SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.143 número6Patrones de consumo y genotipos determinantes de la tolerancia al alcohol: estudio en estudiantes universitarios de Santiago de ChileInmunohistoquímica convencional como predictor de respuesta y sobrevida en pacientes con cáncer de mama tratadas con quimioterapia preoperatoria: Experiencia de un centro índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Em processo de indexaçãoCitado por Google
  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO
  • Em processo de indexaçãoSimilares em Google

Compartilhar


Revista médica de Chile

versão impressa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile vol.143 no.6 Santiago jun. 2015

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872015000600004 

Artículos de Investigación

 

Bullying y calidad de vida relacionada con la salud en adolescentes escolares chilenos

Influence of bullying on the quality of life perception of Chilean students

 

Carlos Hidalgo-Rasmussen1,2,a, Temístocles Molina3,b, Ramiro Molina3, Rodrigo Sepúlveda4,c, Vania Martínez3, Rosa Montaño5,d, Electra González3,e, Myriam George6,f

1 Departamento de Cultura, Arte y Desarrollo Humano, Universidad de Guadalajara. Cd. Guzmán. Jalisco, México.
2 Centro de Estudios Avanzados, Universidad de Playa Ancha, Valparaíso, Chile.
3 Centro de Medicina Reproductiva y Desarrollo Integral de la Adolescencia (CEMERA), Facultad de
edicina, Universidad de Chile. Santiago de Chile.
4 Escuela de Terapia Ocupacional, Facultad de Medicina, Universidad de Chile. Santiago de Chile.
5 Departamento de Matemáticas y y Ciencia de la Computación. Universidad de Santiago de Chile. Santiago de Chile.
6 Departamento de Psicología, Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de Chile. Santiago de Chile.
a Psicólogo, Doctor en Psicología. Universidad de Oviedo, España.
b Estadístico, Magíster en Bioestadística.
c Antropólogo, Magíster en Psicología Clínica. PhD© Estudios Latinoamericanos (Becario
CONICYT).
d Doctora en Estadística.
e Asistente Social, Master in Population Research.
f Psicóloga.

Correspondencia a:


Background: Bullying has a negative impact on the perception of adolescents of their quality of life. Aim: To analyze the association between being bullied and health related quality of life in Chilean adolescents. Material and Methods: The bullying module of the KIDSCREEN 52 survey and the KIDSCREEN 10 survey to assess
health related quality of life were applied to 7737 students aged 10 to 18 years. Social and demographic data, information about disability and type of school were also gathered. Results: Fifteen percent of surveyed students were bullied. A lower quality of life perception increased by a factor of 2.6 among bullied students. It also increased by a factor of 4.4 among students with a low self-esteem, by a factor of 3.1 among those who perceived their health status as regular or bad and by a factor of 1.4 among women. Conclusions: Bullying is associated with a lower quality of life perception among Chilean students.

Key words: Adolescent; Bullying; Health; Quality of Life; Students.


 

El bullying es una conducta agresiva repetitiva que busca dañar o incomodar a otra persona, basada en un desbalance de poder1 con consecuencias psicológicas y sociales negativas para la vida de niños y adolescentes2-7. La prevalencia en 11 países europeos fue 20,6% con un rango de 10,5% a 29,6%8. Se ha observado mayor proporción en hombres y que a mayor edad se incrementa el acoso verbal9. En adolescentes con menor nivel socioeconómico el riesgo de ser víctimas aumenta10. En Chile, el fenómeno11 se incrementó de 11% en 2007 a 14,5% en 200912. En estudiantes entre 5° básico y cuarto medio, los hombres tuvieron mayores promedios en la escala de víctimas y victimarios que las mujeres13.

La calidad de vida relacionada con la salud (CVRS) definida como “la salud física y mental percibida individual o grupalmente”14 se ha utilizado para evaluar la atención médica desde el punto de vista del paciente15 y como indicador subjetivo de bienestar social. Se ha observado que la CVRS es menor a mayor edad16. Niñas y adolescentes percibían una CVRS inferior que los hombres en bienestar físico, emocional y relación con los padres17 y, a mayor edad, la CVRS de las mujeres declinaba más que en los hombres16. Las mujeres adultas percibían la salud peor que los hombres18. En niños la percepción de salud empeoraba a partir de los 12 años de edad17. La CVRS se ha asociado con la autopercepción de la salud19. Tener una discapacidad se ha asociado con menor puntuación en el dominio físico de la calidad de vida (CV)20,21. En poblaciones clínicas, la imagen corporal se ha asociado con la CVRS en mujeres22 y hombres23. La CVRS es menor en un nivel socioeconómico más bajo24.

Un estudio chileno reportó menores medias de CVRS en todas las dimensiones en mujeres y a mayor edad, excepto en recursos económicos, y fue menor en quienes reportaron discapacidad o enfermedad crónica21,25.

En estudiantes australianos, las víctimas de bullying percibieron peor CVRS26. En Europa8, ser víctima de bullying se asoció con tristeza e inestabilidad emocional. El apoyo de pares y maestros influyó en la relación entre ser víctima de bullying y la satisfacción en la vida27. En Suecia28, las víctimas de bullying reportaron menos energía, vitalidad, bienestar psicológico y limitaciones en actividades físicas, además más dimensiones afectadas de la CVRS a mayor edad. En Latinoamérica no conocemos estudios que hayan explorado esta relación.

El objetivo de nuestro estudio fue analizar la asociación entre ser víctima de bullying y la CVRS en adolescentes escolares chilenos.

Material y Método

Estudio observacional, transversal y analítico en estudiantes que cursaban desde quinto básico hasta cuarto medio de tres tipos de colegios de Chile establecidos en áreas urbanas: municipales, subvencionados y particulares.

El cálculo del tamaño muestral con significación nacional se basó en la información de la población chilena en escolar con edades de 10 hasta 18 años29. El tipo de muestreo, selección de alumnos y diseño de muestras comparativas se han descrito previamente25.

El cuestionario fue auto aplicado en papel a los estudiantes presentes. Quienes faltaron el día de aplicación, menores de 10 años y mayores de 18 no fueron incluidos (3,5%, menor a 10% estimado). Aceptaron participar y completaron el cuestionario 7.910. Se excluyó a quienes no contestaron más de 25% de los ítems (173), quedando finalmente 7.737 participantes para el análisis. Se utilizó la versión chilena25 del instrumento KIDSCREEN en su versión de 52 ítems30,31 del cual se obtuvieron los siguientes ítems: a) tres del dominio de bu­llying, cinco de autopercepción, uno sobre salud percibida y uno sobre discapacidad y b) diez para evaluar la CRVS, que permiten obtener un índice denominado KIDSCREEN-1030,31.

Se solicitaron permisos a las autoridades escolares, personal capacitado instruyó a los estudiantes sobre el cuestionario en presencia de profesores.

Análisis de datos

Variable resultado

Calidad de Vida Relacionada con la Salud

Se utilizó KIDSCREEN-10 de 10 ítems: 1. ¿Te has sentido bien y en buen estado físico?; 2. ¿Te has sentido lleno/a de energía?; 3. ¿Te has sentido triste?; 4. ¿Te has sentido solo/a?; 5. ¿Has tenido suficiente tiempo para ti?; 6. ¿Has podido hacer las cosas que has querido en tu tiempo libre?; 7. ¿Tus padres te han tratado de forma justa?; 8. ¿Lo has pasado bien con tus amigos/as?; 9. ¿Te ha ido bien en la universidad?; 10. ¿Has sido capaz de poner atención?

Las opciones de respuesta en escala Likert de 5 puntos (desde nunca, hasta siempre). El recordatorio fue la última semana. Se ha verificado su fiabilidad y validez32 en nuestro estudio, el índice total tuvo consistencia interna de 0,76.

La variable CVRS se dicotomizó utilizando como punto de corte el primer decil como ha sido utilizado32. Quedó codificada como: CVRS superior = 0 y CVRS inferior = 1.

Variables independientes por nivel

Nivel 1

Víctimas de bullying. Se utilizó la escala de aceptación social (bullying) del cuestionario KIDSCREEN-5230,31. Esta escala se utilizó para valorar bullying en un estudio con 11 países8, explora tanto el sentimiento de sentirse rechazado por otros como el sentimiento de ansiedad hacia los pares. En esta escala se considera que un estudiante es víctima de bullying cuando otro estudiante o un grupo de estudiantes le dicen o hacen cosas repugnantes y desagradables a él o ella. También es bullying cuando a un/una estudiante le hace/n burla repetidamente de una manera que a él/ella no le agrada33. La escala incluye 3 ítems: 1. ¿Has tenido miedo de otros/as niños/as; 2. ¿Se han burlado de ti otros niños/niñas/as? y 3. ¿Te han amenazado o maltratado (física o psicológicamente) otros/as niños/niñas? Las opciones de respuesta en una escala Likert (desde nunca hasta siempre) y período de recordatorio última semana. En Europa la escala tiene validez y consistencia interna adecuadas19,31,34, en Chile se verificó su validez mediante análisis factorial confirmatorio25 y fiabilidad, la escala obtuvo alfa de Cronbach de 0,7125, igual que en nuestro estudio, mayor al estándar para estudios grupales35. Los 3 ítems se sumaron y ponderaron. La escala fue estandarizada a una media arbitraria de 50 y una desviación estándar (DE) de 10. Al realizar el escalamiento se tomó en cuenta la puntuación obtenida por el estudiante (rango: 1-5) así como la media y DE de la población chilena. Por ejemplo: {([puntuación individual en bullying-media del grupo de referencia en bullying]/DE del grupo de referencia) x 10 + 50}33. Puntuaciones bajas significan mayor percepción de ser víctima de bullying. La variable se dicotomizó usando una DE como punto de corte de acuerdo a lo sugerido en estudios anteriores8 se codificó como víctima de bullying: no = 0 y sí = 1.

Salud percibida: Se preguntó: En general, ¿cómo dirías que es tu salud? Pregunta utilizada en estudios previos17. Las opciones de respuesta en escala Likert de 5 puntos (desde excelente hasta mala). Se codificó como buena/muy buena/excelente = 0 y mala/regular = 1.

Discapacidad: Se preguntó ¿Tienes alguna discapacidad, enfermedad o problema médico crónico? Se codificó como: no = 0 y sí = 1.

Autopercepción: Se exploró con preguntas de la satisfacción y seguridad con sí mismo, su imagen corporal y apariencia34. Incluye 5 ítems: 1. ¿Has estado contento/a con tu forma de ser?; 2. ¿Has estado contento/a con la ropa que usas?; 3. ¿Has estado preocupado/a por cómo te ves físicamente?; 4. ¿Has tenido envidia de cómo se ven otros/as niños/as? y 5. ¿Te gustaría cambiar alguna parte de tu cuerpo? Las opciones de respuesta son en una escala Likert de 5 puntos (desde nunca hasta siempre). Un puntaje mayor indica mejor autopercepción. El alfa de Cronbach fue de 0,62. La variable autopercepción se dicotomizó utilizando como punto de corte 1 DE abajo de la media colocando una puntuación más estricta que media desviación estándar propuesta33 y quedó codificada como 0 = alta 1 = baja. Se utilizó la escala de autopercepción por su similitud con la imagen corporal utilizada en un estudio previo19.

Género: Se codificó como hombre = 0, mujer = 1.

Edad: Se preguntó la edad en años cumplidos y se codificó en: 10 y 11 años = 0 y 12-18 años = 1.

Nivel 2

Tipo de colegio: Se hicieron variables dummy. La primera se codificó como 0 = Municipal, 1 = Particular y la segunda como 0 = Municipal, 1 = Subvencionado.

Se imputó aquellos datos que tuvieron un missing y eliminó los registros que tuvieron más de uno. Para verificar si la muestra y la muestra con datos perdidos eran similares, se creó una variable auxiliar, con categorías: datos perdidos y no perdidos. Esta variable se cruzó con las variables sociodemográficas: sexo, edad, nivel socioeconómico, encontrándose que sólo en género eran distintas, siendo la magnitud de este efecto pequeño (Phi = 0,02).

Se utilizó regresión logística simple entre las variables de primero y segundo nivel con la CVRS, para tener una primera aproximación de las relaciones entre esas variables antes de realizar el análisis multinivel. Considerando que los residuos de la CVRS respecto a la variable víctima de bullying no tuvieron una distribución normal y que las observaciones a nivel individual se encontraban anidadas dentro del nivel tipo de colegio, para analizar la relación entre víctimas de bullying y CVRS se utilizó regresión logística multinivel. Se obtuvieron varianzas, porcentaje de variable explicada (PVE) y coeficiente de correlación intraclase (CCI), razón de momios (RM) e intervalos de confianza a 95% (IC 95%). Se consideró el valor p < 0,05 como significativo. Se utilizó el software estadístico STATA 12.0 (StataCorp LP, Texas, USA).

Se respetaron las normas éticas concordantes con la Declaración de Helsinki (actualizada en 2008), fue aprobado por el Comité de Ética de Investigaciones en seres humanos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile. La participación fue voluntaria y se solicitó el con­sentimiento informado de apoderados y asentimiento informado de los estudiantes. Los datos fueron anónimos y confidenciales.

Resultados

Participaron 7.737 estudiantes. Fueron víctimas de bullying 14,7% de los estudiantes. La mayoría percibió su salud como buena o muy buena, no tenían alguna discapacidad, y tenían una autopercepción alta. Hubo proporciones similares de hombres y mujeres, predominaron las edades entre 12 y 18 años y se tuvieron proporciones similares de los 3 tipos de colegio de Chile (Tabla 1).

Tabla 1. Regresión logística simple entre ser víctima de bullying y otras variables
predictoras y CVRS en adolescentes chilenos (n = 7.737)

En los análisis bivariados (Tabla 1), las variables independientes de nivel 1 y entre ellas ser víctima de bullying, incrementaron 3 veces el riesgo de CVRS inferior. Los colegios particulares fueron un factor protector de CVRS inferior comparados con los municipales (RM = 0,7).

Mediante la regresión logística multinivel (Tabla 2) se estudió el efecto en la variabilidad entre tipos de colegio y en las variables individuales dentro de los tipos de colegio. Cuando se consideró el modelo nulo, el CCI fue de 0,051, indicando que 5,1% de la variabilidad observada de CVRS corresponde a la diferencia entre tipos de colegio.

 

Tabla 2. Modelo nulo, modelo ajustado y modelo final de Regresión logística multinivel
entre ser víctima de bullying y otras variables de nivel 1, tipo de colegio y CVRS
en adolescentes chilenos (n = 7.737)

Para explicar las diferencias entre los alumnos de un mismo tipo de colegio en el modelo multinivel ajustado, se incluyeron las variables de nivel 1, es decir las individuales, que presentan una varianza de 0,12 en el nivel 2 siendo menor a la del modelo nulo, con un porcentaje de varianza explicada de 34,8%.

El modelo multinivel final, que incluye variables individuales de nivel 1 y la variable tipo de colegio de nivel 2, muestra un aumento leve de la varianza explicada (de 34,8% del modelo ajustado a 36,7%). La variable discapacidad resultó no significativa e incrementaron el riesgo de una CVRS inferior las siguientes variables: ser víctima de bullying en 2,6 veces, tener una autopercepción baja 4,4 veces, percibir una salud regular o mala 3,1 veces, ser mujer 1,4 veces y tener 12 a 18 años 2,1 veces.

Discusión

En nuestro estudio la prevalencia de víctimas fue de 14,7%, la cual está dentro del rango nacional12 y estudios europeos (11,7% a 29,6%)8, que utilizaron el mismo instrumento. Las diferentes proporciones pueden obedecer a las diferencias culturales y sociales y diferencias en la implementación de políticas y programas9.

Aunque el CCI fue más cercano a 0 que a 1, implicando que las unidades individuales del nivel 1 en cada tipo de colegio son muy heterogéneas, mediante su significación estadística se confirmó que la estimación multinivel fue apropiada. En Chile el tipo de colegio está vinculado al ingreso, que es un predictor fuerte de la CVRS24, aunque en nuestro estudio explica un porcentaje bajo de la variabilidad, lo que destaca la importancia de las variables individuales de nivel 1, entre ellas bullying, para explicar la CVRS.

Encontramos que las víctimas de bullying tuvieron mayor probabilidad de CVRS inferior que los que no padecen bullying, independiente del efecto de género, edad, autopercepción, salud percibida, discapacidad. Se ha evidenciado esta asociación de bullying con CVRS8,26-28. En varios estudios26-28 puntuaciones menores de distintos dominios de la CV se asocian a ser víctima de bullying, mientras que cuando se usó el instrumento KIDSCREEN 528 fue el dominio de estado de ánimo y emociones el que apareció en la regresión logística con mayor frecuencia (7 de 11 países) y en el estudio19 que utilizó también el KIDSCREEN-10, ser víctima de bullying contribuyó con 2,6% para explicar la varianza de la CVRS. Nuestro hallazgo se suma así al cuerpo de evidencia que sostiene que la percepción de varias áreas importantes en el desarrollo del niño y el adolescente puede estar vinculada a la experiencia de ser acosado en la escuela. Esto refuerza hallazgos previos de la presencia de sintomatología en víctimas de bullying3.

Encontramos que ser víctima de bullying y género, tener una salud inferior y autopercepción baja se asocian con CVRS inferior, en el sentido del modelo de Wilson y Cleary36. La paradoja de la discapacidad37 que implica que la CV de una persona no es afectada si puede seguir haciendo las actividades que dan significado a su vida, podría explicar nuestros hallazgos. Como esperábamos, por un antecedente que incluyó imagen corporal19, la autopercepción forma parte del modelo.

Investigaciones previas encontraron que el bullying tiene un impacto negativo en extensas áreas del individuo y en este estudio fue posible evidenciar su impacto en la CVRS de estudiantes de Chile. Se requiere la participación de ámbitos de la sociedad cada vez más amplios para la reducción del bullying, intervenciones que sean capaces de modificar el entorno38, y programas1 para evitar que este fenómeno social siga deteriorando la CV de adolescentes.

Las limitaciones del estudio son: ser transversal lo que impide determinar las relaciones causales, reducción de población por criterios de exclusión e inclusión podría afectar la representatividad de los datos; puede existir sesgo en los datos por la deseabilidad social y la designación de víctima dependió del instrumento utilizado1.

Este estudio aporta resultados nacionales comparables a nivel internacional sobre la asociación entre ser víctima de bullying y CVRS, que pueden ser base para intervenciones de salud pública.

 

Referencias

1. Olweus D. School bullying: development and some important challenges. Annu Rev Clin Psychol [Internet]. 2013; 9 (1): 751-80. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23297789        [ Links ]

2. Olweus D. Conductas de acoso y amenaza entre escolares. Segunda edición. Madrid: Alfaomega; 2004.         [ Links ]

3. Due P, Holstein BE, Lynch J, Diderichsen F, Gabhain SN, Scheidt P, et al. Bullying and symptoms among school-aged children: International comparative cross sectional study in 28 countries. Eur J Public Health 2005; 15 (2): 128-32.         [ Links ]

4. Gobina I, Zaborskis A, Pudule I, Kalnins I, Villerusa A. Bullying and subjective health among adolescents at schools in Latvia and Lithuania. Int J Public Health 2008; 53 (5): 272-6.         [ Links ]

5. Penning SL, Bhagwanjee A, Govender K. Bullying boys: the traumatic effects of bullying in male adolescent learners. J Child Adolesc Ment Heal [Internet]. National Inquiry Services Centre (NISC); 2010 Nov 11 [Consultado el 9 de julio de 2014]; 22 (2): 131-43. Disponible en: http://r4d.dfid.gov.uk/Output/189121/Default.aspx        [ Links ]

6. Fleming LC, Jacobsen KH. Bullying and symptoms of depression in Chilean middle school students. J Sch Health 2009; 79 (3): 130-7.         [ Links ]

7. Berger C. Trayectorias de victimización escolar: Características y factores de riesgo en adolescentes chilenos. Univ Psychol [Internet]. 2012 [Consultado el 8 de agosto de 2014]; 11 (1): 103-18. Disponible en: http://revistas.javeriana.edu.co/index.php/revPsycho/article/view/512        [ Links ]

8. Analitis F, Velderman MK, Ravens-Sieberer U, Detmar S, Erhart M, Herdman M, et al. Being bullied: associated factors in children and adolescents 8 to 18 years old in 11 European countries. Pediatrics [Internet]. 2009 Feb [Consultado el 18 de junio de 2014]; 123 (2): 569-77. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19171624        [ Links ]

9. Craig W, Harel-Fisch Y, Fogel-Grinvald H, Dostaler S, Hetland J, Simons-Morton B, et al. A cross-national profile of bullying and victimization among adolescents in 40 countries. Int J Public Health 2009 54 (Suppl 2): 216-24.         [ Links ]

10. Due P, Merlo J, Harel-Fisch Y, Damsgaard MT, Holstein BE, Hetland J, et al. Socioeconomic inequality in exposure to bullying during adolescence: a comparative, cross-sectional, multilevel study in 35 countries. Am J Public Health 2009; 99 (5): 907-14.         [ Links ]

11. Lecannelier F, Varela J, Rodríguez J, Hoffmann M, Flores F, Ascanio L. [A self administered survey to assess bullying in schools].Validación del Cuestionario de Maltrato entre Iguales por Abuso de Poder (MIAP) para escolares. Rev Med Chile [Internet]. 2011 abril 1 [Consultado el 16 de agosto de 2014]; 139 (4): 474-9. Disponible en: https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-98872011000400009        [ Links ]

12. Ministerio del Interior G de C. Tercera encuesta nacional de violencia en el ámbito escolar 2009 [Internet]. www.seguridadpublica.gov.cl. 2009 [Consultado el 17 de septiembre de 2014]. p. 37. Disponible en: www.seguridadpublica.gov.cl/filesapp/presentacion_violencia_escolar_2009_web.pdf        [ Links ]

13. Tijmes C. Violencia y Clima Escolar en Establecimientos Educacionales en Contextos de Alta Vulnerabilidad Social de Santiago de Chile. Psykhe. 2012; 21 (2): 105-17.         [ Links ]

14. Centers for Disease Control and Prevention. Measuring Healthy Days [Internet]. Atlanta, GA; 2000 [Consultado el 17 de septiembre de 2014]. p. 40. Disponible en: http://www.cdc.gov/hrqol/pdfs/mhd.pdf        [ Links ]

15. Hidalgo-Rasmussen CA. Calidad de vida relacionada con la salud en adolescentes. In: Martínez R, editor. Salud y enfermedad del Niño y del Adolescente. 7a ed. Guadalajara: Manual Moderno 2013. p. 1560-2.         [ Links ]

16. Michel G, Bisegger C, Fuhr DC, Abel T. Age and gender differences in health-related quality of life of children and adolescents in Europe: a multilevel analysis. Qual Life Res [Internet]. 2009; 18 (9): 1147-57. Disponible en: PM:19774493        [ Links ]

17. Vélez Galárraga R, López Aguilà S, Rajmil L. Género y salud percibida en la infancia y adolescencia en España. Gac Sanit [Internet]. 2009; 23 (5): 433-9. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19647349        [ Links ]

18. Benyamini Y, Leventhal EA, Leventhal H. Gender differences in processing information for making self-assessments of health. Psychosom Med [Internet]. 2000 Jan [Consultado el 8 de agosto de 2014]; 62 (3): 354-64. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10845349        [ Links ]

19. Haraldstad K, Christophersen KA, Eide H, Nativg GK, Helseth S. Predictors of health-related quality of life in a sample of children and adolescents: A school survey. J Clin Nurs 2011; 20 (21-22): 3048-56.         [ Links ]

20. Lin J-H, Ju Y-H, Lee S-J, Lee C-H, Wang H-Y, Teng Y-L, et al. Do physical disabilities affect self-perceived quality of life in adolescents? Disabil Rehabil 2009; 31 (3): 181-8.         [ Links ]

21. Molina R, Sepúlveda R, Molina T, Martínez V, González E, Leal I, et al. Calidad de vida relacionada con la salud en adolescentes chilenos, según autopercepción de discapacidad, enfermedad o problemas de salud crónicos. Rev Chil Salud Pública [Internet]. 2014 Jul 7 [Consultado el 14 de julio de 2014]; 18 (2): 149-60. Disponible en: http://www.revistasaludpublica.uchile.cl/index.php/RCSP/article/view/31976        [ Links ]

22. Hopwood P, Fletcher I, Lee A, Al Ghazal S. A body image scale for use with cancer patients. Eur J Cancer [Internet]. 2001; 37 (2): 189-97. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19892597        [ Links ]

23. Harrington JM. Implications of treatment on body image and quality of life. Semin Oncol Nurs 2011; 27 (4): 290-9.         [ Links ]

24. Von Rueden U, Gosch A, Rajmil L, Bisegger C, Ravens-Sieberer U, Group TEK. Socioeconomic determinants of health related quality of life in childhood and adolescence: results from a European study. J Epidemiol Community Heal 2006; 60 (2): 130-5.         [ Links ]

25. Sepúlveda R, Molina T, Molina R, Martínez V, González E, George M, et al. [Validation of an instrument to measure health-related quality of life in Chilean children and adolescents]. Rev Med Chile [Internet]. 2013 Oct [Consultado el 9 de julio de 2014]; 141 (10): 1283-92. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24522356        [ Links ]

26. Wilkins-Shurmer A, O'Callaghan MJ, Najman JM, Bor W, Williams GM, Anderson MJ. Association of bullying with adolescent health-related quality of life. J Paediatr Child Health 2003; 39 (6): 436-41.         [ Links ]

27. Flaspohler PD, Elfstrom JL, Vanderzee KL, Sink HE, Birchmeier Z. Stand by me: The effects of peer and teacher support in mitigating the impact of bullying on quality of life. Psychol Sch 2009; 46 (7): 636-49.         [ Links ]

28. Frisén A, Bjarnelind S. Health-related quality of life and bullying in adolescence. Acta Paediatr [Internet]. 2010 abril [Consultado el 9 de julio de 2014]; 99 (4): 597-603. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20085553        [ Links ]

29. Ministerio de Educación de Chile. Indicadores de la Educación en Chile 2007-2008 [Internet]. 2007 [Consultado el 18 de agosto de 2012]. Disponible en: http://w3app.mineduc.cl/mineduc/ded/documentos/indicadores_2007-2008.pdf        [ Links ]

30. Aymerich M, Berra S, Guillamón I, Herdman M, Alonso J, Ravens-Sieberer U, et al. Desarrollo de la versión en español del KIDSCREEN, un cuestionario de calidad de vida para la población infantil y adolescente. Gac Sanit [Internet]. 2005 Apr; 19 (2): 93-102. Disponible en: http://linkinghub.elsevier.com/retrieve/pii/S0213911105713364        [ Links ]

31. Ravens-Sieberer U, Gosch A, Rajmil L, Erhart M, Bruil J, Power M, et al. The KIDSCREEN-52 quality of life measure for children and adolescents: Psychometric results from a cross-cultural survey in 13 European countries. Value Heal 2008; 11 (4): 645-58.         [ Links ]

32. Ravens-Sieberer U, Erhart M, Rajmil L, Herdman M, Auquier P, Bruil J, et al. Reliability, construct and criterion validity of the KIDSCREEN-10 score: A short measure for children and adolescents' well-being and health-related quality of life. Qual Life Res 2010; 19 (10): 1487-500.         [ Links ]

33. The Kidscreen Group Europe. The KIDSCREEN questionnaires: Quality of life questionnaires for children and adolescents. Lengerich. Pabst Science Publishers; 2006.         [ Links ]

34. Ravens-Sieberer U, Herdman M, Devine J, Otto C, Bullinger M, Rose M, et al. The European KIDSCREEN approach to measure quality of life and well-being in children: development, current application, and future advances. Qual Life Res [Internet]. 2014 abril [Consultado el 9 de julio de 2014]; 23 (3): 791-803. Disponible en: http://www.pubmedcentral.nih.gov/articlerender.fcgi?artid=3953538&tool=pmcentrez&rendertype=abstract        [ Links ]

35. Aaronson N, Alonso J, Burnam A, Lohr KN, Patrick DL, Perrin E, et al. Assessing health status and quality-of-life instruments: attributes and review criteria. Qual Life Res [Internet]. 2002 May; 11 (3): 193-205. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12074258        [ Links ]

36. Wilson IB, Cleary PD. Linking clinical variables with health-related quality of life. A conceptual model of patient outcomes. JAMA [Internet]. 1995 Jan 4 [Consultado el 9 de julio de 2014]; 273 (1): 59-65. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/7996652        [ Links ]

37. Banco Interamericano de Desarrollo. Calidad de vida: más allá de los hechos: Desarrollo en las Américas [Internet]. Lora E, editor 2008 [Consultado el 9 de julio de 2014]. Disponible en: http://biblioteca.iiec.unam.mx/index.php?option=com_content&task=view&id=3473&Itemid=111        [ Links ]

38. Ferris A. Approaches to Improving the Quality of Life - How to Enhance the Quality of Life [Internet]. Social Indicators Research Series; 2010 [Consultado el 7 de agosto de 2014]. Disponible en: http://www.springer.com/social+sciences/wellbeing+&+quality-of-life/book/978-90-481-9147-5         [ Links ]

 


Recibido el 26 de septiembre de 2014, aceptado el 25 de abril de 2015.

Fuente de financiamiento: Programas de Investigación Domeyko, Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo, Universidad de Chile.

Correspondencia a: Carlos Alejandro Hidalgo Rasmussen
Traslaviña 450, Viña del Mar Valparaíso, Chile.

Creative Commons License Todo o conteúdo deste periódico, exceto onde está identificado, está licenciado sob uma Licença Creative Commons