SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.31 número2Hallazgo de Ehrlichia canis en Chile, informe preliminarUtilización de un anticuerpo monoclonal en el diagnóstico directo e indirecto del virus IPN en peces infectados experimentalmente índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Archivos de medicina veterinaria

versión impresa ISSN 0301-732X

Arch. med. vet. v.31 n.2 Valdivia  1999

http://dx.doi.org/10.4067/S0301-732X1999000200009 

Evidencia serológica de infección por Neospora caninum
en rebaños lecheros del Sur de Chile*

Serologic evidence of Neospora infection in dairy cattle
in Chile

A.N. PATITUCCI1, MV, RSA, MPhil; M.J. PÉREZ1, MV, RSA, MSc, C.F. LUDERS1, MV, MSc, M.H. RATTO1, MV, MSc, A.G. DUMONT2, MV.

1 Escuela de Medicina Veterinaria, Universidad Católica de Temuco, Casilla 15-D.Temuco. Chile.
2 UNICAL, Pitrufquén, Chile.

SUMMARY

Neospora caninum is a recently recognised parasite that produces infection in dogs and herbivorous. In cows, the disease does not produce clinical signs of illness, instead it produces losses. Chile has a large dairy industry and pregnancy losses in that system seem to be economically important. However a large number of abortions remain with unknown aetiology and abortion due to protozoa has not been investigated. We report here, for the first time, that aborted cows belonging to three different farms in the IX Region, Chile had antibodies to N. Caninumis given here. The episode of abortion was "sporadic" and occurred in adult cows. The sera were diluted in 1:200 and processed with the Neospora IFA test. Whole tachyzoite surface fluorescent was considered positive. Aantibodies were found in 10 of 21 adult cows, none of 2 heifers and 1 of 6 calves in farm A. In farm B, they were found in 7 of 24 adult cows and in 2 of 2 adult cows of farm C. All the aborted cows (2 on farm A; 3 aborted and 1 mummified on farm B; and 2 on farm C) were positive to the test. Taking into consideration the IFA test results and the negativity of serology to other common infections which cause bovine abortion, the hypothesis that these cows aborted due to Neospora infection is supported. How the disease has spread world wide is unknown, but most probably, international animal trade has contributed to help spread the disease. Before any recommendation can be made more extensive studies should be done in order to establish the prevalence and the economic impact of the disease. At the moment evidence that Neospora infection is already present in this country is presented. Therefore it should be included as a differential diagnosis of bovine abortion.

Palabras claves: Neospora caninum, abortos, bovinos.

Key words: Neospora caninum, bovine, abortion.

INTRODUCCION

Neospora caninum es un parásito recientemente reconocido que produce infecciones en perros, bovinos y otros hervíboros (Dubey y Lindsay, 1996; Patitucci y col. 1997). Este protozoo ha sido clasificado en el Phylum Protozoa, subphylum apicomplexa, familia Sarcocystidae conjuntamente con Toxoplasma gondii, Sarcocystis spp., entre otros. (Ellis y col., 1994; Holmdald y col., 1994). En las vacas la enfermedad no produce signos clínicos excepto por las pérdidas fetales. Aparte del aborto, la infección y muerte del feto en los primeros estadios de la gestación puede conducir a la reabsorción y/o momificación fetal (Anderson y col., 1997). Vacas de cualquier edad y a cualquier tiempo de gestación pueden abortar y tanto el ganado lechero como las razas productoras de carne pueden sufrir la enfermedad.

Chile posee una importante cantidad de rebaños lecheros. En estos animales las pérdidas ocasionadas por entidades abortigénicas no han sido exactamente cuantificadas pero parecen ser económicamente importantes. De hecho el país desde hace un tiempo ha instaurado un plan nacional para controlar la Brucelosis. Otros agentes infecciosos tales como leptospiras e infecciones virales (RIB y VDB) están también presentes. Sin embargo, un gran número de abortos permanecen con etiología desconocida y varios agentes causantes de abortos nunca han sido investigados.

Por este motivo se realizó un estudio serológico con la finalidad de detectar la presencia de anticuerpos contra N. caninum en un grupo de bovinos abortados con etiología desconocida.

MATERIAL Y METODOS

Los animales estudiados pertenecían a tres diferentes establecimientos localizados en IX Región de Chile. Los predios son productores de leche, poseen raza Holstein o cruzas y la alimentación se basa en praderas artificiales, suplementos de concentrados y ensilaje. En los tres predios estudiados coexisten perros (hospedador definitivo, (HD), de N. caninum) del predio y probablemente caninos de predios vecinos y vagos también tengan acceso a los potreros.

Los episodios de abortos fueron "espoádicos" y ocurrieron en vacas adultas. La serología de esos animales fue negativa a la prueba de Rosa de Bengala para brucelosis. Sueros de 8 animales abortados fueron remitidos a nuestro laboratorio y en uno de los establecimientos (predio A) fue posible obtener muestras de todos los bovinos (21 vacas adultas, 2 vaquillas y 6 terneras mayores de 6 meses) y en otro (predio B) de 20 vacas adultas. Todas las muestras fueron tomadas dentro de las dos semanas siguientes al episodio del aborto. Los sueros se diluyeron en 1:200 en tampón fosfato salino (PBS) (pH 7,2). Para la identificación de anticuerpos contra N. caninum se utilizó una técnica de Inmunofluorescencia Indirecta (IFA) comercial (VMRDã Pullman, WA, USA). El "kit" comercial posee taquizoitos derivados de cultivo. La lectura de las reacciones se realizó a 40x en microscopio de inmunofluorescencia. Se consideró un suero como positivo cuando un número igual o mayor a 20 taquizoitos por campo óptico mostraron fluorescencia en toda su superficie.

RESULTADOS y DISCUSION

Se encontraron anticuerpos contra N. caninum en 10 de 21 vacas adultas y en 1 de 6 terneras del predio A. En el predio B se encontraron anticuerpos en 7 de 23 vacas adultas y en 2 vacas del predio C. Todas las vacas abortadas (2 en predio A; 3 abortadas y 1 con feto momificado en predio B; y 2 en predio C) fueron altamente positivas a la prueba de IFA.

Actualmente existe considerable acuerdo entre los investigadores que un título de 1:200 a la prueba de IFA en el momento del aborto es considerado específico de infección a N. caninum en bovinos adultos (Otter y col., 1997). Especificidad de títulos a la prueba de IFA menores a 1:200 no han sido determinados hasta el momento, pero probablemente sean también específicos, como por ejemplo 1:100*.

Teniendo en cuenta las consideraciones anteriormente señaladas y los resultados de la prueba de IFA se avala la hipótesis que los abortos se produjeron como consecuencia de la infección por N. caninum.

El resto de las vacas seropositivas, que no abortaron, probablemente también estén infectadas. Sobre la base de otros trabajos (Paré y col., 1996, 1997) es posible que estos animales tengan una alta probabilidad (85% aproximadamente) de abortar o de parir terneros congénitamente infectados, contribuyendo así a perpetuar la infección en el rebaño.

La ternera seropositiva del predio A, muy probablemente también esté infectada. Debido a la edad del animal (>6 meses) es poco probable que los anticuerpos encontrados provengan del calostro (Barr y col., 1995). De no ser así, este animal pudo haberse infectado por dos vías, congénita u horizontal. En este establecimiento todos los animales infectados eran adultos. Esto sugiere que la mayoría del rebaño estuvo expuesto a una fuente común de infección. De haber existido infección congénita se esperaría que otros animales jóvenes también fueran positivos.

Neosporosis es reconocida en varios continentes como una importante causa de abortos en bovinos Barr y col., 1990, 1991; Anderson y col., 1991; Patitucci y col., 1999). Aquí se presenta evidencia que esta enfermedad también existe en Chile; por lo tanto sería conveniente incluir N. caninum en el diagnóstico diferencial del aborto bovino.

Hasta el momento se desconoce cómo esta enfermedad se ha distribuido por el mundo. Pero probablemente el comercio internacional de animales haya tenido un importante papel en difundir la enfermedad. Chile, como muchos otros países, ha importado bovinos de diferentes partes del mundo (USA, Canadá, Holanda, Nueva Zelandia, etc.) desde tiempo atás, y aunque no existen muchos trabajos de caracterización de aislamientos, en éstos se ha mostrado la homología de las cepas de N. caninum provenientes de diferentes países. Esta homología fue demostrada tanto a nivel del ssrRNA como de la región ITS-1 del microorganismo (Holmdsal y col., 1994), lo cual sugiere que el parásito se originó en un lugar y de ahí fue distribuido a diferentes países.

Por otro lado, varios aspectos epidemiológicos de la enfermedad necesitan ser estudiados en nuestro medio. Ahora sabemos que el perro es el HD de N. caninum (McAllistar y col., 1998), y éste contaminaría alguna fuente de alimento ingerida por los hospedadores intermediarios (hervíboros). Todos los animales estudiados en el presente trabajo consumieron suplementos, concentrado o ensilaje, en algún período del año, teniendo de esta manera mayores posibilidades de infectarse. Sin embargo, también la enfermedad ha sido reconocida bajo condiciones de pastoreo (Argentina y Nueva Zelandia), donde nunca se suministraron alimentos concentrados a los animales. En esos casos la enfermedad debió haberse comportado como el ciclo "gato-toxoplasma-ovejas", en el que los felinos son capaces de eliminar millones de ooquistes con las heces y de esta manera contaminar praderas (Dubey y Beattie, 1988). Hasta el presente se ha probado que los perros son el HD de N. caninum (McAllister y col., 1998) pero en ese ensayo muy pocos ooquistes se observaron en las heces de los caninos infectados comparados con la gran cantidad de quistes con los que fueron alimentados. Esta y otras interesantes preguntas acerca de la epidemiología de la enfermedad deben contestarse antes de poder efectuar recomendaciones de control, al menos en nuestros sistemas de producción. Tanto la prevalencia de la enfermedad como su importancia económica deben establecerse en un futuro mediato. En lo que respecta a este último punto ya se han iniciado estudios más extensivos con la finalidad de dilucidar la magnitud del problema.

RESUMEN

Los abortos bovinos causan importantes pérdidas económicas a la ganadería mundial. Una parte importante de ellos permanecen aún con etiología desconocida, y de los diagnosticados, la mayoría corresponden a causas infecciosas. Dentro de ellos los abortos ocasionados por protozoos han tomado relevancia mundial. En Chile hasta ahora se desconocía su presencia. En este trabajo se presenta evidencia que vacas con antecedentes de abortos presentaron anticuerpos contra N. caninum detectados mediante la técnica IFA y se discute la posibilidad de que hayan ocurrido como consecuencia de la infección por este protozoo.

AGRADECIMIENTOS

Se agradece la colaboración del personal de la Unidad de Anatomía Patológica-Citopatología del Hospital Regional de Temuco.

Aceptado: 28.09.99.

* Proyecto Interno UCT, Nº 98-3-03

* Comunicación personal del Dr. Dubey, J.P.

BIBLIOGRAFIA

ANDERSON, M.L., P.C. BLANCHARD, B.C. BARR, J.P. DUBEY, R.L. HOFFMAN, P.A. CONRAD 1991. Neospora-like protozoan infections as a major cause of abortion in California dairy cattle, J. Am. Vet. Med. Assoc. 198: 241-244.         [ Links ]

ANDERSON, M.L., J.P. REYNOLDS, J.D. ROWE, K.W. SVERLOW, A.E. PACKHMAN, B.C. BARR, P.A. CONRAD. 1997. Evidence of vertical transmission of Neospora sp. infection in dairy cattle; J. Am. Vet. Med. Assoc. 210: 1169-1172.         [ Links ]

BARR, B.C., M.L. ANDERSON, P.C. BLANCHARD, B.M. DAFT, H. KINDE, P.A. CONRAD. 1990. Bovine fetal encephalitis and myocarditis associated with protozoal infections, Vet. Pathol. 27: 354-361.         [ Links ]

BARR, B.C., M.L. ANDERSON, J.P. DUBEY, P.A. CONRAD. 1991. Neospora-like protozoal infections associated with bovine abortions, Vet. Pathol. 28: 110-116.         [ Links ]

BARR, B.C., M.L. ANDERSON, K.W. SVERLOW, P.A. CONRAD. 1995. Diagnosis of bovine fetal Neospora infection with an indirect fluorescent antibody test, Vet. Rec. 137: 611-613.         [ Links ]

DUBEY, J.P., C.P. BEATTIE, 1988. Toxoplasmosis of animal and man. CRC Pres, Inc. Boca Raton, Florida.         [ Links ]

DUBEY, J.P., D.S. LINDSAY. 1996. A review of Neospora caninum and Neosporosis, Vet.Parasitol. 67:1-79.         [ Links ]

ELLIS, J, K. LUTON, P. BAVERSTOCK, P.J. BRINDLEY, K.A. NIMMO, A.M. JOHNSON. 1994. The phylogeny of Neospora caninum, Mol. Biochem. Parasitol. 64: 303-311.         [ Links ]

HOLMDAHL, O.J., J.G. MATTSON, A. UGLA, A.M. JOHNSON. 1994. The philogeny of Neospora caninum and Toxoplasma gondii based on ribosomal RNA sequences, FEMS Microbiol. Lett. 119: 187-192.         [ Links ]

MCALLISTER, M.M., J.P. DUBEY, D.S. LINDSAY, W.R. JOLLEY, R.A. WILLS, A.M. MCGUIRRE. 1998. Dogs are definitive hosts of Neospora caninum, Int. J.Parasitol. 28: 1473-1478.         [ Links ]

OTTER, A., M. JEFFREY, S.E.F. SCHOLES, B. HELMICK, J.W. WILESMITH, A.J. TREES. 1997. Comparison of histology with maternal and fetal serology for diagnosis of abortion due to bovine neosporosis, Vet. Rec. 141: 487-489.         [ Links ]

PARÉ, J., M.V.THURMOND, S.K. HIETALA. 1996. Congenital Neospora caninum infection in dairy cattle and associated calfhood mortality; Can. J. Vet. Res. 60: 133-139.         [ Links ]

PARÉ, J., M.C. THURMOND, S.K. HIETALA. 1997. Neospora caninum antibodies in cows during pregnancy as a predictor of congenital infection and abortion, J. Parasitol. 83: 82-87.         [ Links ]

PATITUCCI, A.N., M.R. ALLEY, B.R. JONES, W.A.G. CHARLESTON. 1997. Protozoal encephalomyelitis of dogs involving Neospora caninum and Toxoplasma gondii in New Zealand, N Z vet. Journal 45: 231-235.         [ Links ]

PATITUCCI, A.N., W.A.G.CHARLESTON, M.R. ALLEY, R.J.O´CONNOR, W.E. POMROY. 1999. Serological study of a dairy herd with recent history of Neospora abortion, N Z vet. Journal 47: 28-30.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons