SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.140 número10El papiro de Edwin Smith y su trascendencia médica y odontológicaSíndrome del recomendado índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista médica de Chile

versión impresa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile vol.140 no.10 Santiago oct. 2012

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872012001000021 

Rev Med Chile 2012; 140: 1363-1364

CRÓNICA

 

La investigación en salud: más allá de la ayuda internacional

Research in public health: Beyond international collaboration

 

Dr. Giorgio Solimano C.

Director del Programa de Salud Global, Escuela de Salud Pública. Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, Chile.

 


 

En un mundo donde la desigualdad y la falta de participación quedan cada vez más de manifiesto y cuestionan las bases del modelo político, social y económico, también se ha venido revisando el paradigma bajo el cual las naciones desarrolladas han entregado la tradicional "ayuda" a los países de menor desarrollo. Es con esa mirada que se efectuó en abril de este año, en Sudáfrica, el Foro 2012 "Más allá de la ayuda... Investigación e Innovación como factores clave para la salud, la equidad y desarrollo"1.

Este encuentro internacional fue una oportunidad para "ajustar" esa visión, ya que las fronteras entre "norte" y "sur" y entre países de bajos, medianos y altos ingresos están desapareciendo. El diálogo se centró en abordar las capacidades existentes y potenciales de los países de ingresos bajos y medianos (PIBM) y de las economías emergentes, para abordar estos temas y encauzar una nueva forma de relacionamiento más allá de la "ayuda". A su vez, se discutió cómo profundizar la colaboración global para apoyar la investigación e innovación, concentrándose en la transferencia de capacidades en un entorno multisectorial en el que se enfaticen las soluciones y se generen "alianzas".

Los países de mayor desarrollo, cruzados por sus propias dificultades y por la convicción de que los efectos ya no se circunscriben a las fronteras territoriales, están urgiendo a las naciones tercer-mundistas a tomar las riendas de su destino y no esperar todo del apoyo internacional. Por ende, urge abordar el tema desde una perspectiva innovadora, colaborativa y participativa donde los recursos, cada vez menores, sean mejor utilizados.

El Foro 2012

Al Foro 2012 asistimos alrededor de 500 participantes: representantes de gobiernos, de instituciones de investigación y de la academia, los negocios, las empresas sociales, organizaciones de la sociedad civil, organismos internacionales, donantes y financistas. El encuentro resultó motivador para reflexionar sobre el gran desafío para los países de bajos y medianos ingresos, de mejorar la capacidad de investigación y de innovación para contribuir a resolver los problemas de salud en sus países y a nivel global. Sin embargo, la urgencia de propiciar la investigación hoy no sólo afecta a estas naciones. Tal como acaban de reconocer las Academias Nacionales de Ciencias, Medicina e Ingeniería de Estados Unidos de Norteamérica, en un reciente documento elaborado a requerimiento del Congreso Federal, la investigación en ese país sufre una fuerte crisis2. El informe llama a fortalecer la asociación entre universidades, gobierno federal, estados, filantropía e industria y, por sobre todo, se pide a los políticos tomar decisiones fundamentales que permitan a Estados Unidos de Norteamérica recuperar terreno en la generación de conocimientos mediante la investigación científica, la innovación y la educación de sus ciudadanos. Lo que demuestra cuán global y grave es la situación y la urgencia de enfrentarla.

En el Foro quedó en evidencia que mientras los PIBM son el hogar de algunas de las economías de mayor crecimiento, el acceso a la salud y la calidad de vida para muchos de sus habitantes siguen siendo deficientes (carga de enfermedades, salud de los trabajadores y gestión de los sistemas de salud). A su vez, se demostró que, a diferencia de lo que se cree comúnmente, los gobiernos de estos países son los principales financistas de la investigación. Sin embargo, como el apoyo externo se usa para fomentar colaboraciones y suplementar salarios, entre otros, este tiende a determinar qué se investiga, lo que, a menudo, no está vinculado a las prioridades de los países receptores de ayuda.

Colaboración Sur-Sur

El Foro recomendó que los PIBM asuman una mayor responsabilidad sobre su capacidad de establecer una real colaboración frente a los proveedores de fondos internacionales y mejoren la gestión de los proyectos. Como parte de ello, se planteó que los gobiernos deben establecer sus propias prioridades para investigar, crear carreras e instituciones de investigación confiables, y proporcionar adecuados incentivos para la innovación. También se sugirió que los países busquen colaboradores entre sus vecinos y sean más que la suma de las partes, compartiendo (y poniendo en común) los recursos y el conocimiento de experiencias vitales.

Al respecto, y previo a este evento, se realizó, en Panamá la 2a Conferencia Latinoamericana sobre Investigación e Innovación para la Salud. En ella sedemostró que los recursos para la investigación en los países de la región, aún no alcanzan al 2% del presupuesto en salud, como establecen diversos lineamientos internacionales. Por ello, los asistentes propusieron crear mecanismos que ayuden a articular las políticas de salud con las agendas de investigación, y que estas se enmarquen en las políticas regionales y globales de desarrollo e innovación. Destacaron, a su vez, que la investigación en salud debe estar estrechamente articulada con las prioridades nacionales y son los ministerios de salud quienes deben conducirla. Pero la dificultad de llevar esto a la práctica es enorme y como botón de muestra me refiero al caso chileno. En nuestro país existe sólo un fondo nacional para financiar investigación en salud -FONIS-3 y sólo alrededor del 10 por ciento de los proyectos que postulan a él es aprobado. El estudio "Estado del arte de la investigación en salud pública en Chile, 1989-2009"4, del cual soy coautor, plantea que para la comunidad investigadora nacional el financiamiento sigue siendo la principal limitante para su labor, ya que se compite por fondos únicos y los presupuestos son insuficientes. A ello se asocian las bajas remuneraciones y la necesidad de realizar otros trabajos, con perjuicio de la calidad de su quehacer como investigadores.

En este encuentro se analizó también la existencia de fondos mixtos de investigación en países de la región; sin embargo, se desconoce el impacto que estos estudios han tenido en la solución de problemas de salud prioritarios. Por esta razón, se indicó que las actuales instancias de cooperación, como el Consejo de Ministros de Salud de Centroamérica y República Dominicana (COMISCA), el Sistema Mesoamericano de Salud Pública y UNASUR, entre otras, en asociación con la comunidad académica, deben hacer más visibles los esfuerzos de investigación, informando sus resultados a los tomadores de decisión y a la población en general.

Con respecto al Foro 2012, este destaca que la comunidad internacional debe seguir apoyando los esfuerzos para hacer de los recursos humanos para la investigación en salud un componente clave de las agendas de investigación e innovación a nivel mundial y nacional. Esto es esencial para una investigación que genere soluciones propias. También es importante adoptar un enfoque multisectorial para planificar la formación de investigadores. El encuentro, además, resaltó la importancia de los nuevos medios y tecnologías de comunicación para compensar la falta de infraestructura y recursos; así, la colaboración virtual, el intercambio de datos y el uso de tecnología móvil para llegar a áreas remotas se encuentran entre las iniciativas interesantes, especialmente en países de alta ruralidad.

El adecuado financiamiento sigue siendo un desafío clave en la época del "Más allá de la ayuda", aunque temas como inversiones del sector privado, capital de riesgo, garantías de préstamos por parte de bancos de desarrollo, entre otros mecanismos, no fueron explorados suficientemente, siendo necesario hacerlo en un futuro próximo. En consecuencia, será necesario que el próximo encuentro sea planteado claramente como el establecimiento de "Una alianza del Sur con los principales socios del Norte".

 

Referencias

1. El Foro se llevó a cabo entre el 24 y 26 de abril de 2012, organizado conjuntamente por el Grupo COHRED (Council for Health Research and Development), el Ministerio de Ciencia y Tecnología y el Ministerio de Salud de la República de Sudáfrica. www.forum2012.org

2. El documento se encuentra en http://www.nap.edu/catalog.php?record_id=13299

3. El Fondo Nacional de Investigación y Desarrollo en Salud entregó $956.829.000 en 2011.

4. El documento se encuentra en: http://www.saludpublica.uchile.cl/home/images/publicaciones/investigacionen_salud_pública/Estado_del_arte_de_la_Investigacion_en_sp.pdf

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons