SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.141 número7Síndrome Hughes-Stovin: Caso clínicoUso versus no uso de malla en hernioplastía inguinal: ¿existe un rol para la reparación sin malla? Revisión global de la evidencia índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista médica de Chile

versión impresa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile vol.141 no.7 Santiago jul. 2013

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872013000700014 

CASOS CLÍNICOS / CASE REPORTS

Lipoma gástrico gigante sintomático tratado con gastrectomía subtotal laparoscópica: caso clínico

Gastric lipoma removed by laparoscopic subtotal gastrectomy. Report of one case

 

Roberto Olguín R.1, Enrique Norero M.1, Eduardo Briceño1, Cristian Martínez1, Eduardo Viñuela1, Sergio Báez1, Gloria Aguayo2, Alfonso Calvo1, Rose Mege R.1, Alfonso Díaz1

1Departamento de Cirugía Digestiva, Servicio de Cirugía.
2Servicio de Anatomía Patológica. Servicio de Salud Metropolitano Sur Oriente, Hospital Sótero del Río, Santiago, Chile. Facultad de Medicina Pontificia Universidad Católica de Chile.

Correspondencia a:


Gastric lipoma is a rare benign gastric tumor. We report a 62-year-old man, who presented with abdominal pain, vomiting and weight loss. An upper gastrointestinal endoscopy showed a gastric antral, submucosal tumor. Abdominal ultrasound and computed tomography revealed a large antral lesion with content of high echogenicity and fat density, measuring 11 x 6 cm. The patient was treated with a laparoscopic distal subtotal gastrectomy, and a Roux-en-Y reconstruction. The patient had no postoperative morbidity, was started on a liquid diet on the third postoperative day and was discharged on the third postoperative day. The pathological study revealed a gastric lipoma with clear margins. This laparoscopic procedure represents a good alternative in the treatment of this benign gastric tumor.

(Rev Med Chile 2013; 141: 927-931).

Key words: Gastrectomy; Laparoscopy; Lipoma; Stomach neoplasms.


El lipoma gástrico es una patología tumoral benigna muy poco frecuente. Corresponde a menos de 10% de los lipomas gastrointestinales, la mayoría de los cuales se originan en el colon, y aproximadamente 3% de los tumores benignos gástricos. Es una patología rara que generalmente se presenta de forma incidental en piezas quirúrgicas o en imágenes abdominales1-3. Comunicamos el caso de un paciente hombre de 62 años, que presentó un lipoma gástrico antral sintomático, de 11 cm de diámetro mayor, realizándose como tratamiento una gastrectomía subtotal distal laparoscópica.

Caso clínico

Paciente de sexo masculino, 62 años de edad, con antecedentes de hipertensión arterial sin tratamiento, obesidad (IMC 32) y tabaquismo suspendido. Consultó por un cuadro de 4 meses de evolución caracterizado por dolor abdominal, distensión abdominal, vómitos persistentes y baja de peso de 9 kilos durante ese período. No hubo evidencia de hemorragia gastrointestinal o anemia.

La endoscopia digestiva alta reveló un tumor gástrico submucoso, localizado en antro en la curvatura menor y que ocupaba una importante parte del lumen antral (Figura 1). La mucosa, examinada por endoscopia, era de aspecto normal, por lo que no se tomaron biopsias.

Se realizó una ecografía abdominal que evidenció una masa gástrica homogénea, hiperecogénica y de bordes definidos (Figura 2). El estudió se completó con una tomografía axial computada de abdomen que reveló una lesión con densidad grasa, de 11 x 6 cm, ocupando una parte importante del lumen antral gástrico, con baja captura de contraste. La lesión fue sospechosa de GIST con diferenciación lipomatosa o un lipoma gástrico (Figura 3). La resección quirúrgica fue recomendada.

Figura 1. Endoscopía digestiva alta evidencia tumor submucoso antral en curvatura menor ocupando parte importante del lumen gástrico.

Figura 2. Ecografía abdominal evidencia un tumor gástrico hiperecoico, con bordes uniformes. Flecha blanca indica los bordes del tumor.

Figura 3. Tomografía axial computada que demuestra una lesión con densidad grasa, de 10,8 x 6 cm, ocupando parte mportante del lumen antral gástrico, con baja captura de contraste. Flecha verde indica tamaño del tumor.

Se realizó una gastrectomía subtotal distal laparoscópica. Se utilizaron 5 trocares; supraumbilical de 12 mm para el laparoscopio, subxifoideo de 5 mm para separación hepática y trocares subcostal izquierdo de 12 mm, flanco derecho de 12 mm y flanco izquierdo de 10 mm. En el intraoperatorio, se confirmó una gran masa antral sin compromiso de la serosa. Se realizó endoscopia intraoperatoria para definir el margen proximal de resección. Se seccionó el duodeno y el estómago con cargas lineares de 60 mm y se realizó una linfadenectomía D1. La pieza fue extraída por una incisión Pfannenstiel y los márgenes negativos fueron confirmados por biopsia rápida. Se reconstruyó el tránsito con una Y de Roux de 50 cm de largo, realizando la anastomosis gastro-yeyunal y yeyuno-yeyunal en forma mecánica e intracorpórea. El tiempo operatorio fue de 5 h y el sangrado fue de 200 cc.

La recuperación post operatoria fue sin incidentes. El paciente se realimentó con líquidos desde el tercer día y fue dado de alta al 5o día post operatorio.

El estudio macroscópico de la lesión fue consistente con tumor gástrico submucoso, de 11,5 x 6x7 cm, con apariencia lipomatosa (Figura 4). La microscopía fue compatible con lipoma gástrico benigno con márgenes libres y 15 linfonodos perigástricos normales (Figura 5 y Figura 6).

Figura 4. Apariencia macroscópica de masa lipomatosa gástrica. El tamaño tumoral fue 11 x 7 x 6 cm.

Figura 5. El análisis microscópico fue compatible con lipoma gástrico benigno. La mucosa, submucosa y muscular propia fueron normales y el tumor estaba ubicado en la subserosa.

Figura 6. El análisis microscópico fue compatible con lipoma gástrico benigno. La figura demuestra la serosa normal y el ¡poma de ubicación subseroso.

Discusión

Los lipomas son neoplasias benignas que pueden afectar cualquier parte del organismo. La frecuencia de lipomas gástricos es baja, y representan aproximadamente 3% de los tumores gástricos benignos1-3. La mayoría de los lipomas gástricos son únicos y submucosos, siendo raro la ubicación subserosa. La mayor incidencia es entre la quinta y séptima década de vida con leve predominio en mujeres. Los síntomas son infrecuentes y la mayoría son diagnosticados como hallazgo en piezas operatorias o exámenes imagenológicos. El desarrollo de síntomas depende principalmente del tamaño y la localización del tumor. Se ha descrito que los síntomas aparecen generalmente con tumores sobre 4 cm de diámetro. Este tumor puede también manifestarse como hemorragia digestiva, obstrucción o intususcepción4.

La endoscopia sugiere la existencia de un lipoma gástrico sólo con signos indirectos como la alteración de la disposición de los pliegues gástricos sugiriendo ubicación submucosa del tumor, el signo de la "tienda de campaña" (tironear la mucosa sana sobre el tejido submucoso) y su consistencia blanda usualmente colapsable, creando una abolladura conocida como "signo de la almohada". La toma de biopsia puede no ser posible ya que muchas veces sólo se obtiene tejido mucoso y no submucoso tumoral. Sin embargo, se puede realizar biopsia repetidas en túnel para obtener tejido submucoso, algunas veces produciendo el signo de "grasa denudada" (la grasa del lipoma protruye por el defecto producido)5,6. En este caso, por la duda de tratarse de un tumor GIST no se realizó biopsia y se prefirió una caracterización más precisa con tomografía.

La ecografía puede realizarse de manera transabdominal o endoscópica, siendo esta última la de mayor rendimiento. La ecografía evidencia una lesión sólida bien definida, hiperecogénica, homogénea, bordes nítidos, encapsulada y sin tractos fibrosos ni quísticos en su interior7-10.

La tomografía computada es el mejor examen diagnóstico no histológico. Evidencia una lesión definida, bordes nítidos y una densidad grasa uniforme entre -80 y -120 unidades Houndfield. Los estudios radiológicos contrastados y la resonancia nuclear magnética no aportan mayor utilidad y deben ser solicitados según la situación de cada paciente11,12. En nuestro paciente el TAC fue de gran utilidad diagnóstica.

El manejo del lipoma gástrico depende de sus síntomas, tamaño y sospecha de un diagnóstico alternativo, como tumor GIST. El seguimiento activo con endoscopias, ecografías o tomografías computadas en lesiones asintomáticas es una alternativa válida. Se recomienda resección quirúrgica en casos sintomáticos y en lesiones asintomáticas sobre 4 cm por el riesgo de generar complicaciones, pero el manejo definitivo debe adaptarse al contexto de cada paciente. El tratamiento quirúrgico consiste en gastrectomía total o subtotal13,15. En este caso, se decidió manejo quirúrgico por la presencia de síntomas debido a una obstrucción gástrica antral causada por el tumor.

Durante los últimos años se ha producido un gran desarrollo de la cirugía gástrica por vía mínimamente invasiva tanto en patología benigna como maligna, con los beneficios de menor sangrado, menor dolor postoperatorio, reinicio precoz de la realimentación y estadía hospitalaria acortada16,17. Debido a la alta sospecha de patología benigna o un tumor GIST, se decidió una aproximación laparoscópica con resultados favorables y estadía hospitalaria de sólo 5 días. En la literatura, sólo unos pocos casos de lipomas gástricos han sido tratados con este abordaje18-20.

Histológicamente, un lipoma gástrico es un tumor compuesto de adipocitos maduros, paredes bien definidas y finamente encapsulado por tejido conjuntivo laxo. El diagnóstico diferencial debe ser hecho con otros tumores de apariencia lipomatosa como el liposarcoma o tumor GIST lipomatoso, ambas patologías extremadamente raras. Liposarcoma está compuesto de adipocitos con atipias nucleares, células estromales con atipia, presencia de lipoblastos (células con vacuolas lipídicas) o células fusiforme dependiendo del tipo histológico21,22. En el caso de GIST lipomatoso, marcadores inmunohistoquímicos como el antígeno c-Kit o CD34 son útiles para el diagnóstico definitivo.

Referencias

1. Fernández MJ, Davis RP, Nora PE Gastrointestinal lipomas. Arch Surg 1983; 118: 1081-3.         [ Links ]

2. Maderal F, Hunter F, Fuselier G, Gonzáles-Rogue P, Torres O. Gastric lipomasan update of clinical presentation, diagnosis, and treatment. Am J Gastroenterol 1984; 79: 964-7.         [ Links ]

3. Taylor AJ, Stewart ET, Doods WJ. Gastrointestinal lipomas: A radiologic and pathologic review. AJR 1990; 55: 1205-10.         [ Links ]

4. Vinces FY, CIACCI J, Sperling DC, Epstein S. Gastroduodenal intussusception secondary to a gastric lipoma. Can J Gastroenterol. 2005; 19: 107-8.         [ Links ]

5. Thompson WM, Kende AL, Levy AD. Imaging Characteristics of Gastric Lipomas in 16 adult and pediatric patients. AJR 2003; 181: 981-5.         [ Links ]

6. Shim CS, Jung IS. Endoscopic removal of submucosal tumors: preprocedure diagnosis, technical options, and results. Endoscopy 2005; 37: 646-54.         [ Links ]

7. Hwang JH, Saunders MD, Rulyak SJ, Shaw S, Nietsh H, Kimmey MB. A prospective study comparing endoscopy and EUS in the evaluation of GI subepithelial masses. Gastrointest Endose 2005; 62: 202-8.         [ Links ]

8. Yasuda K, Cho E, Nakajima M, Kawai K. Diagnosis of submucosal lesions of the upper gastrointestinal tract by endoscopic ultrasonography Gastrointest Endose 1990; 36:S17-20.         [ Links ]

9. Boyce GA, Sivak MV Jr, Rösch T, Classen M, Fleischer DE, Boyce HW Jr, et al. Evaluation of submucosal upper gastrointestinal tract lesions by endoscopic ultrasound. Gastrointest Endose 1991; 37: 449-54.         [ Links ]

10. Tsai TL, Changchien CS, Hu Th, Hsiaw CM. Demonstration of gastric submucosal lesions by high-resolution transabdominal sonography. J Clin Ultrasound 1999; 28: 125-32.         [ Links ]

11. Heiken JP, Forde KA, Gold RP. Computed tomography as a definitive method for diagnosing gastrointestinal lipomas. Radiology 1982; 142: 409-14.         [ Links ]

12. Regge D, Lo Bello G, Martincich L, Bianchi G, Cuomo G, Suriani R, et al. A case of bleeding gastric lipoma: US, CT and MR findings. Eur Radiol 1999; 9: 256-8.         [ Links ]

13. Alberti D, Grazioli L, Orizio P, Matricardi L, Dughi S, Gheza L, et al. Asymptomatic giant gastric lipoma: What to do? Am J Gastroenterol 1999; 94: 3634-7.         [ Links ]

14. Cuschieri A. Laparoscopic gastric resection. Surg Clin North Am 2000; 80: 1269-84.         [ Links ]

15. Bouillot JL, Bresler L, Fagniez PL, Samama G, Champault G, Parent Y. Laparoscopic resection of benign submucosal stomach tumors. A report of 65 cases. Gastroenterol Clin Biol 2003; 27: 272-6.         [ Links ]

16. Huscher C, Mingoli A, Sgarzini G, Sansonetti A, Di Paola M, Recher A, Ponzano C. Laparoscopic versus open subtotal gastrectomy for distal gastric cancer: Five-year results of a randomized prospective trial. Ann Surg 2005; 241: 232-7.         [ Links ]

17. Viñuela E, Gonen M, Brennan M, Coit D, Strong V. Laparoscopic versus open distal gastrectomy for gastric cancer: A Meta-analysis of randomized controlled trials and high-quality nonrandomized studies. Ann Surg 2012; 255: 446-56.         [ Links ]

18. Fowler D, White SJ. Laparoscopic resection of a submucosal gastric lipoma: a case report. Laparoendosc Surg 1991; 1: 303-6.         [ Links ]

19. Lacy A, Tabet J, Grande L, García-Valdecasas J, Fuster J, Delgado S, Visa J. Laparoscopic-assisted resection of a gastric lipoma. Surg Endosc 1995; 9: 995-7.         [ Links ]

20. Paksoy M, Boler D, Baca B, Ertuk S, Kapan S, Bayunoglu I, et al. Laparoscopic transgastric resection of a gastric lipoma presenting as acute gastrointestinal hemorrhage. Surg Laparosc Endose Percutan Tech 2005; 15: 163-5.         [ Links ]

21. Seki K, Hasegawa, Konegawa R, Hizawa K, Sano T. Primary Liposarcoma of the Stomach: a Case Report and a Review of the Literature. Japanese Journal of Clinical Oncology 1998; 28, 284-8.         [ Links ]

22. Rubin BP, Fletcher CDM. The cytogenetics of lipomatoustumours. Histopathology 1997; 30: 507-11.         [ Links ]


Recibido el 13 de octubre de 2012, aceptado el 2 de abril de 2013.

Correspondencia a:
Dr. Enrique Norero Muñoz Concha y Toro 3459, Puente Alto, Región Metropolitana, Santiago.
Teléfono: 56-02-3536601
E-mail: enorero@uc.cl

Conflictos de Intereses:

Roberto Olguín

Enrique Norero

Eduardo Briceño

Cristian Martínez

Sergio Baez

Gloria Aguayo

Alfonso Calvo

Rose Marie Mege

Alfonso Díaz

Eduardo Viñuela

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons