SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.130 número7La autonomía del pacienteCRÓNICA índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista médica de Chile

versión impresa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile v.130 n.7 Santiago jul. 2002

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872002000700018 

Rev Méd Chile 2002; 130: 826-826

¿Por qué los errores médicos?

Medical errors in practice?

Sr. Editor: En un número reciente de la Revista aparecen cinco artículos muy interesantes referentes al error médico, de los doctores E. Rosselot, A. Goic, A. Carvallo, G. Szanthó y la enfermera doña Luza Sutil1. Como médico ya viejo me hice la siguiente pregunta: ¿por qué tanta preocupación por el error médico, siendo que éste siempre ha existido y, quizás, en mayor número? Todos los hemos cometido y yo también. La respuesta es obvia: temor por el creciente número de juicios de mala práctica. Pero aquí nace otra pregunta: ¿por qué tantos juicios de mala práctica ahora, si antes ya existían los errores? La respuesta a esta pregunta se la tenemos que pedir a los pacientes. ¿Cuáles son las quejas que se escuchan a diario? Vayan a continuación algunas de las expresiones que tenemos que escuchar con mucha frecuencia de boca de los pacientes y que nos causan verguenza:

"Ya no se ven los médicos de antes. Los de ahora piden muchos exámenes, y no explican nada. Antes lo examinaban y lo escuchaba a uno"

"El doctor me recibió sentado detras de su escritorio; me hizo algunas preguntas mientras escribía en el computador; no me examinó, y me pasó una receta. Todo no duró más de diez minutos"

"Los doctores ya no son como antes, cuando lo veían todo. Ahora sólo ven una parte; apenas examinan, piden muchos exámenes y lo mandan a uno de un especialista al otro, y recetan los remedios más caros".

"Es primera vez que me examinan de la cabeza hasta los pies".

"Los doctores de ahora ya no vienen a las casas, ¿cómo quieren que uno pueda llevar a esta abuela inválida al consultorio?

"Llamé ayer al doctor pero no llegó nunca y tampoco avisó; nos quedamos esperándolo".

Quejas de esta índole se escuchan a diario. Ellas traducen faltas de examen, faltas de urbanidad, faltas de espíritu de servicio, faltas de comunicación con los pacientes y el anhelo de volver a poder contar con ese médico general de familia, amigo, confidente y consejero. Si en ese ambiente frustrante para el paciente y sus familiares se produce un error o una reacción adversa grave, y si el enfermo o sus parientes tienen acceso a un abogado, el juicio de mala práctica no se hará esperar, más aún si la cuenta del hospital y los honorarios aparecen como muy altos. Gracias a que hay muchos pobres que no pueden costear los gastos judiciales no hay más juicios.

Hay un antiguo adagio que aprendí en la Universidad hace ya más de medio siglo: "Se cometen más errores por falta de examen que por ignorancia". Con la nueva bioética norteamericana no ganaremos nada. Si no queremos juicios de mala práctica, apliquemos lo que nos enseñaron en la Escuela de Medicina y cambiemos nosotros de actitud, escuchando y examinando bien a los pacientes. Ese será el mejor y más barato seguro contra los juicios de mala práctica y la mejor manera de recuperar la estima de que gozaron nuestros viejos maestros.

Dr. Ernesto Mundt F.
Casilla 334, Viña del Mar, Chile.

REFERENCIA

1. Error en medicina (Panel). Rev Méd Chile 2001; 129: 1455-72.         [ Links ]