SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.141 número1Sociedades científicas estudiantiles: motores de cambio en investigación índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Em processo de indexaçãoCitado por Google
  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO
  • Em processo de indexaçãoSimilares em Google

Compartilhar


Revista médica de Chile

versão impressa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile vol.141 no.1 Santiago jan. 2013

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872013000100020 

Rev Med Chile 2013; 141: 126-127

CARTA AL EDITOR / LETTER TO THE EDITOR

 

¿Cuándo nació la Medicina Interna?

When was it born the term Internal Medicine?

 

Pablo Young

Servicio de Clínica Médica, Hospital Británico de Buenos Aires, Argentina.

Correspondencia a:


Sr. Editor.

En esta Revista se han publicado varios artículos sobre tópicos relacionados con la medicina interna, resaltando cuatro mencionados en Referencias1-4. El objetivo de esta carta, es informar sobre datos históricos, recopilados recientemente por F.A. Marongiu en su libro sobre la historia de la Clínica Médica y de la Medicina Interna5.

El término "externo" alude a las partes superficiales del organismo humano, generalmente esqueléticas y a las causas visibles capaces de originar patología, como los traumatismos. El vocablo "interno" se refiere a los órganos o vís-ceras contenidas en el interior de la cabeza, tórax y abdomen y a las causas internas no ostensibles, capaces de generar enfermedad.

La distinción entre una patología externa o quirúrgica y otra interna o médica se remontaría al siglo XVI a.C., con los papiros de Ebers (dolencias internas) y de Smith (dolencias externas), del antiguo Egipto.

En el Corpus hippocraticum es frecuente observar la separación entre enfermedades externas e internas. Esta descripción se basaría en los escritos homéricos, en los que ya se establece la diferencia entre lo traumático y lo no traumático.

Por su parte, Galeno de Pérgamo (129-200 d.C.) hizo referencia en varios libros a las causas externas e internas de las enfermedades.

Los términos "externo" e "interno" para diferenciar anatómicamente las partes del cuerpo humano, aparecieron en libros publicados a comienzos del Siglo XVI, después de la invención de la imprenta. Cabe citar tres como los más trascendentes5:

El primero es el libro de Volcher Coiter (15341576), el más grande anatomista alemán del siglo XVI, discípulo de los italianos Falopio (1523-1562) y Eustaquio (1524-1574). En 1572 publicó su libro sobre anatomía titulado "Tablas anatómicas sobre las principales partes externas e internas del cuerpo humano".

El segundo, ya en el terreno de la patología, corresponde al español Luis Mercado (1525-1611), quien recopiló los conocimientos de la medicina de la época y los publicó en un extenso tratado, editado en Valladolid en 1594, denominado Opera omnia, que contiene cuatro libros titulados "Sobre la curación de la enfermedades internas" en los que hizo una exhaustiva descripción de las enfermedades de los órganos profundos o internos. Es el primer texto escrito que utilizó la denominación "enfermedades internas"5.

El tercero corresponde al clínico austríaco Leopold Auenbrugger (1722-1809), quien en 1761 publicó su libro "Invento nuevo de la percusión del tórax humano como signo para descubrir las enfermedades internas ocultas". Esta es una de las primeras técnicas semiológicas o exploratorias cuya proeza implica percibir desde el exterior lo que es interno o profundo.

Volviendo a Mercado, (Figura.1) nació y estudió en Valladolid, donde llegó a ser profesor. Fue médico de los reyes Felipe II y III. Por su indiscutido prestigio, Felipe II le encomendó que redactara los conocimientos y las normas que debían regir los exámenes de los médicos y cirujanos ante el tribunal del Protomedicato, el que publicó en 1594 con el nombre de iiInstitutlones Medicae" (Figura.2). Mercado pasó a la historia de la medicina por la recopilación de todos los conocimientos médicos existentes, desde sus fuentes griegas, latinas y árabes, publicados en su Opera omnia, obra que fue reeditada en múltiples ocasiones, incluso después de su muerte. Sus cuatro volúmenes responden a un programa cuidadosamente planificado. El primero, aparte de cuestiones generales de carácter conceptual y metodológico, se ocupa de anatomía y fisiología, higiene y patología general. El segundo incluye estudios sobre terapéutica general y acerca de las fiebres, el pulso, la sífilis y las enfermedades hereditarias. El tercero es un tratado de patología especial ordenado a capite ad calces, complementado por una exposición tocoginecológica. El cuarto contiene una colección de observaciones clínicas, bajo el título de Consultiones morborum, unas Disputationes y un tratado de puericultura y patología infantil. De humani corporis fabrica et partibus, incluido en el primer volumen de su Opera, es el principal escrito de Mercado sobre el cuerpo humano en estado de salud. Aunque su título está obviamente inspirado en el célebre tratado de Vesalio, no es propiamente un texto anatómico. Además de contribuir a la actualización de los conocimientos, fue el primer médico español que trató el tema de la difteria laríngea. Escribió, entre otros, libros sobre ginecología y obstetricia (1579), sobre patología hereditaria (1605), sobre pediatría (1611).

Figura 1. Retrato de Luis Mercado por El Greco. Museo del Prado.

Figura 2. Instituciones Médicas. Luis Mercado. Real Academia de Medicina de Barcelona.

Considerado ya por Kurt Sprengel (1766-1833) como el "Santo Tomás de la medicina", su Opera fue, sin duda, la más influyente sistematización del saber médico realizada en Europa desde los supuestos escolásticos contrarreformistas. Su prestigio, dentro de esta corriente, fue similar o superior al que medio siglo antes había tenido la "Universa Medicina" del francés Jean Fernel (1497-1558).

Según esta recopilación de Marongiu5, el concepto de patología interna e incluso de Medicina Interna se remontaría por lo menos a 1594, con Mercado, mucho antes de la aparición de la Escuela Alemana, en el siglo XIX, a la que se le suele atribuir la autoría de la denominación "Medicina Interna".

 

Referencias

1. Iturriaga H. Presente y futuro de la medicina interna. Rev Med Chile 1997; 125: 851-5.         [ Links ]

2. Sánchez P. Medicina Interna: desafíos y oportunidades al comienzo de la nueva centuria. Rev Med Chile 2003; 131: 679-84.         [ Links ]

3. Reyes H. ¿Que es la medicina interna?. Rev Med Chile 2006; 134: 1338-44.         [ Links ]

4. Letelier SLM, Valdivieso DA, Gazitúa PR, Echávarri VS, Armas MR. Definición actual de la medicina interna y el internista. Rev Med Chile 2011; 139: 1081-8.         [ Links ]

5. Marongiu FA. Historia de la medicina interna. En: Historia de la clínica médica y de la medicina interna. Buenos Aires, Argentina: Editorial Edimed; 1° Ed; 2012. p. 287-97.         [ Links ]


Correspondencia:

Dr. Pablo Young,
Hospital Británico.
Perdriel 74 (1280) Buenos Aires, Argentina.
Tel 5411 43096400
E-mail: pabloyoung2003@yahoo.com.ar

 

Conflictos de Intereses:

Pablo Young.

Creative Commons License Todo o conteúdo deste periódico, exceto onde está identificado, está licenciado sob uma Licença Creative Commons