SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.143 número8¿Está indicada la profilaxis antibiótica con ciprofloxacino en la realización de cistoscopia flexible?El reconocimiento legal de la transexualidad en Chile mediante el procedimiento judicial de cambio de nombre: Un caso de complementariedad epistemológica entre medicina y derecho índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Em processo de indexaçãoCitado por Google
  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO
  • Em processo de indexaçãoSimilares em Google

Compartilhar


Revista médica de Chile

versão impressa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile vol.143 no.8 Santiago ago. 2015

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872015000800007 

ARTÍCULOS DE INVESTIGACIÓN

 

Evaluación de docentes clínicos de Postgrado: desarrollo y propiedades psicométricas del instrumento MEDUC-PG14

Development of MEDUC-PG14 survey to assess postgraduate teaching in medical specialties

 

Margarita Pizarro1,a, Nancy Solís1,a, Viviana Rojas1,b, Luis Antonio Díaz2, Oslando Padilla3,c, Luz María Letelier2,6, Andrés Aizman2,6, Alberto Sarfatis2, Trinidad Olivos4,b, Alejandro Soza1, Alejandro Delfino5, Gonzalo Latorre2, Danisa Ivanovic-Zuvic2, Trinidad Hoyl2,6, Marcela Bitran7,a, Juan Pablo Arab1, Arnoldo Riquelme1,7

1 Departamento de Gastroenterología, Escuela de Medicina, Pontificia Universidad Catolica de Chile. Santiago, Chile.
2 Departamento de Medicina Interna, Escuela de Medicina, Pontificia Universidad Catolica de Chile. Santiago, Chile.
3 Departamento de Salud Pública, Escuela de Medicina, Pontificia Universidad Catolica de Chile. Santiago, Chile.
4 Coordinadora de Postgrado, Facultad de Psicología, Universidad Alberto Hurtado. Santiago, Chile.
5 Departamento de Anestesiología, Escuela de Medicina, Pontificia Universidad Catolica de Chile. Santiago, Chile.
6 Dirección de Postgrado, Escuela de Medicina, Pontificia Universidad Catolica de Chile. Santiago, Chile.
7 Centro de Educación Médica, Escuela de Medicina, Pontificia Universidad Catolica de Chile. Santiago, Chile.
a Bioquímico.
b Psicóloga.
c Estadístico.

Correspondencia a:


Background: Feedback is one of the most important tools to improve teaching in medical education. Aim: To develop an instrument to assess the performance of clinical postgraduate teachers in medical specialties. Material and Methods: A qualitative methodology consisting in interviews and focus-groups followed by a quantitative methodology to generate consensus, was employed. After generating the instrument, psychometric tests were performed to assess the construct validity (factor analysis) and reliability (Cronbach’s alpha). Results: Experts in medical education, teachers and residents of a medical school participated in interviews and focus groups. With this information, 26 categories (79 items) were proposed and reduced to 14 items (Likert scale 1-5) by an expert’s Delphi panel, generating the MEDUC-PG14 survey, which was answered by 123 residents from different programs of medical specialties. Construct validity was carried out. Factor analysis showed three domains: Teaching and evaluation, respectful behavior towards patients and health care team, and providing feedback. The global score was 4.46 ± 0.94 (89% of the maximum). One teachers’ strength, as evaluated by their residents was “respectful behavior” with 4.85 ± 0.42 (97% of the maximum). “Providing feedback” obtained 4.09 ± 1.0 points (81.8% of the maximum). MEDUC-PG14 survey had a Cronbach’s alpha coefficient of 0.947. Conclusions: MEDUC-PG14 survey is a useful and reliable guide for teacher evaluation in medical specialty programs. Also provides feedback to improve educational skills of postgraduate clinical teachers.

Key words: Educational measurement; Questionnaires; Specialties, medical.


 

Los programas de postgrado en medicina han alcanzado un gran desarrollo en los últimos años, gracias al advenimiento de nuevas tecnologías y la necesidad de mayor conocimiento específico en el manejo de enfermedades complejas, las que exigen progresivamente mayor entrenamiento y trabajo en equipo1. El desarrollo de estos programas se basa en la capacidad de transmisión de conocimientos, destrezas y actitudes por parte de especialistas (docentes), los cuales son altamente calificados en el manejo de pacientes, pero que, en general, no tienen una formación profesional en aspectos relacionados con la docencia2.

La mayoría de los programas buscan mejorar la metodología de enseñanza y la implementación de instrumentos de evaluación3. Otros aspectos de la enseñanza menos desarrollados por los docentes incluyen: habilidades comunicacionales, diseño curricular, identificación y desarrollo de competencias médicas o aquellas relacionadas con el inter-profesionalismo4. En la actualidad, estas falencias han otorgado mayor protagonismo a la capacitación docente, de hecho, estos programas deben transmitir la metodología adecuada para educar a residentes en todos los aspectos del quehacer médico y no sólo en habilidades clínicas5. Todos estos puntos forman parte de conceptos innovadores en docencia, los que están en sintonía con los cambios curriculares en programas de postítulo.

Por otra parte, un aspecto de vital importancia en el proceso de desarrollo e implementación de un programa es la evaluación docente. Esta última es más que un mero ejercicio académico, ya que los resultados que emanen de ella servirán para futuros cambios en el proceso de selección y capacitación docente de cada institución, con especial impacto en los formatos de entrega de conocimientos que promuevan un proceso de enseñanza y aprendizaje más eficaz6. En efecto, Steinert estableció, hace más de 10 años, que la capacitación docente debe ser la guía que promueva los procesos educativos de una institución y debe cumplir con un rol de modelaje de todo lo que se hace al interior de ésta7.

Por otra parte, la docencia no es sólo entregar información, sino que involucra un complejo proceso que requiere apoyo constante a los profesores clínicos8. En este sentido, la retroalimentación constituye una de las herramientas más importantes para mejorar la docencia y el aprendizaje en educación médica9-11, por lo que un programa de excelencia debería buscarla activamente con diversos recursos.

Dada la importancia de contar con un método de evaluación, se han desarrollado diversos instrumentos con este fin, que consideran las habilidades descritas previamente. Entre ellos destacan el Maastricht Clinical Teaching Questionnaire (MCTQ)12, considerado de gran rigurosidad metodológica y orientado a la docencia hospitalaria, el instrumento Medicina Universidad Católica 30-ítems (MEDUC-30)13, para evaluar el desempeño docente en profesores de pregrado y el Medicina Universidad Católica, Radiología 32-ítems (MEDUC-RX32)14, para evaluar la enseñanza clínica en profesores de radiología, ambos desarrollados en la Escuela de Medicina de la Pontificia Universidad Católica de Chile (EMPUC). También existen otras herramientas como el Student Evaluation of Teaching in Outpatient Clinics (SETOC), específicamente desarrollado para la evaluar el desempeño docente en educación en postgrado ambulatorio15, el cuestionario Stanford Faculty Development Program (SFDP26)16 y la University of Michigan Global Rating Scale (GRS)17.

En postgrado, la docencia clínica tutorial tiene lugar en múltiples contextos clínicos, de acuerdo a cada especialidad y durante esta interacción docente-residente, el profesor puede recibir retroalimentación de su desempeño. Sin embargo, no existen instrumentos validados a nivel latinoamericano para la evaluación docente.

El objetivo del presente estudio fue el desarrollo y validación de un instrumento de Evaluación del Desempeño de Docentes Clínicos de Postgrado en Medicina. Dicho instrumento debe ser válido para variados contextos e instancias de docencia, incluyendo ambientes ambulatorios y hospitalarios, programas quirúrgicos y no quirúrgicos y cuyos resultados sirvan como indicador de la calidad de enseñanza recibida de parte de los profesores clínicos de postgrado y de los programas de especialidades médicas a los cuales pertenecen.

Métodos

Desarrollo del instrumento

El estudio consideró una metodología mixta, incluyendo una fase cualitativa y otra cuantitativa. Se realizó una entrevista individual semi-estructurada a un representante de la Agencia Acreditadora de Programas de Postgrado, de Especialidad en Medicina y de Centros Formadores de Especialistas Médicos (APICE). Además, se llevó a cabo un grupo focal que consideró a 8 jefes de programas de postgrado en medicina de la Facultad de Medicina de la EMPUC, los que fueron invitados en forma personal, considerando un muestreo aleatorio estratificado que garantizara la presencia de representantes de varios de los diferentes programas vigentes en el grupo. El procedimiento contó con la aprobación del comité de ética de la EMPUC y cada participante firmó un consentimiento informado. Se empleó el análisis de contenido para llegar a conformar las categorías, apoyándose en elementos basados en la teoría fundada18. También se realizó un levantamiento de información en relación a un estudio de ambiente educacional en residentes utilizando la técnica de “seguir la mecha”19. Esta última consiste en la evaluación iterativa de un conjunto de datos, donde se analizan “aspectos claves” en un levantamiento de información, que inicialmente fue realizado con otro fin, para obtener nuevos datos20. Posteriormente se trianguló la información así obtenida, para luego conformar categorías con el software computacional ATLAS ti. La información recogida se trianguló con la participación de tres analistas y se consideró saturada tras la revisión exhaustiva del material extraído de las fuentes mencionadas. A partir de estos datos, se generaron los ítems que constituyeron el instrumento, el que finalmente se refinó mediante un panel de expertos con la técnica Delfi modificada.

Participantes y aplicación

El instrumento fue piloteado en residentes de 12 especialidades médicas de la EMPUC durante el período diciembre de 2014 a enero de 2015. Fue aprobado por el comité de ética de nuestra institución y se realizó un consentimiento informado por cada participante; además, los datos fueron entregados y utilizados en forma anónima.

Análisis estadístico

Se evaluó la validez de constructo mediante un análisis factorial exploratorio con rotación Varimax. Los factores se seleccionaron de acuerdo al criterio de Kaiser-Guttman, que incluye a los factores con un auto-valor (eigenvalue) > 123-24. También se utilizó el criterio de Cattell, que establece el punto de inflexión del gráfico de sedimentación como valor de corte, considerando todos los factores sobre éste24.

La confiabilidad del instrumento fue medida mediante el coeficiente alfa de Cronbach25 y se consideró un valor confiable ≥ 0,7. También se realizaron análisis estadísticos generales (media y desviación estándar). Para todos los análisis se utilizó el software computacional SPSS v15.0.

Resultados

Desarrollo del instrumento

Se obtuvo información a partir de una entrevista individual a un representante de APICE y un grupo focal que consideró 8 jefes de programas de postgrado en medicina de la EMPUC. Las especialidades médicas presentes en el grupo, en orden alfabético, fueron: Cirugía Digestiva, Dermatología, Enfermedades Respiratorias del Niño, Geriatría, Hematología, Infectología Pediátrica y Oncología. También se realizó un levantamiento de información en relación a un estudio de ambiente educacional en 8 grupos focales de residentes de programas de postgrado, el cual fue analizado para conocer aspectos vinculados a la didáctica en una tesis de título de psicología educacional. Posteriormente se trianguló la información de los residentes con el levantamiento obtenido en la entrevista individual y el grupo focales, que corresponden a la perspectiva de los acreditadores de programas y de los docentes, respectivamente19-20,27 (Figura 1). Se realizó una categorización abierta de los conceptos obtenidos, a partir de la cual se desarrollaron 26 categorías (Tabla 1).

 

Figura 1. Diagrama de flujo del desarrollo del instrumento MEDUC-PG14.
a
Teoría Fundada17. bTécnica “Seguir la mecha”19,20. cTriangulación de los datos21.

 

Tabla 1. Categorías generadas a partir del levantamiento de información y sus citas verbales más representativas

Luego de la triangulación, se obtuvieron 109 ítems que posteriormente se redujeron a 79, al fusionar ítems y eliminar conceptos repetidos. Posteriormente, la Dirección de Postgrado de la EMPUC determinó cuales eran las necesidades principales a evaluar de sus profesores, las que se unieron junto a los 79 ítems conseguidos para obtener el instrumento final de 14 ítems (escala 1 a 5) (Figura 1). Además, se decidió agregar una nota de evaluación global (escala 1 a 7) al final de la pauta, ya que estudios previos sugieren que ésta tiene buena sensibilidad para identificar a los mejores docentes15.

Finalmente, un panel de expertos refinó la redacción de los ítems mediante técnica Delfi modificada, con la participación de 6 jefes de programa más 9 colaboradores y expertos en educación médica. Se realizó un consenso (escala Likert 1-5). Aquellos ítems con puntaje < 4 fueron refinados o modificados para evitar ambigüedad. Se consideró como redacción definitiva aquellos ítems con grado de acuerdo ≥ 4.

Estadística general

Los residentes respondieron 123 encuestas correspondientes a 79 docentes, que a su vez pertenecían a 66 rotaciones clínicas; 87% en centros de nuestra institución y 13% en hospitales públicos. De los docentes evaluados, 4,1% era profesor titular, 17,1% profesor asociado, 33,3% profesor asistente, 13,8% instructor y 22% no tenía grado académico.

La encuesta y su estadística descriptiva se muestran en la Tabla 2. El porcentaje de respuesta de los ítems fue entre 94 y 100%, con una media entre 4,16 y 4,85 (Escala Likert 1-5). El puntaje global (14 ítems) fue 4,46 ± 0,94 (89% del máximo) y la nota final promedio fue de 6,42 ± 0,96 en escala 1 a 7 (92% del máximo).

 

Tabla 2. Cuestionario final de 14 ítems para la evaluación docente en
postgrado (MEDUC-PG14)

*Escala Likert 1 a 5. DE: desviación estándar.

Validez del constructo

El análisis factorial mostró que el instrumento MEDUC-PG14 posee una estructura de 3 factores, de acuerdo al criterio de auto-valor (eigenvalue) > 1 (Figura 2). El primer factor dio cuenta de 56% de la varianza, mientras que los 3 factores en conjunto explicaron 75,48% de la varianza total. El primer factor fue Enseñanza y evaluación (EE), el cual contiene los ítems 1, 2, 3, 4, 8, 9, 13 y 14. El segundo, denominado Trato respetuoso a pacientes y equipo de salud (TR), contiene los ítems 5, 6 y 7. Finalmente, el tercero, denominado Entrega de retroalimentación (ER), incluye los ítems 10, 11 y 12.

 

Figura 2. Gráfico de sedimentación: El eje Y representa al autovalor en función
del número de factores o componentes (eje X).

En cuanto a los promedios globales, el dominio mejor evaluado se relacionó al trato respetuoso con 4,85 ± 0,42 (97% del máximo), seguido por el dominio relacionado a la enseñanza y evaluación con 4,45 ± 0,82 (89% del máximo), y finalmente hubo más aspectos por mejorar en la entrega de retroalimentación con 4,09 ± 1,0 (82% del máximo) (Tabla 3).

 

Tabla 3. Resultados según dominio de la encuesta MEDUC-PG14

Análisis de confiabilidad

El instrumento MEDUC-PG14 obtuvo un alfa de Cronbach global de 0,947 (máximo de 1), lo que refleja una alta confiabilidad. Además, el coeficiente α de Cronbach para de los factores EE, TR y ER fue 0,96, 0,88 y 0,76 respectivamente (Tabla 4).

 

Tabla 4. Confiabilidad del instrumento
MEDUC-PG14

Discusión

Este estudio abordó los aspectos metodológicos vinculados a la creación y evaluación de las propiedades psicométricas del instrumento MEDUC-PG14, desarrollado para calificar el desempeño docente en programas de especialidades médicas. Fue piloteado en 12 especialidades, tanto pediátricas como del adulto, las que abarcaron un amplio espectro programas de formación.

Dado que se obtuvo información de múltiples fuentes involucradas en el proceso educativo en postgrado (mediante metodología mixta, cualitativa y cuantitativa), basada en un modelo teórico validado, consideramos que MEDUC-PG14 posee una alta validez de contenido, con alta concordancia entre las categorías emergentes del análisis cualitativo18, la posterior triangulación de la información20 y el contenido final de los ítems, refinados por el panel de expertos. Si consideramos la participación de residentes, docentes de diversos programas de postítulo y un representante de APICE, podemos inferir que se trata de un instrumento de validez nacional.

La validez de constructo fue realizada utilizando un análisis factorial exploratorio, seguido de una rotación Varimax. Los factores se seleccionaron utilizando los criterios de Kaiser-Guttman y Cattell. De acuerdo a éstos, el análisis sugirió un instrumento multidimensional de tres categorías16,25.

Por otra parte, el análisis de confiabilidad muestra que MEDUC-PG14 es altamente confiable, ya que posee un alfa de Cronbach 0,947. Además, los 3 dominios poseen un alfa de Cronbach > 0,7, demostrando una buena confiabilidad de cada factor por separado27.

El cuestionario MEDUC-PG14 es fácil de aplicar (menos de 5 min) y no requiere entrenamiento previo para realizarlo, constituyendo una fortaleza adicional, ya que mejora su aceptación entre residentes y jefes de programas, impactando positivamente en la tasa de respuesta al final de cada rotación27. Los resultados de MEDUC-PG14 demostraron que la mayor fortaleza de los docentes fue el trato respetuoso, mientras que hay otros aspectos por mejorar vinculados a la entrega de retroalimentación (feedback)10. Pese a que este dominio fue el más bajo, obtuvo una buena calificación (82% del máximo) y constituye una mejora respecto a evaluaciones de docentes de pregrado en la misma institución13. Además, la calificación global fue 89% del máximo, lo que refleja una buena percepción general de los residentes sobre el desempeño de sus profesores.

Cabe destacar que un porcentaje importante de los residentes respondió no aplica en el ítem 9 (37% de respuestas), debido a que este mide específicamente la realización de procedimientos prácticos, los que no son habituales en algunas especialidades. Esto no se observó en otros ítems, ya que son habilidades docentes transversales a las especialidades médicas. Pese a la baja tasa de respuesta, la información obtenida es valiosa para aquellos docentes/rotaciones que incluyen la realización o supervisión de procedimientos y por otro lado, la baja tasa de respuesta no tuvo un impacto negativo en la confiabilidad del instrumento por lo que el equipo de investigación decidió mantenerlo en el instrumento definitivo26.

La capacitación de los jefes de programa es un aspecto trascendental para perfeccionar los programas de especialidad. Sobre esta capacitación, la retroalimentación (entrega y recepción) es considerada una necesidad importante a incluir26. En relación a esto, MEDUC-PG14 permitirá a los jefes de programa conocer el desempeño de sus docentes y entregarles retroalimentación estructurada y focalizada en relación a sus fortalezas y debilidades. También ayudará a realizar estrategias destinadas a mejorar las habilidades en dichos aspectos.

Los programas de capacitación docentes son fundamentales para mejorar la docencia en una facultad de medicina5,7. Tras su implementación en nuestro centro, se observaron cambios tanto en el desempeño del profesor, como también en su desarrollo personal, su rol como médico, en la comunidad académica y en la institución a la que pertenece28-31. Consideramos que MEDUC-PG14 contribuirá a la planificación y mejora de los programas de capacitación de docentes de postgrado. Asimismo, los resultados individuales podrían estimular a aquellos profesores que no han recibido capacitación docente a realizar cursos de docencia, mejorando así su desempeño individual y realización profesional32.

A partir de los resultados, se podrían realizar nuevos estudios para conocer otras propiedades del instrumento, como el estudio D (teoría de la generalización) o la capacidad de MEDUC-PG14 para detectar a los mejores docentes, promoviendo la excelencia entre los profesores clínicos y una vía de promoción académica al interior de una institución. Otro desafío sería la evaluación a futuro, de la validez y confiabilidad del instrumento en otras escuelas de postgrado a nivel nacional e internacional.

Finalmente, MEDUC-PG14 es un instrumento multidimensional, válido y muy confiable para evaluar docentes en programas de especialidades médicas. Además, proporciona retroalimentación para mejorar la calidad docente de nuestros profesores y constituye el primer instrumento en español validado para postgrado en América Latina.

Agradecimientos: Artículo financiado por el Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (FONDECYT) proyectos N° 1120652 (A.R.) y 1120534 (M.B.) Agradecemos la valiosa colaboración de la Dirección de Postgrado de la Pontificia Universidad Católica de Chile y de la Agencia Acreditadora de Programas de Postgrado, de Especialidad en Medicina y de Centros Formadores de Especialistas Médicos (APICE).

 

Referencias

1. Robin BR, McNeil SG, Cook DA, Agarwal KL, Singhal GR. Preparing for the changing role of instructional technologies in medical education. Acad Med 2011; 86: 435-9.         [ Links ]

2. Davis DA, Prescott J, Fordis CM Jr, Greenberg SB, Dewey CM, Brigham T, et al. Rethinking CME: an imperative for academic medicine and faculty development. Acad Med 2011; 86: 468-73.         [ Links ]

3. Holmboe ES, Ward DS, Reznick RK, Katsufrakis PJ, Leslie KM, Patel VL, et al. Faculty development in assessment: the missing link in competency-based medical education. Acad Med 2011; 86: 460-7.         [ Links ]

4. Amin Z, Hoon Eng K, Gwee M, Chay Hoon T, Dow Rhoon K. Addressing the needs and priorities of medical teachers through a collaborative intensive faculty development programme. Med Teach 2006; 28: 85-8.         [ Links ]

5. Trivino X, Sirhan M, Moore P, Reyes C. [Faculty development for clinicaI teachers in medicine]. Rev Med Chile 2009; 137: 1516-22.         [ Links ]

6. O’Sullivan PS, Irby DM. Reframing research on faculty development. Acad Med 2011; 86: 421-8.         [ Links ]

7. Steinert Y. Faculty development in the new millennium: key challenges and future directions. Medical Teacher 2000; 22: 44-50.         [ Links ]

8. Benor DE. Faculty development, teacher trainning and teacher accreditation in medical education: Twenty years from now. Medical Teacher 2000; 22: 503-12.         [ Links ]

9. Castanelli D, Kitto S. Perceptions, attitudes, and beliefs of staff anaesthetists related to multi-source feedback used for their performance appraisal. British Journal of Anaesthesia 2011; 107 (3): 372-7.         [ Links ]

10. Hattie J, Timperley H. The Power of Feedback. Review of Educational Research 2007; 77: 81-112.         [ Links ]

11. Schartel SA. Giving feedback-An integral part of education. In: Best practice & research Clinical anaesthesiology: Elsevier Ltd; 2012. p. 77-87.         [ Links ]

12. Stalmeijer RE, Dolmans DH, Wolfhagen IH, Muijtjens AM, Scherpbier AJ. The Maastricht Clinical Teaching Questionnaire (MCTQ) as a valid and reliable instrument for the evaluation of clinical teachers. Acad Med 2010; 85: 1732-8.         [ Links ]

13. Bitran M, Mena B, Riquelme A, Padilla O, Sánchez I, Moreno R. [An instrument in Spanish to evaluate the performance of clinical teachers by students]. Rev Med Chile 2010; 138: 685-93.         [ Links ]

14. Huete GÁ, Julio GR, Rojas DV, Herrera RC, Padilla PO, Solis LN, et al. Desarrollo y validación del instrumento MEDUC-RX32, para la evaluación de docentes de programas de la especialidad de postítulo en radiología. Revista Chilena de Radiología 2014; 20: 75-80.         [ Links ]

15. Zuberi RW, Bordage G, Norman GR. Validation of the SETOC instrument-Student evaluation of teaching in outpatient clinics. Adv Health Sci Educ Theory Pract 2007; 12: 55-69.         [ Links ]

16. Litzelman DK, Stratos GA, Marriott DJ, Skeff KM. Factorial validation of a widely disseminated educational framework for evaluating clinical teachers. Acad Med 1998; 73: 688-95.         [ Links ]

17. Williams BC, Litzelman DK, Babbott SF, Lubitz RM, Hofer TP. Validation of a global measure of faculty’s clinical teaching performance. Acad Med 2002; 77: 177-80.         [ Links ]

18. Corbin JM, Strauss A. Grounded theory research: Procedures, canons, and evaluative criteria. Qualitative sociology 1990; 13: 3-21.         [ Links ]

19. O’Cathain A, Murphy E, Nicholl J. Three techniques for integrating data in mixed methods studies. BMJ 2010; 341: c4587.         [ Links ]

20. Moran-Ellis J, Alexander VD, Cronin A, Dickinson M, Fielding J, Sleney J, et al. Triangulation and integration: processes, claims and implications. Qualitative Research 2006; 6: 45-59.         [ Links ]

21. Kaiser H. The Varimax criterion for analytic rotation in factor analysis. Psychometrika 1958; 23: 187-200.         [ Links ]

22. Field A. Discovering statistics using SPSS for Windows (Second Edition). London: Sage Publications Limited, 2005.         [ Links ]

23. Field A. Discovering statistics using SPSS for Windows. London: Sage Publications Limited, 2000.         [ Links ]

24. Cattell RB. The scree test for a number of factors. Multivariate Behavioural Research 1966; 1: 245-76.         [ Links ]

25. Cronbach L. Coefficient alpha and the internal structure of tests. Psychometrika 1951; 16: 297-334.         [ Links ]

26. Herrera CA, Niklitschek I, Pizarro M, Solís N, Olivos T, Rojas V, et al. Identificación de las necesidades de capacitación docente de los jefes de programa de especialización médica. Rev Med Chile 2013; 141: 1126-35.         [ Links ]

27. Van Der Vleuten CPM. The assessment of professional competence: Developments, research and practical implications. Advances in Health Sciences Education 1996; 1: 41-67.         [ Links ]

28. Trivino X, Sirhan M, Moore P, Montero L. [Impact of a diploma on medical education in a medical school in Chile]. Rev Med Chile 2011; 139: 1508-15.         [ Links ]

29. Sirhan M, Trivino X. [Evaluation of a faculty development program in curriculum development for program directors of medical specialties]. Rev Med Chile 2012; 140: 530-7.         [ Links ]

30. Moore P, Montero L, Trivino X, Sirhan M, Leiva L. [Impact beyond the objectives: a qualitative study of a faculty development program in medical education]. Rev Med Chile 2014; 142: 336-43.         [ Links ]

31. Trivino X, Sirhan M, Moore P, Montero L. [Experiences in the implementation of a faculty development program for teching for professors of a university of medicine in Chile]. Rev Peru Med Exp Salud Publica 2014; 31: 417-23.         [ Links ]

32. Montero L, Trivino X, Sirhan M, Moore P, Leiva L. [Barriers for faculty development in medical education: a qualitative study]. Rev Med Chile 2012; 140: 695-702.         [ Links ]

 


Recibido el 12 marzo de 2015, aceptado el 21 mayo de 2015.

Correspondencia a: Arnoldo Riquelme, MD, MMedEd
Profesor Asociado Departamento de Gastroenterología, Centro de Educación Médica, Pontificia Universidad Catolica de Chile. Marcoleta 367, Casilla 114-D, Santiago, Chile. Teléfono: 56-2-3543820 Fax: 56-2-6397780
a.riquelme.perez@gmail.com

 

Creative Commons License Todo o conteúdo deste periódico, exceto onde está identificado, está licenciado sob uma Licença Creative Commons