SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.129 número7Mutaciones de línea germinal del proto-oncogen ret en pacientes chilenos con cáncer medular tiroideo hereditario y esporádico índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista médica de Chile

versión impresa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile v.129 n.7 Santiago jul. 2001

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872001000700001 

Prevalencia familiar de patologías
metabólicas en pacientes con
síndrome de ovario poliquístico

Prevalence of metabolic disorders
among family members of patients
with polycystic ovary syndrome

Ricardo Benítez M, Teresa Sir-Petermann, Alberto Palomino A,
Bárbara Angel B1, Manuel Maliqueo Y1, Francisco Pérez B2,
Marcelo Calvillán C3

Correspondencia a: Teresa Sir-Petermann. Laboratorio de Endocrinología y Metabolismo. Facultad de Medicina Occidente, Universidad de Chile. Las Palmeras 299, Int. Quinta Normal. e-mail:tsir@entelchile.net.

Background: About 60% of patients with polycystic ovary syndrome (PCOS) have insulin resistance, predisposing them to the premature coronary disease and type 2 -diabetes mellitus. However, the history of metabolic disorders in family members of patients with PCOS has been seldom documented in the literature. Aim: To evaluate the family profile of metabolic disorders of PCOS patients and to determine their relative risk of developing one of them in comparison to a control group. Patients and Methods: Sixty PCOS patients were evaluated. The control group were 60 normal women. The data were obtained from the clinical history and personal interview with the patients, the controls and their relatives (brothers, parents and grandparents). The metabolic disorders considered were: dyslipidemia, obesity, hypertension and diabetes. Results: The ages were similar between groups (PCOS: 24.0 ± 6.3; control group: 24.8 ± 6.2 years). The prevalence of metabolic disorders was 62% in the relatives of the PCOS patients and 27.8% in the relatives of the control group (p <0.005). The probability to develop a metabolic disorder within the family was 2.7 (2.2-3.3) fold higher in the PCOS group compared to the control group. The risk of developing hypertension, dyslipidemia, obesity and diabetes was 2.1 (1.5-2.9); 1.8 (1.5-2.7); 3.6 (2.6-4.9) and 2.7 (1.8-3.9), respectively, in the PCOS group compared to the control group. Conclusions: The probability of finding a metabolic disorder in the families of PCOS patients, is 2.7 fold higher than in the control group families. The metabolic disorders are more frequent in parents and grandparents of the PCOS patients than in those of normal women (Rev Méd Chile 2001; 129: 707-12).
(Key-Words: Insulin resistance; Polycystic ovary syndrome; Reproductive, medicine)

Recibido el 6 de marzo, 2001. Aceptado el 24 de abril, 2001.
Financiado por: Proyecto FONDECYT 1000973 y Fundación Alexander von Humboldt.
Laboratorio de Endocrinología y Metabolismo, Unidad de Endocrinología, Departamento
de Medicina, Facultad de Medicina Occidente, Universidad de Chile, Hospital San Juan de
Dios. Instituto de Investigaciones Materno Infantil, Unidad de Reproducción, Facultad de
Medicina Centro, Universidad de Chile, Hospital San Borja-Arriarán. Laboratorio de
Biología Molecular, Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos, Universidad de Chile.
1Estudiante de Magíster en Ciencias Biológicas.2Doctor en Ciencias Biológicas. 3Bioquímico

El hiperandrogenismo ovárico funcional o síndrome de ovario poliquístico (SOP), es uno de los trastornos endocrinológicos más frecuentes en las mujeres en edad reproductiva (5-10%)1-3. Se define actualmente como la presencia de irregularidad menstrual (oligomenorrea y/o amenorrea por anovulación desde la menarquia), hiperandrogenismo clínico (hirsutismo, acné, seborrea) o de laboratorio (aumento de los andrógenos circulantes) y ausencia de otras causas de hiperandrogenismo, como hiperplasia suprarrenal congénita, síndrome de Cushing o tumores secretores de andrógenos4.

Alrededor del 30 a 60% de las pacientes presentan insulino resistencia5-7, independiente de la obesidad, condición que las predispone a desarrollar cardiopatía coronaria y/o diabetes tipo 2 las que pueden iniciarse a edades más tempranas en comparación con la población general8-13. Actualmente se ha reconocido al SOP como un factor de riesgo de enfermedades crónicas asociadas a insulino resistencia, tales como: hipertensión arterial14, dislipidemias15-17, lo que conlleva al desarrollo de una enfermedad cardiovascular18-21.

No obstante, los antecedentes de patologías crónicas asociadas a la insulino resistencia en familiares de pacientes con SOP han sido escasamente evaluados en la literatura22.

El objetivo del presente trabajo fue determinar el antecedente de patologías metabólicas en familiares de pacientes con SOP y establecer el riesgo relativo de presentar alguna de ellas en comparación a un grupo control constituido por mujeres fértiles pareadas por edad.

MATERIAL Y MÉTODO

Se entrevistaron 60 pacientes con SOP que consultaron por alteraciones menstruales (oligoamenorrea y/o amenorrea), signos clínicos de hiperandrogenismo e infertilidad en los Policlínicos de Endocrinología del Hospital San Juan de Dios e Infertilidad del Hospital San Borja Arriarán.

Criterios de inclusión: hirsutismo, alteraciones del ciclo menstrual (amenorrea u oligomenorrea), concentración de testosterona sérica >0,6 ng/ml, y/o índice de andrógenos libres (IAL) >5; además, debían presentar alteraciones ecográficas compatibles con síndrome de ovario poliquístico de acuerdo a los criterios de Adams et al22.

Grupo control. Estuvo constituido por 60 puérperas sanas, con el antecedente de ciclos menstruales regulares y sin evidencia de hiperandrogenismo, provenientes de las maternidades de ambos hospitales.

Antecedentes. Fueron obtenidos de la ficha clínica y de la entrevista personal de los investigadores con los casos, los controles y sus padres. Los antecedentes gineco-obstétricos consignados en las mujeres estudiadas fueron: regularidad menstrual, partos, abortos y peso de nacimiento. Las patologías metabólicas consignadas de los familiares fueron: hipertensión arterial, diabetes, obesidad y dislipidemia. Se incluyeron los datos de los hermanos, padres, abuelos paternos y maternos.

Control ético: Ambos grupos de mujeres entregaron su consentimiento por escrito para participar en este estudio. El protocolo fue aprobado por el Comité de Etica Médica de los Hospitales San Borja Arriarán y San Juan de Dios.

Análisis estadístico: La significación de los datos se determinó por Ji cuadrado (c2), con un nivel de significación p <0,05, para los antecedentes gineco-obstétricos, para las patologías metabólicas y por parentesco en el grupo SOP y grupo control15. Se definió odd ratio como la razón de productos cruzados de los familiares de las mujeres SOP y los del grupo control con las patologías metabólicas y sin ellas. Se estableció el odd ratio para los familiares de las mujeres SOP y los del grupo control para hipertensión, dislipidemia, obesidad y diabetes. El intervalo de confianza fue del 95%. Los valores se expresan como promedio ± desviación estándar.

RESULTADOS

La Tabla 1 resume los antecedentes clínicos de los dos grupos de mujeres encuestadas. Como muestra la tabla, la edad promedio de las pacientes con SOP fue 24,7 ± 6,3 años y la de los controles 24,8 ± 6,2 años. El índice de masa corporal (IMC) fue significativamente mayor en el grupo SOP. Los controles presentaron ciclos regulares de 28 a 35 días en promedio. Las pacientes con SOP presentaron ciclos irregulares con oligomenorrea y amenorrea. El número de partos fue significativamente mayor en el grupo control que en el grupo SOP; por el contrario, el número de abortos fue significativamente mayor en este último grupo. El peso de nacimiento promedio en el grupo SOP fue 2.935 ± 510 g y el del grupo control fue 3.354 ± 528 g, lo cual mostró una diferencia significativa (p <0,05). Lo mismo se observó al analizar las pacientes y controles de acuerdo a un peso de nacimiento < 2.500 g.


En la Tabla 2 se muestra la prevalencia de patologías metabólicas por grupo y su respectivo odd ratio. La prevalencia observada en los familiares fue 27,8% para los controles y 62% para los pacientes SOP (p <0,005). El riesgo de presentar una patología metabólica familiar fue 2,7 (2,2-3,3) veces mayor en el grupo SOP que en el grupo control. Los riesgos de presentar hipertensión arterial fue 2,1 (1,5-2,9), diabetes 2,7 (1,8-3,9), obesidad 3,6 (2,6-4,9) y dislipidemia 1,8 (1,5-2,7) veces mayor que el grupo control.


La distribución familiar por patología metabólica se presenta en la Tabla 3. Se observa una mayor prevalencia de hipertensión, diabetes y obesidad en padres y abuelos SOP en comparación al grupo control.


DISCUSIÓN

En el presente estudio logramos establecer que la prevalencia y el riesgo de desarrollar patologías metabólicas asociadas a la insulino resistencia tales como dislipidemia, obesidad, hipertensión arterial y diabetes mellitus 2 es mayor en los familiares de pacientes con SOP que en los de mujeres con ciclos menstruales normales y fertilidad comprobada. De acuerdo a los antecedentes familiares, las mujeres con SOP tendrían un mayor riesgo de presentar enfermedades metabólicas, lo que sugiere una carga genética distinta al de las mujeres normales.

A pesar de que el SOP es una patología con una fuerte agregación familiar23-25 su tipo de herencia ha sido difícil de determinar debido a la heterogeneidad de las manifestaciones clínicas y ausencia de un fenotipo masculino26. Además, se ha postulado que deberían coexistir por lo menos dos tipos de fallas genéticas para que se exprese el SOP. Una relacionada a la alteración de la biosíntesis esteroidal27,28 y otra relacionada a la insulino resistencia9,29. A pesar que en la actualidad se acepta que sobre el 60% de las mujeres con SOP presentan insulino resistencia y que ésta condiciona en ellas un mayor riesgo de complicaciones metabólicas y cardiovasculares, los estudios de herencia se han relacionado fundamentalmente con el hiperandrogenismo y la morfología ovárica, evaluada por ecografía30,36 y no con el componente metabólico del SOP. En la literatura, los antecedentes de patologías crónicas asociadas a la insulino resistencia en familiares de pacientes con SOP han sido escasamente evaluados. Uno de estos estudios establece una alta prevalencia de intolerancia a la glucosa y diabetes 2 en las familias de pacientes con SOP24, lo que sería concordante con nuestras observaciones. El otro estudio21 sugiere que habrían niveles elevados de insulina en los familiares de primer grado de las pacientes con SOP, lo que es concordante con una mayor prevalencia de insulino resistencia y por ende de complicaciones metabólicas en estas familias.

A pesar de la escasa información de la literatura y que nuestro estudio se basa en encuestas, podemos concluir que la prevalencia de enfermedades metabólicas en las familias de las pacientes con SOP es significativamente mayor que en las de mujeres sanas. Este concepto, aparentemente simple, es de vital importancia ya que por un lado significa que las pacientes con SOP, por su carga genética, tienen una mayor probabilidad de desarrollar una patología metabólica y que los familiares de pacientes con SOP constituirían una población de alto riesgo. Lo anterior lleva además implícito que el SOP podría ser considerado un marcador de una patología familiar, debido a que identifica riesgos metabólicos y cardiovasculares y que el diagnóstico oportuno de SOP no sólo permitiría instaurar medidas terapéuticas y preventivas en los sujetos afectados sino que también en el grupo familiar.

En síntesis, las pacientes con SOP, así como sus familiares, tienen un alto riesgo de desarrollar una patología metabólica, por lo que la prevención de la obesidad y la insulino resistencia, con recomendación dietaria y control de peso, son necesarias para postergar el inicio precoz de alguna de ellas. En ellos, el uso preventivo de drogas que disminuyen la hiperinsulinemia y/o aumentan la sensibilidad tisular a la insulina, podría ser particularmente beneficioso, debido a que reducen los factores de riesgo asociados a la insulino resistencia.

REFERENCIAS

1. Hull MG. Epidemiology of infertility and polycystic ovarian disease: endocrinological and demographic studies. Gynecol Endocrinol 1987; 1: 235-45.        [ Links ]

2. Polson DW, Adams J, Wadsworth J, Franks S. Polycystic ovaries: a common finding in normal women. Lancet 1988; 1: 870-2.        [ Links ]

3. Franks S. Polycystic Ovary Syndrome. N Engl J Med 1995; 333: 853-61.        [ Links ]

4. Zawdaski JK, Dunaif A. Diagnostic criteria for polycystic ovary syndrome: towards a rationale approach. En: Polycystic Ovary Syndrome, ed. por Dunaif A, Givens JR, Haseltine F, Merriam GR, Boston: Blackwell; 1992; 377-84.        [ Links ]

5. Dunaif A. Insulin resistance and the polycystic ovary syndrome: mechanism and implications for pathogenesis. Endocrine Rev 1997; 18: 774-800.        [ Links ]

6. Burghen GA, Givens JR, Kitabchi AE. Correlation of hyperandrogenism with hyperinsulinism polycystic ovary disease. J Clin Endocrinol Metab 1980; 50: 113-6.        [ Links ]

7. Barbieri RL, Hornstein MD. Hyperinsulinemia and ovarian hyperandrogenism: cause and effect. Endocrinol Metab Clin North Am 1988; 17: 685-703.        [ Links ]

8. Björntorp P. Hyperandrogenicity in women a prediabetic condition? J Int Med 1993; 234: 579-83.        [ Links ]

9. Dunaif A. Hyperandrogenic anovulation (PCO): A unique disorder of insulin action associated with an increased risk of insulin-dependent diabetes mellitus. Am J Med 1995; 98 (Suppl 1A): 33S-39S.        [ Links ]

10. Dunaif A, Graf M, Mandeli J, Laumas V, Dobrjansky A. Characterization of groups of hyperandrogenic women with acanthosis nigricans, impaired glucose tolerance and/or hyperinsulinemia. J Clin Endocrinol Metab 1987; 65: 499-507.        [ Links ]

11. Manson JE, Colditz GA, Stampfer MJ, Willett WC, Krolewski AS, Rosner B et al. A prospective study of maturity-onset diabetes mellitus and coronary heart disease and stroke in women. Arch Intern Med 1991; 151: 1141-7.        [ Links ]

12. Nestler JE. Role of hyperinsulinaemia in the pathogenesis of the polycystic ovary syndrome, and its clinical implications. Semin Reprod Endocrinol 1997; 15: 111-22.         [ Links ]

13. Utiger RD. Insulin and the polycystic ovary syndrome. N Engl J Med 1996; 335: 657-8.        [ Links ]

14. Sampson M, Kong C, Patel A, Unwin R, Jacobs HS. Ambulatory blood pressure profiles and plasminogen activator inhibitor (PAI-1) activity in lean women with and the polycystic ovary syndrome. Clin Endocrinol 1996; 45: 623-9.        [ Links ]

15. Colditz GA, Martin P, Stampfer MJ, Willett WC, Sampson L, Rosner B et al. Validation of questionnaire information on risk factors and disease outcomes in a prospective cohort study of women. Am J Epidemiol 1986; 123: 894-900.        [ Links ]

16. Robinson S, Henderson AD, Gelding SV, Kiddy D, Niththyananthan R, Bush A et al. Dyslipidaemia is associated with insulin resistance in women with polycystic ovaries. Clin Endocrinol 1996; 44: 277-84.        [ Links ]

17. Meirow D, Raz I, Yossepowitch O, Brzezinski A, Rosler A, Schenker JG et al. Dyslipidaemia in polycystic ovary syndrome: different groups, different aetiologies? Hum Reprod 1996; 11: 1848-53.        [ Links ]

18. Dahlgren E, Janson PO, Johansson S, Lapidus L, Oden A. Polycystic ovary syndrome and risk for myocardial infarction. Evaluated from a risk factor model based on a prospective population study. Acta Obstet Gynaecol Scand 1992; 71: 599-604.        [ Links ]

19. Birdsall MA, Farquhar CM, White HD. Association between polycystic ovaries and extent of coronary artery disease in women having cardiac catherization. Ann Intern Med 1997; 126: 32-5.        [ Links ]

20. Wild RA. Obesity, lipids, cardiovascular risk and androgen excess. Am J Med 1995; 98 Suppl: 27S-32S.        [ Links ]

21. Kahsar-Miller M, Azziz R. The development of the polycystic ovary syndrome: family history as a risk factor. Trends Endocrinol Metab 1998; 9: 55-8.        [ Links ]

22. Adams J, Polson DW, Franks S. Prevalence of polycystic ovaries in women with anovulation and idiopathic hirsutism. BMJ 1986; 293: 355-9.        [ Links ]

23. Givens JW. Familial polycystic ovarian disease. Endocrinol Metab North Am 1988; 17: 1-17.        [ Links ]

24. Legro RS, Spielman R, Urbanek M, Driscoll D, Strauss J, Dunaif A. Phenotype and Genotype in Polycystic Ovary Syndrome. Recent Prog Horm Res 1998; 53: 217-56.        [ Links ]

25. Franks S, Gharani N, Waterworth D, Batty S, White D, Williamson R, Mc Carthy M. The genetic basis of polycystic ovary syndrome. Hum Reprod 1997; 12: 2641-8.        [ Links ]

26. Carey AH, Chan KL, Short F, White DM, Williamson R, Franks S. Evidence for a single gene effect in polycystic ovaries and male pattern baldness. Clin Endocrinol 1993; 38: 653-8.        [ Links ]

27. Franks S, Ghrani N, Waterworth D, Batty S, Williamson R, McCarthy M. Current development in the molecular genetics of the polycystic ovary syndrome. TEM 1998; 9: 51-2.        [ Links ]

28. Gharani N, Waterworth DM, Batty S, White D, Gilling-Smith C, Conway GS, McCarthy M, Franks S, Williamson R. Association of the steroid synthesis gene CYP11a with polycystic ovary syndrome and hyperandrogenism. Hum Mol Genet 1997; 6: 397-402.        [ Links ]

29. Dunaif A, Xia J, Book CB, Schenker E, Tang Z. Excessive insulin receptor phosphorylation in cultured fibroblast and in skeletal muscle. J Clin Invest 1995; 96: 801-10.        [ Links ]

30. Cooper HE, Spellacy WN, Prem KA, Cohen WD. Hereditary factors in the Stein Leventhal syndrome. Am J Obstet Gynecol 1968; 100: 371-87.        [ Links ]

31. Givens JR. Familial ovarian hyperthecosis: A study of two families. Am J Obstet Gynecol 1971; 11: 959-72.        [ Links ]

32. Ferriman D, Purdie AW. The inheritance of polycystic ovarian disease and a possible relationship to premature balding. Clin Endocrinol 1979; 11: 291-300.        [ Links ]

33. Hague WM, Adams J, Reeders ST, Peto TE, Jacobs HS. Familial polycystic ovaries: a genetic disease? Clin Endocrinol 1988; 29: 593-605.        [ Links ]

34. Lunde O, Magnus P, Sandvik L, Hoglo S. Familial clustering in the polycystic ovarian syndrome. Gynecol Obstetric Invest 1989; 28: 23-30.        [ Links ]

35. Carey AH, Chan KL, Short F, White D, Williamson K, Franks S. Evidence for a single gene effect causing polycystic ovaries and male pattern baldness. Clin Endocrinol 1993; 38: 653-8.        [ Links ]

36. Norman RJ, Masters S, Hague W. Hyperinsulinemia is common in family members of women with polycystic ovary syndrome. Fertil Steril 1996; 66: 942-7.        [ Links ]

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons