SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.131 número5Susceptibilidad antifúngica de Candida albicans recuperadas de pacientes con SIDA y candidiasis orofaríngea y esofágica: Experiencia con Etest®Estudio de biodisponibilidad comparativa de dos formulaciones de risperidona existentes en el mercado chileno índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista médica de Chile

versión impresa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile v.131 n.5 Santiago mayo 2003

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872003000500007 

Rev Méd Chile 2003; 131: 520-525

Anemia en las embarazadas
de la comuna de Puente Alto, Chile

Francisco Mardones S1, Alonso Rioseco R2,
Mauricio Ocqueteau T3, María Teresa Urrutia S4a,
Lorena Javet Gb, Iván Rojas T5, Luis Villarroel del P1c.

Anemia during pregnancy
in Puente Alto, Chile

 

 

 

 

 

 

Background: Micronutrient deficiencies, specially iron, render pregnant women as one of the most vulnerable groups to have anemia. Aim: To report the prevalence of anemia during pregnancy and its associated features in women attending public clinics in the Puente Alto County. Material and methods: We studied 1683 pregnant women aged 18 years old or more. Hemoglobin concentration was determined using the cianmetahemoglobin method. Anemia was defined using the 5th percentile cut-off for each week of gestational age as proposed by R Yip from the Centers of Disease Control, 1989. The influence of maternal age, parity, nutritional status classified using weight/height, diseases and smoking habits on hemoglobin concentration were analyzed using logistic regression with a stepwise procedure. Results: Thirteen percent of the study population was anemic. The single factor significantly associated with anemia was nutritional status. Twenty one percent of women with a low weight for height were anemic. Conclusions: These results support the concept that pregnant women with a low weight for height have the greatest risk for anemia and should be specially benefited with preventive or treatment programs to avoid this problem (Rev Méd Chile 2003; 131: 520-525).
(Key Words: Anemia; anemia, hypochromic; Pregnancy complications, infections)

Recibido el 16 de octubre de 2002. Aceptado en versión corregida el 15 de abril de 2003.
Este trabajo fue apoyado por Parmalat spa, Italia. Esta organización no tuvo influencia en el diseño del estudio; en la recolección, análisis o interpretación de los datos; en la preparación, revisión o aprobación del manuscrito.
1Departamentos de Salud Pública, 2Obstetricia y Ginecología y de3Hematología, Facultad de Medicina, Pontificia Universidad Católica de Chile. 4Escuela de Enfermería, Facultad de Medicina, Pontificia Universidad Católica de Chile. 5Servicio de Obstetricia, Ginecología y Neonatología, Hospital Sótero del Río. Servicio de Salud Metropolitano Sur-Oriente.
aEnfermera-Matrona.
bTerapeuta-Ocupacional.
cBioestadístico.

 

El déficit de micronutrientes en la dieta de las embarazadas, especialmente hierro, es un problema mundial1-3, que también se presenta en Chile4,5. Las embarazadas constituyen uno de los grupos más vulnerables a presentar anemia por los altos requerimientos de hierro durante la gestación, que pueden representar hasta un tercio de los depósitos totales maternos6.

Los datos de prevalencia de anemia en el embarazo son muy escasos en Chile. A fines de la década 1970-79 se detectó en el Servicio de Salud Sur-Oriente de Santiago (SSMSO) que en mujeres adultas atendidas por los servicios de salud públicos la anemia estaba presente en 18,7%7. A fines de la década 1980-89 en una población similar de mujeres adultas del SSMSO, pero sólo de bajo peso/talla, se demostró anemia en 25,4%4. Con datos de embarazadas también mayoritariamente adultas de Santiago, del Servicio de Salud Metropolitano Central (SSMC), se detectó que en el período 1988-1992 la anemia llegaba a 36,1%8.

El criterio diagnóstico actual de anemia considera diferentes niveles de hemoglobina (Hb), según la edad gestacional de acuerdo a los cambios fisiológicos del embarazo9. Los nuevos puntos de corte para la definición de anemia en cada edad gestacional, que propone el Center for Disease Control (CDC) de los Estados Unidos, no han sido utilizados en ninguno de los estudios anteriores2.

Interesa conocer la prevalencia actual de anemia en la embarazada comparando la misma según el criterio tradicional y el actual para su diagnóstico. Se reportan los datos de anemia en embarazadas con 18 años y más de la comuna de Puente Alto, Chile. Se estudió también su posible asociación con otros factores maternos registrados habitualmente en las fichas clínicas; ellos son: la edad, la paridad, el estado nutricional según peso/talla, la morbilidad y el tabaquismo.

MATERIAL Y MÉTODO

Los datos provienen de 1.683 mujeres que iniciaron su control de embarazo en los primeros ocho meses del año 2001 en los cuatro consultorios urbanos de la comuna de Puente Alto, en Santiago de Chile. Los consultorios son: Alejandro del Río, Bernardo Leighton, Cardenal Silva Henríquez y San Jerónimo. Estos consultorios forman parte del sistema público de salud que cubre 70% de la población chilena. Puente Alto está ubicada en el SSMSO de Santiago y es la comuna que tiene la mayor población de Santiago y de Chile, llegando a 501.042 habitantes de acuerdo al Censo de Población y Vivienda 200210. Su proporción de población pobre es de 18%, siendo similar a la del país y de la Región Metropolitana: 20,6% y 16,1%, respectivamente11.

Se realizó un estudio de prevalencia registrando información de la embarazada proveniente de los controles habituales durante el embarazo, tanto antropométricos como hematológicos. El criterio de inclusión fue edad mayor o igual a 18 años y la presencia del dato de hemoglobina en la ficha clínica. La toma de muestras de sangre para estudiar los niveles de Hb es una norma obligatoria para todas las embarazadas en los consultorios de este Municipio, que se aplica en el primer control del mismo. Entre los datos recolectados se encuentran los niveles de hemoglobina (en g de Hb/dL), peso al inicio del control del embarazo (en kg más un decimal), talla (en cm), edad materna (en años cumplidos), paridad (como número de partos previos) y edad gestacional (en semanas completas) al momento de las mediciones antropométricas y hematológicas. La edad gestacional se estimó según fecha de última regla (FUR) y en los casos dudosos según ecografía para luego estimar la FUR operacional. Además se registró el diagnóstico materno de patologías del embarazo y la presencia del hábito de fumar.

Todos los datos fueron extraídos de las fichas de control prenatal de cada consultorio. Las matronas, nutricionistas y auxiliares que normalmente atienden a las embarazadas permanecieron durante los meses del estudio. Enfermeras universitarias y otros profesionales de la salud que han colaborado en diversos proyectos de investigación han comparado regularmente los datos reales determinados por ellos con los registros de los consultorios, entrenando al personal para perfeccionar la calidad de los mismos. Estos proyectos de investigación, conducidos por algunos de los autores de este reporte, se realizan desde hace más de 15 años en los consultorios de Puente Alto y los proyectos basados en la Maternidad del Hospital Sótero del Río, desde 1999 permiten una supervisión continua hasta el día de hoy.

La Hb se determinó según el método de la cianmetahemoglobina en el laboratorio del Consultorio Alejandro del Río, que recibe la supervisión del Instituto de Salud Pública. Para definir anemia se utilizaron los valores de Hb correspondientes al percentilo 5 para cada edad gestacional de acuerdo a la combinación de datos de diversas fuentes realizada por R Yip, CDC, 19892; esta propuesta tiene la ventaja de controlar por el efecto de la edad gestacional para cada semana. También se diagnosticó la anemia con el valor de Hb <11 g/DL12, que actualmente es la práctica habitual, para compararlo con el criterio antes señalado2.

Se evaluó el estado nutricional de las embarazadas de acuerdo a la relación peso/talla, expresándose como índice de masa corporal (IMC) (peso/talla2). La clasificación del estado nutricional se hizo en forma similar al criterio del indicador porcentaje del peso ideal en uso en Chile y en varios países de América Latina13, aunque la relación peso/talla se expresó como IMC14.

Estadística. Se analizó la posible asociación de la anemia con la edad, la paridad, el estado nutricional, la morbilidad y el tabaquismo. Para el cálculo de la significación de las diferencias en los promedios y las distribuciones se utilizaron las pruebas t de Student para muestras independientes y la prueba de chi-cuadrado, respectivamente. Las diferencias estadísticas se consideraron significativas con un valor p <0,05. Para determinar la asociación en forma conjunta de las variables anteriores, se realizó un análisis de regresión logística sobre la anemia expresada como variable dicotómica, utilizando el procedimiento paso a paso15.

Los comités de ética de la Escuela de Medicina, Pontificia Universidad Católica de Chile, y del Servicio de Salud Metropolitano Sur-Oriente (SSMSO) aprobaron la realización de este estudio.

RESULTADOS

La información sobre las variables en estudio fue completa en todo el grupo de 1.683 madres (Tabla 1).

La prevalencia de anemia fue 13,4% de acuerdo al criterio del CDC2, mientras que el criterio habitual detectó 11,6%12. La concordancia diagnóstica fue total en los 195 casos diagnosticados por el segundo criterio, mientras que 31 casos adicionales fueron diagnosticados exclusivamente por el criterio del CDC. La distribución de la anemia según grupos de edad y de paridad no tuvo diferencias significativas.

En la Tabla 2 se presenta la prevalencia de anemia según estado nutricional, observándose que aumenta la proporción de mujeres afectadas en la medida que se reduce la relación peso/talla.

Otras patologías diferentes a la anemia, tuvieron una frecuencia de presentación de 7,7%, siendo más frecuentes la pre-eclampsia y la hipertensión arterial crónica con prevalencias de 3,6% y 1,5%. Las otras patologías tuvieron las siguientes prevalencias: diabetes mellitus 0,4%, disfunción tiroidea 0,4%, epilepsia 1%, diabetes gestacional 0,4% y otras 0,4% que incluían colestasis intrahepática del embarazo, anorexia, depresión, pielonefritis, cáncer de mama y leucemia.

La posible asociación entre la presentación de anemia con el conjunto de las otras patologías y con las más frecuentes (pre-eclampsia y la hipertensión arterial crónica) no detectó diferencias significativas entre las anémicas y las no anémicas en estas variables. Las proporciones de embarazadas anémicas y no anémicas en el conjunto de las madres con morbilidad fueron 7,52 y 7,69% de sus respectivos totales, mientras que las proporciones de embarazadas anémicas y no anémicas en los casos con pre-eclampsia e hipertensión arterial crónica fueron 4,87 y 5,22% de sus respectivos totales.

Algo similar ocurrió con el hábito tabáquico. Las proporciones de embarazadas anémicas y no anémicas en el conjunto de las madres con morbilidad fueron 13,52 y 11,60% de sus respectivos totales.

Se ajustó un modelo de regresión logística con todas las variables anteriores y el procedimiento paso a paso seleccionó sólo al IMC como asociado en forma significativa con la anemia (Tabla 3). Ninguna de las otras variables inicialmente incluidas en el modelo hizo un aporte significativo a la regresión logística en presencia del IMC.

DISCUSIÓN

Este es el primer estudio de embarazadas chilenas que utiliza la propuesta de R Yip del CDC en el diagnóstico de anemia2. La similitud detectada entre el diagnóstico de anemia de acuerdo al criterio nuevo y el tradicional no fue total2,12. Hubo 31 casos diagnosticados sólo por el criterio nuevo. Además de proveer información actualizada sobre la prevalencia de anemia en embarazadas con 18 años y más en la comuna más grande de Santiago y de Chile, demostró que en el sector urbano de Puente Alto el único factor que se asocia con la presencia de anemia es el estado nutricional, apoyando la idea que las embarazadas de bajo peso/talla al ingreso al control de su gestación o antes de ello es el grupo que requiere programas especiales de prevención o tratamiento de la anemia.

En la literatura, sobre estudios de factores de riesgo del bajo peso al nacer, es frecuente encontrar que el estado nutricional materno deficiente y la anemia presentan asociaciones con el primero16,17. Sin embargo, al parecer sólo dos estudios publicados en Chile se han interesado en determinar que, además, existe una asociación negativa entre el estado nutricional según peso/talla y la anemia del embarazo8,18. Uno de estos estudios, realizado con datos del SSMSC ya mencionado en la introducción8, utilizó la misma clasificación del estado nutricional de las embarazadas de acuerdo a la relación peso/talla13, concluyendo en forma similar al estudio actual que se correlaciona inversamente con la presencia de anemia. Sin embargo, se observó una prevalencia de anemia en 45,4% de las madres con bajo peso/talla, resultado que podría estar influido por el uso del criterio Hb <12,5 g/dL para diagnosticar anemia que la sobrestima según el criterio CDC.

Además de los dos estudios antes mencionados, que asocian negativamente el peso/talla materno con la anemia del embarazo, encuestas dietarias existentes en el SSMSO de Santiago y en Concepción para los últimos 15 años muestran que las embarazadas de bajo peso para la talla tienen un consumo de algunos micronutrientes, tales como calcio y hierro, menor que las recomendaciones internacionales4,5.

Dado que éste es un estudio de prevalencia en un punto en el tiempo, no podría descartarse que con el desarrollo del embarazo puedan establecerse, posteriormente, asociaciones con las morbilidades estudiadas y también con el hábito de fumar.

La población estudiada de embarazadas con 18 años y más fue toda la elegible bajo control de Puente Alto porque el estudio de la hemoglobina es obligatorio en esta comuna. Siendo la comuna más grande de Chile, interesa conocer si tiene semejanzas importantes con el resto de la población del país. Una semejanza ya señalada de su población general es la referida a la proporción de población bajo la línea de pobreza11. También se puede comparar la información sobre estado nutricional materno encontrada en este estudio (Tabla 2) con aquella de la zona de salud de Santiago donde se ubica esta comuna, que es el SSMSO, para junio de 2001; las proporciones de obesas, sobrepeso, normales y bajo peso fueron: 33,7%, 21,6%, 30,6% y 14,6%19. Estas últimas son también equivalentes a los datos nacionales en el año 2001, donde las proporciones para obesas, sobrepeso, normales y bajo peso fueron: 33,5%, 21,8%, 31,3% y 13,4%, respectivamente15. Es posible que las similitudes observadas en la proporción de población pobre y en el estado nutricional puedan repetirse en cuanto a la prevalencia de anemia en las embarazadas atendidas en el sector público.

Se ha publicado otro estudio en la década de los 90 sobre anemia de la embarazada en adolescentes con edad entre 12 y 18 años, también en consultorios del SSMSO, donde la anemia llegó sólo a 1,2% pero con déficit demostrado de hierro (ferritina sérica menor de 20 g/L) en 55% de las mujeres21. El criterio diagnóstico del CDC utilizado por esos autores controla por el efecto de la edad gestacional para cada trimestre y no para cada semana22. Es posible que haya subestimado la anemia de acuerdo al criterio CDC utilizado por nosotros2.

Con respecto al hábito de fumar durante el embarazo, llama la atención que se haya observado una frecuencia de 11,88% al inicio del control del embarazo, cifra menor que la esperada de acuerdo a otros estudios. En el caso de mujeres embarazadas se detectaron 20,2% de fumadoras al inicio del embarazo en una muestra del SSMSO en 198523. En el caso de mujeres no embarazadas adultas en muestras representativas de Santiago en los años 1988 y 1992 se encontraron 40,3% y 44,7 de fumadoras, respectivamente24, indicando que la prevalencia en los últimos años es establemente mayor que en las embarazadas de sectores numéricamente importantes de Santiago, como el SSMSO y a su interior la comuna de Puente Alto. Ello sugeriría que durante el embarazo se reduce la prevalencia de fumadoras.

REFERENCIAS

1. Rosso P. Nutrition and metabolism in pregnancy. New York: Oxford University Press, 1990.        [ Links ]

2. Institute of Medicine, National Academy of Sciences. Nutrition during pregnancy. Washington, DC: National Academy Press, 1990.        [ Links ]

3. Rosso P, Mardones F. Nutrición en el embarazo. En: Obstetricia, Pérez Sánchez. Editores: A Pérez, E Donoso. Tercera Ed. Santiago: Editorial Mediterráneo, 1999; 233-44.        [ Links ]

4. Mardones-Santander F, Rosso P, Stekel A, Ahumada E, Llaguno S, Pizarro F et al. Effect of a milk-based food supplement on maternal nutritional status and fetal growth in underweight Chilean women. Am J Clin Nutr 1988; 47: 413-9.        [ Links ]

5. Durán E, Soto D, Asenjo G, Pradenas F, Quiroz V. Evaluación de la dieta de embarazadas de área urbana y su relación con el estado nutricional. Rev Chil Nutr 1999; 26: 62-9.        [ Links ]

6. Bothwell TH. Iron requirements in pregnancy and strategies to meet them. Am J Clin Nutr 2000; 72 (suppl): 257S-264S.        [ Links ]

7. Lira P, Foradori A, Grebe G, Vela P. Deficiencia de hierro y folatos en mujeres embarazadas de término. Rev Méd Chile 1984; 112: 127-31.        [ Links ]

8. Robinovich J, Rubio E, Sáez J, Ramírez M. Influencia del peso corporal en el embarazo y resultado perinatal. Rev Chil Obstet Ginecol 1995; 60: 151-67.        [ Links ]

9. Rasmussen KM. Is there a causal relationship between iron deficiency or iron-deficiency anemia and weight at birth, length of gestation and perinatal mortality? J Nutr 2001; 131: 590S-603S.        [ Links ]

10. Instituto Nacional de Estadísticas, Chile. Censo de Población y Vivienda 2002. Cifras preliminares. Sitio web: www.ine.cl, Febrero, 2003.        [ Links ]

11. Ministerio de Planificación Nacional (MIDEPLAN), División Social, Departamento de Información Social, Encuesta CASEN 2000.        [ Links ]

12. World Health Organization/United Nations University/UNICEF. Iron deficiency anaemia, assessment, prevention and control: a guide for programme managers. Geneva: WHO, 2001.        [ Links ]

13. Mardones F, Rosso P. Diseño de una curva patrón de incrementos ponderales para la embarazada. Rev Méd Chile 1997; 125: 1437-48.        [ Links ]

14. Mardones F, Rosso P, Marshall G, Villarroel L, Bastías G. Comparación de dos indicadores de la relación peso/talla en la embarazada. Acta Pediátrica Española 1999; 57: 573-8.        [ Links ]

15. Agresti A. Categorical Data Analysis. New York: John Wiley & Sons, 1990.        [ Links ]

16. Bondevik GT, Lie RT, Ulstein M, Kvale G. Maternal hematological status and risk of low birth weight and preterm delivery in Nepal. Acta Obstet Gynecol Scand 2001; 80: 402-8.        [ Links ]

17. Escobar JA, Darias LS, Espinosa MA, Castaneda L de R, Herrera YG, García NP, Rabelo ML. Risk factors of low birthweight in a Cuban Hospital, 1997-2000. Rev Panam Salud Pública 2002; 12: 180-4.        [ Links ]

18. Villena-Heinsen C, Quijano F, Karlheinz L, Schmidt W. Embarazo, parto y puerperio en mujeres de bajo peso. Rev Chil Obstet Ginecol 1997; 62: 352-7.        [ Links ]

19. Ministerio de Salud, Chile. Servicio de Salud Metropolitano Sur Oriente, Santiago. Estado Nutricional de la Embarazada. Santiago: Mimeo, 2001.        [ Links ]

20. Ministerio de Salud, Chile. Unidad de Nutrición. Situación nutricional de la población materno infantil bajo control en el SNSS, Santiago: Mimeo, 2001.        [ Links ]

21. Hertampf E, Olivares M, Letelier A, Castillo C. Situación de la nutrición de hierro en la embarazada adolescente al inicio de la gestación. Rev Méd Chile 1994; 122: 1372-7.        [ Links ]

22. Centers for Disease Control (CDC). CDC criteria for anemia in children and childbearing-aged women. Morbidity and Mortality weekley report 1989; 38: 400.        [ Links ]

23. Vio F, Albala C, Salinas J, Mardones F, Truffello I. Influencia del hábito de fumar en la lactancia materna. Rev Méd Chile 1987; 115: 611-5.        [ Links ]

24. Berríos X. Carta al Editor. Tendencia temporal de los factores de riesgo de enfermedades crónicas: ¿la antesala silenciosa de una epidemia que viene? Rev Méd Chile 1997; 125: 1405-7.        [ Links ]

Agradecimientos

Se reconoce y agradece su importante aporte en la organización inicial de este estudio a la Matrona Sra. Eugenia Tobar y al Estadístico Sr. Carlos Navarrete.

_______________

Correspondencia a: Dr. Francisco Mardones S, Departamento de Salud Pública, Facultad de Medicina, Pontificia Universidad Católica de Chile. Marcoleta 381, Depto. 31, Santiago. Teléfonos: 3548039, 3543802. Fax: 2221170.
E-mail: mardones@med.puc.cl, fmardons@puc.cl

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons