SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.131 número2Costo beneficio del estudio de diseminación en estadios I y II del cáncer de mamaSíndrome pulmonar por Hantavirus: situación de los roedores reservorios y la población humana en la Décima Región, Chile índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

Compartilhar


Revista médica de Chile

versão impressa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile v.131 n.2 Santiago fev. 2003

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872003000200005 

Rev Méd Chile 2003; 131: 159-167

 

Aproximación al estado de salud
mental del profesorado en
12 escuelas de Puente Alto,
Santiago, Chile

Sebastián Claro T, Paula Bedregal G.

Mental health of teachers from
12 basic schools in a suburban
community, in Chile

 

 

 

 

 

 

Background: Mental health of teachers is a primary concern, considering the important deficiencies in the Chilean educational system. Aim: To explore mental health in teachers from local primary schools. Material and methods: The 12 question version of the Goldberg health questionnaire (a self administered instrument) was applied to 139 teachers working in basic schools in a suburban community. Results: One hundred twenty teachers (99 females) answered the questionnaire. A possible emotional problem was detected in 28.6%. The life prevalence of mental health problems was 32%. Relationships with children were the best perceived and relationships with superiors were the worst perceived. A higher social valuation of teachers and better salaries were the two variables associated with a better satisfaction with work. The number of working hours were directly related to mental health problems. Multivariate analysis showed that age was independent and negatively correlated with Goldberg score and that general satisfaction with work was directly related to the quality of relationships with superiors. Conclusions: Age and number of working hours were two risk factors for mental problems identified in this sample. A better social valuation of teachers work, better salaries and a good relationship with children and superiors should improve labor satisfaction (Rev Méd Chile 2003; 131: 159-67).

(Key Words: Child care; Mental health; Schools; Teaching)

Recibido el 13 de junio, 2002. Aceptado en versión corregida el 8 de octubre, 2002.
Apoyo financiero otorgado por Corporación Municipal de Educación, Salud y Atención de
Menores de Puente Alto.
Centro de Salud Familiar Bernardo Leighton, Puente Alto. Departamento de Salud Pública,
Pontificia Universidad Católica de Chile, Santiago de Chile.

El estado de la salud mental de las personas influye significativamente en su desempeño cotidiano1-5. Esto es particularmente importante en el caso de quienes tienen la responsabilidad de educar a los niños. La relación entre los profesores y sus alumnos, por las características mismas de ella y por el prolongado tiempo durante el cual sucede, ejerce una influencia determinante en la vida de estos últimos. Entonces, se hace necesario ocuparse de la salud mental de los profesores en vista del bienestar de ellos mismos, y a su vez, del sano desarrollo de los niños.

La salud mental de los profesores se constituyó en un tema de interés en tiempo reciente. En países europeos y en Norteamérica ese interés comenzó a principios de los años 1970-79, pero más decididamente, desde fines de esa década. En Chile, aún se le da poca relevancia, si bien, se han realizado esfuerzos para ahondar en él desde principios de la década 1990-996. Esta omisión, aun siendo parcial, es sumamente crítica. Existen en la educación chilena deficiencias importantes, lo cual conlleva, baja motivación de los profesores, poca participación en los cambios curriculares de los docentes, metodologías de enseñanza poco adaptadas a los cambios sociales, inequidad, falta de participación por parte de los padres7-9. Todo ello, nos obliga como sociedad, a buscar nuevos caminos para poder ofrecer a los niños chilenos condiciones educativas más dignas y efectivas.

La presente investigación la realizamos en el contexto de un proyecto de intervención que aborda el tratamiento de niños escolares con problemas de salud mental, en atención primaria. Éste se realiza desde el año 1999 en el Centro de Salud Familiar Bernardo Leighton (CSFBL), en la comuna de Puente Alto, en la Región Metropolitana de Chile.

El objetivo de esta investigación fue aproximarnos a conocer el estado de la salud mental de los profesores que trabajan en los colegios que circundan al CSFBL. Junto con ello, nos propusimos estudiar algunos factores que pudieran estar asociados a ese estado mental. Todo esto, con el propósito de proponer estrategias de intervención que involucren al profesorado y, a su vez, evaluar los efectos de las intervenciones.

Material y método

Se realizó un estudio de prevalencia en la población de profesores de pre-básico a cuarto año básico que trabajaban en doce colegios que circundan al CSFBL en septiembre de 2001.

Se realizaron reuniones en cada uno de los colegios, a las cuales se invitó a participar a todos los profesores de los cursos seleccionados. En las reuniones se discutió acerca del proyecto que se estaba realizando en el CSFBL y se les invitó a participar en la investigación. Durante la misma reunión se les aplicó un cuestionario, en el cual se preguntó acerca de variables demográficas, sociales, laborales, presencia de síntomas físicos durante el año en curso, percepción sobre relaciones interpersonales, satisfacción general con el trabajo y valoración de ciertas proposiciones que promovían aumentar su satisfacción con el trabajo docente.

Para obtener información acerca de la salud mental de los profesores se les preguntó sobre algunos antecedentes (consulta a médico, psicólogo o psiquiatra en los dos años previos, tratamiento con psicoterapia, benzodiazepinas, antidepresivos en los dos años previos, diagnóstico de enfermedad mental realizado por psicólogo o psiquiatra, uso de licencias médicas durante el mismo año) y se incluyó el cuestionario de salud de Goldberg en su versión de 12 preguntas (CSG-12). Este CSG-12 es utilizado como prueba de screening para trastornos emocionales, habiendo sido validado tanto en el extranjero10,11 como en Chile12. Araya y col12 señalaron para el cuestionario que la obtención de un puntaje mayor a cuatro sugiere la posibilidad de un trastorno emocional con 73% de especificidad, 76% de sensibilidad, 73% de valor predictivo negativo y 76% de valor predictivo positivo.

A cada cuestionario se le asignó un número sólo conocido por el profesor que lo contestó. De esta forma se resguardó la confidencialidad de la información, y a su vez, la posibilidad que cada profesor conociera su resultado en el CSG-12. Se publicó en las escuelas los datos del cuestionario con sugerencias respecto a la conducta a tomar según el resultado obtenido.

Con los datos recolectados se realizó una descripción demográfica y social de los profesores de educación básica de los colegios de estudio y una descripción de variables laborales.

Con relación a la presencia de trastornos emocionales, se calculó tasas de prevalencia en la población de estudio, considerando los resultados obtenidos en el CSG-12. Además, se calcularon tasas de visitas a profesionales de la salud, tratamientos realizados, prevalencia de vida de haber tenido un diagnóstico psiquiátrico, presencia de síntomas físicos y utilización de licencias médicas.

Se calcularon, a su vez, los promedios obtenidos en la calificación de los profesores respecto a sus relaciones interpersonales, satisfacción general y valoración de ciertas proposiciones para aumentar su satisfacción en el trabajo docente.

Se realizaron pruebas de asociación de variables e inferencias de acuerdo a la naturaleza de éstas. Se realizó análisis multivariado (regresión lineal, stepwise) para estudiar el peso de las diversas variables independientes en la presencia de trastornos emocionales, prevalencia de vida de enfermedad mental y sobre las valoraciones investigadas. Para el análisis estadístico se utilizó Epi Info 6 y SPSS 8.0

Resultados

El universo total estuvo compuesto por 139 profesores. El 82,7% (115) de ellos asistió a las reuniones en las cuales se invitó a contestar el cuestionario. El 100% de ellos contestó el cuestionario. Los profesores inasistentes a la reunión estaban inasistentes al colegio. No se pudo recolectar información de los profesores que no respondieron el cuestionario. No fue posible saber si la inasistencia se debía a problemas de salud mental. En dos colegios, un total de 5 profesores del segundo ciclo básico contestaron el cuestionario. El análisis de los datos considera los 120 cuestionarios contestados.

Los datos sociodemográficos de la población estudiada se presentan en la Tabla 1. Los datos laborales se presentan en la Tabla 2.

La prevalencia de trastornos emocionales según el CSG-12 en los profesores investigados fue 28,6%. Los antecedentes de salud mental se presentan en la Tabla 3. Destaca que la prevalencia de vida de los trastornos mentales preguntados fue 32% (9 profesores han cursado con dos trastornos y 2 profesores han cursado con tres trastornos).

Los síntomas padecidos por los profesores durante el año 2001 se presentan en la Tabla 4. Sólo 8% no refiere ninguno de los síntomas preguntados. Las solicitudes de licencia de los profesores, durante el mismo período, se presentan en la Tabla 5.

Las calificaciones promedio, en una escala de 1 a 6, otorgadas por los profesores a sus relaciones interpersonales y a su satisfacción general con la docencia se presentan en la Tabla 6. Destaca que la calificación promedio más alta fue la relativa a la relación con los niños y la más baja, aquella con los directivos.

En la Tabla 7 se presentan, en orden decreciente de valoración, 11 proposiciones evaluadas por los profesores en relación a su importancia para aumentar la satisfacción en la labor docente.

En la Tabla 8 se muestra las correlaciones encontradas entre las variables que informan sobre la salud mental de los profesores y el resto de las variables. Aquellas variables no mencionadas, no presentaron correlaciones significativas.

En la Tabla 9 se presenta la información relevante del análisis multivariado. Destaca que 31% de las variaciones en el puntaje del CSG-12 se explican por cinco variables: presencia de cefalea durante el año en curso, problemas de visión durante el año en curso, una menor satisfacción general, mayores remuneraciones y menor edad. Por otro lado, 46% de la variación respecto a haber asistido a psiquiatra en los dos últimos años se explica por cuatro variables: haber usado antidepresivos, valorar más la disminución de la carga de trabajo, haber tenido problemas de concentración durante el año en curso, peor calificación de relaciones con los niños. En el análisis multivariado, no encontramos otras asociaciones significativas para las otras variables que informan sobre la salud mental de la población estudiada.

El 49,4% de la variación en la calificación asignada a la satisfacción general con la docencia se explica por seis variables. Cabe destacar, que 25% de esa variación se explica por la calificación otorgada a la relación con los directivos (quienes tienen mejor relación con los directivos manifiestan una mayor satisfacción general con la docencia). Las otras cinco variables que predicen una mayor satisfacción son: una buena relación con los niños, no haber tenido problemas de audición durante el año en curso, no haber sentido cansancio durante el año en curso, una mayor capacitación docente y una mayor valoración de un mejor ambiente de trabajo.

Discusión

La búsqueda bibliográfica sobre la salud mental de los profesores en Chile es difícil. A los pocos estudios realizados, se agrega la variable calidad metodológica de los mismos y la escasa publicación en revistas de divulgación científica. Dentro de estos pocos estudios, destacan los realizados en Concepción por Cifuentes13 y por Rioseco y col14,15, los realizados en Santiago por Doimich y Faivovich16, Giadrosic17, Selamé18, Gray y col19. Además, cabe mencionar la investigación realizada por Castro6, que presenta una revisión general de los estudios realizados en Chile sobre el tema.

La prevalencia de un posible trastorno emocional, según el CSG-12, en la población estudiada por nosotros, es menor a las comunicadas en los estudios de Araya y cols12 (52,8%) y de Florenzano y cols20 (51,1%). En ambos estudios se utilizó el CSG-12, junto a otros instrumentos, en una muestra consultante al nivel primario de salud. La prevalencia que citamos es la que dio el CSG-12. El estudio de Florenzano y cols20 se realizó dentro de una investigación colaborativa multicéntrica que involucró a varios países. La prevalencia más baja informada para puntajes sobre 4 en el CSG-12 fue 12,2% (en Ankara). La prevalencia más alta fue la de Santiago. En un estudio inglés21, que utilizó el mismo instrumento en consultantes de la atención primaria, la prevalencia reportada fue 33,2%. No encontramos estudios de prevalencia de trastornos emocionales en profesores que utilizaran el CSG-12 o un instrumento comparable.

Dentro de los hallazgos relativos a las percepciones de los profesores sobre sus relaciones interpersonales, cabe destacar que los resultados obtenidos por nosotros coinciden con aquellos señalados en otro estudio chileno realizado en Concepción13.

Es importante destacar la significativa correlación del puntaje en el CSG-12 con la edad, considerando que esta correlación fue inversa: los profesores más jóvenes tuvieron un mayor puntaje en el CSG-12. A su vez, los profesores más jóvenes comunicaron haber recibido el diagnóstico de trastorno depresivo mayor alguna vez en sus vidas con más frecuencia que los profesores de más edad. Lo mismo sucede con la asistencia a psicoterapia en los dos últimos años. Todo esto, nos muestra que los profesores más jóvenes, presentan más antecedentes de una enfermedad mental, y esto es concordante con el puntaje obtenido en el CSG-12. ¿Por qué sucede esto? Son muchas las hipótesis que se pueden aventurar. Algunas de ellas son: a) mayores expectativas de los profesores jóvenes respecto al trabajo docente, b) una mayor presencia de distimia en los profesores de mayor edad, lo cual no es detectado por el CSG-12, c) intereses opuestos por parte de los profesores sobre el cuestionario (los más jóvenes quieren aparecer como más enfermos para que se les ofrezca ayuda, los de más edad quieren aparecer como más sanos para ser más aceptados), d) una mayor aceptación de los más jóvenes a las enfermedades mentales y sus tratamientos. No encontramos referencias en la literatura que muestren resultados semejantes.

Dentro de las otras variables que aparecen asociadas al puntaje en el CSG-12, en el análisis multivariado, destaca la remuneración. En este estudio apareció que los profesores que tienen mayor remuneración obtuvieron un mayor puntaje en el CSG-12. Es poco probable, sin embargo, que una mayor remuneración sea un factor de riesgo para un trastorno emocional. Cabe pensar que existen variables de confusión que no fueron consideradas en el estudio, siendo ellas las determinantes de la diferencia observada. Las otras variables asociadas fueron, cefalea y problemas de visión, las cuales son probablemente somatizaciones del trastorno de ánimo, y la satisfacción general con la docencia, lo cual probablemente está influenciado por el estado de la salud mental del profesor.

Otra variable que apareció muy relacionada a antecedentes relativos a enfermedad mental, fueron las horas de trabajo en establecimientos educacionales. Los profesores que trabajan más horas señalaron más frecuentemente consumo de antidepresivos y benzodiazepinas en los dos últimos años, consulta a psiquiatra en los dos últimos años y haber recibido el diagnóstico de trastorno depresivo mayor alguna vez en sus vidas. Estas asociaciones, sin embargo, no fueron significativas en el análisis multivariado. De todas maneras, es importante considerar esta variable como un posible factor de riesgo para enfermedades mentales. Esta asociación se señala en la literatura22-24.

El puntaje otorgado por los profesores a su satisfacción general con la docencia se correlaciona en forma inversa con el puntaje en el CSG-12. Es interesante ver, entonces, que la variable que se correlaciona en mayor medida con una mayor satisfacción con la docencia fue la calificación otorgada a la relación con los directivos, siendo esta correlación directamente proporcional. A su vez, lo mismo sucede con la calificación otorgada a la relación con los niños. Parece ser, entonces, que a los profesores los afecta especialmente sus relaciones tanto con los directivos de los colegios como con los niños.

Otro hallazgo de interés fue que los profesores consideraron que una mayor valoración al trabajo docente por parte de la sociedad es lo más importante, dentro de las once proposiciones listadas (Tabla 7), para aumentar la satisfacción en la labor docente, más que un aumento en las remuneraciones, valorado en segundo lugar. En tercer lugar ubicaron un mayor respeto en las relaciones humanas en general, lo cual es de algún modo coincidente con lo expuesto más arriba sobre la correlación entre satisfacción general con la docencia y la calificación otorgada a las relaciones con los directivos y los niños.

Para finalizar, queremos destacar que esta investigación aporta en dar a conocer una aproximación al estado de salud mental de un grupo de profesores, área en la cual existe escasa investigación en Chile. Dentro de la información obtenida es interesante destacar el hecho de que los profesores más jóvenes obtuvieron un mayor puntaje en el CSG-12 y reportaron más antecedentes de enfermedad mental. Así también, los profesores que trabajan más horas presentaron más antecedentes de enfermedad mental. Por lo tanto, estas dos variables son importantes de considerar, al trabajar en torno a la salud mental de este grupo de profesores. En la consideración de qué variables pudieran influir en forma más importante para que los profesores tengan mayor satisfacción en su labor docente, una mayor valoración por parte de la sociedad, una mayor remuneración y mejores relaciones humanas, destacaron como las más relevantes.

Referencias

1. Dixon L, Goldberg R, Lehman A, McNary S. The impact of health status on work, symptoms, and functional outcomes in severe mental illness. J Nerv Ment Dis 2001; 189: 17-23.        [ Links ]

2. Berardi D, Berti-Ceroni G, Leggieri G, Ricci P, Ustun B, Ferrari G. Mental, physical and functional status in primary care attenders. Int J Psychiatry Med 1999; 29: 133-48.        [ Links ]

3. Beer J, Beer J. Burnout and stress, depression and self-esteem of teachers. Psychol Reports 1992; 71: 1331-6.        [ Links ]

4. Wells K, Stewart A, Hays R, Burnam A, Rogers W, Daniels M et al. The functioning and well being of depressed patients: results form the medical outcomes study. JAMA 1989; 262: 914-9.        [ Links ]

5. Broadhead W, Blazer D, George L, Kit Tse C. Depression, disability days and days lost from work in a prospective epidemiological survey. JAMA 1990; 264: 2524-8.        [ Links ]

6. Castro E. La salud mental del profesor en Chile: antecedentes para un Estado del Arte. Ministerio de Educación. Febrero de 2000.        [ Links ]

7. Molina S. Logros de la década de los noventa y desafíos futuros. Revista Perspectivas 2000; 4: 5-21.        [ Links ]

8. CIDE. Las reformas educativas: logros, problemas y desafíos. www.cide.cl/cidehoja/_16_pdf        [ Links ]

9. Schiefelbein E, Schiefelbein P. Determinantes de la calidad: ¿qué falta mejorar? Revista Perspectivas. 2000; 4: 37-64.        [ Links ]

10. Prevalin DJ. Multiple applications of GHQ-12 in a general population sample: an investigation of long term retest effects. Soc Psychiatry Epidemiol 2000; 35: 508-12.        [ Links ]

11. Goldberg DP, Gater R, Startorius N, Ustun TB, Piccinelli M, Gureje O, Rutter C. The validity of two versions of the GHQ in the WHO study of mental illness in general health care. Psychol Med 1997; 27: 191-7.        [ Links ]

12. Araya R, Wynn R, Lewis G. Comparison of two self administered psychiatric questionnaires (GHQ-12 and SRQ-20) in primary care in Chile. Social Psychiatry and Psychiatric epidemiology 1992; 27: 168-73.        [ Links ]

13. Cifuentes M. Trabajo y salud del profesor municipalizado. Unidad de Salud Ocupacional. Departamento de Salud Pública. Facultad de Medicina, Universidad de Concepción. Año 1995.        [ Links ]

14. Rioseco P, Vielma M, Vicente B, Muñoz M, Saldivia S, Boggiano G. Salud mental de los trabajadores de la Dirección de Educación de la Municipalidad de Concepción. Revista de Psiquiatría 1998; 15: 112-21.        [ Links ]

15. Muñoz M, Rioseco P, Vicente B, Saldivia S, Boggiano G. Factores asociados a trastornos psiquiátricos en los trabajadores de la educación y salud de la Municipalidad de Concepción. Revista de Psiquiatría 1998; 15: 142-8.        [ Links ]

16. Domich C, Faivovich M. Diagnóstico de la salud mental en profesores de ocho escuelas básicas municipalizadas de la comuna de Santiago. Rev Chilena de Psicología 1994; 15: 15-22.        [ Links ]

17. Giadrosic G. Impacto de la calidad de vida en la disposición del profesor para realizar su trabajo profesional. Tesis de grado para optar al grado de Magíster en Educación con mención en currículo y comunidad educativa. Departamento de Educación. Facultad de Ciencias Sociales. Universidad de Chile. 1999. Directora de tesis: Irene Trufello C.        [ Links ]

18. Salamé T. Condiciones de trabajo y salud ocupacional de los profesores de la Región Metropolitana de Chile. Centro de Estudios Mujer y Trabajo. Documento de trabajo Nº2. Junio de 1998.        [ Links ]

19. Gray N. Estudio de la salud laboral de los profesores: informe final. Colegio de Profesores de Chile. Octubre de 2001.        [ Links ]

20. Florenzano R, Acuña J, Fullerton C, Castro C. Estudio comparativo de frecuencia y característica de los trastornos emocionales en pacientes que consultan en el nivel primario de atención en Santiago de Chile. Rev Méd Chile 1998; 126: 397-405.        [ Links ]

21. Vázquez Barquero JL, García J, Simon JA, Iglesias C, Montejo J, Herran A et al. Mental health in primary care. An epidemiology study of morbidity and use of health resources. Br J Psychiatry 1997; 170: 529-35.        [ Links ]

22. Spurgeon A, Harrington JM, Cooper CL. Health and safety problems associated with long working hours: a review of the current position. Occup Environ Med 1997; 54: 367-75.        [ Links ]

23. Sparks K, Cooper C, Fried Y, Shiron A. The effect of hours of work on health: A metanalytic review. Journal of Occupational and Organizational Psychology 1997; 70: 391-408.        [ Links ]

24. Kawakami N, Haratami T. The epidemiology of stress and health in Japan: review of current evidence and future direction. Ind Health 1999; 37: 174-86.        [ Links ]

Agradecimientos

Agradecemos el aporte material realizado por la Corporación Municipal de Educación, Salud y Atención de Menores de Puente Alto, a los psicólogos Kenmin Cheung y Andrés Fresno por su colaboración en la aplicación de los cuestionarios y a los profesores de los colegios participantes en esta investigación.


Correspondencia a: Dr. Sebastián Claro Tagle. Departamento de Salud Pública, Pontificia Universidad Católica de Chile. Marcoleta 352. Fono: 3543038. Fax: 6331840.
E-mail: jjsclarot@hotmail.com

Creative Commons License Todo o conteúdo deste periódico, exceto onde está identificado, está licenciado sob uma Licença Creative Commons