignorados habían aparecido en la misma Revista (!).

Esta experiencia la sufren incluso las grandes revistas del mundo. Hace ya muchos años, el Dr. Franz Ingelfinger, entonces editor del New England Journal of Medicine, llamó la atención al problema dando sus razones para proscribir en su revista la autoproclamación "Esta es la primera comunicación de-...."9. Otro editor norteamericano, particularmente irónico, devolvió un manuscrito a sus autores subrayando la consabida frase "This is the first report....." y al margen anotó la pregunta "So what?". Posteriormente -cierto que con un propósito mucho más amplio- se ha propuesto que los autores expliciten los métodos empleados en su revisión de la literatura, las fuentes consultadas, los idiomas incluidos en la búsqueda, y la extensión temporal de ella.

En síntesis, la presentación de las referencias en los artículos sometidos a publicación en revistas biomédicas exige un esfuerzo de selección, dando preferencia a la originalidad y trascendencia de las publicaciones citadas y a su relación estricta con el aspecto del tema que se está abordando. Es recomendable que se incluyan otras publicaciones atingentes, aparecidas en revistas locales. Los autores deben ser prudentes y atinados cuando deseen auto asignar originalidad o prioridad a su propio manuscrito.

Humberto Reyes B.
Editor

REFERENCES

1. Debakey L, editor. The scientific journal. Editorial policies and practices. Guidelines for editors, reviewers and authors. St Louis: The CV Mosby Company; 1976.        [ Links ]

2. Huth EJ. Medical style & format. An international manual for authors, editors and publishers. Philadelphia: ISI Press; 1987.        [ Links ]

3. Halsey MJ. References. En: Hall GM, editor. How to write a paper. London: BMJ Publishing Group; 1994. p. 42-51.        [ Links ]

4. Day RA. Cómo escribir y publicar trabajos científicos. 2° ed. Washington DC: OPS, c1995. (Publicación científica; 558).        [ Links ]

5. Instrucciones a los autores. Rev Méd Chile 2001; 129: 121-2.        [ Links ]

6. URL: http://www.wame.org        [ Links ]

7. International Committee of Medical Journal Editors. Uniform requirements for manuscripts submitted to biomedical journals (updated May 2000). http://www.icmje.org        [ Links ]

8. Ingelfinger FJ. Why the "first report" is unacceptable. N Engl J Med 1974; 290: 740-1.        [ Links ]

9. APPENDIX: Information for Authors. Ann Intern Med 2001; 134: 1-9.        [ Links ]

Creative Commons License Todo o conteúdo deste periódico, exceto onde está identificado, está licenciado sob uma Licença Creative Commons