SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.71 número3Páginas web recomendadas en Internet IIDesarrollo psicológico, nutrición y pobreza (Argentina) índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista chilena de pediatría

versión impresa ISSN 0370-4106

Rev. chil. pediatr. v.71 n.3 Santiago mayo 2000

http://dx.doi.org/10.4067/S0370-41062000000300014 

Factores de riesgo de retardo de crecimiento
intrauterino y prematurez en dos municipios
de la provincia de Buenos Aires (Argentina)

Andrés Bolzán1, Luis Guimarey2 y Marcos Norry3

RESUMEN

Objetivo. Identificar factores de riesgo de retardo de crecimiento intrauterino (RCIU: peso/edad gestacional <101 percentilo) y prematurez (P: edad gestacional <37 semanas) en la población de los Municipios de La Costa y General Lavalle, Buenos Aires, evaluando su efecto sobre el crecimiento fetal. Población y métodos. Estudio retrospectivo. N: 1 002 embarazadas y sus RN. Período: 1-1-86 al 30-4-97. Se abarcó 9 Centros de Salud. Base de datos: Sistema informático Perinatal. Se seleccionaron 14 variables maternas cuyo registro estuviera garantizado en más del 90% de los casos: edad, alfabetización, estado civil, paridad, intervalo genético, talla, edad gestacional al primer control, peso al primer y último control, incremento de peso gestacional, índice de masa corporal (IMC), patología gravídica (amenaza de parto prematuro [APPI] y ruptura prematura de membranas [RPMI]), hábito de fumar y número de consultas prenatales (NCP). Las variables neonatales fueron peso, talla, IMC y perímetro cefálico. Se empleó ANOVA y prueba de Mantel-Haenszel ponderada por edad. Se calculó la sensibilidad, especificidad, valor predictivo positivo y riesgo atribuible poblacional. Resultados. No hubo relación entre el RCIU y la P. Todas las variables antropométricas maternas resultaron estadísticamente significativas (p < 0,05) sobre el RCIU y solo el peso gestacional lo fue para la P. La APP, RPM y el NCP fueron estadísticamente significativos para la P. Hubo diferencias significativas en el peso y la talla entre los RN provenientes de madres expuestas vs no expuestas. Conclusión. El estudio reafirma el valor de la recolección de datos que podrían ayudar a la reducción de dos patologías que influyen en la morbimortalidad perinatal.

(Palabras clave: retardo del crecimiento intrauterino, prematurez, factores de riesgo, perinatología.)

Risk factors for intrauterin growth retardation in two districts of Buenos Aires

Introduction and objectives: The determination for risk factors have proved to be useful in perinatal interventions. To identify factors influencing risk of intrauterin growth retardation (IUGR: birth weight <10 percentile) and prematurity (P: gestacional age < 37 weeks) in the districts of La Costa and Gral. Lavalle, Buenos Aires, Argentina and to determine the effects of maternal factors on fetal growth. Population and study design. Retrospective study. A total of 1002 mothers and newborns were evaluated. Material y Méthods: They were included in the Perinatal informatic System from 01-01-96 to 30-04-97 with complete data of the variable (more than 90%). We selected 14 factors: age, marital status, education, parity, interpregnancy interval, height, weight at first and last control, gestational age at first control, gestational weight gain, body mass index, gravidic pathologic, smoking and number of prenatal controls. Neonatal anthropometry included weight, height, body mass index and head circumference. An ANOVA and Mantel-Haenszel stratified by age analysis were carried out. Results: Maternal anthropometry influenced risk to IUGR and pregnancy weight for P. Pathology during pregnancy and smoking influenced both adverse results: FGR and P. There were statistically significant differences in growth between newborns from exposed and non-exposed mothers. Neonatal body mass index was less affected. This study emphasizes in the recollection of some data that may be helpful in the planification of strategies for the reduction of two pathologies that influence perinatal morbimortality.

(Key words: intrauterine growth retardation, prematurity, risk factors, perinatology.)

INTRODUCCIÓN

La determinación de la prevalencia de un factor de riesgo y el empleo de esa información para identificar riesgo atribuible en la población es un importante instrumento epidemiológico en la planificación de intervenciones perinatales1. Grupos de riesgo en una población son aquellos que presentan ciertas características que incrementan las probabilidades de desarrollar un resultado adverso2. Tanto el retardo de crecimiento intrauterino (RCIU) como la prematurez (P) constituyen dos patologías prevalentes significativas sobre la morbimortalidad neonatal3,4. Se considera RCIU cuando el crecimiento fetal es menor que el esperado para la edad gestacional. Independientemente de la forma de RCIU –armónica o disarmónica– el feto presenta bajo peso para la edad gestacional (< 10º percentilo). El peso al nacer tiene una relación inversa con la tasa de mortalidad neonatal5. En Argentina, el bajo peso al nacer (< 2 500 gramos) contribuye con el 53% de la tasa de mortalidad6, siendo el riesgo de muerte 25 veces mayor que con un peso "e 2 500 gramos. Por otra parte, la P eleva el riesgo de mal desarrollo neurológico y físico3, 7-9. La prematurez es un factor etiológico importante para quizás hasta un tercio de las parálisis cerebrales y representa la principal carga que soportan los servicios de neonatología7.

Según una encuesta reciente sobre 22 462 casos de 17 maternidades de la provincia de Buenos Aires, la tasa de RCIU es del 8,7% y la de P del 9,3%10. Datos del Centro Latinoamericano de Perinatología (CLAP) muestran que en las instituciones públicas del Uruguay dichas tasas son de 11,3% y 8,7%, respectivamente11.

El presente estudio tiene como objetivos:

1) Identificar algunos factores de riesgo de RCIU y P según la duración de la gesta en la población de los distritos de La Costa y General Lavalle, provincia de Buenos Aires; 2) evaluar su relación con el crecimiento neonatal, y 3) estimar su capacidad predictiva.

Población

Se estudiaron los 1 002 recién nacidos (RN) durante el período 1-1-96 al 30-4-97 (95% del total) cuyo lugar de nacimiento fue el Hospital Materno Infantil nivel II de San Clemente, Buenos Aires, que asiste a los municipios de La Costa y General Lavalle. El 80% de los partos se asisten en el subsector oficial de salud. Todas las madres de estos RN contaron con carné perinatal (CP), historia clínica perinatal base (HCPB: CLAP/OPS/OMS) e historia clínica neonatal. Las pacientes provenían de nueve centros de salud, ocho del Municipio de La Costa y uno de General Lavalle. El CP y la Libreta Sanitaria Maternoinfantil constituyeron el sistema de referencia y contrarreferencia.

MATERIAL Y MÉTODOS

Se empleó el Sistema Informático Perinatal12, seleccionando como factores de riesgo de RCIU y P a aquellos considerados como tales por la Dirección Nacional de Maternidad e Infancia (DNMI) y el CLAP3, 4, y cuyo registro en las HCPB estuvieran garantizados en más del 90% de los casos. El criterio de selección para el análisis estuvo centrado en: a) el registro completo de datos en la HCPB, y b) neonato sin malformación. Quedaron definidas 14 variables maternas, clasificadas dentro de las categorías de factores de riesgo siguientes: a) genéticos: talla; b) demográficos: edad materna, educación y estado civil; c) obstétricos: paridad, intervalo intergenésico; d) nutricionales: peso gravídico en el primer y último control prenatal, incremento de peso gestacional e índice de masa corporal (IMC); e) morbilidad: presencia de patologías durante el embarazo: amenaza de parto prematuro y ruptura prematura de membranas; f) exposición a tóxicos: hábito de fumar, y g) cuidado antenatal: número de consultas prenatales y edad gestacional al primer control prenatal. Los puntos de corte para discriminar población expuesta de no expuesta se basaron en datos bibliográficos3, 4, 13. La antropometría materna fue efectuada por obstétricas y la neonatal por pediatras, según las normas de la DNMI14 y la Sociedad Argentina de Pediatría15, respectivamente. No se incluyeron como variables al antecedente de RN con bajo peso, feto muerto o prematuro por no cumplir con el requisito a) de inclusión para el análisis. Se consideró RCIU al RN con peso para la edad gestacional < 10º percentilo de la distribución de referencia (tablas nacionales) y P al RN < 37 semanas de gestación, calculándose la edad gestacional según la fecha de última menstruación, y si esta era dudosa se tomó la edad por examen físico. Para el intervalo intergenésico se tomó como punto de corte los 18 meses y no el habitual de 12 meses por ser la frecuencia muy baja para el análisis (4,7%). Las variables antropométricas neonatales fueron el peso, la talla, perímetro cefálico y el IMC.

Análisis: Se calcularon las distribuciones de frecuencia de todas las variables antropométricas neonatales según factor de riesgo (expuestos vs no expuestos). Se empleó ANOVA de una vía para las distribuciones simétricas y Kruskall-Wallis para las asimétricas, testeando la homocedasticidad mediante prueba de Bartlett. Se calculó el riesgo relativo (Odds ratio) de RCIU y P para cada factor, estratificando por edad materna (adolescentes ["d 19 años] vs adultas) como factor de confusión (prueba de Mantel-Haenszel), así como la sensibilidad, especificidad, valor predictivo positivo (VP+) y riesgo atribuible poblacional (RAP) cuando el factor de riesgo resultó estadísticamente significativo (p < 0,05). Se emplearon los programas informáticos Epi-Info 6.0 y Statgraphics 6.0.

RESULTADOS

Se muestran los resultados para los factores de riesgo maternos estadísticamente significativos. La tabla 1 muestra la distribución del peso para la edad gestacional en relación a la duración de la gestación. Las tablas 2 y 3 indican los OR según factor de riesgo de RCIU y P, respectivamente, y los valores de sensibilidad, especificidad, VP+ y RAP. La tabla 4 presenta la media ± desvío estándar de los indicadores de crecimiento neonatal según exposición/no exposición al factor de riesgo materno. Los n de las tablas difieren según la obtención del dato.

Tabla 1

Distribución del peso/edad gestacional y duración de la gestación.
Municipios de La Costa y General Lavalle, Buenos Aires, 1996-1997

Peso/edad

gestacional

Prematuro
(< 37 semanas)

Término
(> 37 semanas)

Total

n

%

n

%

n

%

Bajo (< 10º percentilo)

7

7,2

79

8,9

86

8,7

No bajo (>10ºercentilo)

90

92,7

806

91,1

896

91,2

Total

97

9,9

885

90,1

982

100,0

Tabla 2

Riesgo relativo de retardo de crecimiento intrauterino (peso/edad gestacional <10º percentilo) según diferentes factores de riesgo maternos.
Municipios de La Costa y General Lavalle, Buenos Aires, 1996-1997

Factor de riesgo
materno (FR)

Definición expuesto/
no expuesto

Prevalencia del
Factor de riesgo

Frecuencia del daño
en expuestos

Frecuencia del daño en
no expuestos

1) Peso primer
control prenatal
< 56/ $ 56kg 20,1%
(166/825)
23,0%
(39/166)
8,6%
(57/659)
2) Peso último
control prenatal
< 66/ $ 66kg

30,6%
(248/808)

20,0%
(50/248)

7,7%
(43/560)

3) Indice de masa corporal < 19,8/ $ 19,8
kg/m2

15,0%
(109/725)

25,0%
(27/109)

8,4%
(52/616)

4) Talla

< 155/ $ 155cm

16,9%
(144/850)

16,7%
(24/144)

9,9%
(70/706)

5) Hábito de fumar 0/ $ 5
cigarrillos/día
6,1%
(49/850)

22,4%
(11/49)

10,4%
(83/801)

6) Ganancia de peso total*

<25º percentil/
> 25º percentil

19,6%
(193/982)

15,0%
(29/193)

8,6%
(68/789)

* ajustado por edad gestacional

FR

OR crudo

OR ponderado*
(IC 95%)

Mantel- Haenszel

Riesgo atribuib.

Valor predictivo positivo (IC 95%)

Sensibilidad
(IC 95%)

Especificidad
(IC 95%)

1) 3,21 3,21
(2,03-5,07)
23,7
p:1E-6
0,20 23,5
(17,4-30,8)
40,6
(30,9-51,1)
82,6
(79,6-85,2)
2) 3,04 3,01
(1,93-4,68)
21,1
p:4E-4
0,38 20,2
(15,5-25,8)
53,8
(43,2-64,1)
72,3
(68,8-75,5)
3) 3,57 3,59
(2,07-5,87)
25,8
p:3E-7
0,27 24,8
(17,2-34,1)
34,2
(24,1-45,8)
87,3
(84,4-89,7)
4) 1,82 1,82
(1,10-3,01)
4,3
p:0,03

0,12

16,7
(11,2-24,0)
25,5
(17,3-35,8)
84,1
(81,3-86,6)
5) 2,50 2,51
(1,28-5,33)
6,3
p:0,01

0,08

22,4
(12,2-37,0)
11,7
(6,3-20,4)
95,0
(93,1-96,4)
6) 1,87 1,90
(1,19-3,03)
7,23
p:0,007
0,15 15,0
(10,5-21,0)
29,9
(21,2-40,2)
81,5
(78,7-83,9)
*ajustado por edad materna (adolescentes [<19 años]/adultas).

Tabla 3

Riesgo de prematurez (edad gestacional < 37 semanas) según diferentes factores de riesgo maternos.
Municipios de La Costa y General Lavalle, Buenos Aires, 1996-1997

Factor de riesgo
materno (FR)

Definición expuesto/
no expuesto

Prevalencia del
factor de riesgo

Frecuencia del daño
en expuestos

Frecuencia del daño
en
no expuestos

1) Peso primer
control prenatal

< 56/ > 56 kg

31,1%
(290/933)

12,7%
(37/290)

7,1%
(46/643)
2) Peso último control prenatal

< 66/ > 66 kg

41,3%
(385/933)
11,9%
(46/385)

5,5%
(30/548)

3) Amenaza de parto prematuro presente/
ausente
8,6%
(80/927)

30,0%
(24/80)

5,8%
(49/847)
4) Ruptura prema-tura de membranas

presente/
ausente

2,9%
(27/833)

22,2%
(6/27)

7,5%
(68/906)

5) Nº controles prenatales*

< 3/ > 3

21,1%
(179/847)

12,2%
(22/179)

4,0%
(27/668)

*se tomaron en cuenta solo los casos sin internación por APP.
(n)

FR

OR crudo

OR ponderado*
(IC 95%)

Mantel- Haenszel

Riesgo atribuib.

Valor predictivo positivo (IC95%)

Sensibilidad
(IC 95%)

Especificidad
(IC 95%)

1) 2,26 2,29
(1,41-3,72)
10,6
p:0,001
0,29 12,8
(9,3-17,3)
44,6
(33,8-55,9)
70,5
(67,3-73,5)
2)

2,34

2,34
(1,44-3,80)
11,5
p:6E-4
0,36 30,0
(20,5-41,4)
60,5
(48,6-71,3)
60,4
(57,1-63,7)
3) 6,98 7,05
(4,02-12,4)
25,1
p:5E-8

0,34

30,0
(20,5-41,1)
32,9
(22,6-45,0)
93,4
(91,5-95,0)
4) 3,52 3,45
(1,34-8,86)
5,0
p:0,02

0,07

22,2
(9,4-42,7)
8,1
(3,3-17,4)
97,6
(96,2-98,4)

5)

3,33

3,33
(1,76-6,27)

6,3
p: 2E-6

0,33

12,3
(8,0-18,2)

44,9
(30,9-59,7)

80,3
(77,4-83,0)

*ajustado por edad materna (adolescentes [<19 años]/adultas).

Tabla 4

Media ± desvío estándar de peso, talla, índice de masa corporal (IMC)
y perímetro cefálico en neonatos expuestos (E) vs. no expuestos (NE) a factores
de riesgo materno. Municipios de La Costa y General Lavalle, 1996-1997 (n= 982)

Factor de riesgo materno

Expuesto/no expuesto

Peso (g)

Talla (mm)

Indice de masa corporal

Perímetro cefálico (mm)

Peso primer
control prenatal
E (< 56)
NE (>56)
3.107,4±594,5
3.301,3±541,6
kw=24,9 p:0,000
493,0±33,1
502,5±26,2
kw=22,2 p:0,000
12,9±1,7
13,1±1,5
F=2,79 p:0,09
339,6±17,9
343,6±17,5
F=10,7 p:0,001
Peso último
control prenatal
E (< 66)
NE (>66)

3.081,7±599,6
3.342,6±518,0
kw=47,1 p:0,000

491,4±30,3
504,9±24,9
kw=50,3 p:0,000

12,9±1,7
13,2±1,4
F=5,3 p:0,02

338,4±18,8
344,6±16,4
kw=30,3 p:0,000

Indice de masa corporal E (< 19,8)
NE (>19,8)
2.980,0±525,1
3.298,0±542,6
F=32,2 p:0,000

485,6±30,8
502,3±27,0
kw=34,8 p:0,000

12,6±1,5
13,2±1,5
F=9,4 p:0,002

335,4±19,7
343,9±17,0
kw=18,5 p:0,000

Amenaza de
parto prematuro
E (presente)
NE(ausente)

3.050,0±713,0
3.390,0±477,0
kw=27,7 p:0,000

494,0±32,5
501,3±26,4
kw=8,5 p:0,003

12,8±1,9
13,2±1,5
F=7,5 p:0,006

340,8±22,1
342,8±16,2
kw=6,4 p:0,01

Intervalo
genésico (meses)
E (< 18)
NE (> 18)

3.246,3±539,3
3.228,7±583,9
kw=0,14 p:0,70

498,11±23,4
501,4±27,6
F=0,24 p:0,61

12,9±1,3
13,2±1,6
F=0,33 p:0,56

343,0±15,3
343,8±17,8
F=0,16 p:0,68

Talla materna (cm) E (< 155)
NE (>155)

3.180,5±549,6
3.275,9±577,5
F=6,93 p:0,008

495,6±28,7
502,2±27,1
F=12,9 p:0,0003

13,0±1,6
13,0±1,5
F=0,01 p:0,98

328,3±15,9
332,4±14,2
F=1,52 p:0,21

Hábito de fumar (cig/día) E: 0
NE (> 5)

3.011,7±630,4
3.247,8±561,5
F=8,79 p:0,003

487,8±33,3
500,2±27,5
F=9,26 p:0,002

12,5±1,8
13,1±1,7
F=7,96 p:0,004
335,8±26,9
342,6±17,1
kw=2,8 p:0,09
Edad (años) E (< 20)
NE (>20)

3.147,8±556,6
3.256,6±568,4
F=5,82 p:0,01

494,6±33,1
500,7±36,2
F=4,35 p:0,03

12,9±1,7
13,2±1,5
F=2,51 p:0,11

338,8±20,7
343,1±16,8
kw=9,73 p:0,001

Aumento de peso gestacional E:< 25º centil
NE > 25º
Centil

3.183,0±632,0
3.270,0±516,0
kw=3,07 p:0,08

496,0±28,6
501,7±27,4
F=9,39 p:0,002
12,9±1,9
13,0±1,5
F=0,38 p:0,53

341,7±23,6
343,2±16,4
kw=0,75 p:0,38

Nº controles E: < 3
NE (> 3)

3.135,6±676,4
3.290,0±489,7
kw=9,16 p:0,000

494,0±29,4
500,3±26,8
F=18,5 p:0,000

13,2±1,7
13,1±1,5
F=0,19 p:0,66
339,8±19,0
343,5±16,8
kw=9,50 p:0,002

Edad gestac.
primer control (sem)

E: < 20
NE (>20)

3.246,3±539,3
3.228,7±583,9
kw=0,14 p:0,70

500,0±26,1
499,2±29,0
F=0,20 p:0,60

13,0±1,5
13,1±1,6
F=0,07 p:0,78

341,4±17,8
340,9±17,7
F=1,65 p:0,18

No hubo relación entre prematurez y RCIU, siendo la prevalencia de RCIU similar en ambos grupos de RN, con sectores bajo la curva según lo esperado probabilísticamente (10%). La edad gestacional al primer y último control prenatal fue de 17 ± 4,2 y 33 ± 6,3, respectivamente, mientras que la ganancia de peso total durante el embarazo en partos de término alcanzó a 12 ± 5,2 kg y en los prematuros 9,0 ± 3,9 kg, siendo la diferencia entre ambos grupos estadísticamente significativa (kw = 3,51 p: 8E4). El 3,9% de las embarazadas carecieron de control prenatal. El 1,6% fueron embarazos múltiples (n = 16). Todas las variables antropométricas maternas resultaron estadísticamente significativas para el RCIU y solo el peso durante la gestación lo fue para la P. La APP y la RPM fueron estadísticamente significativas para la P.

Hubo principalmente diferencias estadísticamente significativas en el peso y la talla entre los RN provenientes de madres expuestas vs no expuestas, siendo menos afectado el IMC.

DISCUSIÓN

Los resultados muestran el valor de algunos datos básicos prenatales que están asociados al RCIU y a la P. El efecto de factores antropométricos maternos sobre el crecimiento fetal resulta relevante, sobre todo teniendo en cuenta que la antropometría materna constituye una de las tecnologías apropiadas en el primer nivel de atención. No hubo asociación entre el RCIU y la P, siendo ambas tasas semejantes a las de la provincia de Buenos Aires y el Uruguay3,16. Los factores de riesgo estudiados han sido abordados en muchas investigaciones epidemiológicas sobre el RCIU y la P. No obstante, en la provincia de Buenos Aires la identificación de riesgo es menos conocida que otros aspectos de la morbimortalidad perinatal. La edad materna aparece como factor de confusión en la mayoría de las clasificaciones de riesgo perinatal7. Por ello, además de seleccionar los factores cuyo registro era indiscutible en más del 90% de los casos, se estratificó por edad materna. En un futuro estudio, cuando el n sea mayor, el método de elección frente a los covariados será la regresión logística múltiple.

La baja prevalencia de ambos daños estudiados presenta inconvenientes metodológicos al estudiar el riesgo, lo que se evidencia en el bajo poder predictivo de los factores estudiados. Además, la falta de algunos antecedentes obstétricos, como RN de bajo peso, prematuro anterior, etc., dejó sin analizar factores de riesgo reconocidos tanto para el RCIU como para la P3. Sin embargo, y pese a las limitaciones de un estudio retrospectivo, la evidencia epidemiológica aportada resulta relevante en una zona donde se carecía de datos perinatales.

Como se ha demostrado, el IMC se asocia al RCIU17, 18 y al peso placentario19 constituyendo un predictor del tamaño corporal del RN20-23. Otros estudios han hallado además correlación entre el IMC materno y la P24-27. El IMC, al ajustar la variable talla, es un indicador de adiposidad y tamaño corporal29, 30. Es conocido el efecto independiente de la talla materna sobre el crecimiento fetal31. Parecen existir tallas a partir de las cuales el riesgo de RCIU se incrementó, pero aquí entran en juego dos circunstancias: la baja talla genética y el acortamiento de índole ambiental7. Como guarda estrecha relación con el peso, muchos autores prefieren el empleo del IMC29.

Un aspecto interesante es que el peso materno, evaluado tanto en la primera como en la última consulta prenatal, resultó significativo para el RCIU y la P. Es decir, que incluso en las embarazadas con atención prenatal tardía (luego de la semana 20) puede preverse un RCIU o P. De todas maneras, luego de la semana 26, la factibilidad de prevención de bajo peso al nacer disminuye28, con lo que la captación precoz adquiere relevancia. El peso neonatal es un sensible indicador del estado nutricional materno, siendo por ello el más estudiado en la estratificación de poblaciones en relación a la tasa de desnutrición maternofetal32.

Tanto la ganancia de peso gestacional, como el tamaño corporal materno guardan relación con el peso pregravídico, incrementándose más aquellos cuanto menor es este, siempre que las condiciones nutricionales sean las adecuadas33. Al expresar la ganancia de peso gestacional según semanas se toma en cuenta la duración de la gestación, por lo que empleamos para el cálculo las curvas de peso según semanas de amenorrea. Las mujeres con menor edad gestacional tienen menor tiempo de ganancia de peso y no son comparables los embarazos de término con los prematuros en este sentido7. No parece haber relación entre la edad gestacional del primer control prenatal y el RCIU o la P7, 31. Tampoco el intervalo entre embarazos parece jugar un rol significativo sobre el RCIU ni la P, salvo que existan antecedentes de ambas patologías en el embarazo previo44.

Existen variaciones en la patologías maternas entre adolescentes y adultas, siendo mayores en las primeras, por lo que la estratificación resulta conveniente7. La importancia de diagnosticar precozmente cualquier patología prenatal para disminuir el riesgo de RCIU o la P es enfatizada por varios autores3, 7, 13.

El efecto de los factores socioeconómicos no es independiente y tiene componentes relacionados, sobre todo, con el estado nutricional, el cuidado antenatal, la presencia de procesos patológicos durante la gestación, etc.27, por lo que ni el nivel educativo ni el estado civil presentaron significación estadística. El cuidado antenatal se puede medir por dos variables: la frecuencia de consultas y la calidad de las mismas4. El beneficio puede deberse a dos causas: el diagnóstico y tratamiento temprano de las complicaciones, lo que disminuye sustancialmente el riesgo de resultado adverso y modificando o eliminando los factores de riesgo presentes. Existen distintos resultados a este respecto, habiendo estudios que informan el escaso número de consultas prenatales como factor de exposición al RCIU y la P, mientras otros no muestran esta evidencia7, 26. La exposición a tóxicos más estudiada es la del hábito de fumar36. Se han propuesto dos mecanismos generales de interferencia del cigarrillo con el crecimiento fetal. Por una parte, el efecto del monóxido de carbono sobre la ecuación de equilibrio entre el oxígeno y la hemoglobina, de manera que menor cantidad de oxígeno es captado por la hemoglobina. Por otra parte, la nicotina actuaría como inhibidor de apetito.

Nuestros resultados se orientan al primer paso en la disminución de los factores de riesgo, que son su identificación y luego la divulgación al personal de atención primaria. A posteriori habrá que definir las estrategias programáticas tendientes a disminuirlos.

El riesgo es un indicador de necesidad, que identifica individuos y poblaciones más vulnerables y establece un gradiente de necesidad, vital para la inversión en servicios de salud materno-infantil.

En la prevención de la P, algunos autores han propuesto modelos que utilizan coeficientes globales para valorar el riesgo35. El mayor mérito de esta propuesta es la puesta en evidencia de factores de riesgo muy diversos que deben tomar en consideración las condiciones de vida de la mujer. Algunos autores están convencidos de que la relación equipo de salud perinatal-mujer es la clave para evaluar correctamente a la población de riesgo, antes de aplicar cualquier sistema de puntuación35.

En síntesis, el estudio efectuado aporta conocimientos sobre una región de la provincia de Buenos Aires de la que carecíamos de conocimiento alguno en el área perinatal y, por otro lado, reafirma el valor de la recolección de variables maternas en los servicios de atención primaria perinatal sobre riesgo de las dos patologías de mayor prevalencia en la explicación de la morbimortalidad perinatal.

CONCLUSIONES

1. No hubo relación entre el retardo de crecimiento intrauterino y la duración de la gesta.

2. Los factores maternos peso durante la gestación, incremento total del mismo, talla, IMC y hábito de fumar resultaron significativos sobre el RCIU, mientras que para la P lo fueron, además del primero, la presencia de APP, RPM y el bajo número de consultas prenatales.

3. Hubo diferencias antropométricas estadísticamente significativas entre los neonatos expuestos vs no expuestos en relación a antropometría materna, hábito de fumar, control prenatal, paridad, edad y APP.

4. La capacidad diagnóstica de los factores estudiados fue baja.

AGRADECIMIENTOS

A las obstétricas del Programa: Adriana Calabró, Patricia Ferrito, Isabel Halier, Karina Goezuetta, María Rivarola, Mabel Ayarzaguena, Margarita Canosa, María F. Franco, Elda Gómez, Ruth Cipolla y Angela Hanchen, quienes posibilitaron en gran medida la conformación de la base de datos.

1 Hospital Materno Infantil de San Clemente del Tuyú, Bs. As.
2 Unidad de Endocrinología y Crecimiento. Hospital de Niños "S.S.M. Ludovica" de La Plata. Comisión de Investigaciones Científicas de la provincia de Buenos Aires.
3 Departamento de Salud Maternoinfantil, Municipalidad de La Costa, Buenos Aires.
Publicado en los Archivos Argentinos de Pediatría.

REFERENCIAS

  1. Kestier E, Villar J, Bolaños L: Identificación de embarazos de alto riesgo de bajo peso al nacer en zonas urbanas de América Latina. II: índice simplificado de detección precoz en la ciudad de Guatemala. Bol Of Sanit Panam 1991; 111: 201-17.        [ Links ]

  2. Battista R, Tremblay J: Métodos de evaluación del área de la atención de la salud. En: Moreno E, Suárez Ojeda E, Anderson C (Eds). Evaluación de los servicios de salud maternoinfantil. Washington DC, O.P.S., 1989: 47-87.        [ Links ]

  3. Ministerio de Salud y Acción Social de la Nación. República Argentina. Propuesta Normativa Perinatal. Tomo II: Atención de las patologías prevalentes. Buenos Aires, 1996.        [ Links ]

  4. Schwarcz R, Díaz A Fescina R, De Mucio B, Beliztzky R, Delgado L: Salud reproductiva materna y perinatal. Atención prenatal y del parto de bajo riesgo. Centro Latinoamericano de Perinatología y Desarrollo Humano, publicación científica del CLAP N° 1321, 1995.        [ Links ]

  5. Abeyá-Gilardón E: La mortalidad infantil en la Argentina: necesidad de localizar acciones por riesgo social y biomédico. Arch Arg Pediatr 1995; 93: 291-9.        [ Links ]

  6. Lomuto C: Diagnóstico de situación perinatal de la República Argentina en el principio de los 90. Rev Hosp Mat lnf Ramón Sardá 1994; 12: 3-11.        [ Links ]

  7. Kramer M: Determinants of low birth weight: methodological assessment and meta-analysis. Bull WHO 1987; 65: 663-737.        [ Links ]

  8. Westwood M: Growth and development of full-term nonasphyxiated small-for-gestational age newborns: follow-up through adolescence. Pediatrics l983; 71: 376-82.        [ Links ]

  9. Villar J: Heterogeneous growth and mental development of intrauterino growth-retarded infants during the first 3 years of life. Pediatrics 1984; 74: 783-91.        [ Links ]

10. Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires. Programa Materno-infantil. Sistema Informática Perinatal 1994-1996. La Plata, 1997.        [ Links ]

11. Centro Latinoamericano de Perinatología y Desarrollo Humano: SIP. 10 años de datos (1985-1995), publicación científica N° 1329.        [ Links ]

12. Díaz A, Schwarcz R, Díaz Roselló J, et al: Sistema Informático Perinatal. Publicación Científica 1203, CLAP, 1990.        [ Links ]

13. Mardones Restat F, Jones G: Predicción de fallas de crecimiento en niños menores de un año. En: Cusminsky M, Suárez Ojeda E, Moreno E. (Eds) Crecimiento y Desarrollo. Hechos y Tendencias. Washington DC: O.P.S., publicación científica N° 510, 1988: 53-67.        [ Links ]

14. República Argentina. Dirección Nacional de Maternidad e Infancia. Manual Metodológico de Capacitación del Equipo de Salud en Crecimiento y Nutrición de la madre y el niño. Buenos Aires, 1994.        [ Links ]

15. Sociedad Argentina de Pediatría. Criterios de Diagnóstico y Tratamiento. Crecimiento y Desarrollo. Buenos Aires, 1986.        [ Links ]

16. Hospital Materno Infantil Ramón Sardá. Estadísticas 1994. Rev Hosp Mat Inf Ramón Sardá 1995; 14: 24-36.        [ Links ]

17. Allen L, Lung Aho M, Shaheen M et al: Maternal body mass index and pregnancy outcome in the Nutrition Collaborative Research Support Program. Eur J Clin Nutr 1994; 48: 68-76.        [ Links ]

18. Wandja K, Hooft P, Van der Voorde H: Valeur predictive des determinants anthropometriques dupois a la naissance. J Gynecol Obstet Bio Reprod Paris 1995; 24: 444-8.        [ Links ]

19. Perry I, Beevers D, Winicup P, Bareford D: Predictors of ratio of placental weight to fetal weight in multiethnic community. BMJ 1995; 310: 436-9.        [ Links ]

20. Neegers I, Goldenberg R, Cliver S, Hoffman H, Cutter G: The relationship between maternal and neonatal anthropometric measurements in term newborns. Obstet Gynecol 1995; 85: 192-196.        [ Links ]

21. Abrams B, Selvin S: Maternal weight gain pattern and birth weight. Obstet Gynecol 1995; 86: 163-9.        [ Links ]

22. Godfrey K, Robinson S, Barker D: Maternal nutrition in early and late pregnancy in relation to placental and fetal growth. BMJ 1996; 17: 410-4.        [ Links ]

23. School T, Hediger M, Schall J, Ances 1, Smith W: Gestational weight gain, pregnancy outcome and postpartum weight retention. Obstet Gynecol 1995; 86: 423-7.        [ Links ]

24. Kramer M, Coates A, Michoud M, Dagenais 5, Hamilton E, Papageorgiou A: Maternal anthropometry and idiopatic preterm labor. Obstet Gynecol 1995; 86: 744-8.        [ Links ]

25. Hickey C, Cliver S, McNeal S, Hoffman H, Goldenberg R: Prenatal weight gain patterns and spontaneous preterm birth among nonobese black and white women. Obstet Gynecol 1995; 85: 909-14.        [ Links ]

26. Siega Ruiz A, Adair L, Hoebel C: Instituto of Medicine maternal weight gain recommendations and pregnancy outcome in a predominante Hispanic population. Obstet Gynecol 1994; 84: 565-73.        [ Links ]

27. Mercer B, Goldenberg R, Das A, et al: The preterm prediction study: a clínical risk assessment system. Am J Obstet Gynecol 1996; 176: 1885-993.        [ Links ]

28. Fescina R: Aumento de peso durante el embarazo. Método para su cálculo cuando se desconoce el peso habitual. Centro Latinoamericano de Perinatología y Desarrollo Humano, publicación científica del CLAP N° 962, 1983.        [ Links ]

29. Cole T: Weight/heightP compared to weight/height for assessing adiposity in childhood: influence of age and bone age on p during puberty. Ann Hum Biol 1986; 13-433-51.        [ Links ]

30. Abeyá-Gilardón E, Lejarraga H: Prevalencia de obesidad en 88 861 varones de 18 años. Argentina 1987. Arch Arg Pediatr 1995; 93: 71-9.        [ Links ]

31. Alberman E, Evans S: Epidemiología de la prematurez. Etiología, prevalencia y consecuencias. Anales Nestlé 1992; 47: 1-22.        [ Links ]

32. Puffer R, Serrano C: Combinación del peso al nacer y duración de la gestación. En: Características del peso al nacer. O.P.S., publicación científica n° 504, 1988.        [ Links ]

33. Rossc P: Maternal anthropometry in prenatal care: a new maternal weight gain chart. Human Resources Division. The World Bank, LATHR N° 21, 1991.        [ Links ]

34. Sureau C, Breart G: Prevención de la prematurez. Anales Nestlé 1992; 47: 23-32.        [ Links ]

35. Cliver S, Godenberg R, Cutter G: The effects of cigarrete smoking on neonatal anthropometric measurements. Obstet Gynecol 1995; 85: 625-30.        [ Links ]

36. Figueiredo J: El enfoque de riesgo y la mortalidad materna. Una perspectiva latinoamericana. Bol Of Sanit Panam 1993; 114: 289-302.        [ Links ]

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons