SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.130 número8Insuficiencia suprarrenal primaria por adrenalitis autoimnume¿Por qué Investigar en Bioética? índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista médica de Chile

versión impresa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile v.130 n.8 Santiago ago. 2002

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872002000800011 

Rev Méd Chile 2002; 130: 907-909

Miasis auricular por Cochliomyia
hominivorax (Diptera: Calliphoridae)

(Coquerel, 1858)

Patricia Neira O*1, Nelson Muñoz S*2,
Daniel Cantero C**.

Auricular myiasis caused by
Cochliomyia hominivorax
(Diptera: Calliphoridae)

We report a 37 years old male, coming from Paraguay, who consulted for tinnitus, hearing loss, foreign body sensation and pain in the left ear. He informed that a fly entered into his external auditive channel, five days before consulting. We observed the destruction of the tympanic membrane and 22 live larvae were extracted. Following the larval extraction, these injuries evolved to complete resolution. Larvae were identified as pertaining to the genus Cochliomyia hominivorax (Rev Méd Chile 2002; 130: 907-9).
(Key Words: Diptera; Myiasis; Tympanic membrane perforation)

Recibido el 11 de marzo, 2002. Aceptado el 6 de junio, 2002.
* Cátedra de Parasitología, Escuela de Medicina, Facultad de Medicina Universidad de Valparaíso.
** Servicio de Otorrinolaringología, Hospital Carlos van Buren.
1 M Sc Mención Parasitología U de Chile
2 Técnico de Laboratorio

La parasitación de personas por larvas de moscas es poco frecuente en nuestro medio. Las miasis tegumentarias y las producidas en cavidades abiertas al exterior son las de más fácil diagnóstico para el clínico, pues suele observar directamente las larvas o partes de ellas1. Entre estas se encuentran las miasis auditivas que sólo se producen en tejidos afectados y predispuestos, siendo Cochliomyia hominivorax, sinonimia Callitroga americana, uno de los agentes causales, especie que sólo existe en el continente americano (México hasta Chile) y que ha sido erradicada en Estados Unidos2-4.

En Chile, la ocurrencia de miasis humana por C hominivorax fue observada como un brote epidémico por Gajardo-Tobar y Honorato5, posteriormente Neghme y Donoso6, comunicaron un caso de miasis auricular. En su tesis, Donoso la describió en piel, ojo, nariz, oídos, genitales femeninos, como también en furúnculo y posteriormente fue comunicada por Hevia y cols1. Con el objeto de realizar el diagnóstico de certeza de una miasis auricular se realizó el estudio clínico, epidemiológico y parasitológico de un paciente referido por el Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Carlos van Buren, en Valparaíso.

CASO CLÍNICO

Paciente de 37 años de edad, sexo masculino, misionero paraguayo, quien consultó por sensación de cuerpo extraño, tinitus, hipoacusia y dolor local referido al oído derecho, e informó la introducción de una mosca al conducto auditivo externo en Paraguay, 5 días previos a la consulta. Por misiones viajó a Chile y fue derivado al Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Carlos van Buren. Debido a la intensa otalgia y para su mejor manejo se decidió hospitalizar. Bajo anestesia local, sedación y previa instilación de éter se extrajeron 22 larvas del conducto auditivo externo, observándose la destrucción de la membrana timpánica en sus cuadrantes superiores, visualizando martillo y yunque y la mucosa de la caja muy inflamada y friable.

Los ejemplares vivos y muy activos, fueron recepcionados en suero fisiológico en el Laboratorio de Parasitología de la Escuela de Medicina de la Universidad de Valparaíso para su identificación. Los ejemplares, blancos, de longitud variable (10 a 12 mm) a la observación microscópica presentaban las siguientes características externas (Figura 1): constituidos por 12 segmentos en cuyo borde superior presentaban 3 círculos de pequeñas espinas café castaño, cónicas, en los segmentos 1 al 3 y 4 círculos en el resto. Los cuatro círculos de espinas, sobre la cara dorsal, ocupaban el borde anterior del anillo. Los dos círculos anteriores de cada anillo separados lateralmente de los otros dos, ocupando parte del borde posterior del anillo precedente para mantenerse sobre toda la longitud de la cara ventral (lo que da el nombre de gusano tornillo). En la parte anterior, la boca protegida por un reborde dentado permite el pasaje de dos ganchos maxilares (Figura 2). Espiráculos anteriores mayoritariamente con 10 o más aberturas (pedunculadas), los posteriores con tres hendiduras rectas. A través de la pared del cuerpo, se observaron los dos troncos traqueales provistos de una fuerte pigmentación café oscura.


Figura 1. Larva de Cochliomyia hominivorax obtenida del caso clínico (Aumento 120x).


Figura 2. Ganchos maxilares de una larva de Cochliomyia hominivorax (Aumento 120x).

El estudio microscópico de los ejemplares permitió diagnosticar larvas en tercer estadío de C hominivorax. La buena evolución de las lesiones permitió el alta del paciente en dos días.

COMENTARIO

Cochliomyia hominivorax es una mosca de la familia Calliphoridae estrictamente americana. El imago, de color verde azul con brillo metálico o púrpura, de 10 a 13 mm, la cara superior del protórax y mesotórax presenta 3 bandas longitudinales negras, apéndices locomotores negros y alas transparentes. El adulto se ha observado en las horas de mayor calor efectuando postura de masas ovales que contienen entre 10 y 393 huevos7. Esta postura se repite 3 a 4 veces con intervalos de 2 ó 3 días, el total de huevos depositados por una hembra puede alcanzar a los 1.2282. El huevo es blanco, cilíndrico, de 1 mm de longitud, eclosiona 11 a 21 h luego de la postura, dando origen a una larva que se desarrolla completamente a los 5 ó 6 días luego de la oviposición8.

Las miasis auriculares pueden producirse por invasión secundaria a partir de una miasis nasal o nasofaríngea (rinomiasis), o por infestación directa del canal auditivo11. Por los antecedentes descritos por el paciente, sería esta última la ruta de infestación y debido a que las larvas de C hominivorax pueden atravesar activamente la piel sana se habría producido la destrucción de la membrana timpánica10.

La sintomatología descrita para este tipo de miasis, dolor o malestar acompañado de sordera y zumbido en el oído afectado cuando las larvas se encuentran en el meato externo y descargas sanguinolentas si las larvas alcanzan el oído medio; sólo el primer aspecto fue descrito en el caso presentado. La destrucción de la membrana timpánica en este paciente concuerda con comunicaciones previas que documentan la capacidad destructora de estas larvas, como es el caso de perforación del hueso temporal8 y perforación de paladar duro y blando9.

El diagnóstico clínico se basa en los antecedentes del paciente, el hallazgo de los ejemplares y el diagnóstico parasitario en la identificación de las larvas, lo que tiene gran importancia dado que algunas especies manifiestan mayor acción destructiva que otras sobre los tejidos. El tratamiento básico consiste en la extracción de las larvas previa instilación de anestésico local, seguido de lavado con suero fisiológico para facilitar la extracción de las larvas, los que deben repetirse hasta tener la certeza de haberlas eliminado en su totalidad y finalmente la aplicación de un cicatrizante.

REFERENCIAS

1. Hevia H, Schenone H, Pescetto, Reyes H. Myiasis tegumentarias. Bol Chil Parasitol 1961; 16: 96-8.         [ Links ]

2. Brumpt E. Prècis de Parasitologie. 5ª ed Paris Francia Masson et Cie. Editeurs. 1936; 1402-4.         [ Links ]

3. Donoso R. Miasis humana en Chile. Consideraciones clínicas y epidemiológicas. Rev Chil Hig Med Prev 1947; 9: 3-60.         [ Links ]

4. Wyss J. Screw-worm eradication in the Americas. Ann N Y Acad Sci 2000; 916: 186-93.         [ Links ]

5. Gajardo-Tobar R, Honorato A. Anotaciones acerca de una epidemia de miasis humana. Hospital de Viña del Mar, Chile 1947; 3: 5-14.         [ Links ]

6. Neghme A, Donoso R. Miasis humana en Chile. Rev Méd Chile 1944; 11: 973-81.         [ Links ]

7. Baumgartner D, Greenberg B. The primary screw-worm fly, Cochliomyia hominivorax (Coquerel) (Diptera: Calliphoridae) in Perú. Rev Brasil Biol 1983; 43: 215-21.         [ Links ]

8. Calderón O, Rivera P, Sánchez XC, Solano M. Cochliomyia hominivorax (Diptera: Calliphoridae) como agente causal de miasis aural en un niño de Costa Rica. Parasitol al Día 1996; 20: 130-2.         [ Links ]

9. Calderón O, Sánchez C, Sandi J. Miasis oral por Cochliomyia hominivorax (Diptera: Calliphoridae) en una paciente geriátrica. Rev Cost Cienc Med 1995; 16: 61-6.         [ Links ]

10. Acha P, Szyfres B. Zoonosis y enfermedades transmisibles comunes al hombre y a los animales (miasis). Org Panamer Salud, Publ Científ Nº354, Washington, EUA 1977; 583-93.         [ Links ]

11. James M. The flies that cause myiasis in man. Washington, DC, Bureau of entomology. US Dept. Agriculture, Publ: 631, 1947.         [ Links ]


Correspondencia a: Patricia Neira O. Cátedra de Parasitología, Escuela de Medicina, Facultad de Medicina, Universidad de Valparaíso, Hontaneda 2653, Valparaíso, Chile POBox 92-V. Valparaíso, Chile. Fono: 56-32-507349. Fax: 56-32-507321. E-mail: patricia.neira@uv.cl

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons