SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.139 número2Implementación de 9 indicadores de calidad en un laboratorio hospitalarioGranulomatosis linfomatoide cerebral primaria en paciente VIH positivo: Caso clínico índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista médica de Chile

versión impresa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile vol.139 no.2 Santiago feb. 2011

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872011000200011 

Rev Med Chile 2011; 139: 215-217

CASO CLÍNICO

 

Infección de pseudoquiste pancreático por Haemophilus parainfluenzae. Caso clínico.

Pancreatic pseudocyst infection caused by Haemophilus parainfluenzae. Report of one case

 

MARIELA MARTÍN-BERRA1, VICENTE NAVARRO-LÓPEZ2, ELIA SIRVENT3, MONTIEL JIMÉNEZ4

1Servicio de Medicina Interna. Hospital de Torrevieja. Alicante. España.
2Unidad de Enfermedades Infecciosas. Hospital Vinalopó Salud de Elche. Alicante. España.
3Servicio de Microbiología.
4Servicio de Cirugía Hepatobiliopancreática. Hospital de Torrevieja. Alicante. España.

Dirección para correspondencia


We report a 48-year-old male admitted to hospital due to a severe alcoholic pancreatitis. At four weeks of evolution of the acute episode, an abdominal CAT scan showed a fluid collection of 20 cm diameter located in the pancreatic tail and 2 small collections in the head. The patient received several antimicrobials and during the seventh week of evolution, while receiving vancomycin, presented fever. A fine needle aspiration of the cyst revealed the presence of Haemophilus parainfluenzae biotype VIII. The patient was treated with amoxicillin-clavulanic acid and a laparoscopic cysto-gastrostomy, with a good clinical response.

(Key words: Abdominal abscess; Haemophilus parainfluenzae; Pancreatitis, alcoholic.)


El pseudoquiste pancreático aparece tras una pancreatitis aguda en 10% de los casos1. La infección espontánea del pseudoquiste es una complicación poco habitual2. Los microorganismos implicados más frecuentemente son bacilos Gram negativos (Escherichia coli en primer lugar) y Staphylococcus coagulasa negativo3. Presentamos el primer caso descrito en la literatura de un paciente con un pseudoquiste pancreático infectado por Haemophilus parainfluenzae.

Caso clínico

Varón de 48 años que ingresó por una pancreatitis aguda necrohemorrágica grave de etiología enólica. Al segundo día del ingreso fue trasladado al servicio de cuidados intensivos (UCI) por presentar una insuficiencia renal aguda anurica, precisando soporte sustitutivo renal durante toda la hospitalización. Se le colocó una sonda nasoyeyunal para iniciar alimentación enteral de manera precoz y así evitar infecciones posteriores4. Estuvo con ella la mayor parte del tiempo de la hospitalización, teniéndola que recolocar en dos ocasiones. En el seguimiento radiológico mediante tomografía computarizada (TAC) a las cuatro semanas del episodio agudo se observó la presencia de una colección de 20 cm de diámetro máximo situada en la cola pancreática (Figura 1) junto con 2 pequeñas colecciones en la cabeza del páncreas. El paciente recibió terapias seriadas con antibióticos por sospecha de infección del tejido pancreático, con meropenem y posteriormente con vancomicina por bacteriemia secundaria a infección de catéter femoral por Staphylococcus aureus resistente a meticilina. En la séptima semana post ingreso, cuando ya se había suspendido el meropenem y recibía tratamiento con vancomicina, el paciente presentó un empeoramiento clínico con fiebre. Durante ese episodio febril se realizó una analítica de urgencia que mostró la presencia de 12.160 leucocitos/ml con 70,1% de neutrófilos, hemoglobina de 9 g/dl, plaquetas de 4 76 x 106/L y proteína C reactiva de 12 mg/dl. También se realizó un estudio ecocardiográfico, hemocultivos y una punción aspiración con aguja fina (PAAF) del pseudoquiste pancreático mayor.


  FIGURA 1. TAC abdominal donde se observa el pseudoquiste en cola de páncreas.

Evolución

El resultado del ecocardiograma transtorácico no mostró lesiones sugestivas de endocarditis y los hemocultivos fueron negativos. En la muestra de líquido del pseudoquiste obtenida por PAAF el nivel de amilasa fue de 7.400 UI/L y en la tinción de Gram se observaron abundantes leucocitos polimorfonucleares y escasa cantidad de cocobacilos Gram negativos. A las 24 horas de incubación se observó crecimiento de colonias sugerentes de Haemophilus spp en agar chocolate. La cepa se identificó como Haemophilus parainfluenzae biotipo VIII por pruebas bioquímicas utilizando la galería API NH Biomerieux. Se realizó antibio-grama por difusión en placa en el medio Polivitex Biomereux y el aislado fue sensible a amoxicilina-ácido clavulánico, ampicilina, azitromicina, cefuroxima, cefotaxima y ciprofloxacino y resistente a claritromicina. Con el diagnóstico de infección del pseudoquiste pancreático se realizó una cistogastrostomía por laparoscopia y se administró amoxicilina-ácido clavulánico hasta completar un total de 14 días. El resultado de la muestra de líquido de la colección recogida en la intervención también mostró crecimiento en cultivo puro de Haemophilus parainfluenzae biotipo VIII. El paciente pudo ser dado de alta tras la finalización de la antibioterapia constatando en el seguimiento ambulatorio mediante TAC la resolución completa del absceso pancreático a los dos meses del alta hospitalaria.

Comentario

Haemophilus parainfluenzae VIII es un co-cobacilo Gramnegativo, pequeño, pleomórfico, considerado como una bacteria comensal de la flora orofaríngea, implicado con poca frecuencia como agente causal de enfermedad, aunque se ha descrito en situaciones diversas como infecciones del tracto respiratorio superior, bacteriemia, endocarditis, artritis séptica, osteomielitis, infecciones genitales, abscesos retroperitoneales abscesos de músculo psoas, peritonitis primaria en pacientes en diálisis peritoneal, peritonitis bacteriana espontánea en pacientes con cirrosis hepática y rara vez meningitis y abscesos cerebrales5-10.

Hace más de dos décadas que Haemophilus influenzae y Haemophilus parainfluenzae son conocidos como agentes colonizadores del tracto gastrointestinal. En el estudio de Mégraud y cols se aisló Haemophilus spp en 2,6% de las heces de 820 niños con diarrea y en 7,8% en los apéndices de 450 niños intervenidos de apendicitis, de los cuales 60% eran Haemophilus parainfluenzae11. Este último tiene la capacidad de colonizar el intestino debido a que posee en su membrana externa un grupo de proteínas similares a las proteínas entéricas que facilitan su adherencia a la mucosa colónica y a que el factor V, necesario para su crecimiento, está presente en el duodeno gracias al aporte de la flora normal intestinal, además de estar contenido en la propia bilis12.

Alvarez y cols encontraron que en 11,7% de los cultivos positivos de bilis crecía Haemophilus parainfluenzae después de la inoculación en frascos de hemocultivos13 y Pierard y cols mostraron que en 6,6% de los cultivos positivos de bilis recogidos en dos años y usando el medio apropiado para su crecimiento se obtenía Haemophilus parainfluenzae14.

La implicación de este microorganismo en infecciones del tracto gastrointestinal es poco frecuente. Sin embargo, en los últimos años se ha producido un aumento del número de infecciones por el mismo, sobretodo en casos de apendicitis, abscesos hepáticos y colecistitis15,16. La vía ascendente de la infección de Haemophilus parainfluenzae desde el duodeno hasta el tracto biliar parece ser la más probable en los casos de infección hepatobiliar, en contra de una diseminación por vía hematógena del mismo; de hecho en varios casos publicados de infección hepatobiliar por Haemophilus parainfluenzae los hemocultivos fueron negativos16.

Presentamos el primer caso descrito de infección de pseudoquiste pancreático por Haemophilus parainfluenzae. La vía de infección más probable en este caso, al igual que se ha descrito en infecciones del tracto hepatobiliar, sería la ascendente ya que los hemocultivos fueron negativos. Creemos que la implicación de esta bacteria en infecciones biliares fue subestimada en las primeras series de infecciones intraabdominales debido a que requiere un medio especial para su crecimiento17. Por el contrario, en los últimos años en el procesamiento rutinario de las muestras de líquido biliar y abscesos intrabdominales muchos laboratorios de Microbiología incluyen medios como el agar chocolate, el cual permite identificar de una manera adecuada Haemophilus spp con el consecuente incremento en el número de aislamientos.

 

Referencias

1. O'Malley VP, Cannon JP, Postier RG. Pancreatic pseudocysts: cause, therapy and results. Am J Surg 1985; 150 : 680-2.         [ Links ]

2. Witt MD, Edwards JE Jr. Pancreatic abscess and infected pancreatic pseudocyst: diagnosis and treatment. Curr Clin Top Infect Dis 1992; 12: 111.         [ Links ]

3. Isenmann R, Runzi M, Kron M, Kahl S, Kraus D, Jung N, et al. Prophylactic antibiotic treatment in patients with predicted severe acute pancreatitis: A placebo-controlled, double-blind trial. Gastroenterology 2004; 126: 997-1004.         [ Links ]

4. Petrov MS, Kukosh MV, Emelyanov NV. A randomized controlled trial of enteral versus parenteral feeding in patients with predicted severe acute pancreatitis shows a significant reduction in mortality and in infected pancreatic complications with total enteral nutrition. Di Surg 2006; 23 (5-3): 336-44.         [ Links ]

5. Berbari EF, Cockerill FR, Steckelberg JM. Infective endocarditis due to unusual or fastidious microorganism. Mayo Clin Proc 1997; 72: 532-42.         [ Links ]

6. Beauvais C, Berenbaum F, Spentchian M, Prior A, Laplan G. Early diagnosis of vertebral osteomyelitis due to a rare pathogen: Haemophylus parainfluenzae. J Rheumatol 1992; 19: 491-3.         [ Links ]

7. Laing RB, Leen CL, Watt B. Haemophilus parainfluenza: an unusual case of psoas abscess. Infection 1995; 23: 391-2.         [ Links ]

8. Betriu C, Coronel F, Martin P, Picazo J. Peritonitis caused by Haemophilus parainfluenzae in a patient undergoing continuous ambulatory dialysis. J Clin Microbiol 1999; 37: 3074-5.         [ Links ]

9. Ghosh M, Eras J. Haemophilus influenzae CAPD peritonitis in an HIV-infected patient. Journal of Infection 2007; 54: 119-20.         [ Links ]

10. Brautbar A, Esyag Y, Breuer G, Wiener. Well Y, Nesher G. Spontaneus bacterial peritonitis caused by Haemophilus parainfluenzas. IMA J 2007; 9: 175-6.         [ Links ]

11. Mégraud F, Bebear C, Dabernat H, Delmas C. Haemophilus species in the human gastroeintestinal tract. Eur J Clin Microbiol Infect Dis 1988; 7: 437-8.         [ Links ]

12. Bottone EJ, Zhang DY. Haemophilus parainfluenzae biliary tract infection: Rationale for an ascending route of infection from the gastroeintestnial tract. J Clin Mircobiol 1995; 3: 3042-3.         [ Links ]

13. Alvarez M, Potel C, Rey L, Rodriguez-Sousa T, Otero I. Biliary tract infection caused by Haemophilus parain-fluenzae. Scand J Infect Dis 1999; 31: 212-3.         [ Links ]

14. Pierard D, De Waele B, Cobens L, Van Zeebroeck A, Rosseel P, Lauwers S. Haemophilus parainfluenzae. J Clin Microbiol 1996; 34: 1866-7.         [ Links ]

15. O'Bryan TA, Whitener CJ, Katzman M, Applebaum PC. Hepatobiliary infections caused by Haemophilus species. Clin Infect Dis 1992; 15: 716-9.         [ Links ]

16. Frankard J, Rodriguez-Villalobos H, Struelens MJ, Jacobs F. Haemophilus parainfluenzas an underdiagnosed pathogen of biliary tract infections? Eur J Clin Microbiol Infect Dis 2004; 23: 46-8.         [ Links ]

17. Gorbach SL. Intra abdominal infections. Clin Infect Dis 1993; 17: 961-5.         [ Links ]

 

Recibido el 19 de enero de 2010, aceptado el 13 de diciembre de 2010.

Correspondencia: Dra. Mariela Martín-Berra Servicio de Medicina Interna. Ctra Torrevieja-San Miguel de Salinas. CV-95 Partida la Ceñuela 03186. Torrevieja. Alicante Fax: 00 34 965 721343 E-mail: mbmartin@torrevieja-salud.com

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons