SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.136 número9Valor de un test clínico para evaluar actividad física en niñosCarcinoma papilar en quiste del conducto tirogloso: Reporte de dos casos índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista médica de Chile

versión impresa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile v.136 n.9 Santiago sep. 2008

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872008000900011 

 

/fbpe/img/rmc/v136n9Rev Méd Chile 2008; 136: 1163-1168

ARTÍCULOS DE INVESTIGACIÓN

 

¿Qué opinan sus lectores de la Revista Médica de Chile?

An opinión survey among readers of Revista Médica de Chile

 

Daniel Bunout B1, Humberto Reyes B2.

1Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos, Universidad de Chile. Santiago de Chile. 2Editor, Revista Médica de Chile.

Dirección para correspondencia


Background: A few objective indicators support the relevance of articles published in medical journals, such as the ISI Impact Factor and Citation Indices. However, a feedback from the readers can help to improve ajournal Aim: To report the results of an opinión survey addressed to readers of Revista Médica de Chile, in June-August 2007. Material and methods: A survey was devised and distributed electronically or by mail among all subscribers. It requested information about gender, age, site of work, proportion of time dedicated to clinical practice, teaching or research, plus their opinión about the contents and format of the journal, inviting them to propose improvements. Results: The survey was distributed to 1274 subscribers (98.7% physicians, most living in Chile) and was responded by 309 (24%). Those who responded were practicing medicine for a mean of 24 ± 13 (SD) years and did not differ in gender, age or years of medical practice from those that did not respond. Sixty three percent practiced as internists and dedicated 63 ± 26 (SD) % of their time to clinical practice, 21 ± 16% to teaching activities and 16 ± 17% to research. More than half of respondents qualified the sections of the journal asgood or excellent. Fifty one per cent requested to include more clinical topics updates, 35% more articles on evidence based medicine and 34% more articles focused on continuing medical education. The more frequent free suggestions referred to changes in the format of the journal. Conclusions: Most readers are satisfied with the journal's contents. Suggested changes were referred to review añides and the journals format .

(Key words: Data collection; Journalism, medical; Publications; Questionnaires)


Las revistas científicas disponen de elementos de juicio concretos para juzgar su interés: número de suscriptores, cantidad de manuscritos que reciben, disponibilidad de revisores externos y los índices de impacto y citación registrados por el Institute for Scientific Information (ISI). Si la revista se publica en formato electrónico se puede conocer el número de visitas que tuvo en un determinado plazo, incluso para cada artículo publicado. Pero la mayoría de estos indicadores ilustran el interés de una fracción de sus usuarios, formada por los autores que publican en esa revista, y no representan necesariamente la opinión de sus lectores. Una encuesta de opinión en una revista alemana mostró diferencias sustanciales entre sus lectores y autores1. Otra encuesta, en una revista norteamericana, reveló gran discrepancia en la preferencia de temas prioritarios, comparando opiniones de expertos (editores y miembros del Consejo) y de sus lectores2.

La Revista Médica de Chile está incluida en bases de datos que hacen accesible su contenido al ámbito internacional de lectores y la clasifican entre las revistas "de corriente principal"3-7. Desde 1997, además de publicarse impresa en papel, existe una versión electrónica con acceso libre en https://scielo.conicyt.cl/.

Estos antecedentes estimulan a preguntar ¿qué opinan de la Revista sus lectores, más allá del ámbito de los autores que envían manuscritos?

Para conseguir esa información se envió una encuesta a los suscriptores, que la reciben impresa en papel, y a los lectores de su versión electrónica. Sus propósitos fueron: 1. Conocer el perfil profesional de los lectores y 2. Recibir su opinión sobre el formato y los contenidos de la Revista.

MATERIAL Y MÉTODO

La encuesta fue elaborada por los editores como un cuestionario estructurado con alternativas de respuestas por marcar y preguntas abiertas para respuestas libres.

Datos demográficos y generales solicitados:

1. Identificación, año de nacimiento, título profesional y año en que lo obtuvo, localidad de trabajo, especialidad: sitios en que ejerce su profesión (hospital público, universitario, de otra institución, clínica privada o consulta privada): actividad en docencia y en investigación: tiempo que ocupa en asistencia médica, docencia, investigación u otra actividad (estimado en porcentaje).
2. Indicar si es socio de la Sociedad Médica de Santiago y de otras sociedades científicas (identificar).
3. Forma de acceder a la Revista: socio de la Sociedad Médica de Santiago, suscriptor independiente o disponibilidad en bibliotecas.
4. Formato en que lee la Revista: impresa en papel, electrónico o ambos.
5. Preferencia del formato: impreso en papel, electrónico o le es indiferente.
6. Listado de otras revistas médicas que lee regularmente (hasta 4 preferencias).

Opiniones sobre el contenido de la Revista:

1. Señale tres cambios que recomendaría para mejorarla.
2. Califique cada una de las Secciones, entre las opciones: "excelente", "buena", "regular", "mala", o "no opina".
3. Opine sobre el balance de las Secciones, entre las alternativas "preferiría aumentarla", "está en balance adecuado", "preferiría disminuirla" o "no opina".
4. Agregue sus comentarios libres sobre la Revista.

Diseño de la encuesta. Los datos solicitados fueron colocados en un formato en papel, transformado también en un formato electrónico, ensayado en diez médicos (editores, ex-editores, miembros del Directorio de la Sociedad Médica de Santiago). El tiempo ocupado en responder sería inferior a 30 mln.

Aplicación de la encuesta. En junio de 2007 se envió la encuesta a la dirección electrónica de 958 socios de la Sociedad Médica de Santiago, suscriptores de la Revista; en agosto se reenvió la encuesta a 486 socios que no habían respondido. Se enviaron facsímiles en papel a la dirección postal de 316 socios de quienes no se disponía de dirección electrónica. El formato electrónico se colocó en el sitio web de la Revista en www.scielo.cl. Como un incentivo para obtener respuestas, se anunciaron seis premios que se sortearían entre los respondedores.

La recepción de respuestas se cerró en septiembre de 2007. Las respuestas recibidas, por vía electrónica o postal, fueron recogidas por el "webmaster" de la Sociedad y los datos se transfirieron a una planilla Excel.

Estadística. Se empleó el programa Stata 8 para Windows (Stata Corporation, 4905 Lakeway Drive, College Station, Texas 77845 USA). Las diferencias entre promedios se analizaron mediante las pruebas t de Student o de varianza unidireccional y las diferencias entre proporciones, mediante Chi2.

RESULTADOS

Personas encuestadas y su perfil profesional. Se envió la encuesta a 1.274 personas y se recibieron 309 respuestas (24%): sólo 5 provinieron de la página web (de Saint Louis, Mérida, Maceio, Montevideo y Asunción), por lo cual 98% de las respuestas correspondieron a lectores de la Revista, en Chile. La mayoría de las respuestas provino de la Región Metropolitana, particularmente de Santiago: 172 (58,5%), seguida por la V Región (Valparaíso/Viña del Mar): 28 (9,5%), la VIII (Concepción): 20 (6,8%) y la XIV (Valdivia): 16 (5,4%). Las demás llegaron de distintos puntos del país, desde Arica hasta Puerto Williams. Quince personas no consignaron su localidad de trabajo.

Comparando las 309 personas que respondieron, con un universo de 1.317 socios de la Sociedad Médica de Santiago, no difieren en la proporción de varones y damas: 75% de varones versus 79% en el universo, p 0,06; en su edad promedio: 51±13 (DE) años versus 49±14, p 0,2; ni en el tiempo de ejercicio profesional: 25±14 años versus 24±15, p 0,35. Los encuestados son médicos, con excepción de un bioquímico, un nutricionista, un tecnólogo médico y un ingeniero comercial.

Entre los respondedores (en adelante: "encuestados") 93% son socios de la Sociedad Médica de Santiago y 72% pertenecen, además, a otras sociedades científicas, preferentemente de especialidades derivadas de la Medicina Interna. Cuarenta y tres encuestados (14%) se dedican a especialidades independientes de la Medicina Interna o la Medicina General de adultos: Cirugía (13 personas), Anatomía Patológica (4), Neurología (4), Pediatría (4), Salud Pública (3), Psiquiatría (2), Administración en Salud (2), Genética (2), Urología (2), Biología Molecular (1), Dermatología (1), Ginecología (1), Microbiología (1), Radiooncología (1), Toxicología (1), Traumatología y Ortopedia (1).

Los 309 encuestados fueron analizados en "cuartiles" según su edad profesional, separados en: menos de 17 años, 17 a 25, 26 a 34 y más de 34 años.

Sesenta y tres por ciento ejercen como internistas y 13% son médicos generales. Entre los internistas, 73% ejercen una especialidad derivada. La dedicación a Medicina General es más frecuente en médicos con menos de 17 años de profesión (29%) que en los mayores (p <0,01).

Cuarenta y siete por ciento trabajan en un hospital público, 31% en un hospital universitario, 37% en clínicas privadas y 59% en consulta privada: 47% trabajan en dos o más instituciones. La atención en consulta privada aumenta en los grupos sobre 26 años de profesión, comparados con menos de 17 años (65% versus 37%, p <0,01). La proporción de tiempo dedicado a asistencia médica es 63±26 (DE) %, a docencia 21±16%, a investigación 16±17% y una alta proporción practica dos o más de estas actividades. La dedicación a docencia es menor en los médicos con menos de 17 años de ejercicio profesional que en los otros grupos (16% versus 23%, 19% o 25%, p 0,01).

Otras revistas médicas leídas por los encuestados. Las cuatro revistas que leen con mayor frecuencia son New Engiand Journai of Medicine (54%), The Lancet (17%), Annals of Internal Medicine (14%) y JAMA (10%). Ciento un encuestados (33%) leen habitual-mente otras revistas chilenas, con preferencia de Cirugía, Infectología, Pediatría y Cardiología: 17 (5,5%) leen revistas españolas y 12 (4%) leen revistas latinoamericanas (México, Brasil, Argentina). Más de 50% leen, además, otras revistas de distintas especialidades.

Preferencia de formato. Cincuenta y cuatro por ciento de los encuestados lee la Revista en su formato en papel (70% entre los lectores con más de 34 años de profesión, superando a los otros grupos de edad, p 0,02), mientras 7% accede a la versión electrónica (17% de los médicos con menos de 17 años de profesión, superando a los otros grupos de edad, p 0,01) y 39% usa ambos formatos. Sin diferencias según su edad profesional, 62% de los encuestados prefiere la Revista en formato impreso en papel, 17% prefiere un formato electrónico y 20% no declara preferencias.

Calificación de los contenidos. Las Secciones de la Revista son calificadas mayoritariamente como "buenas" o "excelentes" (Tabla 1). Solo 2% a 4% de los opinantes calificaron "malas" a las Cartas al Editor, Educación médica, Medicina basada en evidencia, Casos clínicos e Historia de la medicina. No hubo diferencias según el tiempo de ejercicio profesional.


El balance del número de artículos que incluyen las Secciones es considerado adecuado, en general (Tabla 2). Cincuenta por ciento de los encuestados preferiría aumentar los Artículos de revisión y poco más de 30% pide más espacio a Medicina basada en la evidencia, Educación médica y Artículos de investigación. Un aumento en Medicina basada en la evidencia es solicitado preferentemente por médicos con menos de 17 años de profesión (46%, p 0,01).


No se detectó asociación entre la dedicación a asistencia, docencia o investigación, y las opiniones expresadas sobre el contenido de las Secciones.

Proposiciones de cambios. Solamente 190 encuestados (61%) sugirieron cambios del formato o contenido. La Tabla 3 sintetiza las sugerencias más reiteradas. Ninguna coincidió en más de 8% de los encuestados y las más repetidas se refieren al formato: Figuras y Tablas en colores, el diseño de la portada, aumentar el número de páginas. El mayor número de sugerencias formó una miscelánea (19%) que incluyó: limitar la discusión de los casos clínicos a su diagnóstico y tratamiento, sin una revisión exhaustiva del tema: actualizar terapias en problemas clínicos emergentes: publicar casos clínicos o imágenes como problemas de diagnóstico, con comentarios por un experto: repartir la Revista más oportunamente: adoptar programas "on fine" para el proceso editorial: aceptar el uso del idioma inglés por autores de habla española (incluso chilenos) o publicar toda la revista en inglés.


DISCUSIÓN

Las personas que respondieron la encuesta son 24% del total de socios de la Sociedad Médica de Santiago - Sociedad Chilena de Medicina Interna y no difieren de ese universo en género, edad y años de profesión, ni su distribución geográfica en el país. Revistas extranjeras han conseguido tasas de respuestas entre 59% y 80% en encuestas parecidas9,10. El bajo número de respuestas en la página web pudo deberse a que la encuesta fue ubicada en la portada de la Revista, a la que no es indispensable acceder cuando se busca un artículo específico; además, se publicó solamente en idioma español.

El primer propósito de esta encuesta se cumplió permitiendo caracterizar el perfil profesional de los lectores habituales de la Revista: la mayoría son médicos clínicos que comparten su jornada en dos o más instituciones y en consultas privadas. Dedican la mayor proporción de su jornada a asistencia médica, pero muchos la combinan con docencia o investigación.

Aunque una alta proporción de los encuestados ejerce una subespecialidad médica, sus preferencias de lectura coinciden en revistas que las bases de datos internacionales clasifican en el área de la Medicina Interna y General, la misma en que se clasifica a la Revista Médica de Chile.

La mayoría de los encuestados (62%) declaró preferir la lectura de la Revista impresa en papel, sin diferencias según edades, aunque los médicos del cuartil más joven consultan su versión electrónica con mayor frecuencia que los de mayor edad profesional.

Con respecto al segundo propósito de la encuesta, la mayoría de los encuestados están satisfechos con las Secciones actuales. Se recibieron sugerencias de cambios desde un número reducido de encuestados. Resaltan el interés por aumentar los Artículos de revisión, de Medicina basada en la evidencia, de educación médica continua dirigida a médicos generales y en temas relacionados con problemas clínicos cotidianos. Este interés coincide con los lectores de una revista española, quienes también privilegian las revisiones y puestas al día10. Los así opinantes preferirían una revista que, imitando las publicaciones anglosajonas de naturaleza similar, les ayude en la práctica profesional ofreciéndoles evidencias sólidas para basar sus decisiones. En los campos clínicos se imponen progresivamente los "journal clubs" como una manera de estimular la lectura crítica de las revistas médicas11-13. Los artículos deben ser de muy buena calidad para aprobar el análisis de lectores que revisan su metodología, conclusiones y recomendaciones. Probablemente por esta razón, algunos encuestados piden mayor rigurosidad de las revisiones por pares y que se publiquen sólo manuscritos que informan una investigación realizada y analizada estrictamente. Las jornadas prolongadas de trabajo restringen a los profesionales a elegir revistas que publiquen una información médica relevante, confiable y sucinta.

Los editores deberemos acoger estas proposiciones con mesura. El volumen de manuscritos que recibe la Revista y el espacio limitado de que dispone para publicarlos tientan a subir el nivel de exigencia de calidad y aumentar la proporción de rechazos, que actualmente bordea 30%. Pero es también importante considerar que esta Revista ejerce un rol educacional, transmitiendo a los autores las observaciones de pares externos y de los editores, dándoles la oportunidad de corregirlas. En las últimas décadas se ha dado un paso enorme en la educación de los autores, en nuestro país, por cuanto al menos en su presentación formal la mayoría de los manuscritos recibidos cumplen las Instrucciones a los Autores y, por ende, las recomendaciones de entidades con prestigio internacional.

Las personas que respondieron esta encuesta han proporcionado una ayuda inapreciable a los editores de la Revista Médica de Chile. Ahora disponemos de opiniones de una muestra representativa de sus lectores habituales, con una expresión de apoyo a su estado actual y sugerencias que permitirán planificar cambios para satisfacer a quienes desean una revista dinámica y útil para su perfeccionamiento científico y el de su práctica profesional.

Agradecimientos

A los Impresores de la Revista (Gaete y Cía.) por el diseño de la encuesta en papel y a la empresa "Compuerta Internet" que adaptó la encuesta a un formato electrónico, recibió y almacenó las respuestas. A las personas que tuvieron la generosidad y el entusiasmo necesarios para responderla.

Notas del Editor. 1. Este manuscrito fue sometido a revisión externa por dos expertos independientes, con vasta experiencia editorial, cuyas observaciones y comentarios permitieron mejorarlo. 2. Los premios ofrecidos a los participantes en la encuesta (consistentes en dos botellas de vino de selección, cada uno) fueron asignados por sorteo durante el Congreso Chileno de Medicina Interna, en octubre de 2007, a los Dres. Alfredo Villagrán (Rancagua), Ginette Gradjean (Valdivia), Jorge Meruane (Santiago), María Soledad Navarrete (Santiago), Daniel Enos (Los Angeles) y Héctor Toledo (San Fernando).

 

REFERENCIAS

1. Roick C. Fachzeitschriften für Autoren und/oder Leser? Urteile unterschiedlicher Lessergruppen über die Psychiatrische Praxis. Psychiat Prax 2006; 33: 287-95.        [ Links ]

2. Lundberg GD, Paul MC, Fritz H. A comparison of the opinion of experts and readers as to what topics a general medical journal (JAMA) should address. JAMA 1998; 280: 288-90.        [ Links ]

3. Reyes H, Kauffmann R, Andresen M. Tradición y progreso: ¿Ahora también una revista bilingüe? (Editorial). Rev Méd Chile 2000; 128: 1187-9.        [ Links ]

4. Reyes H, Palma J, Andresen M. El manejo editorial de los manuscritos recibidos en la Revista Médica de Chile (Editorial). Rev Méd Chile 200 4; 132: 7-10.        [ Links ]

5. Reyes H, Andresen M, Palma J. ¿Por qué demoran en publicarse los manuscritos en la Revista Médica de Chile (Editorial). Rev Méd Chile 2006; 134: 7-11.        [ Links ]

6. Lee RV. Medical journals: Old, not senescent. A tribute to Revista Médica de Chile on its 135th Anniversary (Editorial). Rev Méd Chile 2007; 135: 823-8.        [ Links ]

7. Krauskopf M, Krauskopf E. Una mirada epistemométrica de la Revista Médica de Chile. Rev Méd Chile 2008; 136: 1065-72.        [ Links ]

8. Reyes H. La Revista Médica de Chile en una biblioteca de ciencias en la Internet (Editorial). Rev Méd Chile 2001; 129: 131-2.        [ Links ]

9. Stott JC. What do readers want from their journal? BDJ readership survey 2002. Br Dent J 2003; 194: 311-3.        [ Links ]

10. Marrugat J. Encuesta de opinión de los lectores de la Revista Española de Cardiología. Rev Esp Cardiol 1997; 50: 1-4.        [ Links ]

11. Lee AG, Boldt HC, Golnick KC, Arnold AC, Oetting TA, Beaver HA et al. Structured journal club as a tool to teach and assess resident competence in practice-based learning and improvement. Ophtalmology 2006; 113: 497-500.        [ Links ]

12. Milbrandt EB, Vincent JL. Evidence-based medicine journal club. Crit Care 2004; 8: 401-2.        [ Links ]

13. Macrae HM, Regehr G, McKenzie M, Henteleff H, Taylor M, Barkun J et al. Teaching practicing surgeons critical appraisal skills with an Internet-based journal club: A randomized, controlled trial. Surgery 2004; 136: 641-6.        [ Links ]

 

Recibido el 11 de junio de 2008. Aceptado el 29 de julio de 2008.

Conflictos de intereses: los autores son editores de la Revista, con cargos financiados por la Sociedad Médica de Santiago, entidad que no tuvo ninguna participación en el análisis de los resultados ni en la redacción de este manuscrito.

Correspondencia a: Dr. Humberto Reyes B. Revista Médica de Chile, Bernarda Morín 488, Providencia, Santiago de Chile. E mail: revmedchile@smschile.cl

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons