SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.130 número1Gasto energético de reposo medido en obesos y no obesos: comparación con la estimación por fórmulas y ecuaciones propuestas para población chilenaDuración de la amenorrea de lactancia en la población urbana de Temuco índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista médica de Chile

versión impresa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile v.130 n.1 Santiago ene. 2002

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872002000100008 

Prueba de Elisa en deposición para
detectar infección por Helicobacter
pylori

An Elisa stool test to detect
Helicobacter pylori infection

Antonio Morales B, Carmen Hurtado H1,
Ana María Madrid S, Cristián Pimentel S y
María Nelly Espinosa P.

Correspondencia a: Antonio Morales. Centro de Gastroenterología. Hospital Clínico Universidad de Chile. Santiago de Chile.

Background: Infection with Helicobacter pylori is frequent in Chile, and a good test for its diagnosis ideally should be non-invasive, fast, easy and inexpensive. Aim: To report the use of an immunoassay test, that detects antigens of Helicobacter pylori in stools. Material and methods: One hundred and four patients that required an upper gastrointestinal endoscopy were studied. Stool samples were analyzed using an enzymatic immunoassay. These results were compared with those obtained with the urease test and microscopic examination of smears taken from biopsies obtained during the diagnostic endoscopy. Results: In 81 of 83 patients considered to have the infection according to the endoscopic tests, the antigen was also present in the stools. The test was negative in 16 of 21 patients considered to be without the infection. The resulting sensitivity and specificity for the immunoassay was thus 97.6 and 76.2% respectively, with positive and negative predictive values of 92.4 and 88.9%, respectively. Conclusions: These results are in agreement with those reported in the literature. Further studies are needed to define its usefulness in massive screening, follow up after antibiotic treatments or the detection of coccoid forms of Helicobacter pylori (Rev Méd Chile 2002; 130: 61-65).
(Key Words: Enzyme-linked immunosorbent assay; Helicobacter infections; Helicobacter pylori; Immunoassay)

Recibido el 7 de abril, 2000. Aceptado en versión corregido el 11 de octubre, 2001.
Centro de Gastroenterología, Hospital Clínico de la Universidad de Chile y Hospital Militar.
1 Químico farmacéutico

El Helicobacter pylori (HP) se encuentra en el estómago humano. La infección afecta 70 a 90% de la población de los países en desarrollo y entre 25 a 50% en los países desarrollados1,2. En los países en desarrollo, la infección afecta a niños desde los primeros años de vida3-5. En Chile, la infección por Helicobacter pylori es frecuente, afectando a un número importante de población adulta e infantil6-8.

El pronóstico de los individuos infectados es incierto, la infección cursa en la mayoría de los casos en forma asintomática, pero se asocia con gastritis (histológica), con enfermedad ulcerosa gastroduodenal y tumores gástricos (adenocarcinoma, linfoma)9. Se han comunicado además, diversas patologías asociadas a esta infección, como diarreas en niños10, enfermedades alérgicas11 y coronarias12.

La infección compromete igualmente ambos sexos, pero la condición socioeconómica baja y el pertenecer a ciertos grupos étnicos favorecería la adquisición a más temprana edad13,14. Al parecer la especie humana sería el reservorio de esta bacteria, ya que con excepción de gatos en circunstancias especiales15, no se la ha encontrado en otros animales.

La vía de adquisición más importante sería la feco-oral, por aguas contaminadas o contagio intrafamiliar. Otras vías serían, la oro-oral, factores ocupacionales, mataderos, vectores, como moscas16 o por transmisión iatrogénica a través de instrumentos que se utilizan en endoscopias digestivas altas, pudiendo afectar a los pacientes, al personal auxiliar y especialmente a los endoscopistas17.

Por lo anterior es importante hacer el diagnóstico, reconocer la infección anticipadamente y evaluar su evolución post tratamiento. En la actualidad el diagnóstico se realiza por: métodos directos (biopsia, cultivo, o frotis teñido de mucosa gástrica) y métodos indirectos (actividad ureásica de la mucosa, o en prueba de aire espirado, después de administrar urea marcada o la medición de anticuerpos anti HP séricos). Mientras las primeras técnicas son invasivas (requieren endoscopia), las segundas no detectan al microorganismo mismo.

Recientemente se ha introducido un inmunoensayo destinado a la detección de antígenos específicos de HP en deposiciones. Esta prueba sería de utilidad para diagnosticar infección activa y mostraría una buena sensibilidad y especificidad al compararla con los métodos tradicionales o con PCR18.

El objetivo de este estudio fue evaluar la sensibilidad y especificidad de esta nueva técnica para medir antígenos de HP en las deposiciones, en relación a los métodos habituales de diagnóstico utilizados en nuestro Centro.

MATERIAL Y MÉTODO

Se estudiaron 104 pacientes con síntomas digestivos sugerentes de enfermedad ulcerosa, dispepsia o reflujo que requirieron de una endoscopia digestiva alta y que aceptaron, previa información, participar en este estudio. Se consignaron datos de: sexo, edad, diagnóstico endoscópico y se les solicitó una muestra de deposición contemporánea a la endoscopia, previo a toda terapia.

Se obtuvieron biopsias de cuerpo y antro del estómago durante la endoscopia, para hacer la prueba de ureasa rápida y preparar los frotis, teñidos con May Grunwald-Giemsa. La medición del HP en las deposiciones se realizó con un inmuno ensayo enzimático tipo Sandwich (HpSA, Premier Platinum, Meridian Diagnostic Inc. Cincinnati, Ohio), en el cual las deposiciones son homogenizadas y diluidas, se las pone en contacto simultáneamente con anticuerpos anti HP (adosados en una microplaca de ELISA) y con anticuerpos anti HP conjugados con una enzima. Para revelar el complejo formado cuando la reacción es positiva, se agrega un sustrato que reacciona con la enzima desarrollándose un color proporcional a la presencia de antígenos de la bacteria.

Los resultados se expresaron como sensibilidad, especificidad y valores predictivos positivo y negativo, en relación a los resultados de prueba de ureasa y presencia de la bacteria en las biopsias.

RESULTADOS

El grupo de estudio estuvo constituido por 54 mujeres y 50 hombres, con un rango de edad entre 6 y 78 años; 83 pacientes fueron positivos y 21 negativos con las pruebas de ureasa y frotis. El antígeno HP se detectó en 81/83 muestras de deposiciones en los pacientes positivos y no se encontró en 16 de los 21 negativos, sin embargo, 5 muestras positivas para antígeno HP en deposiciones, fueron negativas por los otros métodos (Tabla 1). La sensibilidad con este método fue del 97,6% y la especificidad del 76,2%, siendo el valor predictivo positivo (VPP) de 92,4% y el valor predictivo negativo (VPN) del 88,9% (Tabla 2). El antígeno de HP se encontró en el 100% de los casos con úlcera gastro-duodenal (UGD) y en las hipertrofias nodulares linfoides (HNL), en el 71% de pacientes con gastroduodenitis erosiva (GDE) y en el 63% de las endoscopias consideradas normales. Se observó una mayor prevalencia de antígeno de HP en las deposiciones con el aumento de la edad de los pacientes.



DISCUSIÓN

La ventaja de una prueba de detección de antígenos bacterianos en las deposiciones reside en demostrar su presencia (aunque no su viabilidad), obviando procedimientos invasivos o meramente indirectos. En nuestro estudio, se detectó la presencia del antígeno HP en las deposiciones en las 81/83 muestras que tenían las dos pruebas positivas (ureasa rápida y frotis) y en 5 muestras de 21 que fueron negativas. El uso de un inmunoensayo enzimático para la detección de antígenos específicos del Helicobacter pylori en las deposiciones, demostró ser una técnica sensible y específica (97,6 y 76,2% respectivamente). Con algunas ventajas, como la facilidad para la recolección de la muestra, su procesamiento y los costos menores respecto a los exámenes que se utilizan en la actualidad19. Hasta el presente los métodos diagnósticos de la infección por Helicobacter pylori han sido predominantemente invasivos, requieren endoscopia (histología, cultivo, frotis teñido) o bien, si son no invasivos (prueba de aire espirado después de ingestión de urea marcada o serología), son indirectos, basados en la producción de ureasa anticuerpos específicos y no en la detección de la bacteria misma.

Nuestro estudio demostró valores predictivos altos (VPP= 94% y VPN= 89%) similares a los descritos en diversas publicaciones (Tabla 3)20-30. Es importante mencionar que la positividad de las técnicas utilizadas para comparar este nuevo método, dependen directamente de la cuantía y lugar de la biopsia, y es probable que la positividad del HP en las deposiciones de los 5 pacientes, negativos con las pruebas de comparación, sea real. Por otro lado, existen sospechas, que formas cocoides, que al microscopio no son helicoidales, que no tienen actividad para ureasa y son negativas en el cultivo, puedan ser causales de esta aparente disparidad27-30. Queda por estudiar si estas formas cocoides, pueden ser la causa de "reinfecciones" después de un tratamiento de aparente "erradicación", como se menciona en los estudios de seguimiento de terapias. En tal caso, la detección del antígeno de HP en las deposiciones podría ser un método más seguro y precoz que los métodos hasta ahora empleados, ya sea para establecer el diagnóstico, o para comprobar la erradicación.


En coincidencia con la literatura se encontró en nuestro medio una elevada frecuencia de infección, aun en pacientes sin lesiones endoscópicas (63%), pero la mayor presencia estuvo en pacientes portadores de úlceras gástricas y duodenales o con una hiperplasia linfática de la mucosa (100%)6-8. También se observó que a mayor edad, los pacientes presentaron mayor frecuencia de infección con HP, salvo después de los 60 años.

Este estudio demostró que la técnica de la pesquisa de antígenos en las deposiciones tiene una muy buena sensibilidad y especificidad. Es de fácil manejo para el paciente y el laboratorio y podría ser aplicada en estudios a población general.

REFERENCIAS

1. Parsonnet J. The incidence of Helicobacter pylori infection. Aliment Pharmacol Ther 1995; 9 (Suppl 2): 45-51.        [ Links ]

2. Pounder RE, Ng D. The prevalence of Helicobacter pylori in different countries. Aliment Pharmacol Ther 1995; 9: 533-9.        [ Links ]

3. Bourke B, Jones Nand Sherman P. Helicobacter pylori infection and peptic ulcer disease in children. Pediatr Infect Dis J 1996; 15: 1-13.        [ Links ]

4. Macarthur C, Sauners N, Feldman W. Helicobacter pylori, gastroduodenal disease and recurrent abdominal pain in children. JAMA 1995; 273: 729-34.        [ Links ]

5. Gorrnally SN, Prakash N, Durnin MT, Daly LA, Clyne M, Kierce BM. Association of symptoms with Helicobacter pylori infection in children. J Pediatr 1995; 126: 753-6.        [ Links ]

6. Hodgson MI, Pantoja H, Latorre JJ, Vial P, Wenger J, Pena A et al. Helicobacter pylori-associated gastroduodenal disease in symptomatic Chilean children: diagnostic value of serological assay. J Pediatr Gastroenterol Nutr 1995; 21: 263-8.        [ Links ]

7. Prado V, Wenger J, Klinger J, Vial P, Henríquez A, Wenger J et al. Campylobacter pylori en niños y adultos sometidos a endoscopia: correlación de hallazgos endoscópicos, bacteriológicos e histopatológicos. Rev Méd Chile 1988; 116: 503-8.        [ Links ]

8. Henríquez A, Latorre JJ, Wenger J, Pantoja H. Gastritis y Helicobacter pylori en Pediatría. Estudio correlativo. Gastroenterol Latinoam 1992; 3: 42-8.        [ Links ]

9. Parsonnet J. Helicobacter pylori. The size of the problem. Gut 1998; 43 (Suppl 1): S6-S9.        [ Links ]

10. Sullivan PB, Thomas JE, Wight DG, Neale G, Eastham EJ, Corrah T et al. Helicobacter pylori in Gambian children with chronic diarrhea and malnutrition. Arch Dis Child 1990; 65: 189-91.        [ Links ]

11. Corrado G, Luzzi I, Lucarelli S, FrediaXni T, Pachiarotti C, Cavalière M et al. Positive association between Helicobacter infection and food allergy in children. Scand J Gastroenterol 1998; 33: 1135-9.        [ Links ]

12. Patel P, Mendall AA, Carrington D, Strachan DP, Leatham E, Molineaux N et al. Association of Helicobacter pylori and Chlamydia pneumoniæ infections with coronary heart disease and cardiovascular risk factors. BMJ 1995; 311: 711-4.        [ Links ]

13. Malaty HH, Kim JG, Kim SD, Graham DY. Prevalence of Helicobacter pylori infection in Korean children: inverse relation to socioeconomic status despite uniform high prevalence in adults. Am J Epidemiol 1996; 143: 257-62.        [ Links ]

14. Campbell S, Frase A, Holliss B. Evidence for ethnic tropism of Helicobacter pylori. Infect Immunol 1997; 65: 3706-12.        [ Links ]

15. Handt LK, Fox JG, Dewhirst FE, Frase GJ, Paster BJ, Yan LL, et al. Helicobacter pylori isolated from the domestic cat: public health implications. Infect Immunol 1994; 62: 2367-74.

16. Grubel P, Hoffman JS, Chong FK, Burstein NA, Mepani C, Cave DR. Vector potential of houseflies (Musca domestica) for Helicobacter pylori. J Clin Microbiol 1997; 35: 1300-3.        [ Links ]

17. Mitchell HM, Lee A and Carrick J. Increased incidence of Campylobacter pylori infection in gastroenterologists: further evidence to support person-to-person transmission of Campylobacter pylori. Scand J Gastroenterol 1989; 24: 396.        [ Links ]

18. Thomas JE, Gibson GR, Darboe MK, Dale A, Weaver LT. Isolation of Helicobacter pylori from human feces. Lancet 1992; 340: 1194-5.        [ Links ]

19. Briggs AH, Sculpher MJ, Logan RP, Aldous J, Ramsay ME, Baron JH. Cost effectiveness of screening for eradication of Helicobacter pylori in management of dyspepsia patients under 45 years of age. BMJ 1996; 303: 1238-40.        [ Links ]

20. Cavallero A, Mezzi G, Fanti L, Gesu G, Bonato C, Masci E. Helicobacter pylori antigen in stool specimens: a new enzyme immunoassay. Gastroenterology 1998; 114: GO 354 (A).        [ Links ]

21. Prada A, Gialluca G, Bartoli A, Gozini C. Diagnosis of Helicobacter pylori infection by detection of antigens in stool specimens. Gastroenterology 1998; 114: G1070 (A).        [ Links ]

22. Vaira D, Malfertheimer P, Mégraud F, Axon A, Deltenre M, Dixon M et al. A novel antigen assay for Helicobacter pylori (HP). European multicenter study. Gut 1998; 43 (Suppl 2): A47.        [ Links ]

23. Makristathis A, Pashing E, Schhultze K, Wimmer M, Rotter ML, Hirschl AM. Detection of Helicobacter pylori in stool by PCR and antigen EIA. Gut 1998; 43 (Suppl 2): A47.        [ Links ]

24. Trevisani L, Sartori S, Galvani F, Dentale A, Caselli M, Ruina M, Bigoni B. Evaluation of a new enzyme immunoassay for detecting Helicobacter pylori in feces. Gut 1998; 43 (Suppl 2): A47.        [ Links ]

25. Veldhyzen van Zanten S, Bleau BL, Best L, Hutchinson D, Bevins J. Use of the Helicobacter pylori stool antigen test (HpSAT) for detection of Helicobacter pylori (HP) infection. Gut 1998; 43 (Suppl 2): A47.        [ Links ]

26. Forné M, Domínguez J, Esteve M, Quintana S, Fernández F, Espinós JC, et al. Detection of Helicobacter pylori antigen in stool specimens in the diagnosis of infection and post-treatment checkup. Preliminary results. Gut 1998; 43: A50.        [ Links ]

27. Vaira D, Malfertheiner P, Megraud F, Axon A, Deltenre M, Hirshl AM. Diagnosis of Helicobacter pylori infection with a new non-invasive antigen-based assay. HpSA European study group. Lancet 1999; 354: 30-3.        [ Links ]

28. McNamara D, Whelan H, Hamilton H, Beattie S, O'Morain C. HpSA: assessment of a new non-invasive diagnostic assay for Helicobacter pylori infection in an Irish population. Ir J Med Sci 1999; 168: 111-3.        [ Links ]

29. Chang MC, Wu MS, Wang HH, Wang HP, Lin JT. Helicobacter pylori stool antigen (HpSA) test. A simple, accurate and non-invasive test for detection of Helicobacter pylori infection. Hepatogastroenterology 1999; 46: 299-302.        [ Links ]

30. Fanti L, Mezzi G, Cavallero A. A new simple Immunoassay for detecting Helicobacter pylori infection: antigen in stool specimens. Digestion 1999; 60: 456-60.        [ Links ]

31. Neri M. Coccoid forms of Helicobacter pylori are a cause of falsely negative urease-based tests. Gut 1998; 43 (Suppl 2): A48.        [ Links ]

32. Janas B, Czkwianiane E, Bak-Romaniszyn L, Bartel H, Tosik D, Planeta-Malecka I. Electron microscopic study of association between coccoid forms of Helicobacter pylori and gastric epithelial cells. Am J Gastroenterol 1995; 90: 1829-33.        [ Links ]

33. Cole SP, Cirillo D, Kagnoff MF, Guiney DG, Eckmann L. Coccoid and spiral Helicobacter pylori differ in their abilities to adhere to gastric epithelial cell and induce Interleukin-8 secretion. Infect Immun 1997; 65: 843-6.        [ Links ]

34. Enroth H, Engstrand L. Egg passage of rodshaped and coccoid forms of Helicobacter pylori: preliminary studies. Helicobacter 1996; 1: 183-6.        [ Links ]

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons