SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.143 número1Investigación traslacional en salud: un camino para la investigación pragmática e interdisciplinaria índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista médica de Chile

versión impresa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile vol.143 no.1 Santiago ene. 2015

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872015000100021 

CARTAS AL EDITOR

 

Pioderma gangrenoso: excelente respuesta a tratamiento tópico

Pyoderma gangrenosum: excellent response to topical therapy

 

María Soledad Bertoló1, Marcelo Ruiz2, Caterina Contrerasa

1 Servicio de Dermatología y Venereología. Hospital San Juan de Dios, Santiago, Chile.
Docente Universidad de Chile.
2 Servicio de Dermatología Hospital Las Higueras, Talcahuano, Chile.
a Alumna de Medicina Universidad de Chile, Santiago, Chile.


 

Sr. Editor:

El pioderma gangrenoso es una dermatosis inflamatoria poco frecuente que se incluye en el grupo de las dermatosis neutrofílicas. Aunque se desconoce su etiología, en su patogénesis se ha postulado una disregulación del sistema inmune. Su presentación clínica más frecuente es la aparición de grandes úlceras dolorosas en extremidades inferiores.

Actualmente no existe una terapia de elección. Ninguno de los tratamientos propuestos ha sido persistentemente eficaz y los inmunosupresores sistémicos siguen siendo la terapia más utilizada. La ciclosporina oral ha demostrado ser eficaz en varios reportes, pero existe poca evidencia de su utilidad por vía tópica para esta enfermedad.

Presentamos nuestra experiencia con dos pacientes portadores de grandes úlceras de pioderma gangrenoso, quienes presentaron una excelente y rápida respuesta al tratamiento tópico con la formulación en ungüento de ciclosporina 5%, clobetasol 0,05% y gentamicina 0,2%, aplicada dos veces al día.

Una mujer de 29 años consultó por una dolorosa úlcera de 9 x 8 cm en la región mamaria derecha y otra úlcera similar de 6 x 6 cm en la región suprapúbica, lesiones de uno y dos años de evolución, respectivamente, no precedidas por intervenciones quirúrgicas o traumatismos previos. Se había tratado anteriormente con antibióticos orales y prednisona, sin mejoría significativa. El estudio histopatológico era consistente con el diagnóstico clínico de pioderma gangrenoso y la asociación con posibles patologías sistémicas fue descartada.

Al iniciar tratamiento tópico se evidenció mejoría clínica con marcado alivio del dolor a las dos semanas, resolución casi total a las 4 semanas y cicatrización completa a las 18 semanas, momento en el que se suspendió la terapia. La paciente se encuentra desde hace tres años libre de enfermedad.

Un paciente varón de 18 años, sin antecedente de traumatismo previo, desarrolló una dolorosa úlcera en su pierna izquierda, que alcanzó en 6 semanas un tamaño de 6 x 6 cm (Figura 1). Su estudio histopatológico era consistente con el diagnóstico clínico de pioderma gangrenoso y se descartó la asociación con posibles patologías sistémicas.

Figura 1. Pioderma gangrenoso: pierna del segundo paciente con gran
úlcera antes de iniciar tratamiento (arriba) presenta cicatrización completa
a las 18 semanas de tratamiento (abajo).

 

Al iniciar tratamiento tópico se observó alivio del dolor y resolución casi total a las 3 semanas, cicatrización completa a las 13 semanas, y luego de suspender el tratamiento ha permanecido por 4 años libre de enfermedad.

Recientemente hemos iniciado este tratamiento en otros 3 pacientes que serán parte de una nueva publicación. Su respuesta inicial al tratamiento ha sido tan favorable como la observada en estos dos casos presentados.

Estas experiencias sugieren que el tratamiento tópico en ungüento con ciclosporina, clobetasol y gentamicina, puede ser una alternativa terapéutica eficaz para el tratamiento de algunos casos de pioderma gangrenoso, incluso en aquellos pacientes portadores de úlceras de gran tamaño. Antes de iniciar el tratamiento nos parece fundamental establecer correctamente el diagnóstico y diferenciar la enfermedad de múltiples otras causas de ulceración crónica, como infecciones bacterianas, por micobacterias, o micóticas profundas, enfermedad vascular periférica, vasculitis (ej. poliarteritis nodosa), neoplasias (ej. carcinoma espinocelular, linfoma cutáneo), paniculitis, entre otras. Recomendamos realizar siempre el estudio histopatológico corriente y complementarlo con muestras para cultivos o inmunofluorescencia directa, cuando se requiera. Además, por la elevada asociación de pioderma gangrenoso con enfermedades sistémicas como la enfermedad inflamatoria intestinal, artritis reumatoide, gamapatías monoclonales, vasculitis y tumores sólidos, se debe solicitar exámenes complementarios y realizar un seguimiento adecuado de estos pacientes. Es pertinente considerar en el estudio de estos casos: hemograma, velocidad de sedimentación, perfil hepático, función renal, examen de orina completa, factor reumatoideo, anticuerpos antinucleares, electroforesis de proteínas y/o cuantificación de inmunoglobulinas, estudio endoscópico (colonoscopia), y estudios de imagenología para descartar neoplasias, entre otros.

Es indudable que se necesita más evidencia científica para apoyar nuestros hallazgos con el tratamiento tópico propuesto. Pensamos que, por ser esta patología muy poco frecuente, la difusión de nuestra experiencia es un aporte para que otros dermatólogos puedan considerar en su plan de manejo esta alternativa terapéutica y puedan reportar sus resultados, en beneficio de poder validarla.

 

Referencias

1. Hadi A, Lebwohl M. Clinical features of pyoderma gangrenosum and current diagnostic trends. J Am Acad Dermatol 2011; 64 (5): 950-4.         [ Links ]

2. Miller J, Yentzer BA, Clark A, Jorizzo JL, Feldman SR. Pyoderma gangrenosum: a review and update on new therapies. J Am Acad Dermatol 2010; 62 (4): 646-54.         [ Links ]

 


Conflictos de intereses: ninguno por declarar.

Correspondencia a: Marcelo Ruiz
Avenida Inglesa 485, Depto. 101, Concepción, Chile.
E-mail: marceloalruiz@gmail.com

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons