SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.130 número12Reflexiones en torno al desarrollo histórico de las ciencias biomédicas en Chile y el rol que jugó la Revista Médica de Chile: un homenaje al cumplir 130 años índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista médica de Chile

versión impresa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile v.130 n.12 Santiago dic. 2002

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872002001200015 

Rev Méd Chile 2002; 130: 1435-1437

Se invita a los lectores a enviar cartas al Editor, con comentarios, preguntas o críticas sobre artículos que hayan sido publicados en la Revista y a las que los autores aludidos puedan responder. También serán bienvenidos los comentarios sobre problemas de actualidad biomédica, clínica, de salud pública, de ética y de educación médica. Podrá aceptarse la comunicación preliminar de datos parciales de una investigación en marcha, respetándose la norma básica de que no haya sido publicada ni sometida a publicación en otra revista. La extensión máxima aceptable es de 3 páginas, tamaño carta, escritas a doble espacio, con un máximo de 6 referencias bibliográficas (incluyendo el artículo que la motivó) y 1 Tabla o Figura. Las cartas que se acepten podrán ser acortadas y modificadas formalmente, por los Editores.

Dos casos de empiema por
Peptostreptococcus

Two cases of empyema caused by
Peptostreptococcus

S r. Editor: Presentamos dos casos de abscesos pulmonares causados por Peptostreptococcus. En el primer caso, se trata de un varón de 41 años, fumador y hepatopatía etílica y por VHC, que ingresa con el diagnóstico de hidroneumotórax derecho. El paciente comenzó dos meses antes del ingreso con un síndrome constitucional acompañado de fiebre vespertina y disnea ante moderados esfuerzos. En la exploración destacaba su mal estado general, caquexia, palidez cutánea, boca séptica, disminución del murmullo vesicular en la base del hemitórax derecho y estertores crepitantes en la base izquierda. En la Rx de tórax al ingreso se apreció un hidroneumotórax que ocupaba los 2/3 del hemitórax izquierdo con tractos fibrosos y patrón destructivo en el lóbulo superior derecho así como un infiltrado en la base izquierda (Figura 1).


FIGURA 1

Se colocó un tubo de drenaje torácico (Figura 2) extrayéndose dos litros de material purulento que, tras cultivarse, resultó positivo para Peptostreptococcus sp, siendo el resto de los cultivos negativos. Tras la colocación del tubo de drenaje, se inició tratamiento antibiótico con imipenem, rifampicina, isoniacida y pirazinamida, quedando afebril a las 24 h. A pesar de la ausencia de bacilos de Koch y cultivos negativos para éste, ante la alta sospecha de TBC, dadas las características radiológicas, se mantuvo el tratamiento antituberculoso durante seis meses. El paciente fue dado de alta a los 15 días por su buena evolución clínica.


FIGURA 2

El segundo caso corresponde a una mujer de 21 años, que acudió al Servicio de Urgencias por fiebre y tos de 3 días de evolución, a pesar de recibir tratamiento con amoxicilina. Entre sus antecedentes personales destacaba una parálisis cerebral infantil con epilepsia refractaria tratada con sección del cuerpo calloso. La paciente presentaba fiebre elevada y en la auscultación pulmonar, una disminución del murmullo vesicular en el hemitórax izquierdo. En la analítica destacaba una leucocitosis con 80% de neutrófilos. En la Rx de tórax se apreció un aumento de densidad en la base pulmonar izquierda. Ingresó en planta, presentando continuos picos febriles a pesar del tratamiento con cefotaxima y hemocultivos negativos, evolucionando radiológicamente con un derrame pleural derecho. Se realizó una toracocentesis, drenando líquido purulento, siendo el cultivo positivo para Peptostreptococccus, con antibiograma sensible a betalactámicos y macrólidos. Se colocó un tubo de drenaje pleural y se mantuvo el tratamiento con cefalosporinas de tercera generación, precisando la instilación de dosis repetidas de urokinasa para el vaciamiento de la cavidad pleural. La evolución fue favorable desapareciendo la fiebre y normalizándose la radiografía de tórax (Figura 3).


FIGURA 3

En las infecciones pulmonares, los gérmenes anaerobios juegan un papel importante1. En algunas series, el 69% de las infecciones pulmonares por estos gérmenes se han asociado con factores predisponentes que favorecen la colonización por anaerobios, como pueden ser la diabetes mellitus, bronquitis crónica y alteraciones del tránsito gastroduodenal2.

En una serie publicada de 1.165 pacientes, tras realización de aspiración transtraqueal a pacientes con sospecha de infección broncopulmonar, en el 69,2% se consiguió aislar el germen responsable. Dentro de los gérmenes anaerobios, los más frecuentemente hallados en las diferentes series publicadas son: Peptostreptococcus, Bacteroides sp y Prevotella, Fusobacterium sp3-5.

El tratamiento adecuado para las infecciones pleuropulmonares por anaerobios precisa de una adecuada combinación de tratamiento antibiótico con procedimientos quirúrgicos1. Aunque la clindamicina ha sido clásicamente el tratamiento de elección, probablemente otros agentes terapéuticos son tan efectivos como ésta para el tratamiento de las infecciones pleuropulmonares por anaerobios5, como quedó demostrado en nuestros casos.

Francisco Javier Sánchez Serrano1,
Ainhoa Zubiaur Cantalapiedra2,
Pablo Roig Rico1,
Juan Bautista Montagud Moncho1

1Servicio de Medicina Interna. Hospital Universitario de San Juan, Alicante, España.
2Médico Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria.

REFERENCIAS

1. Verma P. Laboratory diagnosis of anaerobic pleuropulmonary infections. Semin Respir Infect 2000; 15: 114-8.        [ Links ]

2. Shinzato T, Uema H, Inadome J, Shimoji K, Kusano N, Fukuhara H et al. Bacteriological and clinical studies in 23 cases of thoracic empyema the role of oral streptococci and anaerobes. Nihon Kyobu Shikkan Gakkai Zasshi 1993; 31: 486-91.        [ Links ]

3. Konishi M, Sawaki M, Mikasa K, Maeda K, Mori K, Teramoto S et al. An evaluation of pathogens in patients with bronchopulmonary infection by transtracheal aspiration: December 1978-March 1993. Kansenshogaku Zasshi 1994; 68: 1264-70.        [ Links ]

4. Marina M, Strong CA, Civen R, Molitoris E, Finegold SM. Bacteriology of anaerobic pleuropulmonary infections: preliminary report. Clin Infect Dis 1993; 16: S256-62.        [ Links ]

5. Bartlett JG. Anaerobic bacterial infections of the lung and pleural space. Clin Infect Dis 1993; 16: S248-55.        [ Links ]

Correspondencia a: Francisco Javier Sánchez Serrano. C/Pardo Jimeno, N° 61, 1° escalera, 1° A. 03007-Alicante, España. E-mail: a.zubiaur@coma.es

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons