SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.146 número12Enfermedad de Forestier en paciente mayor de 65 años: reporte de caso con seguimiento a 6 años de manejo conservadorEvolución del Juramento Hipocrático: ¿qué ha cambiado y por qué? índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista médica de Chile

versión impresa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile vol.146 no.12 Santiago dic. 2018

http://dx.doi.org/10.4067/s0034-98872018001201497 

Cartas al Editor

El participante sensible: extendiendo la metodología de la validez de contenido

The sensitive patient: extending the methodology of content validity

César Merino-Soto1 

1Universidad Autónoma del Estado de Morelos, Universidad de San Martín de Porres

Señor Editor.

Las consideraciones éticas son indispensables para diseñar y conducir una investigación científica, y deben ser consideradas durante el diseño de la investigación. Por lo mismo, es muy necesaria la existencia de un comité de asuntos éticos que verifique y emita un juicio independiente del autor. Sin embargo, ¿es posible involucrar al participante del estudio en alguna parte de este proceso? En un enfoque que conceptualiza al sujeto de investigación como participante de la investigación, hay nuevos desafíos para afrontar1, y estos deben ser trasladados en prácticas que faciliten un rol más activo del participante. Esto usualmente es cristalizado en los investigadores con base en la comunidad2,3, en que el conocimiento tácito y explícito de los participantes de la investigación son elegidos como fuente esencial de información, bajo la premisa de su singularidad y su diferencia experiencial con el investigador3.

Esta carta pone en relieve el potencial involucramiento del participante del estudio, como una fuente para evaluar las implicancias éticas durante la recolección de datos. Básicamente, el participante puede emitir un juicio sobre el impacto del contenido de los ítems de un cuestionario o método de auto-informe, el cual es predominante en ciencias conductuales4; éste mismo procedimiento se usa en la validez de contenido, en que jueces expertos reportan su juicio sobre la claridad y relevancia de los ítems5. Sin embargo, los juicios también pueden ser emitidos por los participantes de investigación, debido a su experiencia y conocimientos tácitos o explícitos3, y porque existen discrepancias cuando se los comparan con jueces expertos6. En este razonamiento, los participantes también pueden emitir su juicio sobre el contenido de los ítems, y corroborar si tal contenido produciría reacciones no intencionadas como incomodidad, malestar, estrés, o ansiedad. Estas son reacciones emocionales que pueden producir una varianza irrelevante en la interpretación de los resultados. Más crítico aún puede ser el malestar emocional reactivo en el participante, que puede ser más importante y el bien superior para proteger. Por lo tanto, junto con evaluar la claridad y la relevancia de un contenido, como habitualmente se hace en la validez de contenido mediante jueces o participantes5, también se puede explorar el grado de impacto negativo que se produciría al leer el contenido del ítem durante la aplicación del cuestionario. El impacto negativo se refiere las reacciones de incomodidad y/o emocionales vinculadas a la lectura del contenido del cuestionario. Si esta reactividad no es el objetivo de un cuestionario, entonces es amenaza a la validez de la medida, pero más importante aún, la consecuencia es ética.

Esta propuesta sugiere diseñar un formulario con apropiadas instrucciones para capturar esta información, como la que se muestra en la Figura 1. De acuerdo a la experiencia anecdótica del investigador, el participante debe ser adecuadamente instruido para no hacer un traslape entre la experiencia de malestar relacionada con la situación descrita por el ítem, y el malestar producido al leer el ítem. En la primera, el contenido muestreado por el ítem naturalmente puede producir una respuesta emocional en el contexto inmediato de su aparición, y si el participante evalúa este vínculo, su juicio se dirigirá hacia un objetivo que no es consecuente con el objetivo de esta propuesta. Ambos son diferentes niveles de análisis, y el investigador debe asegurarse que el participante reconozca la diferencia.

Figura 1 Propuesta de exploración del impacto del ítem. Modelo de instrucciones. Le pedimos que, de acuerdo a su percepción, califique cada ítem/afirmación sobre el grado de impacto de cada ítem/afirmación que produciría al ser leído. El impacto se refiere a si el ítem puede producir alguna reacción emocional (como enojo, ansiedad o depresión, preocupación, etc.) y/o una sensación de incomodidad general. Por favor, tome en cuenta esto NO se refiere a la situación descrita por el ítem, sino a la reacción del encuestado al leer el ítem. Use una numeración del 1 (impacto trivial, realmente inofensivo) hasta 5 (impacto muy fuerte). 

La información obtenida mediante esta propuesta puede ser contrastada con la registrada por los jueces expertos, y valorar ambas perspectivas. En la práctica de investigación, esta propuesta puede representar un mejor balance entre el rol activo del participante (históricamente llamado, sujeto de investigación), y la objetividad científica que se busca.

Referencias

1. Bromley E, Mikesell L, Jones F, Khodyakov D. From subject to participant: ethics and the evolving role of community in health research. American Journal of Public Health 2015; 105 (5): 900-8. https://doi.org/10.2105/ajph.2014.302403Links ]

2. Simon C, Mosavel M. Community members as recruiters of human subjects: ethical considerations. The American Journal of Bioethics 2010; 10 (3): 3-11. https://doi.org/10.1080/15265160903585578. [ Links ]

3. Teedon P, Galea KS, MacCalman L, Jones K, Cocker J, Cherrie JW, et al. Engaging with community researchers for exposure science: lessons learned from a pesticide biomonitoring study. PLoS ONE 2015; 10 (8): e0136347. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0136347. [ Links ]

4. Paulhus DL, Vazire S. The self-report method. In: Robins RW, Fraley RC, Krueger RF, editors. Handbook of research methods in personality psychology. New York, NY, US: Guilford Press; 2007. p. 224-39. [ Links ]

5. Merino C, Livia C. Intervalos de confianza asimétricos para el índice la validez de contenido: Un programa Visual Basic para la V de Aiken. Anales en Psicología. 2009; 25 (1): 169-71. [ Links ]

6. Merino-Soto C. Percepción de la claridad de los ítems: Comparación del juicio de estudiantes y jueces-expertos. Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Niñez y Juventud. 2016; 14 (2): 1469-77. http://dx.doi.org/10.11600/1692715x.14239120615. [ Links ]

Correspondencia a: César Merino-Soto Investigador en el Instituto de Investigación de Psicología (Universidad de San Martín de Porres), y becario de la Universidad Autónoma de la Universidad de Morelos (Centro de Investigación Transdisciplinar en Psicología). Calle Vieja 322, interior 116, Condominio Las Bugambilias 2, CP: 62157, Colonia Lomas de Tzompantle, Cuernavaca, Morelos, México. sikayax@yahoo.com.ar

Creative Commons License This is an Open Access article distributed under the terms of the Creative Commons Attribution License, which permits unrestricted use, distribution, and reproduction in any medium, provided the original work is properly cited.