SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.29 número1Megaesófago en el perro. Revisión bibliográfica y proposición de una nueva clasificaciónCaracterísticas histoquímicas y bioquímicas de las fibras del músculo Gluteus medius en equinos de tiro descendientes del Plan de Fomento Equino índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Archivos de medicina veterinaria

versión impresa ISSN 0301-732X

Arch. med. vet. v.29 n.1 Valdivia  1997

http://dx.doi.org/10.4067/S0301-732X1997000100003 

 Arch. Med. Vet. XXIX, Nº 1, 1997

ARTICULOS ORIGINALES

 

    Efecto de la suplementación con magnesio en alimento

y agua sobre el control de tetania hipomagnesémica

en rebaños Hereford  *

 

   F.  WITTWER , M.V., M.V. SC.;   P.A.  CONTRERAS, M.V., M.PH.; N. SILVA, M.V.;   H.   BÖHMWALD , T.M.

 

Instituto de Ciencias Clínicas Veterinarias,  Universidad Austral de Chile, Casilla 567, Valdivia, Chile.

 

 SUMMARY

 

Effects of magnesium supplementation as magnesium oxide in food or magnesium sulphate in water on the prevention of hypomagnesaemic tetany and blood and urine magnesium concentrations in hypomagnesaemic Hereford herds

 

  The effects of supplementation with magnesium (Mg) salts on blood and urine Mg concentrations and the prevention of grass tetany in hypomagnesaemic beef herds were examined. Two systems of supplementation were tested in 4 beef herds at grazing, between July and December 1993. The herds had an average of 100 cows and were between 7 months pregnant and 2 months after calving. The herds presented clinical cases of grass tetany, dead animals and hypomagnesaemia diagnosed by metabolic profile test. In two herds the cows were supplemented with MgO, (50 g/d/cow, mixed with silage, hay or grounded oats) for 44 to 55 days. In one trial the cows were supplemented with MgSO4 (0.5% in the drinking water) for 44 days. In the last herd the cows were supplemented with MgSO4 before calving and with MgO after calving in a similar way to the previous trials.
Blood and urine samples were collected from 10 cows in each herd, starting 1 day before supplementation, and every 11±2 days during the supplementation period and for one week after. The concentrations of serum magnesium (Mg-s), urinary magnesium (Mg-u) and creatinine corrected urinary magnesium (CUM) were determined in the samples.

Of the two herds supplemented with MgO, only one presented a significant increase of Mg-s (p<0.05) during the supplementation period, reaching values of 0.71-0.78 mmol/l; whereas the Mg-u concentration of the same herd presented a significative increase (p<0.05), with values above the reference of <1.5 mmol/l. The herd supplemented with MgSO4 showed a significant increase of Mg-s (p<0.05) but the Mg-u did not increases during the supplementation period. In the last trial the Mg-s and Mg-u did not show any significant variation (p<0.05). The CUM presented a significant increase (p<0.05) in all the trials, but the values remained below the minimal reference value of 1 mmol/l. The proportion of animals with clinical hypomagnesaemic tetany decreased from 1.9% during the two months before supplementation to 0.3% and the mortality decreased from 1.2% to 0% in the same period.

According to these results, in beef cows with hypomagnesaemia, supplementation with MgO given in food or MgSO4 in the drinking water is effective in maintaining or increasing the concentrations of Mg-s, Mg-u and CUM, and in reducing the incidence of clinical cases and deaths produced by grass tetany.

 

 Palabras claves:   magnesio,   suplementación,  vacas,  hipomagnesemia.

 Key words:   magnesium,  supplementation,  cows,  hypomagnesaemia.

 

  1. INTRODUCCION
 

La presencia de cuadros clínicos de tetania hipomagnesémica y las muertes que ella provoca, es uno de los mayores problemas de la industria ganadera de leche y carne (Sykes, 1993). En Chile, la hipomagnesemia subclínica tiene una presentación del 7% a nivel nacional y en la décima región, que es la con mayor concentración ganadera del país, un 12% (Wittwer y col., 1987). Es así como en el 38% de los decúbito de origen metabólico que afectan a las vacas en el sur de Chile, cursaron con hipomagnesemia.
La presentación de la hipomagnesemia se debe a un balance metabólico negativo de Mg, producto de un aporte o absorción deficiente, situación que condiciona una disminución en su concentración sanguínea de carácter subclínico que afecta a un porcentaje elevado de animales, dentro de un rebaño mantenido en condiciones similares.

La definición de una estrategia de control de la hipomagnesemia es necesaria para evitar las pérdidas económicas que provoca. Para dicho objeto se debe suplementar los animales con Mg, habiéndose demostrado la eficiencia de la administración oral de MgO y MgSO4 en recuperar los valores sanguíneos de Mg en vacas con hipomagnesemia inducida mediante ayuno (Wittwer y col., 1995a). Las dosis de Mg señaladas son de 20 g/d/vaca (Chester-Jones y col., 1989), o de 10 g/d/vaca en rebaños comerciales en Nueva Zelanda (Young y col., 1981) y en ganado de leche de 30 g/d/vaca (Goic, 1989; Hoffsis, 1989; Contreras y col., 1992).

El problema radica en buscar un procedimiento de suplementación que no altere la palatabilidad de la ración y que el Mg sea consumido en forma continua y en la cantidad requerida durante el período de riesgo (Sykes, 1993). Las estrategias de suplementación que se indican en la literatura, para controlar el problema o prevenir su presentación en grupos de animales, son más factibles de utilizar en vacas lecheras, ya que es posible tener acceso a los animales dos veces al día, en los momentos del ordeño, e incluso poder administrar individualmente vía oral soluciones con Mg. En el ganado de carne, es más difícil la prevención cuando su alimentación es en base a pradera, por lo que se requiere de un procedimiento que permita un consumo voluntario de las fuentes de Mg, utilizándose para este fin, como vehículo, suplementos alimenticios utilizables en este tipo de rebaños o una fuente de agua de bebida controlada, cuando ello sea posible.

Este trabajo pretende evaluar procedimientos de suplementación en rebaños de carne y la hipótesis es que, en grupos de vacas de razas de carne con hipomagnesemia, la suplementación oral con MgO o MgSO4, en las condiciones dadas en este estudio, aumentan las concentraciones sanguíneas y urinarias de Mg, evitan la tetania hipomagnesémica y las muertes que ella provoca.

 

2. MATERIAL Y METODOS

2.1. MATERIALES. Los ensayos se realizaron durante los períodos de invierno y primavera de 1994 en 4 rebaños de vacas Hereford, de predios ubicados en la provincia de Valdivia, X Región, Chile. Los rebaños fueron seleccionados al confirmarse hipomagnesemia, mediante un examen de perfil metabólico y poseer antecedentes de casos clínicos o muertes por tetania hipomagnesémica, en años anteriores.

2.2. METODOS. Los métodos utilizados se detallan en la descripción de los ensayos correspondientes y al final del capítulo, aquellos que son comunes para todos.

2.2.1. Ensayo 1. Se realizó entre julio y agosto en un rebaño de 120 vacas Hereford con 6-7 meses de gestación, que se manejaban en 10 potreros de 5 has de praderas naturales mejoradas (MS= 17.4%, Mg = 0.18%, Na= 0.27%, K= 2.99%) y suplementados con ensilaje de praderas naturales mejoradas, el que fue sustituido por heno de pasto el día 27 del período de suplementación. La suplementación con Mg se realizó con 50 g/d/vaca de MgO distribuido sobre el ensilaje o heno, durante 44 días.

2.2.2. Ensayo 2. Se realizó entre agosto y octubre en un grupo de 100 vacas Hereford con partos en agosto, las que se manejaban a pastoreo en 5 potreros de 30 has de praderas naturales mejoradas (MS= 20.7%, Mg = 0.20%, Na= 0.18%, K= 2.93%). La suplementación de Mg se realizó con 100 g/d/vaca de una mezcla mineral de MgO 50%+NaCl 50%, que se suministró con avena chancada en comederos durante 55 días.

2.2.3. Ensayo 3. Se realizó entre septiembre y noviembre en un grupo de 120 vacas Hereford con 6-7 meses de gestación, que se manejaban en 10 potreros de 5 has. de praderas naturales mejoradas (MS= 15.24%, Mg = 0.24%, Na 0.32%, K= 3.25%) y heno. La suplementación de Mg se realizó con 100 g/d/vaca de MgSO4 al 0.5% en el agua de bebida (5 g MgSO4 por litro de agua) durante 44 días, estimándose un consumo de agua 16-20 l/d/vaca, equivalente a 8-10
g/d de Mg por animal.

2.2.4. Ensayo 4. Se realizó entre septiembre y noviembre en un grupo de 250 vacas Hereford que durante el último mes de gestación se manejaban a pastoreo en tres potreros de 15 has (MS= 13.36%, Mg = 0.26%, Na= 0.18%, K= 1.59%), más heno y chancado de avena, siendo suplementados con MgSO4 0.5% en el agua de bebida. Posterior al parto, los animales se manejaban a pastoreo en 8 potreros similares a los anteriores, con una superficie de 120 has, en los que por no contar con un sistema controlado de disposición de agua, los animales se suplementaron con 1 kg/d/vaca de una mezcla mineral de MgO 50 g + NaCl 50 g + avena chancada 900 g, durante 55 días.

2.2.5. Muestras. En cada ensayo se seleccionaron al azar 10 vacas, como representativas del grupo de animales, las que fueron convenientemente identificadas. Estas vacas permanecieron junto al resto del grupo y fueron empleadas para la obtención de muestras de sangre y orina.
Las muestras se obtuvieron un día previo a la suplementación, cada 11 ± 2 días durante el período de suplementación y 1 semana después de finalizada ésta. Las muestras de sangre para suero se obtuvieron mediante venopunción coccígea, empleando tubos con vacío y las de orina por micción natural inducida.

En cada ensayo se controlaron los animales diariamente y se llevó un registro de los animales que presentaron signos clínicos o muertes por tetania hipomagnesémica.

2.2.6. Análisis de laboratorio. Las concentraciones de Mg fueron determinadas mediante espectrofotometría de absorción atómica, para lo cual las muestras de suero se diluyeron 1:20 con cloruro de lantano al 0.4 % y las de orina 1:50 en agua. Las concentraciones de creatinina en orina se determinaron mediante el método colorimétrico de Jaffé (Boehringer Mannheim Art. N&deg; 124192). Además se determinó el clearance de Mg urinario o Mg-u corregido por creatinina (CUM) por la fórmula indicada por Sutherland y col. (1986):
CUM = Mg-u (mmol/l) / Creatinina urinaria (mmol/l)

2.2.7. Análisis estadístico. Se determinaron los promedios ± error estándar de las diferentes variables y períodos del ensayo, los que fueron sometidos a un ANDEVA y la prueba complementaria de LSD, con una confiabilidad del 95% (p<0.05). Además se realizó un análisis de chi-cuadrado de los casos clínicos y muertes durante los ensayos con períodos anteriores.

3. RESULTADOS

3.1. Ensayo 1. La suplementación con MgO en dosis de 50 g/d/vaca, suministrado junto al ensilaje, produjo un aumento significativo (p< 0.05) del Mg-s de 0.64 mmol/l previo a la suplementación a 0.78 mmol/l el día 44 del período de suplementación; para luego descender a 0.64 mmol/l a los 7 días de finalizada la suplementación. Cabe señalar que el día 33 del período de suplementación se observó una disminución significativa (p< 0.05), coincidente con el cambio de ensilaje por heno en la dieta de los animales en el día 27 de la suplementación (cuadro 1).
El Mg-u y CUM presentaron un aumento significativo (p<0.05) durante la suplementación, para luego descender a valores presuplementación a los 7 días de finalizada ésta (cuadro 1).

Durante el ensayo se registró un caso clínico de tetania el día 29 del período de suplementación y respondió favorablemente a la terapia con Mg, pero no se registraron muertes por tetania (cuadro 5)

3.2. Ensayo 2. La suplementación con MgO en dosis de 50 g/d/vaca suministrado junto a NaCl y avena no produjo una variación significativa (p0.05) del Mg-s durante el ensayo, manteniéndose entre 0.36 y 0.50 mmol/l, valores que corresponden a una hipomagnesemia.
El Mg-u y CUM presentaron un descenso significativo (p<0.05) el día 44 del período de suplementación. Posteriormente, el día 55, presentaron un aumento significativo (p<0.05), alcanzando los valores más altos del período de suplementación pero disminuyendo después de finalizada la suplementación (cuadro 2).

Durante el ensayo se registró un caso clínico de tetania el día 29 del período de suplementación y respondió favorablemente a la terapia con Mg, pero no se registraron muertes por tetania (cuadro 5).

 

Cuadro 1

Valores promedios &plusmn; E.E. de las concentraciones de Mg sérico (Mg-s), Mg urinario (Mg-u) y del clearance de Mg urinario (CUM) en vacas Hereford gestantes, suplementadas durante 44 díascon 50 g/d de MgO distribuido sobre ensilaje o heno.

Serum magnesium (Mg-s), urinary magnesium (Mg-u) and creatinine corrected urinary magnesium (CUM) values (mean &plusmn; E.E.) in Hereford pregnant cows supplemented with MgO, 50 g/d on silage or hay for 44 days.

 

Cuadro 2

Valores promedios &plusmn; E.E. de las concentraciones de Mg sérico (Mg-s), Mg urinario (Mg-u) y del clearance de Mg urinario (CUM), en vacas Hereford postparto, suplementadas durante 55 días con 100 g/d de una mezcla mineral (MgO 50% y NaCl 50%) distribuido con avena chancada.

Serum magnesium (Mg-s), urinary magnesium (Mg-u) and creatinine corrected urinary magnesium (CUM) values (mean &plusmn; E. E.) in Hereford early lactating cows supplemented with 100 g/d of a mineral mixture (MgO 50% and NaCl 50%) mixed with grounded oats for 55 days.

 

 

 3.3. Ensayo 3. Las vacas suplementadas con MgSO4 al 0.5% en el agua de bebida presentaron un aumento significativo (p<0.05) de 0.64 m mol/l previo al período de suplementación a 0.74 mmol/l el día 11 del
ensayo, llegando a 0.86 mmol/l el día 44. Posteriormente se mantuvo sin variación hasta 7 días después del término de la suplementación (cuadro 3).

El Mg-u y el CUM presentaron un aumento significativo (p< 0.05) en el día 33 y otro aumento significativo (p < 0.05) el día 44 del ensayo, coincidente con los valores más altos de Mg-s, Mg-u y CUM (cuadro 3).

Durante el ensayo no se presentaron cuadros clínicos o muertes por tetania hipomagnesémica (cuadro 5).

3.4. Ensayo 4. En este ensayo se suplementó con MgSO4 al 0.5% en el agua de bebida desde el último mes de gestación; las vacas después del parto siguieron suplementándose con una mezcla mineral de MgO 50% + NaCl 50% en avena chancada. Esta suplementación no provocó cambios significativos (p0.05) de Mg-s ni Mg-u (cuadro 4), mientras que los valores de CUM presentaron un aumento significativo (p<0.05) desde el día 33 del período de suplementación (cuadro 4), lo que coincide con la fecha en que la mayoría de las vacas comenzaron a parir.
Durante el ensayo no se registraron casos clínicos o muertes por tetania hipomagnesémica (cuadro 5).

 

4. DISCUSION

El rango de referencia señalado para la concentración de Mg-s en bovinos es de 0.7-1.1 mmol/l (Wittwer y col., 1987), obtenido de muestras de bovinos de diferentes regiones del país. En el presente trabajo se observó que las concentraciones de Mg-s de los 4 ensayos (cuadros 1 a 4) estaban bajo el rango de refe referencia el día previo al inicio de la suplementación, diagnosticándose un estado de hipomagnesemia.
 

Cuadro 3

Valores promedios &plusmn; E.E. de las concentraciones de Mg sérico (Mg-s), Mg urinario (Mg-u) y del clearance de Mg urinario (CUM), en vacas Hereford gestantes, suplementadas durante 44 días con MgSO4 al 0.5% en el agua de bebida.

Serum magnesium (Mg-s), urinary magnesium (Mg-u) and creatinine corrected urinary magnesium (CUM) values (mean &plusmn; E.E.) in Hereford pregnant cows supplemented with MgSO4 , 0.5%, in drinking water for 44 days.

 

 

Cuadro 4

Valores promedios &plusmn; E.E. de las concentraciones de Mg sérico (Mg-s), Mg urinario (Mg-u) y del clearance de Mg urinario (CUM), en vacas Hereford, suplementadas con MgSO4 al 5% en el agua previo al parto y MgO 50 g/d con avena chancada en el postparto.

Serum magnesium (Mg-s), urinary magnesium (Mg-u) and creatinine corrected urinary magnesium (CUM) values (mean &plusmn; E.E.) in Hereford pregnant cows supplemented with MgSO4, 0.5%, in drinking water and with MgO, 50 g/d, during early lactation.

 

 

 

Cuadro 5

Número de casos clínicos y muertes por tetania hipomagnesémica en 4 rebaños Hereford, previo y durante ensayos de suplementación con MgO en el alimento o MgSO4 al 0.5% en el agua de beber.

Clinical cases and deaths produced by grass tetany in four Hereford herds, before and during supplementation trials with magnesium, as MgO in food or MgSO4 in drinking water.

En los 4 ensayos el valor de CUM, previo al período de suplementación, fue menor a 1 mmol/l, valor considerado como mínimo bajo el cual se debe iniciar una suplementación (Allworth y col., 1985; Sutherland y col.,1986) y en los ensayos 1 y 4 la concentración de Mg-u previo al período de suplementación fue menor al límite inferior de referencia de 1.5 mmol/l (Allworth y col., 1985) (cuadros 1 y 4), reflejando una deficiente absorción de Mg. Los valores del ensayo 2 y 3 eran superiores a 1.5 mmol/l (cuadros 2 y 3), pero se señala que orinas concentradas en animales hipomagnesémicos presentan concentraciones altas de Mg-u, recomendándose por ello como un mejor indicador el CUM (Sutherland y col., 1986).
En las condiciones de manejo de los ensayos, se estima un aporte de Mg en los alimentos de 15 a 20 g/d, cifras adecuadas para cubrir los requerimientos de 12 g/d (NCR, 1984). La presencia de hipomagnesemia en estas condiciones nos señalan un balance negativo, atribuible a factores que disminuyen su absorción, considerándose la suplementación con magnesio en las formas de MgO o MgSO
4 como un buen recurso para corregirlo (Hoffsis y col., 1989; Klein, 1993; Wittwer y col., 1995a).
Entre los factores que afectan la absorción de Mg desde el rumen tenemos la concentración ruminal de K, Na, amonio y energía (Martens y Rayssiguier, 1980; Field, 1983). El K en altas concentraciones en el líquido ruminal disminuye el transporte de Mg desde el rumen a la sangre y aumenta el flujo inverso, de la sangre al rumen, mediante el aumento del diferencial de potencial transmural (Beardsworth y col., 1986; Martens y col., 1987a). Según Sykes (1993) concentraciones de K en la dieta superiores a 2.0% M.S. disminuyen la absorción de Mg. Debemos considerar que los animales de 3 de los 4 rebaños se mantuvieron a pastoreo en praderas con concentraciones de K entre 2.93% a 3.25% M.S.

En el ensayo 1 el Mg-s aumentó de 0.64 mmol/l previo a la suplementación a 0.78 mmol/l el día 44 del período de suplementación (p<0.05) (cuadro 1), con valores en el rango de referencia dado por Wittwer y col. (1987). Se observó una disminución (p<0.05) en el muestreo del día 33, registrándose un animal con signos clínicos de tetania hipomagnesémica el día 29, que respondió a la terapia con Mg (cuadro 5). Estas observaciones coincidieron con el cambio de ensilaje por heno en la dieta de los animales el día 27 del ensayo. Cambios de alimentación producirían una menor ingesta de alimento y un estado de estrés en los animales (Capen y Rosol, 1989), que favorecen la presentación de hipomagnesemia (Wittwer y col., 1995b).

Si bien en el ensayo 2 la suplementación con Mg no logró aumentar el pool de Mg disponible (cuadro 2), se logró disminuir los casos clínicos de hipomagnesemia y muertes por tetania (cuadro 5). Allen y col. (1981) señalan que la suplementación con 30 g/d de Mg en ganado lechero evita la presencia de tetania hipomagnesémica , pero es ineficaz para mantener la concentración Mg-s dentro de rangos normales; Contreras y col. (1990) llegan a los mismos resultados al utilizar como procedimiento de suplementación 2 balas de Mg intrarruminales. En estos ensayos, aparte de la menor absorción de Mg desde el líquido ruminal, debido al exceso de K, se debe considerar que una alta carga animal dificulta cubrir los requerimientos de M.S., produciéndose un desbalance energético, con movilización grasa y secuestro de Mg por los adipocitos (Nockels, 1992; Rayssiguier, 1992).

Según Allworth y col. (1985) la concentración de Mg-u es un mejor indicador de la absorción de Mg en la dieta que la concentración de Mg-s y señalan que valores de Mg-u superiores a 1.5 mmol/l reflejan una adecuada absorción de Mg en la dieta. Los valores de CUM durante el período de suplementación en los ensayos 1 y 2, si bien presentan un aumento (p<0.05) (cuadros 1 y 2), sus valores se mantuvieron menor a 1 mmol/l, valor dado como mínimo por Allworth y col. (1985); Sutherland y col. (1986), lo que indica que los animales no presentaban un adecuado balance de Mg.

A los 7 días de finalizado el período de suplementación se observó que los valores de Mg-s, Mg-u y CUM presentaron una tendencia a disminuir en los ensayos 1 y 2 (cuadros 1 y 2) o mantenerse presentando valores similares al período presuplementación.

La suplementación con MgSO
4 en el agua de bebida, utilizado en el ensayo 3, proporcionó un aumento (p<0.05) de las concentraciones de Mg-s (cuadro 3) durante el período de suplementación, señalando una condición de normomagnesemia (Wittwer, 1987). Los valores de CUM, si bien aumentaron (p<0.05), se mantuvieron menor a 1 mmol/l, indicando que los animales no habrían alcanzado un balance de Mg con la suplementación. Sin embargo, se logró reducir a un 0% la presentación de casos clínicos y muertes por tetania hipomagnesémica (cuadro 5), confirmando que el MgSO4 constituye una buena fuente de suplementación de Mg (Blowey, 1988; Young, 1985, y Klein, 1993).
Finalizado el período de suplementación se observó en todos los ensayos una tendencia a la disminución de los valores de Mg-s, Mg-u y CUM, con respecto al período de suplementación. Ello probablemente es una demostración de que durante el período de suplementación de Mg la fuente utilizada, la dosis y el procedimiento empleado, eran responsables de los valores más altos observados.

En el ensayo 4 durante el período de suplementación las concentraciones de Mg-s y Mg-u no presentaron variación (p0.05) y el CUM presentó un aumento (p<0.05) (cuadro 4), pero con valores bajo los límites de referencia para cada variable. También se redujo a un 0% la presentación de casos clínicos y muertes por tetania hipomagnesémica, los que previo al ensayo eran más frecuentes (cuadro 5). Este ensayo nos permite apreciar que es posible utilizar diferentes estrategias de control de tetania hipomagnesémica, en un mismo predio, adecuándose a las condiciones de manejo de los rebaños.

Los resultados de este trabajo señalan que en rebaños de carne con hipomagnesemia la suplementación de Mg en dosis de 10 g/d/vaca como MgSO
4 o 25 g/d/vaca como MgO, mantienen o incrementan las concentraciones de Mg-s, Mg-u y CUM, y su medición permite establecer un diagnóstico y evaluar un esquema de suplementación. También los resultados señalan que la suplementación en las formas utilizadas controlan la aparición de casos clínicos y muertes por tetania hipomagnesémica.

 

 5. RESUMEN

 Para estudiar el efecto de la suplementación con Mg en rebaños de carne hipomagnesémicos, sobre las concentraciones sanguíneas y urinarias de Mg y la prevención de la tetania hipomagnesémica, se realizaron 4 ensayos en rebaños Hereford (vacas pre y postparto) con casos clínicos y muertes por tetania hipomagnesémica e hipomagnesemia diagnosticada mediante un perfil metabólico. En el ensayo 1 se utilizaron 50 g/d/vaca de MgO (equivalente a 25 g de Mg) sobre ensilaje o heno por 44 días; en el ensayo 2 se uso el MgO + NaCl en mezcla con avena chancada (equivalente a 25 g de Mg) por 55 días. En el ensayo 3 se utilizó MgSO4 al 0.5% en el agua de bebida, durante 44 días, equivalente a 10 g/d de Mg. En el ensayo 4 se utilizó MgSO4 en el último mes de gestación y MgO después del parto, en iguales dosis a las señaladas para los otros ensayos, durante 55 días.
En 10 vacas de cada ensayo se obtuvieron muestras de sangre y orina previo a la suplementación, durante la suplementación (cada 11&plusmn;2 días) y 1 semana después de finalizada. En las muestras se determinaron las concentraciones de Mg sérico (Mg-s), Mg urinario (Mg-u) y Mg-u corregido por creatinina (CUM).

Las concentraciones de Mg-s sólo en el ensayo 3 aumentaron significativamente (p<0.05) desde 0.64 mmol/l previo a la suplementación hasta 0.86 mmol/l a los 44 días de suplementación, el Mg-u y el CUM también aumentaron significativamente (p<0.05) durante ese período. En el ensayo 1 no aumentaron significativamente las concentraciones de Mg-s pero sí lo hicieron significativamente (p<0.05) las concentraciones de Mg-u y CUM. En el ensayo 4 no aumentaron las concentraciones de Mg-s ni Mg-u,
pero sí aumentó significativamente (p<0.05) el CUM desde
0.12 mmol/l previo a la suplementación hasta

0.52 mmol/l a los 55 días de suplementación.

En el ensayo 2 no aumentó significativamente el Mg-s ni Mg-u y el CUM fue variable en el transcurso del ensayo para aumentar significativamente (p<0.05) desde 0.17 mmol/l hasta 0.36 mmol/l

a los 55 días de suplementación. El CUM, si bien aumentó significativamente en los 4 ensayos, se mantuvo bajo el límite de referencia de 1 mmol/l. La incidencia de casos clínicos de tetania hipomagnesémica y muertes disminuyó significativamente (p<0.05) en el total de animales de los ensayos.

Los resultados señalan que en rebaños de carne con hipomagnesemia la suplementación con MgO en el alimento o MgSO
4 disuelto en el agua de bebida es efectiva para mantener o aumentar las concentraciones de Mg-s, Mg-u y CUM, permitiendo reducir la incidencia de casos clínicos o muertes por tetania hipomagnesémica.

 

6. AGRADECIMIENTOS
 

Se agradece la colaboración de los Drs. Gustavo Kunstmann, Vicente Meza y Alex Schmeisser, médicos veterinarios de los predios, así como a los propietarios de los mismos por las facilidades otorgadas en la realización de los ensayos.
 

 Aceptado: 09.09.96

*Proyecto  FONDECYT 92-169

 

 
 

7.  BIBLIOGRAFIA

ALLEN,  W.M.,   B.F.  SANSON,  D.C.  DAVIS.   1981. Hypomagnesaemia in cows,   Vet. Rec.  109: 342.

ALLWORTH,   M.B., D.M.  WEST ,  A.N.  BRUERE .  1985.   Magnesium status of dairy cows,  N.Z. Vet. J.  33 :  171-172.

BEARDSWORTH,   L.J.,  P.M.  BEARDSWORTH,  A.D.   CARE.  1986. The effect of increased potassium concentration on the absorption of magnesium from the reticulo-rumen of conscious sheep,   J. Physiol.  382:  89.

 BLOWEY,  R.W.  1988. A Veterinary book for dairy farmers 2&ordf; ed.,   Farming Press, Ipswich,  England.

 CAPEN,  C.C. ,  T.  ROSOL.   1989.  Calcium-regulating hormones and diseases of abnormal mineral metabolism . En:  KANEKO  J.    (ed.)   Clinical Biochemistry of Domestic Animals. 4&ordf; ed.,   Academic Press ,    San Diego,  U.S.A.

CHESTER-JONES,  H.,  J.P.  FONTENOT,  H.P.  VEIT.  1989.  Physiological effects of feeding high levels of magnesium to sheep,  J. Anim. Sci.  67 :  1070-108.

CONTRERAS,  P.A.,  H.  RUSCH,   F.  WITTWER,  
  A.  BARUDY  .  1990.   Efecto de las balas de magnesio intrarruminal en las concentraciones séricas de magnesio en vacas en lactancia,  Rev. Arg. Prod. Anim.  10  : 187-191.

CONTRERAS,  P.A.,  F.   WITTWER,  A.   FERRANDO.   1992. Control de un brote de hipomagnesemia en una lechería mediante el empleo de una suplementación mineral magnésica,  Arch. Med. Vet.  24 :  93-98.

 FIELD,  A.C.  1983.  Dietary factors affecting magnesium utilization. En:  Proceedings of John Lee Pratt International Symposium on the Role of Magnesium in Animal Nutrition.   Virginia,  USA.

GEORGIEVSKII,  V.I.,  B.N.  ANNENKOV,  V.I.   SAMONKHIN.   1979.  Mineral nutrition of animals.  Butherwoths,  London,     England.

GOIC, L.   1990.  Hipomagnesemia, un problema que se incrementa con la intensificación de la ganadería de cría y leche,  IPA. Remehue.  13 :  9-13.

 HOFFSIS,  G.F.,  G.  SAINT-JEAN,  D.M.  RINGS.  1989. Hypomagnesemia in ruminants,  Cont. Educ.  11 :  519-523.

KLEIN,  R.M.  1993.  Sales de magnesio para la prevención de la hipomagnesemia inducida por ayuno en bovinos y adrenalina en ovinos .  Tesis, M.V.   Universidad Austral de Chile,  Facultad de Ciencias Veterinarias,  Valdivia,  Chile.

MARTENS,  H.,  Y. RAYSSIGUIER.  1980.  Magnesium metabolism and hypomagnesemia.  En:   RUCKEBUSCH,  Y.,   P. THIVEND  (eds.).    Digestive physiology and metabolism in ruminant.   MTP Press Ltd. Lancaster,  England.
 

MARTENS,   H.,  G. GABEL,  H.  STROZYXK .  1987a.  The effect of potassium and the transmural potential difference on magnesium transport across an isolated preparation of sheep rumen epithelium,  Q. J. Exp. Physiol. 72 :  181-188. 

MEYER,  H. 1977. Pathogenesis of the clinical symptoms of hypomagnesaemia in ruminants,   Vet. Sci. Commun.  1 :  43-50.
 

NATIONAL RESEARCH COUNCIL .  1984.  Nutrient requirements of beef cattle.  6&ordf; ed.,  National Academy Press.

NOCKELS,  CH.F.  1992.  Alteraciones minerales asociadas con el estrés,    traumas e infecciones y su efecto sobre la inmunidad,   Ther.  95 :  344-353.

 RAYSSIGUIER,  Y.  1992. El metabolismo del magnesio y la patología asociada al déficit de magnesio. Boletín informativo laboratorio König S.A. Argentina.

 ROBSON,  A.B.  1991.  Modelling of Magnesium Metabolism in Ruminants. Ph.D. Thesis,  Lincoln University,  New Zealand.

SYKES,  A.  1993. Hipomagnesemia en bovinos.  En: Primeras Jornadas Chilenas de Buiatría. Osorno,  Chile.

SUTHERLAND,   R.J. ,  K.C.  BELL   K.D.  Mc SPORRAN,  G.W.  CATHEW.  1986.  A comparative study of diagnostic test for the assessment of herd magnesium status in cattle,  N. Z. Vet. J.  34 :  133-135.

WITTWER ,  F.,  H.   BÖHMWALD,  P.A. CONTRERAS,  J. FILOZA.  1987.  Análisis de los resultados de perfiles metabólicos obtenidos en rebaños lecheros en Chile,  Arch. Med. Vet.  19 :  37-45.

 WITTWER,  F. ,  G.   HEUER,   P.A.  CONTRERAS,  H.  BÖHMWALD.  1993.  Valores bioquímicos clínicos sanguíneos de vacas cursando con decúbito en el sur de Chile,  Arch. Med. Vet.  25 :  83-87.

WITTWER,  F.G.,  P.A.   CONTRERAS,  R.   KLEIN,  H. BÖHMWALD. 1995a.  Efecto de la administración oral de óxido de magnesio y sulfato de magnesio en vacas con hipomagnesemia inducida,  Arch. Med. Vet.  27  :   19-28.

WITTWER, F.G., M.  MOREIRA ,  R.  KLEIN,  H.  BÖHMWALD.  1995b.  Efectos de la administración de adrenalina en las concentraciones sanguíneas urinarias de minerales en ovejas ,  Veterinaria México  26 :  209-213.

YOUNG,  P.W.,   M.  O’CONNOR.  1981.  Hypomagnesaemia and dairy production.  En:  Proceeding of The New Zealand Society of Animal Production   41 :  61-67.

YOUNG,  P.W.  1985.  Magnesium supplementation for the prevention of grass staggers in cattle.  En:  Proceeding of  The Ruakura Farmers Conference.  Ministery of Agriculture & Fisheries.  New Zealand.

 

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons