SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.72 número1Masas abdominales en el niñoEvaluación de la quimioprofilaxis con zidovudine a la mujer embarazada VIH(+) y su hijo (Uruguay) índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista chilena de pediatría

versión impresa ISSN 0370-4106

Rev. chil. pediatr. v.72 n.1 Santiago ene. 2001

http://dx.doi.org/10.4067/S0370-41062001000100012 

Peligros de la Internet

Eduardo Cosoi P.1

La explosión en el número de sitios web en la Internet ha sido generalizada. Estudios demuestran que alrededor de un 80% de ellos están dedicados a la pornografía. El acceso a dichos sitios es extraordinariamente sencillo, ya que sus diseñadores buscan palabras de uso habitual con el objeto de ser fácilmente encontrados en los motores de búsqueda. Además, utilizan los últimos esquemas de diseño gráfico con el objeto de atraer a los potenciales clientes. Es así como frases que contengan las palabras: sexo, mama, hombre, mujer, niño, etc, darán como resultado algunos de los sitios esperados, pero sin duda otros de contenido erótico y/o pornográfico.

Este problema se acrecienta especialmente cuando se trata de niños o jóvenes que quedan expuestos a este tipo de material. La Internet cuenta con un extraordinario potencial para desarrollar prácticamente cualquier área de la ciencia, sin embargo, también posee sitios dedicados a la pornografía, racismo, terrorismo, etc., que pueden exponer información de carácter negativo a personas susceptibles.

Como veremos, existen mecanismos por el que los padres pueden conocer los sitios visitados por sus hijos y permitirles controlar sus actividades en la red.

Existen programas especialmente diseñados con el objeto de restringir los sitios que pueden ser visitados y que están disponibles libremente en la red (en: www.tucows.com; en el área correspondiente a Parental Control). Ejemplos de algunos de los más recomendables son: Cyberpatroll, Net Nanny, Cibersitter, etc. La mayoría de ellos, utiliza una base de datos de palabras y sitios conocidos con contenido pornográfico, impidiendo al usuario el ingresar a ellos. Tienen el inconveniente que en forma permanente los sitios eróticos están buscando palabras o nombres que eviten la protección realizada por dichos programas.

Una forma diferente de enfrentar esta problemática es revisar en la computadora personal los sitios recientemente visitados por los hijos. Existen diferentes maneras:

En la parte superior del Internet Explorer existe un botón que dice "Historial", que permite revisar los sitios visitados durante los últimos 20 días.

Otra forma algo más sofisticada es revisar las "cookies" que se encuentran almacenadas en el computador. Las "cookies" son pequeñas "huellas" que dejan los sitios visitados y que les permite a los dueños de los sitios recopilar información acerca de los visitantes. A su vez, ellas quedan grabadas en el computador, siendo posible encontrarlas en la siguiente carpeta (Windows 95 y 98): C:/WINDOWS/Cookies. Se pueden observar los nombres de cada una de ellas y determinar si algunas corresponden a sitios pornográficos. Evidentemente, cualquier persona con conocimientos de computación puede borrar el Historial del Internet Explorer y las "cookies", pero al menos es una barrera que debe ser superada.

Es evidente que ni los programas que impiden el acceso a ciertos sitios, ni la revisión de la computadora pueden reemplazar a la educación y la prevención como los elementos de mayor importancia para guiar a los niños en el uso de la Internet. Sin embargo, es importante que los adultos estén conscientes de los peligros que pueden existir en nuestro hogar con la Internet. Como se ha dicho, la Internet es una ventana al mundo. Tiene cosas positivas que pueden permitir el desarrollo personal de una manera extraordinaria. También tiene cosas extremadamente negativas frente a las cuales debemos estar prevenidos y educar apropiadamente a nuestros hijos.

1. Médico. Unidad de Lactantes y Nutrición. Unidad Estudio de Apneas. Hospital Luis Calvo Mackenna. (ecosoi@netup.cl).

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons