SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.130 número1Resistencia de Streptococcus pneumoniæ a penicilina y su asociación con factores clínicos y epidemiológicos: Clinical and epidemiological aspectsMetodología clásica y molecular en la identificación de especies de Enterococcus spp índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista médica de Chile

versión impresa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile v.130 n.1 Santiago ene. 2002

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872002000100005 

Asociación entre el fenotipo fisura
labiopalatina no sindrómica y
marcadores de microsatélites ubicados
en 6p, 17q y 19q

Association study of the Nonsyndromic
Cleft Lip/Palate phenotype and
microsatellite markers located in 6p,
17q and 19q

Hernán Carreño Z1, José Suazo S2, Mónica Paredes A3,
José Solá A4, Jimena Valenzuela B5, Rafael Blanco C6

Correspondencia a: Dr. Rafael Blanco Castillo. Av Independencia 1027, Casilla 70061. Tel: (56-2) 678 6457. Fax: (56-2) 737 3158. E-mail: rblanco@machi.med.uchile.cl

Background: In the search of the major genes responsible for the genetic etiology of Nonsyndromic Cleft Lip and Palate (NSCLP), an association study between this malformation and four molecular markers, F13A1 and EDN1 (6p), D17S579 (17q) and BCL3 (19q), was done. Aim: To determine, in a Chilean population, the presence of NSCLP susceptibility regions, as proposed for Caucasian populations in the 6p, 17q and 19q chromosomal regions. Material and Methods: A sample of unrelated NSCLP patients, that belonged to Simplex (Sx) and Multiplex (Mx) families, was analyzed. Blood donors were used as a control group (Co). The DNA of the four markers was amplified by means of PCR, their products analyzed by PAGE denaturants and visualized by silver staining. Statistical analysis was performed using c2 log ratio. Results: Allele frequency distribution of D17S579 was significantly different in all patients with NSCLP and their subgroups, when compared to control subjects. Significant differences in EDN1 frecuency were observed between the total groups of NSCLP patients and those pertaining to the Mx subgroup, when compared to controls. Differences in F13A1 distribution were only observed between NSCLP-Mx patients and controls. There was a slight difference in BCL3 distribution, between the total sample of NSCLP patients and controls. Conclusions: Our results support the hypothesis of the existence of cleft susceptibility regions in 6p and 17q. The small significance of BCL3, suggests that ethnicity can influence the interactions between involved genes (Rev Méd Chile 2002; 130: 35-44).
(Key Words: Chromosomes, human; Cleft lip; Cleft palate; Genetic markers)

Recibido el 27 de noviembre, 2000. Aceptado en versión corregida el 27 de septiembre, 2001.
Trabajo financiado por Proyecto FONDECYP # 1980708.
Programa de Genética Humana, Instituto de Ciencias Biomédicas, Facultad de Medicina, Universidad de Chile.
1 Bioquímico
2 Tecnólogo Médico
3 Lic. en Biología, alumna de Doctorado en Ciencias Biomédicas
4 Alumno Carrera de Medicina
5 Alumno Carrera de Odontología
6 Cirujano Dentista

La fisura labiopalatina no sindrómica (FLPNS) es una malformación congénita cuya tasa de incidencia es variable y depende del origen étnico de la población en estudio. Estas tasas van desde 1,7/1000 nacidos vivos en asiáticos, 1/1000 en caucásicos, y 0,6/1000 en poblaciones de origen negroide1.

Los primeros estudios realizados para comprender el modo de herencia de la FLPNS se iniciaron formalmente en 1942 por Paul Fogh Andersen2, quien propuso un modo de herencia autosómico dominante con baja penetración. Posteriormente, diversos investigadores han propuesto distintos modos de herencia. Carter CO3, Fraser FC4 postulan el modelo multifactorial con umbral de expresión. A mediados de la década de los ochenta, estudios de análisis segregacional complejo, postulan el modelo del gen mayor5, 6. En Chile, los estudios de segregación complejo realizados por Palomino et al7. y por Blanco et al8 proponen el modelo de herencia de gen mayor autosómico dominante con baja penetración. Aunque el modo de herencia aún no está claramente determinado, en la actualidad, el modelo más aceptado es el de oligogenes mayores. Este modelo propone la existencia de varios genes mayores que interactuarían entre sí9,10.

En base a los trabajos de Marazita et al5 y Chung et al6, Ardinger et al11 buscan este posible gen mayor, comparando variaciones genéticas en los loci de un grupo de 5 genes candidatos, confrontando los resultados obtenidos en individuos afectados versus controles. En este estudio se observó una asociación positiva entre RFLPs del locus del factor transformante del crecimiento alfa (TGFA) y FLPNS. Posteriormente, se utilizó la reacción en cadena de la polimerasa (PCR) para la identificación de genes mayores. Mediante estas técnicas, se ha sugerido la existencia de varios loci involucrados en la etiología genética de la FLPNS. Entre los loci propuestos como regiones cromosómicas más probables, se encuentran: 2p, 4q, 6p, 17q y 19q12.

Al hacer estudios de ligamiento, Stein et al13 analizando 22 genes candidatos y 32 marcadores intragénicos o marcadores polimórficos ligados a estos genes, observaron un ligamiento para BCL3 (gen ubicado en el cromosoma

19) y FLPNS. En cambio, Amos et al14 describieron un desequilibrio de ligamiento para este mismo locus. Según Martinelli et al15 estos resultados indicarían una asociación entre BCL3 y un posible locus para FLPNS localizado en esta zona. Además, Wyszynski et al, encontraron también asociación positiva con este marcador en familias multiplex provenientes de Estados Unidos y de México16.

Carinci et al17 analizando los marcadores F13A, EDN1, D6S89, D6S109 y D6S105 ubicados en el brazo corto del cromosoma 6, encontraron ligamiento positivo solamente entre el marcador D6S89 y FLPNS. Posteriormente, Scapoli et al18 apoyan los resultados descritos por Carinci et al17. Algunos autores han obtenido resultados contradictorios para el locus de HLA localizado en 6p21.3 y el gen de la subunidad A del factor XIII de la coagulación (F13A), ubicado en 6p24-2519. Eiberg et al20 encontraron ligamiento positivo de F13A1 con FLPNS. Thomas et al en 198921 utilizando embriones de ratón con mutación en el gen EDN1 (análogo del gen EDN1 humano, que se encuentra muy cercano a D6S89 en dirección del telómero), detectaron una disminución en la expresión de otros genes, entre ellos dHAND que regula la expresión de MSX1. Este gen estaría relacionado con la regulación del desarrollo embrionario y también se le ha asociado con la FLPNS22. En 1999, Carreño et al23 estudiando marcadores ubicados en 6p, encontraron una asociación significativa entre la FLPNS y D6S89.

Uno de los genes más estudiados en el desarrollo de los procesos craneofaciales por estar involucrado en los patrones de desarrollo de extremidades y sistema nervioso24,25 es el receptor de ácido retinoico alfa (RARA). El locus RARA ha sido localizado en 17q21.126. Antecedentes experimentales muestran que altas dosis de ácido retinoico detienen el crecimiento frontonasal y maxilofacial produciendo fisura de paladar y labio27. Maestri et al28 encontraron resultados que sugieren un probable ligamiento de la FLPNS y RARA. Al realizar estudios de asociación y ligamiento entre la FLPNS y el microsatélite D17S579 (ubicado a una distancia de 4cM de RARA) los resultados muestran ligamiento negativo, pero una asociación positiva para este marcador26,29.

En el presente estudio se analizarán cuatro marcadores moleculares: BCL3, locus de un gen que ha presentado asociación positiva en población caucásica14, estadounidense y mexicana15; D17S579, que en poblaciones caucásicas ha arrojado resultados positivos para los estudios de asociación; F13A1 y EDN1 ubicados cerca del marcador de microsatélite D6S89, en el cual, en estudios previos en nuestro laboratorio, ha presentado asociación positiva con el fenotipo en estudio23. Estos marcadores moleculares estarían cercanos a posibles genes candidatos para FLPNS.

Nuestro objetivo es determinar una posible asociación entre estos marcadores moleculares y la FLPNS en la población chilena, dado que, como se expresa anteriormente, la mayoría de los estudios se han realizado en poblaciones caucásicas. Como la población contemporánea chilena es producto de la mezcla de amerindios y españoles (europeos-caucásicos) iniciada en los siglos XVI y XVII30, las frecuencias alélicas de los marcadores utilizados en este trabajo, debieran mostrar variabilidad entre la población motivo de nuestro estudio (chilena) y la considerada como referencia (caucásica). Esta población de afectados a analizar será ordenada en tres grupos: fisurados totales, fisurados multiplex (FLPNS-Mx) y fisurados simplex (FLPNS-Sx). La separación en fisurados multiplex y simplex se debe a que podrían ser dos entidades nosológicamente diferentes, ya que en los primeros se observa agregación familiar y no así en los simplex.

MATERIAL Y MÉTODO

Pacientes. La población de individuos con FLPNS se obtuvo de pacientes que concurren a la Fundación Gantz Proayuda al Niño Fisurado, a la Clínica de Fisurados de la Facultad de Odontología de la Universidad de Chile y al Centro de Amigos del Niño Fisurado de Talca.

Controles. Se obtuvieron del Banco de Sangre del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, que no tuviesen antecedentes de FLPNS en su familia, lo cual se determinó mediante una encuesta en donde se preguntó por dicha información (presencia de labio leporino en su familia) y se pidió su autorización para utilizar sus muestras en este estudio.

Técnicas. A cada individuo, perteneciente tanto al grupo control, como al de fisurados, informados y con autorización previa, se les extrajo 10 ml de sangre periférica, posteriormente se obtuvo DNA genómico mediante el procedimiento descrito por Poncz et al31. Se estudiaron los marcadores microsatélites F13A, EDN1, BCL3 y D17S579. Para BCL3 se utilizó una población compuesta por 34 FLPNS-Sx, 40 FLPNS-Mx y 85 controles. Para EDN1 se utilizaron 35 FLPNS-Sx, 48 FLPNS-Mx y 85 individuos del grupo control. En el caso de F13A, la población en estudio estuvo compuesta por 25 FLPNS-Sx, 31 FLPNS-Mx y 82 controles. Por último, para el análisis de D17S579, se utilizaron 36 FLPNS-Sx, 45 FLPNS-Mx y 83 controles.

Los marcadores en estudio se amplificaron, mediante la técnica de reacción en cadena de la polimerasa (PCR), en las siguientes condiciones: un volumen total de 25 µl, conteniendo 50-100 µgr de DNA genómico, 1,5 mM de MgCl2; 50 mM de KCl; 10 mM de tris-HCl (pH=9,0); 0,2 mM DNTPs, y 2,5 Unidades de Taq polimerasa, 5 pmoles de cada primer para BCL3 y F13A; y 10 pmoles de cada primer para EDN1 y D17S579. Para EDN1, se utilizó formamida al 1% en la mezcla de reacción. Se realizaron 30 ciclos de amplificación que comprendieron, cada uno, 1 min a 94°C para denaturación, 1 min para alineamiento de los primeros y 30 s a 72°C para extensión por la polimerasa. Las temperaturas de alineamiento, varían de acuerdo al marcador, siendo 58°C para BCL3, 60°C para EDN1, 46°C para F13A y 55°C para D17S579. Las secuencias de los primeros, de acuerdo al marcador, son las siguientes:

F13A32 : Hebra AAAG (5'-GAGGTTGCACTCCAGCCT TT-3').
  Hebra TTTC (5'-ATGCCATGCAGATTAGAAA-3').
   
EDN133 : Hebra CT, CA (5'-GATGGACAGAGAAGGCAGGTG-3').
  Hebra GA, GT (5'-TGAATTTGCAAGACGTGTGC-3').
   
D17S57934 : D17S579-1 (5'-AGTCCTGTAGACAAAACCTG-3').
  D17S579-2 (5'-CAGTTTCATACCAAGTTCCT-3').
   
BCL335 : BCL3-1 (5'-TGGCATAAATGTTGAGTAAG-3').
  BCL3-2 (5'-TAAGGGCGAGTATTGTTT CA-3').

Los productos de la PCR, fueron visualizados y analizados mediante electroforesis en geles denaturantes de poliacrilamida al 6% con buffer TBE 1X (89 mM tris-base, 89 mM de ácido bórico y 1,2 mM de EDTA pH 8,0) a 100 watts por 35 min para BCL3 y D17S579; y por 50 min para EDN1 y F13A. Posteriormente, estos geles se procesaron con una tinción de plata para DNA, a temperatura ambiente, según protocolo estándar36, que consiste en agregar al gel etanol al 10% por 10 min en agitación continua, retirar el etanol y añadir ácido acético al 1% por 3 min. Luego el gel se lavó con agua destilada y se agregó una solución de nitrato de plata al 0,1% por 20 min. Luego se lavó por 20 s con agua destilada y se reveló con una solución de carbonato de sodio al 2,5% y 0,02% de formaldehido. Se mantuvo en agitación continua hasta la aparición de bandas de DNA con el contraste deseado.

Análisis estadístico. Luego de calcular las frecuencias alélicas para cada marcador en los FLPNS-Sx y Mx, éstas se compararon con las obtenidas en el grupo control, mediante la prueba estadística de c2 log ratio (razón de verosimilitud) para establecer diferencias entre las poblaciones en estudio. Los programas computacionales utilizados fueron Jicualog (c2 Log Ratio) para la comparación de poblaciones totales; y Epi 6 (tablas de contingencia de 2x2) para la comparación alelo por alelo.

RESULTADOS

En las Tablas 1 a la 4 se presentan las frecuencias alélicas del grupo control chileno y caucásico y la de los individuos con FLPNS simplex, multiplex y totales. Se observa que, en todos los marcadores analizados, hay alelos que se encuentran en la población caucásica y, no así, en la población chilena.





En la Tabla 5 se muestran las diferencias significativas entre la muestra total de FLPNS y controles para los cuatro marcadores en estudio. Los resultados arrojan diferencias significativas en 3 de los marcadores, EDN1, D17S579 y BCL3 (r=0,00546; r=0,000008 y r=0,0319 respectivamente). No se detectaron diferencias significativas para el locus F13A1.


Cuando se realiza la comparación entre la población de controles y la de FLPNS-Sx, se encuentran diferencias significativas sólo para el marcador D17S579 (r=0,0004) (Tabla 5). En cambio en el análisis realizado utilizando FLPNS-Mx, se encuentran diferencias significativa en los marcadores F13A1, D17S579 y EDN1 (r= 0,00039, r= 0,00003 y r= 0,02684 respectivamente) (Tabla 5).

Por otra parte, cuando se realizan las comparaciones entre las frecuencias alélicas alelo por alelo, de la muestra total de individuos con FLPNS y controles, se obtienen diferencias significativas sólo para BCL3 para el alelo 137 (c2=5,26; r= 0,02181).

Cuando se efectúa la comparación alelo por alelo, en FLPNS-Mx y FLPNS-Sx, los marcadores F13A1 y BCL3, no presentan diferencias significativas para ninguno de los alelos analizados.

Para los marcadores EDN1 y D17S579 se observan diferencias significativas en más de un alelo. Para EDN1, en el total de FLPNS se observan diferencias significativas en los alelos 197 y 201 (c2=12,3; r= 0,000045; c2=11,44; r= 0,00072 respectivamente). Los mismos alelos son significativos en los FLPNS-Sx: 197 y 201 (c2=6,52; r= 0,0106; c2=9,73; r= 0,0018). Sin embargo, en los FLPNS-Mx sólo es significativo el alelo 197 (c2=8,32; r= 0,0039).

Para el marcador D17S579, la muestra total de FLPNS arroja diferencias significativas en los alelos 119, 121 y 123 (c2= 5,62; r= 0,0177; c2= 13,8; r= 0,00020; y c2= 13,79; r= 0,00020 respectivamente). Con los FLPNS-Mx los mismos alelos presentan diferencias significativas: el 119, 121 y 123 (c2= 5,67; r= 0,01722; c2= 8,02; r= 0,00462 y c2= 7,91; r= 0,0049 respectivamente). En los FLPNS-Sx, los alelos 113, 121 y 123 son significativos (c2= 5,38, r= 0,02034, c2= 8,44, r= 0,0035 y c2= 12,43, r= 0,000422 respectivamente).

De los marcadores estudiados, los alelos que se encuentran en la población control no son los mismos descritos en las poblaciones caucásicas. Al hacer las comparaciones entre estas dos poblaciones, se aprecian diferencias significativas en tres de los marcadores: F13A1 (r= 0,00007), EDN1 (r= <10-6) y D17S579 (r= <10-7).

DISCUSIÓN

Diferentes trabajos publicados en poblaciones caucásicas, apoyan la idea de una región de susceptibilidad a FLPNS en el cromosoma 6, la que se ubicaría en la región 6p23 (denominada OFC1, Orofacial Cleft 1). Los resultados del presente estudio muestran una asociación de la FLPNS con el gen marcador EDN1 pero no así con F13A1. Esto sustenta la hipótesis de que el gen (o los genes) candidato(s) podría(n) localizarse alrededor de 6p23, cercano al gen EDN1. Adicionalmente, en nuestro laboratorio, hemos encontrado resultados preliminares donde se observa asociación con el marcador de microsatélite D6S89 que estaría ubicado cerca de EDN1. Desde el telómero hacia el centrómero el orden de estos genes es tel - F13A1 - EDN1 - D6S89 - cen. Este hallazgo podría indicar que el gen candidato podría ubicarse vecino a EDN1 en dirección a D6S89.

En la búsqueda de genes candidatos en poblaciones caucásicas, se han descrito estudios de ligamiento que arrojaron resultados negativos para F13A1, EDN1 y D6S89 en una población19, pero positivo para D6S89 en otra17. Esto nos indica la existencia de diferencias entre esas poblaciones caucásicas analizadas. Nuestros resultados sugieren que en la población chilena, como se cita en el párrafo precedente, la búsqueda de un gen candidato podría centrarse en la región comprendida entre EDN1 y D6S89.

En 1993, Shaw et al29 describen que el marcador molecular D17S579, ligado al gen RARA (uno de los genes candidatos propuestos en la etiología de la FLPNS) presenta una asociación positiva con FLPNS. Los resultados obtenidos para D17S579 en nuestra población, presentan una fuerte asociación con la malformación en estudio. Esta asociación sugiere una cierta cercanía de D17S579 con una región cromosómica adyacente que contenga un gen candidato para FLPNS en la población chilena.

En población caucásica se ha descrito una región OFC3 en el cromosoma 19, que incluye a BCL3, o al menos se encontraría muy cercano a éste13. Los resultados del presente estudio, para este gen, no concuerdan con lo descrito en poblaciones caucásicas, es decir, el rol de BCL3 no sería el mismo en nuestra población, pues sólo se encontró una leve diferencia significativa y para un solo alelo. Esto podría deberse al origen mixto de la población chilena. En nuestra población esta región de susceptibilidad se ubicaría en un lugar diferente al de algunas poblaciones caucásicas.

Los resultados expuestos en los párrafos anteriores apoyan, por un lado, el concepto de heterogeneidad genética de la FLPNS que implica que varios genes estarían involucrados, lo que constituye evidencia de la interacción entre diferentes genes (modelo oligogénico). Esta aseveración concuerda con lo propuesto por Carinci et al12 quienes apoyan la idea de que los distintos loci involucrados en la FLPNS contribuyen de distinta manera a la malformación. El análisis de las tres regiones cromosómicas, sugiere que en dos de ellas se encontrarían genes que estarían relacionados con la FLPNS, la región alrededor de 6p23 y de 17q21, pero no así 19q13.1 donde estaría ubicado BCL3.

Al comparar nuestros resultados positivos de asociación con los descritos anteriormente sólo se puede realizar una comparación con uno de ellos. Shaw et al29 que utilizaron el mismo marcador D17S195 que en nuestro trabajo y sus resultados sugieren que entre los alelos que podrían estar involucrados en la etiología de la FLPNS se encontraría el alelo 125. En cambio, en nuestro estudio, encontramos una asociación con los alelos 119, 121 y 123. Nuevamente, las diferencias encontradas podrían ser explicadas por las diferencias debidas a heterogeneidad genética entre las poblaciones en estudio.

La mayoría de los estudios en relación a la etiología genética de la FLPNS se han realizado en poblaciones caucásicas. Sin embargo, los resultados han sido contradictorios. Una explicación a estos resultados sería la existencia de una heterogeneidad genética intra e interpoblacional en los diferentes grupos étnicos5,7-9,10,12,37-39,40. Es probable que, los diferentes genes candidatos involucrados en esta patología, difieran en su importancia relativa en cada población analizada, dependiendo ello de la frecuencia alélica que presenten en diferentes poblaciones ya sean o no del mismo origen étnico.

Estas especulaciones se sustentan en el análisis efectuado, en que se comparan las poblaciones controles caucásicas y chilena del presente estudio. Aquí no sólo se observa la presencia de alelos distintos en los 4 loci estudiados (Tablas 1 a 4) sino que también, al realizar comparaciones en la frecuencia de los alelos para los loci F13A1, EDN1 y D17S579, éstas son significativas. Si los resultados encontrados en una población de controles caucásicos es diferente a la de los controles chilenos, quiere decir que, los resultados no son extrapolables poblacionalmente, ello implica que los loci de susceptibilidad que constituyen el conjunto de genes involucrados en la etiología de la FLPNS actuarían aparentemente en forma interactiva no lineal, por lo cual el fenotipo fisura se puede expresar debido a diferentes combinaciones del conjunto de genes involucrados. Por lo tanto, la distinta frecuencia de los alelos en las distintas poblaciones de fisurados, podría configurar una susceptibilidad distinta a la FLPNS, dependiendo de la población. Se hace necesario utilizar los mismos marcadores y los mismos criterios de análisis en las distintas poblaciones que se analicen para comprender mejor la etiología genética de la FLPNS.

REFERENCIAS

1. Vanderas AP. Incidence of cleft lip, cleft palate, and cleft lip and palate among races: A review. Cleft Palate Cran J 1987; 24: 216-24.        [ Links ]

2. Fogh-Adersen P. Inheritance of hare lip and palate. Copenhagen, Nyt Nordish Forlag. Arnold Busck 1942.        [ Links ]

3. Carter CO. Genetics of common disorders. Br Med Bull 1969; 19: 246-61.        [ Links ]

4. Fraser FC. Genetics of cleft lip and palate. Am J Hum Genet 1970; 22: 336-52.        [ Links ]

5. Marazita ML, Golkstein AM, Smalley SL, Spence MA. Cleft lip with or without cleft palate: reanalysis of a three generation family study from England. Genet Epidemiol 1986; 3: 335-42.        [ Links ]

6. Chung CS. Segregation analysis of cleft lip with or without cleft palate: A comparison of Danish and Japanese data. Am J Hum Genet 1986; 39: 603-11.        [ Links ]

7. Palomino H, Cerda-Flores RM, Blanco R. Complex segregation analysis of facials clefting in Chile. Craniofac Genet Dev Biology 1997; 17: 57-64.        [ Links ]

8. Blanco R, Arcos-Burgos M, Paredes M, Palomino H, Jara L, Carreño et al. Complex Segregation analysis of nonsyndromic cleft lip/palate in the Chilean population. Genet Mol Biol 1998; 21: 139-44.        [ Links ]

9. Farral M, Holder S. Familial recurrence-pattern analysis of cleft lip with or without cleft palate. Am J Hum Genet 1992; 50: 270-7.        [ Links ]

10. Mitchell LE, Risch N. Mode of inheritance of non-syndromic cleft lip with or without cleft palate: a reanalysis. Am J Hum Genet 1992; 52: 323-32.        [ Links ]

11. Ardinger HH, Burton KH, Bell GL, Bardach J, Van-Demark DR, Murray JC. Association of genetic variation of the transforming growth factor alpha gene with cleft lip and palate. Am J Hum Genet 1989; 45: 348-53.        [ Links ]

12. Carinci F, Pezzeti F, Scapoli L, Martinelli M, Carinici P, Tognon M. Genetics of nonsyndromic cleft lip and palate: A review of international studies and data regarding the Italian population. Cleft Palate Craniofac J 2000; 37: 33-40.        [ Links ]

13. Stein J, Mulliken JB, Stal S, Gasser DL, Malcolm S, Winter R et al. Nonsyndromic cleft lip with or without cleft palate: evidence of linkage to BCL-3 in 17 multigeneration families. Am J Hum Genet 1995; 57: 257-72.        [ Links ]

14. Amos C, Gasser, Hetch JT. Non syndromic cleft lip with or without cleft palate: new BCL3 information. Am J Hum Genet 1996; 59: 743-4.        [ Links ]

15. Martinelli M, Scapoli L, Pezzetti F, Carinci F, Carinici P, Baciliero U et al. Sugestive linkage between markers of chromosome 19q13.2 and nonsyndromic orofacial cleft malformation. Genomics 1998; 51: 177-81.        [ Links ]

16. Wyszynsky DF, Maestri N, McIntosh I, Smith EA, Lewanda AF, García-Delgado C, Vinageras-Guarneros E, Wulfsberg E, Beaty TH. Evidence for an association between markers on chromosome 19q and non-syndromic cleft lip with or without cleft palate in two groups of multiplex families. Hum Genet 1997; 99: 22-6.        [ Links ]

17. Carinci F, Pezzetti F, Scapoli L, Padula E, Baciliero U, Curioni, Tognon M. Non syndromic cleft lip and palate: Evidence of linkage to a microsatellite marker on 6p23. Am J Hum Genet 1995; 56: 337-9.        [ Links ]

18. Scapoli L, Pezzetti F, Carinci F, Martinelli M, Carinci P, Tognon M. Evidence of linkage to 6p23 and genetics heterogeneity in nonsyndromic cleft lip with or without cleft palate. Genomics 1997; 43: 216-20.        [ Links ]

19. Hecht JT, Wang Y, Blanton SH, Michels VV, Daiger SP. Nonsyndromic cleft lip and palate: no evidence of linkage to HLA or factor 13. Am J Hum Genet 1993; 52: 1230-3.        [ Links ]

20. Eiberg H, Bixler D, Nielsen LS, Conneally PM, Mohr J. Suggestion of linkage of a major locus for nonsyndromic orofacial cleft with F13A and tentative assignment to chromosome 6. Clin Genet 1987; 32: 129-32.        [ Links ]

21. Thomas T, Kurihara H, Yanagishi H, Kirihara Y, Yatak Y, Olson N, Srirastra D. A signaling cascade involving endothelin-1, dHAND and msx1 regulates development of neural-crest-derived branchial arch mesemchyme. Development 1998; 125: 3005-14.        [ Links ]

22. Blanco R, Jara L, Villaseca C. Asociación entre la variación genética de MSX1 (Hox-7) y la fisura labiopalatina no sindrómica en una población chilena. Rev Méd Chile 1998; 126: 637-45.         [ Links ]

23. Carreño H, Paredes M, Téllez G, Palomino H, Blanco R. Estudio de asociación entre la fisura labiopalatina no sindrómica y marcadores de microsatélite ubicados en 6p. Rev Méd Chile 1999; 127: 1189-98.        [ Links ]

24. Durston AJ, Timmermans JP, Hage WJ, Hendriks HFJ, de Vries NJ, Heideveld M, Nieuwkoop PD. Retinoic acid causes an anteroposterior transformation in the developing central nervous system. Nature 1989; 340: 140-4.        [ Links ]

25. Thaller C, Eichele G. Identification and spatial distribution of retinoids in teth developing chick limb bud. Nature 1987; 327: 625-8.        [ Links ]

26. Chenevix-Trench G, Jones K, Green A, Martin N. Cleft lip with or without cleft palate: associations with transforming growth factor alpha and retinoic acid receptor loci. Am J Hum Genet 1992; 51: 1377-85.        [ Links ]

27. Helms JA, Kim CH, Hu D, Minkoff R, Thaller C, Eichele G. Sonic hedgehog participates in craniofacial morphogenesis and is down-regulated by teratogenic doses of retinoic acid. Develop Biol 1997; 187: 25-35.        [ Links ]

28. Maestri NE, Beaty TH, Hetmanski J, Smith EA, McIntosh I, Wyszunski DF et al. Application of transmission disequilibrium test to nonsyndromic oral cleft: including candidate genes and enviromental exposures in the models. Am J Med Genet 1997; 73: 337-44.        [ Links ]

29. Shaw D, Ray A, Marazita M, Field L. Further evidence of a relationship between the retinoic acid receptor alpha locus and nonsyndromic cleft lip with or without cleft palate. Am J Hum Genet 1993; 53: 1156-57.        [ Links ]

30. Valenzuela CY, Acuña M, Harb Z. Gradiente sociogenético en la población chilena. Rev Méd Chile 1987; 115.        [ Links ]

31. Poncz M, Solowiejczyk D, Harpel B Movy Y, Schumartz E, Surrey. Construction of human gene libraries from small amounts of peripheral blood: analisys of beta-likes globin genes. Hemoglobin 1982; 6: 27-36.        [ Links ]

32. Polymeropoulos MH, Rath DS, Xiao H, Merril CR. Tetranucleotide repeat polymorphism at the human coagulation factor XIII a subunit gene (F13A1). Nucleic Acid Research 1991; 19: 4306.        [ Links ]

33. Pages JC, Drieu C, Blanché H, Beckman J, Cann HM. A short tandem repeat polymorphism at the endothelin 1 (EDN1) locus. Hum Molec Genet 1993; 2: 90.        [ Links ]

34. Hall JM, Friedman L, Guenther C, Lee MK, Weber JL, Black DM, King MC. Closing in on a breast cancer gene on chromosome 17q. Am J Hum Genet 1992; 50: 1235-42.        [ Links ]

35. St George-Hyslop PH, Ohno H, Gusella JF, McKeithan T. The BCL3 locus on chromosome 19 displays an informative microsatellite polymorphism. Nucleic Acid Research 1992; 20: 927.        [ Links ]

36. Sambrook J, Fritsch E, Maniatis T. Molecular Cloning. A Laboratory Manual, Second Edition. Cold Spring Harbor Laboratory Press, New York (1989).        [ Links ]

37. Carter CO, Evans K, Coffery R, Fraser-Roberts JA, Buck A, Fraser-Roberts M. A three generation family study of cleft lip with or without cleft palate. J Med Genet 1982; 19: 246-61.        [ Links ]

38. Hecht JT, Wang Y, Blanton SH, Michels VV, Daiger SP. Cleft Lip and Palate: No evidence of linkage to Transforming growth factor alpha. Am J Hum Genet 1991; 49: 682-6.        [ Links ]

39. Nemana LJ, Marazita ML, Melnick M. A genetic analysis of cleft lip with or without cleft palate in Madras, India. Am J Med Genet 1992; 42: 5-10.        [ Links ]

40. Ray AK, Leigh L, Marazita ML. Non syndromic cleft lip with or without cleft palate in West Bengal, India: evidence for an autosomal mayor locus. Am Hum Genet 1993; 52: 1006-11.        [ Links ]

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons