SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.139 número5Tuberculosis, 3ra edición¿Como enfrentar el aumento de conductas individuales de riesgo para la salud en Chile? índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista médica de Chile

versión impresa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile vol.139 no.5 Santiago mayo 2011

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872011000500020 

Rev Med Chile 2011; 139: 683-684

CARTAS AL EDITOR

 

Cirugía endovascular como tratamiento de la Esclerosis Múltiple

Endovascular surgery as treatment for Multiple Sclerosis

 

Jorge Nogales-Gaete1,2, Claudio Eloiza1, Sergio Cepeda-Zumaeta1, Rodrigo Aracena1,2, Paula Agurto1

1Servicio de Neurología, Complejo Asistencial Barros Luco
2Departamento de Neurología, Facultad de Medicina de la Universidad de Chile. Santiago de Chile.

Dirección para correspondencia


Sr. Editor:

Como centro de referencia nacional en esclerosis múltiple (EM), hemos sido consultados frecuentemente, por médicos y pacientes, sobre la denominada insuficiencia venosa crónica cerebro medular (IVCCM) y su eventual asociación en la patogenia o agravación de la EM y por el manejo común de ambas entidades, con terapias endo-vasculares: stent venoso o angioplastía por balón. Esto nos ha motivado para presentar, en esta carta, los ejes centrales de un tema en pleno desarrollo.

La IVCCM ha sido definida por Zamboni y cols, como una anormalidad funcional y morfológica causada por el estrechamiento de las venas del cerebro y médula espinal. La hipótesis considera que el estrechamiento y subsecuente enlentecimiento y reflujo del drenaje venoso puede causar una insuficiencia venosa que tendría algún papel patogénico o de agravación en la EM, susceptible de corregirse mediante terapia endovascular. Dentro de los mecanismos patogénicos propuestos para esta entidad además del estrictamente mecánico, se plantea que la disminución del oxígeno determinada por la insuficiencia venosa produciría un depósito anormal de hierro en el parénquima del sistema nervioso central (SNC), el que generaría parte del daño.

El Dr. Zamboni y cols, que han liderado el desarrollo de esta hipótesis, han publicado numerosos trabajos dentro de los que destacan dos como centrales. En el primero1, se define la IVCCM y la relaciona con la EM. En esa publicación se alude al estudio de 65 pacientes con EM clínicamente definida y 235 controles en quienes, usando ecotomografía Doppler extracraneal y transcraneal de alta resolución, buscaron elementos que permitiesen diagnosticar IVCCM ante la presencia de 2 o más de los 5 criterios creados por su grupo para tal propósito: reflujo en venas yugular interna y vertebral, reflujo en venas cerebrales profundas, evidencia de estenosis en vena yugular interna, flujo no detectable al Doppler en vena yugular interna o vertebral, y por último, una inversión del control postural de las vías de drenaje venoso cerebral.

A partir de esa metodología, Zamboni y cols, encontraron que el 100% de los pacientes con EM presentaban la ya mencionada IVCCM, y frente a estos hallazgos han sugerido la hipótesis de que las anormalidades congénitas y/o del desarrollo en el sistema venoso extracraneal provocan reflujo venoso al encéfalo y médula espinal, llevando a extravasación sanguínea a los espacios perivenulares e inflamación con formación de placas en el SNC. Existen actualmente varios otros estudios posteriores, que no han logrado replicar los resultados descritos por Zamboni en su investigación. En los resultados preliminares del primer estudio ciego al respecto llevado a cabo por la University at Buffalo Medical Center, asociados con Zamboni2, han notificado alteraciones sugerentes de IVCCM en 56% de los pacientes con EM, pero a su vez en 22% de los controles sanos y en 42% de pacientes con otras enfermedades neurológicas.

El segundo trabajo central de Zamboni y cols3, presenta una serie clínica de 65 pacientes con EM e IVCCM que recibieron tratamiento endovascular mediante angioplastía o stent. En los resultados neurológicos, se informa sucintamente de un curso clínico favorable, especialmente en las formas de EM recurrente remitente, expresada en una mejoría en el puntaje de la Escala Funcional Compuesta, reducción en la tasa de brotes de 50% inicial a 27% y reducción de 50 a 12% de nuevas lesiones captantes de gadolinio en la resonancia magnética (RM). Los pacientes sometidos a angioplastía no modificaron su tratamiento inmunomodulador y no conocemos los tiempos de evolución de la enfermedad de los pacientes, lo que hace muy complejo valorar el eventual rol del procedimiento, en los resultados publicados por los autores. En este mismo trabajo se informa de 47% de re-estenosis a los 18 meses, confirmada mediante venografía, con un pico a los 8-9 meses post cirugía. Esto complejiza aún más cualquier interpretación de los resultados del procedimiento endovascular y del rol de la IVCCM en la EM, considerando que casi en 50% de los casos tratados la "normalización" de la insuficiencia vascular fue sólo transitoria.

Grupos de expertos relacionados con la clínica e imagenología de la EM4,5 han planteado numerosos reparos en relación al resultado de estas investigaciones, planteándose por un lado las dificultades técnicas de los criterios diagnósticos y al uso predominante del Doppler venoso para establecer la IVCCM. Por otro lado, existen numerosas faltas de correlación entre la IVCCM y la EM como, por ejemplo, la baja frecuencia de EM de aparición tardía no explicable en una condición crónica y progresiva, la presencia de IVCCM en la población sana y el no desarrollo de EM en cuadros que alteran claramente el flujo venoso cerebro-medular entre otros argumentos.

Dentro de los aspectos considerados como soporte a esta hipótesis se mencionan: la constatación histopatológica e imagenológica de la distribución perivenular de las placas, las que además tienen una forma ovoidea orientada según el eje venular. Estudios mediante RM usando perfusión, en pacientes con EM, han demostrado hipoperfusión en las lesiones focales, a nivel de la substancia blanca aparentemente normal y en la profundidad de la substancia gris. En estudios histopatológicos de casos con EM se han observado algunas anormalidades vasculares consistentes en microtrombosis venosa, hialinización venular y deposito intravascular de fibrina.

Conclusiones: No está aclarado un rol causa-efecto que relacione la IVCCM y la EM, ni menos establecido un beneficio de la EM por el tratamiento endovascular de la IVCCM. Aunque esperamos que esta línea de investigación abra nuevas posibilidades en mejorar el conocimiento y tratamiento sobre la EM, adherimos a las conclusiones de la Múltiple Sclerosis International Federation6 y otros expertos4,5, que señalan que no es posible concluir que esta hipotética entidad tenga algún rol en el desarrollo o agravación de la EM y, por lo tanto, no existen argumentos para indicar, alentar o propiciar procedimientos endovasculares como "terapéuticos" para la EM. Se requieren estudios multicéntricos cuidadosamente conducidos, clínica y metodológicamente rigurosos, éticamente incuestionables, con pacientes adecuadamente informados, que tengan protecciones de seguros y responsabilidades del gasto a costas de la investigación.

 

Referencias

1. Zamboni P, Galeotti R, Menegatti E, Malagoni AM, Tacconi G, Dall'Ara S, et al. Chronic cerebrospinal venous insufficiency in patients with multiple sclerosis. J Neurol Neurosurg Psychiatry 2009; 80: 392-9.         [ Links ]

2. Zivadinov R, Schirda C, Dwyer MG, Haacke ME, Weinstock-Guttman B, Menegatti E, et al. Chronic cerebrospinal venous insufficiency and iron deposition on susceptibility-weighted imaging in patients with multiple sclerosis: a pilot case-control study. Int Angiol 2010; 29: 158-75.         [ Links ]

3. Zamboni P, Galeotti R, Menegatti E, Malagoni AM, Gianesini S, Bartolomei I, et al. A prospective open-label study of endovascular treatment of chronic cerebrospinal venous insufficiency. J Vasc Surg 2009; 50: 1348-58 e1-3.         [ Links ]

4. Khan O, Filippi M, Freedman MS, Barkhof F, Dore-Duffy P, Lassmann H, et al. Chronic cerebrospinal venous insufficiency and multiple sclerosis. Ann Neurol 2010; 67: 286-90.         [ Links ]

5. Multiple Sclerosis International Federation. MSIF statement: Chronic Cerebrospinal Venous Insufficiency (CCSVI). Disponible en URL: http://www.msif.org/en/ news/msif_news/ccsvi.html (consultado 1 febrero 2011).         [ Links ]

6. Filippi M, Rocca MA, Barkhof F, Bakshi R, Fazekas F, Khan O, et al. Multiple Sclerosis and Chronic Cerebrospinal Venous Insufficiency: The Neuroimaging Perspective. AJNR, February 3, 2011 as 10.3174/ajnr.A2348.         [ Links ]

______________________

Correspondencia a: Prof. Dr. Jorge Nogales-Gaete

Servicio de Neurología y Centro de Referencia para Esclerosis Múltiple. Complejo Asistencial Barros Luco Trudeau. Departamento de Neurología Sur, Facultad de Medicina Universidad de Chile. E-mail: jnogales@ctcinternet.cl

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons