SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.129 número4Diagnóstico molecular de los síndromes de Prader-Willi y de Angelman: análisis de metilación, citogenética y FISHValores de referencia para proteína transportadora de hormona de crecimiento en una población pediátrica normal índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

Compartilhar


Revista médica de Chile

versão impressa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile v.129 n.4 Santiago abr. 2001

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872001000400005 

Transferrina carbohidrato-deficiente,
gammaglutamil transferasa y volumen
corpuscular medio en la evaluación de la ingesta
alcohólica reciente de bebedores excesivos

Carbohydrate deficient transferrin for the
assessment of recent alcohol intake in
excessive drinkers

Juan Carlos Glasinovic R, Ximena Lobos P,
Mirella Scrivanti A1, María Cecilia Severín H2,
Teresa Quiroga G y Claudio Moncada R3

Background: There are no reliable markers to detect heavy drinking or as a tool to control abstinence compliance in alcoholic treatments. The Mean Corpuscular Volume (MCV), and the gammaglutamyl transpeptidase (GGT), are widely used although their predictive value is somewhat limited due to their low specificity. On the other hand, the Carbohydrate-deficient transferrin (CDT) described in the eighties is highly specific and would be of value in early detection of problem drinking. Aim: To compare the sensitivity and specificity of CDT, GGT, and MCV in order to evaluate their single and combined use as markers for detection of heavy drinking behaviour. Patients and Methods: CDT, GGT, and MCV values were determined in blood samples from (a) alcoholics (drinking more than 100 9 alcohol/day; n=47) and (b) healthy volunteers, teetotalers from the Church of Saints of Later Days (n=34). At the time of sampling alcoholics were presently drinking or had been abstinents for no more than six weeks. ROC curves were used to determine the best cut-off point for each marker. Results: Sensitivity was found to be similar for all three markers. Specificity was found higher for GGT (90.9%) and CDT (91.0%). The combined use of MCV, GGT and CDT, that is, when at least one of the markers is altered, was shown to detect 83% of the patients. No correlation was observed between the markers and the level of alcohol intake. Conclusions: CDT could be of value as a marker to detect heavy drinking when used with GGT and MCV values combined. CDT is particularly higher in drinking alcoholics and remains significantly high for at least six weeks after they stop drinking.(Rev Méd 2001; 129: 375-81)
(Key-Words: Alcohol drinking; Alcoholism; gamma-Glutamyltransferase; Transferrin)

Recibido el 30 de octubre de 2000. Aceptado en versión corregida el 27 de febrero, 2001.
Trabajo financiado por Proyecto Fondecyt #1960840
Departamento de Gastroenterología y Laboratorio Clínico, Pontificia Universidad Católica de
Chile. Facultad de Ciencias Químicas y Farmacéuticas, Universidad de Chile.
1Enfermera Universitaria, 2Tecnólogo Médico, 3Químico Farmacéutico

Los individuos que consumen alcohol en exceso generalmente declaran beber una cantidad menor a la que en verdad consumen. Hay dos tipos de instrumentos para evaluar estas situaciones. Uno de ellos es el de los cuestionarios breves sistematizados para la detección de dependencia alcohólica1. El otro es el de los marcadores biológicos. Los marcadores biológicos de uso habitual, la gammaglutamil transpeptidasa (GGT) y el volumen corpuscular medio (VCM), poseen un valor predictivo limitado. Por ello se necesita disponer de marcadores de mayor sensibilidad y especificidad, o que al menos que combinados con los anteriores logren mejorar la detección de la ingesta crónica de alcohol en exceso.

Existen normalmente en el suero isoformas de transferrinas deficientes en sus trisacáridos terminales (TCD). Estas están aumentadas en los individuos que consumen habitualmente cantidades exageradas de alcohol. El alcohol altera la actividad de la enzima de membrana sialil-transferasa, responsable de la adición de ácido N-acetil neuramínico a glicoproteínas como la transferrina, lo que resulta un exceso de esta variable en el suero de los bebedores excesivos de alcohol, evaluada en relación a la transferrina total2,3. La utilidad de TCD no ha sido aún evaluada en nuestros pacientes y de acuerdo a sus modalidades de ingesta.

Los objetivos de este trabajo son estudiar: 1) la sensibilidad y especificidad de la prueba de TCD, 2) la relación entre la magnitud de la ingesta y su nivel sérico, 3) su utilidad relativa con respecto al VCM y a la GGT.

MATERIAL Y MÉTODO

Los pacientes fueron referidos para este estudio desde una clínica psiquiátrica, donde habían acudido para su tratamiento de desintoxicación por alcoholismo. En entrevista estructurada se inquirió por la duración, magnitud y modalidad de la ingesta. La ingesta de alcohol se cuantificó en gramos por día. Se seleccionó 47 hombres (promedio de edad de 42 años, con un rango entre 24 y 64 años) que reconocían una ingesta excesiva continua de alcohol por más de 5 años, que estaban bebiendo actualmente o en abstinencia no mayor a seis semanas. Se estableció la ingesta diaria de alcohol en las semanas recientes. Como grupo control se utilizó a 34 voluntarios hombres (promedio de edad de 37 años, con un rango entre 20 y 58 años) que se declaraban abstemios totales por razones religiosas. En todos los pacientes y controles se efectuó un examen físico que permitió descartar la existencia de signos clínicos de daño hepático crónico. Se tomó una muestra de sangre venosa para efectuar determinación del VCM y niveles séricos de GGT por métodos rutinarios. El suero fue almacenado a -70°C para ulteriormente determinar los niveles de TCD. La determinación de transferrina total y TCD se efectuaron por un método inmunoturbidimétrico (Kit Boehringer-Mannheim), después de elución en columnas de intercambio iónico1,2. Los valores de TCD se expresaron como el porcentaje de la transferrina total.

Análisis estadístico. Se utilizó la prueba t de Student para muestras no pareadas con un nivel de significancia alfa: 0,05 y ß: 0,90. Las curvas ROC (Receiver Operating Curve)4 se construyeron incluyendo los datos de bebedores y abstemios, utilizando el paquete MedCalc.

RESULTADOS

En la Tabla 1 se compara los promedios ± DE de TCD, VCM y GGT entre los controles abstemios y los bebedores. Existió un aumento significativo de los tres marcadores en los bebedores respecto a los abstemios. TCD en abstemios fue 4,3±0,17% y en bebedores 5,7±2,2% (p<0,001); GGT en abstemios fue 33,8±29,7 U/L y en bebedores 105,6±123,4 U/L (p<0,002); VCM en abstemios fue 99,1±3,2 µ3 y en bebedores 94,5 µ3 (p<0,0001). En la Tabla 2 se compara los niveles de los 3 marcadores entre los, abstemios y los bebedores, diferenciados según la duración de la abstinencia haya sido < 8 ó ≥8 días. Se observa que ambos grupos de bebedores los tres marcadores tienen valores promedios significativamente mayores a los abstemios, pero que no hay diferencias entre el grupo de bebedores con ingesta actual o abstinencia menor a ocho días respecto al grupo de bebedores con abstinencia >7 días. En la Figura 1 se grafica los valores obtenidos en VCM, GGT y TCD en función de la magnitud de la ingesta alcohólica reciente. No hay correlación entre el valor del marcador y la magnitud de la ingesta para ninguno de los tres marcadores. En 10 bebedores no hubo alteración de ninguno de los tres marcadores; en 7 de ellos la ingesta diaria fue inferior a 40 g de alcohol. En la Figura 2 se muestra las curvas ROC para la VCM, y GGT, TCD con los puntos de corte elegidos. Para la VCM el punto de corte fue de 91 µ3, lo que determina una sensibilidad de 63,4%, con intervalo de confianza (IC) de 46,8% a 77,9% y una especificidad de 73,2%, (IC: 54,5%-86,7%). Este punto de corte para VCM permite distinguir a bebedores de controles con un p=0,0001. Para la GGT el punto de corte fue de 49 U/L, con una sensibilidad de 59,1% (IC: 43,4%-73,7%) y una especificidad de 90,9% (IC: 75,6%-98,0%). Este punto de corte para GGT permite distinguir a bebedores y abstemios con un p=0,024. Para TDC el punto de corte fue 5,33%, con una sensibilidad de 55% (IC: 38,8%-64,6%) y una especificidad de 91,0% (IC: 80,3%-99,1%) Este punto de corte permite distinguir a bebedores de controles con un p=0,0008. Entre los controles hubo dos que tuvieron valores de TCD por sobre el punto de corte. Uno de ellos tenía también aumento de los valores de GGT y VCM. En otros tres controles la GGT fue el único valor alterado, así como en otros cuatro la VCM estaba aumentada. En la Tabla 3 se observa el número de bebedores con aumento de cada uno de los tres marcadores por sobre el punto de corte calculado y la concordancia entre ellos. No se observó correlación entre los valores de los niveles séricos de los tres marcadores. La VCM fue el único marcador alterado en dos casos, la GGT lo fue en tres y la TCD en seis. En la Tabla 4 se muestra como el uso combinado de los tres marcadores. Utilizando una estrategia de uso en secuencia y comenzando por VCM, su aumento está presente en el 62% de los bebedores; al agregar GGT se aumenta la identificación al 70% de los pacientes; la determinación de TCD permite llegar a identificar at 83% de los bebedores.




Figura 1: Relación entre la ingesta diaria de etanol y los valores para (A) Volumen Corpuscular Medio, (B) Gammaglutamiltransferasa y (C) Transferrina carbohidrato-deficiente. No se observa correlación significativa para ninguno de los tres marcadores.
 
FIGURA 1.A
 
FIGURA 1.B  
FIGURA 1.C



Figura 2: Curvas ROC para (A) Volumen Corpuscular Medio, (B) Gammaglutamiltransferasa y (C) Transferrina carbohidrato-deficiente. Se destaca el puntos de cortes elegidos en cada una de ellas, que permite distinguir entre bebedores y abstemios con la mejor relación entre sensibilidad y especificidad.
 
 


DISCUSIÓN

Hubo un aumento significativa de los tres marcadores, GGT, VCM y TCD en los bebedores respecto a los abstemios. No hubo correlación entre la magnitud de la ingesta de alcohol y el nivel de aumento de los tres marcadores empleados. Los marcadores tuvieron una sensibilidad similar y moderada; la especificidad fue mejor y en grado similar para TCD y GGT.

En el grupo de bebedores los valores estuvieron aumentados incluso si declaraban una abstinencia actual de hasta 6 semanas. Sin ambargo, hubo algunos pacientes del grupo control con aumento aislado de uno de los tres marcadores y en particular uno de ellos en el cual los tres marcadores estaban alterados. El aumento de la GGT y de la VCM puede deberse a razones otras que la ingesta de alcohol. En el caso del control abstemio con alza de los tres marcadores, cabe la fuerte sospecha de que se trate de un bebedor exagerado oculto. Es necesario destacar a este respecto la gran dificultad de asegurar la veracidad de los datos aportados por pacientes y controles y su repercusión sobre la certeza de los resultados obtenidos.

En prácticamente todos los trabajos publicados, la especificidad de TCD supera a la de los otros marcadores, mientras que su sensibilidad varía en un amplio rango. Por otro lado, la capacidad diagnóstica mejora asociando los marcadores5-17. En nuestro grupo de estudio, los tres marcadores empleados tuvieron una sensibilidad similar y moderada, mientras que la especificidad fue mejor y en grado similar para TCD y GGT. Estos resultados son similares a los efectuados por otros utilizando curvas ROC9. La elección de un punto de corte determinado en la curva ROC depende si se quiere privilegiar la detección de bebedores ocultos (sensibilidad) o si se requiere descartar el consumo excesivo de alcohol (especificidad). En este caso, nuestros puntos de corte seleccionados representan el mejor compromiso entre ambos. En estos términos, el uso combinado de los tres marcadores biológicos permitió detectar una mayoría de los bebedores exagerados. Puesto que hay fácil disponibilidad de VCM y GGT, la estrategia menos costosa podría iniciarse con VCM y GGT, reservando TCD para los casos negativos o aquellos en que se sospeche falsos positivos. Por su alta especificidad, TCD es el mejor marcador de abstinencia.

Al igual que otros investigadores11, en este estudio no encontramos correlación entre la magnitud de la ingesta de alcohol y el nivel de aumento de los tres marcadores empleados. Sin embargo, estudios longitudinales efectuados en los mismos pacientes muestran que el monitoreo con TCD es particularmente útil, debido a su corta vida media (17±4 días)15. Aunque algunos han encontrado menor sensibilidad de TCD en mujeres9, otros estudios no han encontrado diferencias con los hombres16,17.

En conclusión, la TCD, combinada con los marcadores convencionales VCM y GGT, es una prueba útil para la detección de bebedores exagerados actuales o con una abstinencia de hasta por lo menos seis semanas, aportando mayor sensibilidad y especificidad al diagnóstico de bebedores exagerados de alcohol.

Correpondencia a: JC Glasinovic R. Departamento de Gastroenterología, PUC. E-mail jglasino@rdc.cl

REFERENCIAS

1. Beresford TP, Blow FC, Hill R. Comparison of CAGE questionnaire and computer assisted laboratory profiles in screening for covert alcoholism. Lancet 1990; 336:482-5        [ Links ]

2. Stibler H. Carbohydrate-deficient transferrin in serum: a new marker of potentially harmful consumption reviewed. Clin Chem. 1991; 37:2.029-37.        [ Links ]

3. Cotton F, Adler M, Dumon J, Boeynaems JM, Gulbis B. A simple method for carbohydrate-deficient transferrin measurements in patients with alcohol abuse and hepato-gastroentestinal diseases. Ann Clin Biochem 1998; 35:268-73.        [ Links ]

4. Swets JA, Dawes RM, Monoham J. Better decisions trough science. Scientific American 2000; 70-5.        [ Links ]

5. Aital GP, Thornes H. Dwarakanath AD, Tanner AR. Measurement of carbohydrate-deficient transferrin (CDT) in a general medical clinic: is this test useful in assessing alcohol consumption. Alcohol Alcohol 1998; 33: 304-9.        [ Links ]

6. Behrens UJ, Worner TM, Lieber CS. Changes in carbohydratedeficient levels after alcohol withdrawal. Alcohol Clin Exp Res 1988; 12: 539-44.        [ Links ]

7. Gjerde H, Johnsen J, Bjorneboe A, Bjorneboe GE, Morland J. A comparison of serum carbohydrate-deficient transferrin with other biological markers of excessive drinking. Scand J Clin Lab Invest 1988; 48: 1-6.        [ Links ]

8. Bell H, Tallaksen CM, Try K, Haug E. Carbohydrate-deficient transferrin and other markers of high alcohol consumption: a study of 502 patients admitted consecutivaly to a medical departament. Alcohol Clin Exp Res 1994; 18: 1103-8.        [ Links ]

9. Yersin B, Nicolet JF, Decrey H, Burnier M, et al. Screening for excessive drinking. Comparative value of carbohydrate-deficient transferrin, gamma-glutamyltranferase, and mean corpuscular volume. Arch Intern Med 1995; 155:1907-11.        [ Links ]

10. Meregalli M, Giacomini V, Lino S, DeFeo T et al. Carbohydrate-deficient transferrin in alcohol and nonalcohol abusers with liver disease. Alcohol Clin Exp Res 1995; 19:1525-7.        [ Links ]

11. Helander A, Carlsson AV, Borg S. Longitudinal comparison of carbohydrate-deficient transferrin and gamma-glotamyl transferase: complementary markers of excessive alcohol consumption. Alcohol Alcohol 1996; 31: 101-7.        [ Links ]

12. Rubio M, Caballería J, Deulofeu R et al. Carbohydrate-deficient transferrin as a marker of alcohol consumption in male patients with liverdisease. Alcohol Clin Exp Res 1997; 21: 923-7.        [ Links ]

13. Saini RS, Pettinati HM, Semwanga AE, O’Brien CP. Carbohydrate-deficient transferrin: an investigative biochemical marker of heavy alcohol consumption. Psychopharmacol Bull 1997; 33: 171-5.        [ Links ]

14. Mundle G, Ackermann K, Munkes J, Steinle D, Mann K. Influence of age, alcohol consumption and abstinence on the sensivity of carbohydrate-deficient tranferrin, gamma-glutamyltransferase and mean corpuscular volume. Alcohol Alcohol 1999; 34: 760-6.        [ Links ]

15. Reynaud M, Hourcade F, Planche F, Albuisson E, Meunier MN, Planche R. Usefulness of carbohydrate-deficient transferrin in alcoholic patients with normal gamma-glutamyltranspeptidase. Alcohol Clin Exp Res 1998; 22: 515-8.        [ Links ]

16. Stibler H, Dahlgren L, Borg S. Carbohydrate-deficient transferrin (CDT) in serum in women with early alcohol addiction. Alcohol 1988; 5: 593-8.        [ Links ]

17. Allen JP, Litten RS, Fertig JB, Sillanaukee P. Carbohydrate-deficient transferrin gamma-glutamyltransferase, and macrocytic volume as biomarkers of alcohol problems in women. Alcohol Clin Exp Res 2000; 24:492-6.        [ Links ]

Creative Commons License Todo o conteúdo deste periódico, exceto onde está identificado, está licenciado sob uma Licença Creative Commons