SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.42 número3El desafío del método en mi vida: Un testimonio teológicoJohn R. Quinn, The Reform of the Papacy: The Costly Call to Christian Unity índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Teología y vida

versión impresa ISSN 0049-3449versión On-line ISSN 0717-6295

Teol. vida v.42 n.3 Santiago  2001

http://dx.doi.org/10.4067/S0049-34492001000300008 

 

Resumen de la Cuenta del Decano, 2000

1. LA TAREA REALIZADA

La labor docente de la Facultad de Teología se ha realizado con su planta de 22 profesores, a los que se añaden los académicos asociados (32 en el primer semestre y 34 en el segundo). Se ha atendido a los alumnos propios de la Facultad (271 el primer semestre y 228 el segundo, 12 y 12 de ellos, respectivamente, de postgrado), a alumnos de las otras Facultades en cursos de Formación General y de Servicio (2.028 en el primer semestre y 2.206 en el segundo) y a profesores de otras Facultades de la Universidad Católica (un curso sobre Jesús, de dos semestres de duración, difundido a todos los Campus de la Universidad por videoconferencia, gracias al programa Quinto Campus).

La labor de extensión se realizó a través de los cursos de Teología para laicos (200 alumnos en el primer semestre y 145 en el segundo) y de Teología espiritual (27 alumnos en el primer semestre y 40 en el segundo). En la Casa Central se realizó un panel -el 4º de una serie de Encuentros entre las tres religiones monoteístas, que se inició hace 4 años- sobre La Salvación, vista por las tres grandes religiones monoteístas: Judaísmo, Islam y Cristianismo.

La inauguración del año académico fue el 28 de marzo. La Eucaristía fue presidida por el señor Arzobispo y Gran Canciller de la Universidad, Mons. Francisco Javier Errázuriz. La clase inaugural estuvo a cargo del Prof. Dr. Cristián Johansson y versó sobre "El análisis de la Religiosidad Popular Latinoamericana entre Puebla y Santo Domingo".

El Seminario Interno de profesores fue sobre La Salvación cristiana y sus mediaciones, con ponencias de once profesores de la Facultad. Como parte del Seminario Interno se realizaron tres encuentros especiales: con profesores de la Facultad Evangélica de Teología de Santiago (29 de mayo), con profesores del Instituto de Filosofía (25 de septiembre) y con profesores del Seminario Pontificio de Santiago (30 de octubre, sobre el desafío pedagógico de la enseñanza de la Teología).

En cuanto a las publicaciones de la Facultad, la revista "Teología y Vida" publicó su número doble y sus dos números simples, con un total de IV + 664 páginas y con un tiraje de 700 ejemplares. La revista "Anales de la Facultad de Teología" publicó los dos cuadernos del volumen 51, correspondiente a 2000. El cuaderno 1 contiene la tesis doctoral en Teología Sistemática del P. Eduardo Silva Arévalo, s.j., Poética del relato y poética teológica. Aportes de la hermenéutica filosófica de Paul Ricoeur en "Temps et Récit" para una hermenéutica teológica; y el cuaderno 2 contiene el homenaje de la Facultad al profesor Sergio Zañartu, Sapientia Patrum.

Fuera de estos cuadernos de Anales, se publicaron 5 libros de profesores de la Facultad:

- Antonio Bentué, Literatura teológica latinoamericana 1995-1997, Suplement/2. Facultat de Teologia de Catalunya, 136 pp.

- Carlos Casale, Iglesia: comunidad en el mundo de hoy. Comunión como idea clave de la eclesiología del Vaticano II (Material de Apoyo Docente). Santiago, Universidad Católica Cardenal Raúl Silva Henríquez, 2000, 213 pp.

- Antonio Castellano, Anneliese Meis, Juan Francisco Pinilla, El dinamismo del encuentro entre Dios y el hombre en los comentarios al Cantar de los cantares de Orígenes, Gregorio de Nisa y Juan de la Cruz. Santiago, Ediciones Universidad Católica de Chile, 2000, 245 pp.

- Samuel Fernández, Orígenes. Homilías sobre el Cantar de los cantares. Introducción, traducción y notas por Samuel Fernández Eyzaguirre (Biblioteca de Patrística 51). Ciudad Nueva, Madrid 2000.

- Miguel Angel Ferrando, Ver a Jesús, ver al Padre. Un curso sobre el evangelio según san Juan (Textos universitarios. Facultad de Teología). Santiago, Ediciones Universidad Católica de Chile, 2000, 275 pp.

2. OTRAS ACTIVIDADES

El 29 de septiembre se reunió por primera vez el recién creado Consejo Consultivo de la Facultad, compuesto por cinco Provinciales, dos profesores de la Universidad, el Rector del Seminario Pontificio de Santiago, un miembro del Consejo de Gobierno de la Diócesis y un laico. Se abocó al estudio del proyecto de Planificación Estratégica para los próximos cinco años, preparado por el Consejo de la Facultad.

En el primer semestre el profesor Antonio Bentué hizo uso de un semestre sabático.

El 16 de septiembre llegó a Santiago el profesor visitante Pbro. Jorge Juan Fernández Sangrador, quien dictó un curso para el programa de Licencia y otro para el Pregrado.

Un grupo de profesores se reunió el 5 de enero de 2000 para preparar un Informe para el Episcopado sobre los "Lineamenta" destinados a preparar las Orientaciones Pastorales del Episcopado Chileno para los años 2001 a 2005.

El 19 de mayo la Facultad rindió un homenaje al profesor Beltrán Villegas, que el año anterior había cesado en sus tareas docentes, al cumplir los 80 años de edad. El profesor Villegas hizo una clase final sobre San Pablo hoy, y fue luego acompañado por sus colegas en un almuerzo festivo.

El 7 de noviembre la Facultad rindió un homenaje al profesor Sergio Zañartu, con ocasión de sus 30 años de docencia; se celebraron al mismo tiempo los 60 años de la revista "Anales de la Facultad de Teología", presentando el volumen correspondiente al año 2000, "Sapientia Patrum", que contenía un homenaje al profesor Zañartu. Terminado el acto académico en el Salón de Honor de la Casa Central de la Universidad, los colegas acompañaron al profesor Zañartu en una cena.

El 23 de noviembre la Facultad rindió un homenaje al profesor Miguel Angel Ferrando, con motivo de cumplir 70 años y de terminar su pertenencia a la planta ordinaria de la Facultad. En esa ocasión se presentó su reciente libro "Ver a Jesús, ver al Padre. Un curso sobre el Evangelio de San Juan", editado por la Universidad Católica de Chile.

Durante el año funcionaron diversos "Círculos de Estudio" formados por profesores de la Facultad y algunos invitados del Instituto de Filosofía y de Estética. El Círculo de Filosofía Alemana tuvo 16 sesiones de análisis de textos de Hegel; el Círculo patrístico-platónico, 10 sesiones para terminar el análisis del De mystica Theologia del Pseudo Dionisio, e iniciar el del Timeo de Platón; y el recién creado Círculo Latinoamericano, cinco sesiones de puesta en marcha.

El 31 de agosto la Facultad celebró su día. Bajo la guía del Centro de Estudiantes se trabajó la recién editada encuesta sobre enseñanza y aprendizaje en la Facultad de Teología, realizada desde varios años antes por una "Comisión Académica", integrada por alumnos y profesores de la Facultad y asesorada por expertos en la materia. Luego se celebró la Eucaristía y se participó en un cóctel-almuerzo preparado por el Centro de Estudiantes.

El 28 de septiembre se realizó la ceremonia de graduación de los Diplomados en Teología para Laicos y Teología Espiritual. La ceremonia empezó con una Eucaristía, presidida por el Decano.

3. REFLEXIONES FINALES

Al terminar estos nueve años de trabajo en la dirección de la Facultad (tres como Vicedecano y seis como Decano) quiero volver sobre mis preocupaciones respecto a la Facultad, expresadas en ocasiones anteriores. Me llena de satisfacción el hecho de que durante el proceso de Planificación estratégica de este año -que, inspirados por las iniciativas y propuestas del nuevo Rector de la Universidad, hemos hecho con mayor plazo, pensando en los próximos cinco años- hemos llegado a ciertas decisiones que pueden ser de gran provecho para el futuro próximo de la Facultad. El proceso por el cual hemos llegado a estas decisiones fue largo y complejo; en él participaron los profesores al menos en tres oportunidades (la Asamblea del 23 de octubre, las Comisiones de trabajo durante diciembre y la Jornada final del 3 y 4 de enero de 2001). Reproduzco las decisiones del Consejo de Facultad del 8 de enero de 2001, que hemos dividido en tres rubros, de acuerdo a su contenido:

I. Resoluciones inmediatas

1. Nos ha parecido que lo fundamental tiene que ver con la planta de profesores. Pensamos que en los próximos años esta debe aumentar en seis Jornadas Completas, y ya he escrito al Rector de la Universidad haciéndole ver esta urgente necesidad, quien me ha respondido que podemos contar con todo el apoyo de la Dirección Superior de la Universidad. Las razones son varias:

- No tenemos actualmente capacidad para dar en el posgrado las menciones de Moral ni de Sagrada Escritura, que son de primera importancia para el servicio a la Iglesia.

- No tenemos tampoco los doctores en Teología Pastoral que necesitamos para la conducción del currículo A (Pastoral).

- Actualmente no se dictan todos los años los cursos de los dos últimos años de ambos currículos de pregrado, lo que trae serias complicaciones para muchos alumnos, que a veces deben esperar un año para poder completar sus estudios. Dictar todos los años los cursos supone un aumento de la planta.

- Cualquier petición extra que nos llegue desde la Dirección Superior en la línea de mejorar la catolicidad de la Universidad, nos encontrará sin mucha capacidad de respuesta, ahogados como estamos con la docencia que tenemos.

- El futuro de la Teología en Chile depende sustancialmente de nuestra Facultad, la única del país; y el futuro de la Teología pasa ineludiblemente por la investigación seria, la que se hace más urgente en tiempos de cambio cultural intenso como son los nuestros. Más y mejor investigación en nuestra Facultad supone un aumento de la planta.

2. Respecto del posgrado se han decidido dos cosas:

- Iniciar los trámites ante la Universidad para crear el "Postítulo en Estudios Avanzados de Teología" (u otro nombre que parezca más conveniente), que lo recibirán los alumnos que terminen de cursar los cinco Seminarios y los seis cursos obligatorios para la Licenciatura en Teología. Pensamos que una vez establecido este Postítulo, podrán recibirlo aquellos alumnos que cumplieron en el pasado reciente con estos requisitos. (La recién mencionada respuesta del Rector es también favorable a esta iniciativa).

- Ampliar las menciones que se ofrecen en la Licenciatura con los siguientes temas: Teología patrística, Teología fundamental y Teología latinoamericana, que se añaden a la única actual mención en Dogma (o Teología dogmática o Teología sistemática). Para que esta decisión entre en vigor, se necesita una resolución de Gran Cancillería; requerida, el Vice Gran Canciller ha hecho ver la conveniencia de que los nuevos programas sean presentados a la consideración de las autoridades pertinentes de la Universidad, lo que habrá de hacerse durante este año 2001.

3. A partir del 2º semestre de este año, a la admisión complementaria para religiosos solo podrán postular quienes sean canónicamente religiosos, es decir, los que ya han profesado los votos. Los postulantes o prenovicios tendrán que postular por la vía ordinaria, es decir, dando la prueba de aptitud académica.

II. Acuerdos de la Jornada que tienen un carácter más permanente y que el Consejo

ha hecho suyos

1. La Dirección de la Facultad ha de promover los equipos de trabajo en la Facultad, sobre todo en torno a la investigación de temas que conciten el interés de varios profesores. Ha de alentar la mantención de los Círculos de Estudio y fomentar la creación de nuevos.

2. El Decano debe mantener una conversación permanente con cada Provincial acerca de los actuales profesores de su Congregación y de los posibles futuros profesores.

3. La Dirección debe contribuir a mantener viva la preocupación de los profesores por la motivación adecuada de los alumnos.

4. La Facultad -Dirección y profesores- debe promover las vocaciones intelectuales. Para ello:

- Debemos mantener informada a la sociedad, a la Universidad, a los Provinciales y a las autoridades de la Iglesia acerca de la Facultad y sus tareas y necesidades.

- Debemos cuidar la formación de los Ayudantes, que son un semillero posible de vocaciones intelectuales.

- Debemos mantener informados a los Provinciales (y eventualmente a los Obispos) acerca de sus formandos que destacan en la tarea intelectual.

III. Resoluciones de mediano plazo

1. Revisión de los currículos, especialmente para ver la conveniencia de incluir en el A (Pastoral) un bienio filosófico inicial.

2. Profundización de lo específico de los currículos A y B.

3. Profundización de los dos rasgos "transversales" que deben estar presentes en ambos currículos, aunque de diversa manera en cada uno: lo hermenéutico y lo pastoral.

Estas decisiones del último Consejo no agotan todos los temas tratados en la Jornada, que habrán de ser retomados por el Consejo y convertidos en decisiones. Entre ellos, por ejemplo, el deseo de profundizar un clima de buena comunicación e intercambio entre los profesores y también entre los profesores y la Dirección de la Facultad; la necesidad de que la Facultad asuma más decididamente los cursos de formación general, quizá mediante la creación de un "Programa" específico para ello. La vida de la Facultad es rica y variada, así como los problemas que se van enfrentando. Con la ayuda de Dios y la excelente voluntad de profesores y alumnos, seguirá enriqueciéndose, para un mejor servicio a la Iglesia y al país.

Sergio Silva G., ss.cc.
Decano de la Facultad de Teología
Pontificia Universidad Católica de Chile

 

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons