SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.130 número6Infecciones sistémicas por levaduras en un hospital general: Correlación entre estudio de susceptibilidad in vitro y supervivencia de los pacientes al episodio de infección fúngicaGlucagonoma: Evolución y tratamiento índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista médica de Chile

versión impresa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile v.130 n.6 Santiago jun. 2002

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872002000600010 

Rev Méd Chile 2002; 130: 667-670

Colitis isquémica inducida
por cocaína. Caso clínico

Camilo Boza W, Bruno Dagnino U, Ana María Garrido L,
Osvaldo Llanos L.

Ischemic colitis caused by
cocaine abuse. Report of one case

We report a 29 years old male, with a history of cocaine abuse and excessive alcohol intake, who was admitted to the hospital with an acute peritonitis. The patient was operated and multiple perforations of the cecum were found. A right hemicolectomy was performed and the pathological study of the surgical piece showed an ischemic colitis. A literature review reveals 22 reported cases of ischemic colitis associated to cocaine abuse (Rev Méd Chile 2002; 130: 667-670).
(Key Word: Cocaine-related disorders; Colitis, ischemic; Peritonitis).

Recibido el 17 de diciembre, 2001. Aceptado el 15 de marzo, 2002.
Departamento de Cirugía Digestiva, Facultad de Medicina,
Pontificia Universidad Católica de Chile
.

El consumo de cocaína en Chile ha aumentado en forma significativa en los últimos años. Según el cuarto estudio nacional sobre consumo de drogas del CONACE (Corporación Nacional para el Control de Estupefacientes) el uso anual de cocaína aumentó de 1,1% de la población encuestada el año 1999, a 2,1% en el año 2000, siendo el grupo más afectado el de jóvenes entre 19 y 25 años (5%)1. La cocaína ha demostrado producir serios efectos cardiovasculares como infarto al miocardio, arritmias y accidentes cerebrovasculares. Estos efectos se han atribuido en gran parte al efecto vasoespástico de la droga2.

Las consecuencias gastrointestinales son poco frecuentes y éstas incluyen úlceras gastroduodenales, infartos viscerales e isquemia intestinal3.

El objetivo de este trabajo es comunicar un caso de colitis isquémica asociada al uso de cocaína intranasal y revisar la literatura respecto al tema.

CASO CLÍNICO

Hombre de 29 años, con antecedentes de consumo de dos gramos diarios de cocaína intranasal, mantenido hasta el día del ingreso y bebedor de 100 gr de alcohol diariamente. Consultó en el Servicio de Urgencia por un cuadro de 24 h de dolor epigástrico constante y creciente en intensidad, asociado a vómitos, sin fiebre, diarrea ni sangrado digestivo.

Ingresó deshidratado, afebril, con hemodinamia estable, presión arterial de 130/75 mmHg y frecuencia cardíaca de 96/min. El abdomen se encontraba distendido con ruidos hidroaéreos disminuidos y sensibilidad en la mitad superior sin signos de irritación peritoneal. Entre los exámenes de laboratorio destacaba una amilasemia de 552 u/l y una elevación de SGOT de 463 mg/dl y LDH de 350 mg/dl. En el hemograma destacaba un hematocrito de 40% y recuento de blancos de 7.500. Por sospecha de pancreatitis aguda se realizó tomografía axial computada de abdomen que mostró alteraciones de la grasa peripancreática, sin líquido libre ni alteraciones a nivel intestinal.

Se indicó ayuno y se inició tratamiento antibiótico con cefotaxima 1 g c/8 h y metronizadol 500 mg c/8 h. El paciente evolucionó con dolor y distensión abdominal progresiva. Al tercer día, una radiografía de tórax evidenció signos de neumoperitoneo por lo que se indicó cirugía. La exploración demostró una peritonitis difusa con moderada cantidad de contenido intestinal libre en el peritoneo y el ciego con múltiples perforaciones puntiformes con fibrina. El resto del intestino no mostró signos de isquemia ni otras lesiones (Figura 1). Se realizó hemicolectomía derecha con una ileotransversoanastomosis. La evolución posoperatoria fue buena y se dió de alta al octavo día. En los controles a las 4 y 8 semanas se encontraba asintomático pero mantenía consumo importante de droga.


Figura 1. Hallazgos quirúrgicos. Peritonitis difusa por perforación de colon. Lesiones puntiformes cubiertas de fibrina.

El examen anatomopatológico reveló una mucosa cecal hiperémica con áreas hemorrágicas y pseudomembranas. Había úlceras lineales múltiples con fibrina, algunas de ellas perforadas, compatibles con una colitis isquémica (Figura 2).


Figura 2. Hallazgos histológicos. Estudio histopatológico muestra úlceras lineales, algunas perforadas e intensa hiperemia compatible con colitis isquémica.
DISCUSIÓN

Las complicaciones isquémicas intestinales asociadas al uso de cocaína son raras. Estarían explicadas por la actividad vasoconstrictora de ésta, la cual depende de su capacidad de mantener la estimulación alfa-adrenérgica intestinal inhibiendo la recaptación de dopamina y norepinefrina en la membrana presináptica. La cocaína aumenta también el flujo de calcio en la membrana endotelial. Estos dos mecanismos producen vasoconstricción mantenida con la consecuente baja en el riego sanguíneo2-4. Se ha demostrado que la cocaína aumenta la agregación plaquetaria y la formación de trombos vía aumento de tromboxano A2 y disminución de eicosanoides3. Estudios en coronarias han puesto en evidencia un daño endotelial directo, así como otros estudios en animales demostraron un daño directo sobre la mucosa intestinal4.

Desde la primera comunicación en 1985, han sido publicados 22 casos de colitis isquémica asociada a cocaína incluyendo el presente5-16. El 57% de los pacientes eran hombres (13/22) con una edad promedio de 33 años (23-47). Tres de los 22 pacientes (14%) fallecieron durante la evolución. Hay casos comunicados para todas las vías de administración (nasal, endovenosa, inhalatoria, oral) y son en general pacientes consumidores frecuentes y en cantidades importantes. En todos ellos hubo antecedentes de consumo entre 2 a 48 h previas a la consulta. La mayoría (60%) se presentó con historia de dolor abdominal y sangrado digestivo bajo. En los casos en que se realizó endoscopia, se evidenciaron 2 o más de estas características: edema de mucosa, eritema difuso, ulceraciones y hemorragias subepiteliales.

En cuanto al segmento afectado, 12 pacientes (59%) tuvieron compromiso del colon izquierdo, 9 (36%) del colon derecho y uno en toda su extensión. Diez pacientes (45%) fueron operados y en 3 se demostró perforación, todas en colon derecho. En las piezas resecadas se confirmó un compromiso isquémico de diversos grados con trombosis múltiples de pequeño vaso.

En resumen el compromiso isquémico intestinal por cocaína es raro y debe sospecharse en pacientes jóvenes con antecedentes de adicción y dolor abdominal. El cuadro suele desencadenarse en el curso de horas tras la última administración de droga. El compromiso intestinal es segmentario con un amplio rango de gravedad clínica y daño histológico, afectando principalmente a pequeños vasos.

REFERENCIAS

1. Cuarto estudio nacional sobre consumo de drogas. CONACE. http://www.conace.cl.         [ Links ]

2. Cregler L, Mark H. Medical complications of cocaine abuse. N Engl J Med 1986; 315: 1495-500.         [ Links ]

3. Miller T. Crack and gastroduodenal perforation. Gastroenterology 1992; 102: 1431.         [ Links ]

4. Chitoor B, Sudhakar S, Al-Hakeem M, Mac Arthur JD, Sumpio BE. Mesenteric isquemia secondary to cocaine: case reports and literature review. Am J Gastroenterol 1994; 89: 1053-4.         [ Links ]

5. Nalbandian H, Sheth N, Dietrich R, Georgia J. Intestinal isquemia caused by cocaine ingestion: report of two. Surgery 1985; 97: 374-6.         [ Links ]

6. Fischel R, Hamamoto G, Barbul A. Cocaine colitis: Is this a new syndrome? Dis Colon Rectum 1985; 28: 264-6.         [ Links ]

7. Martin TJ. Cocaine-induced mesenteric isquemia. N C Med J 1991; 52: 429-30.         [ Links ]

8. Yang R, Han M, McCarthy J. Isquemic colitis in a crack abuser. Dig Dis Sci 1991; 36: 238-40.         [ Links ]

9. Endres C, Gary DGK, Wollschlaeger G. Bowel isquemia and perforation after cocaine abuse. AJR Am J Roentgenol 1992; 159: 73-5.         [ Links ]

10. Hazanas F, Torres C, Delgado F. Multiorgan (MOF) and intestinal ischemia after cocaine intoxication. Intensive Care Med 1993; 19: 239-40.         [ Links ]

11. Brown D, Rosenholt M, Marshall J. Ischemic colitis related to cocaine abuse. Am J Gastroenterol 1994; 89: 1558-61.         [ Links ]

12. Sanjuan Benito DA, Fernández CJ. Ischaemic colitis induced by cocaine abuse. Br J Surg 1995; 82: 138.         [ Links ]

13. Myers SI, Clagett GP, Valentine RJ, Hansen ME, Aditi A, Arun C. Chronic intestinal ischemia caused by intravenous cocaine use: report of two cases and review of the literature. J Vasc Surg 1996; 23: 724-9.         [ Links ]

14. Niazi M, Kondru A, Levy J, Bloom AA. Spectrum of ischemic colitis in cocaine users. Dig Dis Sci 1997; 42: 1537-41.         [ Links ]

15. Boutros HH, Pautler S, Chakrabarti S. Cocaine-induced colitis with small-vessel thrombosis of colon and gallbladder. J Clin Gastroenterol 1997; 24: 49-53.         [ Links ]

16. Linder JD, Klaus E, Monkemuller KE, Raijman I. Cocaine-associated ischemic colitis. Southern Medical Journal ¿?; 93: 909-13.         [ Links ]


Correspondencia a: Dr Camilo Boza W. Departamento de Cirugía Digestiva. Marcoleta 367. Fono 6863462-092337660. E mail: camiloboza@hotmail.com

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons