SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.129 número9Fibroelastoma papilar múltiple de válvula aórtica complicado de accidente vascular encefálico embólico.: Caso clínicoPoliposis múltiple juvenil no familiar: Caso clínico índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista médica de Chile

versión impresa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile v.129 n.9 Santiago set. 2001

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872001000900013 

Polirradiculopatía por citomegalovirus
en 2 pacientes con SIDA: tratamiento
exitoso con terapia anti retroviral
de alto grado de actividad (TAAGA)

Polyradiculopathy caused by
cytomegalovirus in 2 aids patients
treated successfully with highly active
antiretroviral therapy (HAART)

Martín Lasso B, Jorge Pérez G, Luis M Noriega R,
Francisca Albert S, Patricia González A,
Andrea Malebrán R1

Correspondencia a: Martín Lasso B. Corporación de Investigaciones Médicas. Hospital Dr. Sótero del Río. Av. Concha y Toro: 3459 Puente Alto. Fono-Fax: 2955026. E-mail: mlasso@rdc.cl

We report two male patients with AlDS, aged 23 and 30 years old respectively. One was admitted due to a progressive weakness of the left leg and urinary and fecal incontinence. The other was admitted due to a progressive paraparesia without incontinence, but with a severe lumbar pain. In both patients polymerase chain reactions for cytomegalovirus in cerebrospinal fluid were positive. Treatment with ganciclovir, for 21 and 14 days respectively and highly active antiretroviral therapy was started. Both patients experienced recovery of their neurological deficits after 98 and 88 days of therapy, respectively. (Rev Méd Chile 2001; 129: 1061-4).
(Key Words: Acquired immunodeficiency syndrome; AIDS-related opportunistic infections; Ganciclovir; Polyradiculoneuritis)

Recibido el 27 de marzo, 2001. Aceptado el 26 de junio, 2001.
Unidad de Infectología y Servicio de Neurología Hospital Dr. Sótero del Río.
Clínica Familia. Fundación Pro Dignitatis Hominis.
1Enfermera Universitaria

Antes del advenimiento de la terapia anti retroviral de alto grado de actividad (TAAGA) entre el 24 y 44% de los pacientes VIH positivos desarrollaban enfermedad asociada al citomegalovirus (CMV) en algún momento de su enfermedad1. Característicamente en estos pacientes el CMV afecta a la retina, sistema nervioso central (SNC) y periférico, pulmones, esófago, colon y glándulas suprarrenales. La polirradiculopatía (PRP) es la manifestación más frecuente de la infección por CMV en el SNC. La gran mayoría de las veces el tratamiento de la PRP por CMV con ganciclovir, foscarnet o la asociación de estos dos fármacos ha sido poco exitoso2-6. Presentamos 2 casos de PRP por CMV con recuperación neurológica completa luego de un ciclo corto de ganciclovir y TAAGA concomitante.

Caso 1. Hombre de 23 años con SIDA ingresó al hospital por monoparesia. Veinte días antes de su ingreso tuvo dolor y disminución de la fuerza muscular en la extremidad inferior izquierda, 7 días antes se agregó incontinencia de esfínteres anal y vesical. Se inició TAAGA 4 días antes de su ingreso con zidovudina 600 mg/d, lamivudina 300 mg/d e indinavir 2400 mg/d, en ese momento tenía una carga viral (CV) de 300.000 copias RNA/ml y un recuento de linfocitos CD4 (L-CD4): 9 células/ml.

En el examen físico destacaba fiebre de 38°C; sus funciones mentales, los pares craneales y la fuerza de sus extremidades superiores (ES) eran normales. En la extremidad inferior (EI) izquierda existía una paresia de 2/5 distal y proximal con hipoestesia y reflejos rotuliano y aquileano abolidos.

El líquido cefalorraquideo (LCR) mostró una pleocitosis polimorfonuclear (Tabla 1). La reacción en cadena de polimerasa (RCP) en LCR para Micobacteria tuberculosa fue negativa, la RCP en LCR para CMV fue positiva con una antigenemia pp65 para CMV de 700 núcleos positivos por 400.000 células. La tomografía axial computarizada (TAC) cerebral y la resonancia nuclear magnética (RNM) de columna no mostraron alteraciones significativas.


Su evolución inicial fue hacia el deterioro con la aparición de paraplejia y persistencia de la fiebre. Ocho días luego de su ingreso se inicia ganciclovir (5 mg/kg, c/12h). Cultivos en sangre (bacterianos y micobacterianos), orina y deposición fueron negativa. Oftalmólogo detectó retinitis por CMV en ojo izquierdo sin compromiso visual. Luego de 21 días de tratamiento se suspende ganciclovir. El LCR de control mostró disminución de leucocitos, glucosa normal y proteínas elevadas (Tabla 1). La fiebre desapareció el día 35 y paulatinamente recuperó la función motora y sensitiva de sus EI, como también la función de sus esfínteres, el paciente es capaz de caminar luego de 98 días de hospitalización. En un control ambulatorio 60 días después de su egreso continuaba autovalente, con TAAGA CV de 130 copias RNA/ml y recuento de L-CD4 de 74 células/ml.

Caso 2. Hombre de 30 años, homosexual, consultó al hospital por paraparesia. Diez días antes de su ingreso presenta disminución de la fuerza en ambas extremidades inferiores y severo dolor dorso-lumbar. En el ingreso destacó paraparesia de 3/5 en EI derecha y de 4/5 en EI izquierda, hipoestesia en ambas EI sin compromiso esfinteriano y reflejos rotuliano y aquileano disminuidos.

Las radiografías y la RNM de columna dorso lumbar fueron normales. La prueba de ELISA para VIH resultó positiva. El LCR mostró pleocitosis con predominio polimorfonuclear (Tabla 1). La RCP en LCR para CMV fue positiva y la antigenemia pp65 para CMV mostró 42 núcleos positivos por 400.000 células. Diez días después de su ingreso se inició tratamiento con ganciclovir (5 mg/kg, c/12h). Evolución posterior fue hacia el deterioro llegando a la paraplejia, arreflexia y pérdida del control de esfínteres. Luego de 14 días de hospitalización se parte con TAAGA que incluía zidovudina 600 mg/d, lamivudina 300 mg/d e indinavir 2400 mg/d; en ese momento su CV era de 1.700.000 copias RNA/ml y su recuento de L-CD4 era de 45 células/ml. Paciente fue dado de alta sin recuperación neurológica luego de 24 días de hospitalización y 14 días de tratamiento con ganciclovir que fue suspendido. LCR de control mostró disminución de leucocitos, con glucosa normal e incremento de proteínas (Tabla 1). La TAAGA se mantuvo después del alta.

La mejoría neurológica fue paulatina, el paciente fue capaz de caminar y controlar esfínteres 88 días después de iniciada la TAAGA. El recuento de L-CD4 fue de 245 células/ml y la CV fue de 620 copias RNA/ml en un control ambulatorio 90 días después de su egreso.

DISCUSIÓN

Los dos casos presentados se ajustan al contexto clínico en el que ocurre la PRP por CMV: pacientes con SIDA y recuento de L-CD4 <100 células/ml4,5,7. Los síntomas y signos coinciden con lo que refiere la literatura: paraparesia o paraplejia e hiporreflexia en 100% de las veces, trastorno esfinteriano en el 94%, deficiencias sensitivas en el 80%, dolor lumbar bajo o de EI en 50 a 60% y fiebre en 40% de los casos; todo lo cual se desarrolla en un período menor a las 4 semanas4,6,7. El LCR característicamente muestra una pleocitosis polimorfonuclear de 650 células/ml promedio, las proteínas están elevadas y la glucosa baja6,7. Ante el cuadro clínico mencionado y con un LCR característico es necesario realizar el diagnóstico diferencial con meningo-mielitis por micobacteria, polirradiculopatía sifilítica, mielitis y síndrome del cono medular por Toxoplasma gondii, neoplasias (linfoma) y otras infecciones virales como la producida por el virus Herpes simplex 2 que es muy rara pero puede dar un cuadro clínico similar a la PRP por CMV7. La mielopatía vacuolar VIH también entra en el diagnóstico diferencial, ésta se manifiesta por paraparesia espástica, ataxia, pérdida de la sensación de posición y vibración, déficit del esfínter urinario y signo de Babinski positivo, el LCR no tiene más de 10 células y las proteínas están elevadas8. En los dos casos se descartó todas las enfermedades que entran en el diagnóstico diferencial.

Llama la atención sí la presencia de un ADA elevado en LCR (Caso 1). El ADA aumenta en las micobacteriosis, los linfomas y la meningitis por Criptococo neoformans pero no es algo propio de la PRP por CMV9,10.

El diagnóstico definitivo de la PRP por CMV lo entrega la anatomía patológica que demuestra infiltrados mononucleares, destrucción de axones e inclusión de CMV en las células de Schwamm y en las células epiteliales de la cauda equina y de las raíces nerviosas lumbosacras11. El cultivo para CMV si bien es altamente específico también es poco sensible12. Actualmente se aplican técnicas de RCP en SNC que resultan rápidas y confiables, para el caso de la PRP por CMV la RCP otorga una sensibilidad del 92% y una especificidad de 94%7; por otro lado, la cuantificación de genomas de CMV en el LCR parece ser el método más idóneo y que probablemente nos permitirá hablar de los pronósticos individuales en las infecciones del SNC por CMV13.

La antigenemia pp65 confirma la infección sistémica por CMV. Se ha demostrado una relación directa entre antigenemia pp65, RCP cuantitativa para CMV y cultivo para CMV en pacientes trasplantados14,15 (Tabla 2).


La mortalidad por PRP por CMV es de 66% a 100% dentro de los 12 meses siguientes al diagnóstico3,7. Más del 50% de estos decesos son debido a otra causa relacionada al SIDA3. Cuando la infección por CMV es la causa de muerte la sobrevida es de 5,4±1,8 semanas para los pacientes que no reciben tratamiento (ganciclovir y/o foscarnet) y de 14,6±9,4 semanas para los que sí lo reciben6.

Se han comunicado casos esporádicos de PRP por CMV con recuperación significativa luego de ciclos prolongados con ganciclovir y/o foscarnet3,6,16-18. No se dispone de información concerniente al uso de TAAGA en los casos de PRP por CMV publicados en los últimos años.

En nuestros 2 pacientes existió una recuperación satisfactoria alrededor de los 100 días de iniciada la TAAGA, coincidiendo aquello con un importante descenso de la CV e incremento de los L-CD4. Es evidente que la reconstitución del sistema inmunológico es un factor determinante en la curación de la PRP por CMV, se ha comprobado restauración de linfocitos T CD4 específicos para CMV y disminución de la replicación de CMV en respuesta a la TAAGA19,20. Nosotros pensamos que un diagnóstico rápido de la PRP por CMV con la administración inmediata de TAAGA idealmente asociada en su inicio a ganciclovir y/o foscarnet es el más apropiado enfoque terapéutico para esta infección oportunista.

REFERENCIAS

1. Hoover DR, Saah AJ, Bacellar H, Phair J, Detels R, Anderson R et al. Clinical manifestations of AIDS in the era of Pneumocystitis prophylaxis. N Eng J Med 1993; 329: 1922-6.        [ Links ]

2. Miller RG, Storey JR, Greco CM. Ganciclovir in the treatment of progressive AIDS-related polyradiculopathy. Neurology 1990; 40: 569-74.        [ Links ]

3. Kim YS, Hollander H. Polyradiculopathy due to Cytomegalovirus: Report of two cases in which improvement ocurred after prolonged therapy and review of the literature. Clin Infect Dis 1993; 17: 32-7.        [ Links ]

4. So YT, Olney RK. Acute lumbosacral polyradiculopathy in Acquired Immunodeficiency Syndrome: Experience in 23 patients. Ann Neurol 1994; 35: 53-8.        [ Links ]

5. Cohen BA. Prognosis and response to therapy of cytomegalovirus encephalitis and meningomyelitis in AIDS. Neurology 1996; 46: 444-50.        [ Links ]

6. Anders HJ, Goebel FD. Cytomegalovirus polyradiculopathy in patients with AIDS. Clin Infect Dis 1998; 27: 345-52.        [ Links ]

7. Miller RF, Fox JD, Thomas P, Waite JC, Sharvell Y, Gazzard BG et al. Acute lumbosacral polyradiculopathy due to cytomegalovirus in advanced HIV disease: CSF findings in 17 patients. J Neurol Neurosurg Psychiatry 1996; 61: 456-60.        [ Links ]

8. Di Rocco A. Diseases of the spinal cord in human immunodeficiency virus infection. Semin Neurol 1999; 19: 151-5.        [ Links ]

9. Martínez E, Domingo P, Ris J, Sambeat MA, Cadafalch J. Cerebrospinal fluid adenosine deaminase levels in a patient with Cryptococcal meningitis. Clin Infect Dis 1992; 15: 1061-2.        [ Links ]

10. Machado LD, Livramento JA, Spina-Franca A. Adenosine deaminase in the cerebrospinal fluid of patients with acquired immunodeficiency syndrome. Arq Neuropsiquiatr 1995; 53: 755-9.        [ Links ]

11. Eidelberg D, Sotrel A, Vogel H, Walker P, Kleefield J, Crumpacker CS. Progressive polyradiculopathy in acquired immune deficiency syndrome. Neurology 1986; 36: 912-6.        [ Links ]

12. Wolf DG, Spector SA. Diagnosis of human Cytomegalovirus central nervous system disease in AIDS patients by DNA amplification from cerebrospinal fluid. J Infect 1992; 166: 1412-5.        [ Links ]

13. Wildemann B, Hass J, Lynen N, Stingele K, Storch-Hagenlocher B. Diagnosis of Cytomegalovirus encephalitis in patients with AIDS by quantitation of cytomegalovirus genomes in cells of cerebrospinal fluid. Neurology 1998; 50: 693-7.        [ Links ]

14. Caliendo AM, St George K, Kao SY, Allega J, Tan BH, La Fontaine R et al. Comparison of quantitative cytomegalovirus (CMV) PCR in plasma and CMV antigenemia assay: clinical utility of prototype AMPLICOR CMV MONITOR test in transplant recipients. J Clin Microbiol 2000; 38: 2122-7.        [ Links ]

15. Weinberg A, Hodges TN, Li S, Cai G, Zamora MR. Comparison of PCR, antigenemia assay and rapid blood culture for detection and prevention of cytomegalovirus disease after lung transplantation. J Clin Microbiol 2000; 38: 768-72.        [ Links ]

16. Karmochkine M, Molina JM, Scieux C, Welker Y, Morinet F, Decazes JM. Combined therapy with Ganciclovir and Foscarnet for Cytomegalovirus Polyradiculomyelitis in patients with AIDS. Am J Med 1994; 97: 196-7.        [ Links ]

17. Domingo P, Puig M, Iranzo A, López-Contreras J, Ris J. Polyradiculopathy due to Cytomegalovirus infection: Report of two case in which an AIDS patient responded to Foscarnet therapy. Clin Infect Dis 1994; 18: 1019-20.        [ Links ]

18. Decker CF, Tarver JH, Murray DF, Martin GJ. Prolonged concurrent use of Ganciclovir and Foscarnet in the treatment of polyradiculopathy due to Cytomegalovirus in a patient with AIDS. Clin Infect Dis 1994; 19: 548-9.        [ Links ]

19. Komanduri KV, Viswanathan MN, Wieder ED, Schmidt DK, Bredt BI, Jacobson MA et al. Restoration of cytomegalovirus-specific CD4+ T-lymphocyte responses after ganciclovir and high active antiretroviral therapy in individuals infected with HIV-1. Nat Med 1998; 4: 953-6.        [ Links ]

20. O’Sullivan CE, Drew WL, McMullen DJ, Miner R, Lee JY, Kaslow RA et al. Decreased of cytomegalovirus replication in human immunodeficiency virus infected patients after treatment with high active antiretroviral therapy. J Infect Dis 1999; 180: 847-9.        [ Links ]

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons