SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.71 número1Características recomendadas de los juguetes: Encuesta de opinión a expertos chilenosANUNCIOS índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista chilena de pediatría

versión impresa ISSN 0370-4106

Rev. chil. pediatr. v.71 n.1 Santiago ene. 2000

http://dx.doi.org/10.4067/S0370-41062000000100016 

Implementación del método rápido de
diagnóstico de virus por inmunofluorescencia
en niños hospitalizados por infecciones
respiratorias agudas

C.M. Portillo1; J. Cruz2

Resumen

Las infecciones respiratorias agudas (IRA) constituyen una causa importante de morbimortalidad en pediatría donde los virus tienen un papel relevante, los cuales pueden ser diagnosticados por la inmunofluorescencia directa IFD con sensibilidad similar al aislamiento en cultivos. El objetivo del estudio fue evaluar la frecuencia de agentes virales asociados a IRA en niños internados por esta causa en diferentes hospitales del país y conocer el aspecto clínico-epidemiológico. Se realizó un estudio de corte transversal donde se analizaron por Inmunofluorescencia, aspirados nasofaríngeos, secreciones traqueales, nasales, lavados bronquiales.

Se estudiaron 111 muestras de enero a octubre de 1997 de niños de 15 días a 10 años identificándose un agente viral en 59 de los casos. Los agentes hallados fueron Virus Sincicial Respiratorio (VSR) (47%), el Parainfluenza 1, 2, 3 (5,4%), el Adenovirus (3,6%), el Influenza A (5,4%), Influenza B (1,8%). Los patrones clínicos fueron Bronquiolitis (49%), Neumonías (42%) y Croup (8,5%). Los VSR se identificaron con mayor frecuencia con pico en agosto; (63%) en lactantes menores. El virus de Influenza A se presentó con temporalidad similar y se relacionó con casos severos en niños mayores de 5 años, en el Chaco. El Parainfluenza se observó en menores de 1 año. El Adenovirus fue más esporádico pero uno de ellos se relacionó a un caso fatal. Se observaron asociaciones de agentes virales. Con esta técnica diagnóstico útil se dispone del primer dato sobre la epidemiología de las afecciones respiratorias agudas de probable etiología viral en la población infantil del país que requirió hospitalización, siendo similar a lo observado en otros países.

(Palabras clave: infección respiratoria aguda, inmunofluorescencia, virus respiratorio.)

A quick viral diagnostic method by immunofluorescence in acute respiratory
illnes in hospitalized children

The Acute Respiratory Tract Infection is a most important cause of mortality in Pediatrics were the virus have a relevant role that can be detected by the rapid method by inmunofluorescence indirect assay with the similar sensitivity to cell culture assay. The objective of this study was to evaluate the viral frequency in children who were hospitalized with acute respiratory infection in different hospitals of the country and to know the clinical and epidemiologic aspects. In this transversal study, from the period of January to December 1997 were analized 111 nasopharingeal aspirate, swabs and bronchoalveolar lavage from children with age range from 15 days to 10 years old. From de sample analized were identifided the viral antigen in 59 samples (53%) and were Respiratory Sincytial virus (47%), Adenovirus (3.6%), Influenza virus A (5.4%), Influenza virus B (1.8%), Parainfluenza virus (5.4%). The clinical patterns included bronchiolitis (49%), Pneumonia (42%), Croup (8.5%). The Infection by Respiratory Sincytial Virus was found in a high frequency in the winter with peak in august (63%) in infants. The Influenza A virus showed a similar seasonal frequency with severe cases in children above 5 years old. The cases by Adenovirus were sporadic but one was fatal. The Parainfluenza virus was present in children less than 1 year old. Mixed associations of virus was observed. This useful technique to diagnosis showed a first date about the epidemiology of IRA with a viral etiology associated in children population of the country that needed hospitalization this year and were similar to observed in others countries.

(Key words: acute respiratory tract infection, inmunoflurescence, respiratory viruse.)  

INTRODUCCIÓN

Las infecciones respiratorias agudas (IRA) constituyen una causa importante de morbimortalidad en la población infantil, especialmente en los países en vías de desarrollo1. En países del primer mundo existen numerosos estudios epidemiológicos referentes a la etiología, observándose un predominio en los niños menores de 1 año de los agentes virales con respecto a los agentes bacterianos2. En países en vías de desarrollo, los escasos estudios de esta área sugieren un patrón etiológico similar3, 4, 5.

En nuestro país los datos son escasos, aunque la mortalidad por IRA registrada en los últimos años ha sido elevada, según lo reportado por la Dirección de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social.

Entre los agentes etiológicos posibles, en la actualidad se conoce el papel de las Chlamydias en las neumonías intersticiales así como del S. pneumoniae, H. Influenzae tipo b y S. aureus en las neumonías no complicadas6, 7.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), en el año 1977, inició un programa en los países en vías de desarrollo con el objetivo de identificar la etiología de las IRA a fin de racionalizar recursos a través del fortalecimiento de los laboratorios por medio de una red para la vigilancia de virus respiratorios que permita un abordaje correcto de estas infecciones8.

Los recursos para estudios virológicos no siempre se hallan disponibles en la mayoría de los laboratorios, pero con el advenimiento de las técnicas rápidas es posible contar con una herramienta adecuada para fines asistenciales y epidemiológicos9.

La inmunofluorescencia indirecta, descrita por Gardner y Mc.Quillin en 1980, está siendo ampliamente utilizada gracias a su rapidez, bajo costo, sencillez, buena especificidad y sensibilidad. Ello permite identificar la mayoría de los virus respiratorios que están normalmente asociados a las IRA10, 11.

El objetivo de este primer trabajo en el país fue conocer la asociación de agentes virales con IRA en niños hospitalizados por afecciones respiratorias agudas en diferentes hospitales del país.

MATERIALES Y MÉTODO

El estudio se realizó en el Laboratorio Central de Salud Pública con muestras de aspirado nasofaríngeo obtenidas durante el período comprendido entre enero y octubre de 1997 a partir de 111 niños menores de 5 años de edad, hospitalizados por infecciones respiratorias agudas, de acuerdo a los criterios de clasificación clínicos y radiológicos de la OMS. Las muestras provinieron de servicios de pediatría del Instituto de Medicina Tropical, Hospital de Clínicas, Gran Hospital Nacional, Hospital de Policía, Hospital de Filadelfia, Instituto de Previsión Social (IPS) y centros privados. Los aspirados nasofaríngeos fueron obtenidos en los primeros 5 días de internación y remitidos al laboratorio con una ficha epidemiológica.

DETECCIÓN DE ANTÍGENOS VIRALES

Las muestras de secreción nasofaríngea se obtuvieron con sondas nasogástricas K 33-30 introducidas a través de las narinas y fueron colocadas en tubos colectores con solución de Hanks como medio de transporte. Para la detección de los antígenos en las células de aspirados se utilizó el método de diagnóstico rápido por Inmunofluorescencia indirecta recomendado por el CDC con anticuerpos monoclonales que reconocen a los virus Sincicial Respiratorio, Adenovirus, Influenza A, Influenza B y Parainfluenza serotipos 1, 2, 3, de procedencia comercial Chemicon (USA) cedidos por OMS/CDC. Las muestras fueron analizadas en duplicado junto con los controles positivo y negativo proveídos por el kit. La lectura se realizó con microscopio de epiiluminación Nikkon con lámpara de halógeno. Se consideraron positivas aquellas células que presentaron fluorescencia compatible con la biología del virus identificado.

RESULTADOS

En el período de estudio comprendido entre enero y octubre de 1997 se analizaron 111 muestras respiratorias de pacientes internados por Infecciones respiratorias agudas en los diferentes centros asistenciales del país. Las características del grupo estudiado se resumen en la Tabla 1, donde se observa el mayor número de muestras analizadas de pacientes menores de 1 año y en las estaciones de otoño e invierno. Se analizaron mayor número de muestras de pacientes de sexo masculino y procedentes de la región central del país.

Tabla 1

Características generales del grupo de estudio


  n casos (%)

Edad 83 75
     
< 1 año 25 22,5
1-5 años 3 27
6-10 años    
     
Sexo    
     
Mas/Fem    
     
Procedencia 69/42  
     
Depto. Central   98
Depto. Boquerón 109 1,8
     
Estaciones 2  
     
Verano   11,7
Otoño 13 38,7
Invierno 42 38,7
Primavera 42 12,6
  14  

Fuente: Laboratorio Central de Salud Pública. 1997

En el grupo analizado hemos identificado el agente viral por la inmunofluorescencia indirecta en 53 muestras que constituyó un 59%, siendo la sensibilidad reportada del 87,5 % y la especificidad del 95%.

En cuanto a los agentes identificados el Virus Sincicial Respiratorio se observó en 52 muestras (49%), los virus de Parainfluenza 1, 2, 3 en 6 muestras (5,4%), el Influenza A en 6 muestras (5,4%), Influenza B en 2 muestras (1,8%), Adenovirus en 4 muestras (3,6%). Se constataron asociaciones virales siendo la más frecuente VSR y Parainfluenza (gráfico 1).


Gráfico 1. Virus detectados en casos de infecciones respiratorias agudas año 1997.
Fuente: Laboratorio Central de Salud Pública. Asunción, Paraguay.

Los cuadros clínicos estudiados correspondieron a Bronquiolitis 29 muestras (49%), predominante en lactantes menores debidas al VSR, Neumonías 25 muestras (42%), en menores de 1 año por Influenza A y Croup 5 muestras (8,5%), asociadas al Parainfluenza, como se observa en la Tabla 2.

Tabla 2

Cuadros clínicos observados de los casos positivos


  n de muestras = 59 (%)

Bronquiolitis 29 49,0
Neumonías 25 42,0
Croup 5 8,5

Fuente: Laboratorio Central de Salud Pública. 1997

La distribución por edad mostró que la mayoría de las muestras con agente viral identificado correspondieron al grupo de menores de 1 año con 45 muestras (76%).

Las estaciones con mayor número de casos fueron otoño con 32% e invierno con un 63%. Los meses en que predominaron fueron los de frío con pico en julio y agosto. En cuanto a la distribución por sexo se observó un mayor predominio de varones 41/18. En el grupo etario de 1 a 5 años se observó una marcada disminución en cuanto al número de muestras estudiadas (tabla 3).

Tabla 3

Características epidemiológicas de los casos positivos


  n = 59 (%)

Edad  
     
< 1 año 45 76
1-5 años 10 17
> 5 años 4 6,7
     
Sexo    
     
Mas/Fem    
     
Procedencia 41/18  
     
Depto. Central 57 96,6
Depto. Boquerón 2 3,4
     
Estaciones    
     
Verano 19 32
Otoño 37 63
Invierno 8 13,5
Primavera 3 5
     

Fuente: Laboratorio Central de Salud Pública, 1997

La mayoría de las muestras provinieron de la región central con 57 casos (96,6%) y solo 2 casos de la región occidental.

DISCUSIÓN

Las técnicas rápidas de diagnóstico para el estudio de las IRA, fueron propuestas por la OMS a partir de 1981 por considerarlas un método preciso, esencial para el cuidado inmediato del paciente, posibilitando la introducción de medidas profilácticas en salud pública, prevención de la diseminación de los virus en los hospitales y control en el manejo de los antibióticos12. Por ello la Inmunofluorescencia con una sensibilidad mayor que los inmunoensayos por el mayor numero de células presentes en la muestra, es habitualmente utilizada en la mayoría de los países ofreciendo datos bastante orientadores en los estudios etiológicos y epidemiológicos de las IRA13.

Aunque el aislamiento del virus por cultivo sea el estándar de oro para el diagnóstico de las afecciones virales, su costo, la infraestructura y el tiempo requeridos, limitan su aplicación en la mayoría de los laboratorios14.

En el diagnóstico de Virus Sincicial Respiratorio se ha demostrado que la Inmuno-fluorescencia constituye un método con una sensibilidad comparable al cultivo celular, razón por la cual no se requiere de mayor infraestructura para un diagnóstico correcto. En nuestro estudio pudimos confirmar las bronquiolitis, que constituyeron un 49% de los casos de IRA, identificándose al VSR como agente causal15. Este porcentaje es coincidente con el reporte de Nascimento y col., donde afirma que las salas de emergencias son las mejores fuentes de dato para la vigilancia de VSR, allí el número de casos positivos corresponde al número total de casos internados por IRA16.

En cuanto a los demás virus como el Influenza y el Adenovirus la sensibilidad de la inmunofluorescencia es menor; sin embargo en caso de buena toma de muestra en tiempo correcto puede resultar útil. Así las Neumonías que en nuestra serie fueron 25 (42%) de las IRA se debieron al Influenza A  en un 5,4% y al Influenza B un 1,8%. Las causadas por Adenovirus fueron un 5,4% de las mismas, resultando un caso fatal en esta serie sin que se pudiera identificar el serotipo.

Este dato coincide con lo reportado por Hortal y col. pero difiere en lo señalado por A. Mistchenko y col. quien describe una predominancia de casos de internados de infecciones respiratorias debidas al Adenovirus17.

Con respecto a la calidad de la muestra en esta primera experiencia hemos obtenido mejores resultados con los aspirados nasofaríngeos, secreciones traqueales que los hisópados y más recuperación en muestras de pocos días de evolución y con buena cantidad de material que las muy diluidas con la solución de transporte.

Otros virus como los Rinovirus, Citomegalovirus con afinidad por el tracto respiratorio no se identifican por la Inmunofluorescencia, es por ello que para afianzar el diagnóstico virológico de las afecciones respiratorias se debería implementar el aislamiento en cultivos celulares sobre todo en el caso del virus de Influenza y el Adenovirus que tienen afinidad por líneas celulares específicas18.

El patrón etiológico observado en el corto período estudiado fue similar a otras casuísticas, siendo el VSR el más frecuente, sobre todo en lactantes menores, en las bronquiolitis mostrando un pico en número de casos en el invierno, a diferencia del número de casos durante el resto del año. Los virus de Influenza A en las neumonías en menores de 1 año (5,4%) también con más casos en invierno, los Parainfluenza 1, 2, 3 en los mayores de 1 año asociados a casos de Croup.

Hemos constatado asociaciones de Virus Sincicial Respiratorio con Parainfluenza 3 en menores de 6 meses y un caso de VSR con Adenovirus.

El patrón estacional de la presente serie, así como la distribución etaria en los casos en que se identificaron los agentes virales, los cuadros clínicos estudiados fueron bastante similares a lo descrito tanto en países industrializados como en vías de desarrollo19, 20.

El mayor número de casos se registró en los meses de más frío, julio y agosto, coincidente a lo observado en todas las casuísticas reportadas a nivel mundial21.

Los resultados observados en este primer estudio en nuestro país sugieren consolidar el espectro diagnóstico debido al número de muestras que en esta serie estudiada, que con una clínica compatible con cuadro viral donde sin embargo no hemos podido identificar el agente causal (47%).

Se debería complementar con el aislamiento viral a fin de constituirse en un apoyo aún más eficaz del manejo de las IRA tan frecuentes en la población infantil de nuestro país. Esta serie de datos epidemiológicos muestran que nuestra realidad en cuanto a las Infecciones Respiratorias Agudas principalmente en la población infantil en su mayoría de escasos recursos que requirió internación, tiene el mismo comportamiento reportado en otras bibliografías y que con este diagnóstico rápido, de relativo bajo costo y buena sensibilidad, es posible adoptar medidas terapéuticas que disminuyan de manera significativa el costo que implica en salud pública.

1. Laboratorio Central de Salud Pública.
2. Asesoría Regional de Laboratorios OMS.
Trabajo publicado en Revista de Pediatría de Paraguay.

REFERENCIAS

1. Denny F.W, Clide W: Respiratory tract infections and Overview. Workshop on acute respiratory diseases among children of the world. Chapell Hill North 1983: 1026-39.         [ Links ]

2. Leowski J: Mortality from acute respiratory infections in children under 5 years of age global estimates. World Health. 1986; 39: 138-44.         [ Links ]

3. Yin B.Y., Kim. M .R., Park J.Y, Choi E.H., Lec H., Yun C: Viral aetiology and epidemiology of acute respiratory tract infection in korean children. Ped Inf Dis J 1995; 14: 1054-9.         [ Links ]

4. Avila M, Salomon H, Carballal G, Elekian B, Woyskorskg N, Cerqueiro C, and Weissenbachen M: Isolation and identification of viral Agents in argentinian children with acute lower respiratory tract infections. Rev Of Inf D 1990; 12 (Suppl.8): 974-81.         [ Links ]

5. Steinhoff Mc, John T: Acute respiratory infections of children in India. Pediatric Rev 1983; 17: 1032-5.         [ Links ]

6. Portillo C, Lovera D, Arbo A: Chlamydia trachomatis como agente etiológico de las neumonías en el Paraguay. Pediatría 1996; 23: 6-11.         [ Links ]

7. Lovera D, Moreira V, Arbo A: Pneumonia complicated with empyema pleural effusion in children. Clin Inf Dis 1996; 23: 924.         [ Links ]

8. OPS. Infecciones Respiratorias Agudas en las Américas. Magnitud, tendencia y avances en el control. 1992.         [ Links ]

9. WHO. Rapid laboratory techniques for the diagnosis of viral infections. Report of WHO Scientific Group Technical report series. 1981: 661.         [ Links ]

10. World Health Organization Report on decisions of the 32nd. World Health Assembly 1979. WHO. Chronicle 33.203.         [ Links ]

11. Greenberg S, Krilov L: Laboratory of diagnosis of viral respiratory disease. Cumitech 21. American Society for Microbilogy. Washington. D.C. 1994.         [ Links ]

12. Carballal G, Oubiña J: Virología clínica. 21 Edición Bs. As. Argentina l996.         [ Links ]

13. Hortal M, Arbiza J.R., Alondra E, Russi J, Modgasy C. y Muñoz M: Antígenos virales en células de aspirados nasofaríngeos de niños hospitalizados por infecciones respiratorias agudas. Act Pediat 1986; 57: 34-137.         [ Links ]

14. Sequeira MM, Nascimento J: Respiratory Syncitial Ocurrence of Subgroup A and B Strains in Rio de Janeiro. Mem Inst Oswaldo Cruz 1990; 85: 483-4.         [ Links ]

15. Sutmoller F, Nascimento J, Chaves J, Ferreira V, Pereira M: Viral aetiology of acute respiratory diseases in Río, first two years of longitudinal study. Bull WHO 1983; 845: 52.         [ Links ]

16. Sequeira M.M.: Comparación de métodos de detección de Virus Sincicial Respiratorio en secreción nasofaríngea. Tesis doctoral. Instituto Oswaldo Cruz. R.J. 1983.         [ Links ]

17. Hortal M, Ruoco G, Russi, Cahil J: Studies of children respiratory infections in Uruguay, past and the future opportunities. Pediatrics Res 1983; 17: 1043-5.         [ Links ]

18. Weissembacher M, Carballal G, Avila M, Salomon H, Haradisiadi, Catalano, Cerqueiro and Murtagh. Etiology and Clínical evaluation of acute lower respiratory tract infections in young argentinian children, an overview. Rev Inf Dis. 1990; 12 (Suppl 8): 974-81.         [ Links ]

19. Berman C, Duenas A, Bedoya A, Constain V, Leon S, Borrero I, Murphy J: Acute lower respiratory tract illness in Cali. Colombia at two years ambulatory study. Pediatrics 1993; 71: 210-81.         [ Links ]

20. Berman C, Mc. Intosch K: Selective primary health care, strategies for control of diseases in developing world. XXI. Acute respiratory Infections. Rev Inf Dis 1995; 7: 674-91.         [ Links ]

21. Celadilla M.L. , Winocur D, Cohen A, Nejamkis M.R., Carballal G: Virus Sincicial Respiratorio en menores de  5 años hospitalizados con IRA baja. Inf Microbiol Clin 1992; 4: 231-5.        [ Links ]

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons