SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.74 número6Huevos infectivos de toxocara, en arenas de plazas y parques de Asunción, ParaguayPREMIO DR. JULIO SCHWARZENBERG LÖBECK 2003 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista chilena de pediatría

versión impresa ISSN 0370-4106

Rev. chil. pediatr. v.74 n.6 Santiago nov. 2003

http://dx.doi.org/10.4067/S0370-41062003000600011 

CRÓNICA

Rev Chil Pediatr 74 (6); 617-623, 2003


43° CONGRESO CHILENO DE PEDIATRÍA 2003

Entre los días 26 al 29 de noviembre de 2003 se realizó en Valdivia, el 43º Congreso Chileno de Pediatría. La inauguración estuvo a cargo de la Dra. Alejandra Jara Gaete, Presidenta de la Sociedad Chilena de Pediatría, quien se expresó en los siguientes términos:

Dra. Loreto Lorca, Seremi de Salud X Región.
Dr. Carlos Amtmann, Rector de La UACh.
Dr. Joel Arraigada, Director del Servicio de Salud de Valdivia.
Dr. Javier León, Director del Hospital Clínico Regional de Valdivia.
Dr. Klaus Grob, Decano de Facultad De Medicina de La UACh.
Dra. Mónica Gil, Subdirectora del Hospital Clínico Regional de Valdivia.
Autoridades Todas Presentes
Colegas Socios de La Sociedad Chilena de Pediatría,

Estimados amigos-colegas:

No ha sido fácil decidir lo que quiero expresar en estos momentos. Este es un evento que congrega a algo más de medio millar de médicos, en esta ocasión en la ciudad más linda de Chile según los lugareños y con certeza una de las más bella del mundo. Es un congreso nacional que impone desafíos a quien sea que le toque la presidencia de esta institución, con límites cada año más elevados, fiel reflejo de las exigencias actuales y que lo marca con un sello de calidad indeleble.

Sin embargo, debemos oficializar el inicio de las actividades y al recordar otros instantes similares, se nos viene a la memoria aquellos que nos indican la necesidad de actualización en temas de contingencia, los que nos recuerdan los logros obtenidos y sin duda los que demuestran que la entrega desinteresada de las personas que trabajan para esta institución ha permitido que esta crezca y se fortalezca.

La Sociedad Chilena de Pediatría es todo esto y mucho más. Sin duda es reconocida por sus pares como la institución lógica para ofrecer una educación continua de calidad. Esto se puede apreciar fácilmente en la realización de 4 cursos organizados por las Ramas de Broncopulmonar, Gastroenterología, Hematología Oncología y Pediatría Ambulatoria, y el Primer Congreso de Tratamiento Intensivo en la ciudad de Puerto Montt. Además, dos Módulos de Educación Continua, una Jornada de Invierno y un Congreso Anual. Todo esto no significa que sean menos importantes las actividades que son organizadas y realizadas en provincia. Para este año, nuestras 11 filiales provinciales planificaron 59 cursos, los que se concretaron en más del 90% de los casos. Todas ellas, tuvieron al menos tres actividades académicas, lo que demuestra el interés de los participantes y la necesidad de seguir con estas actividades.

  • Hemos participado activamente para obtener beneficios para los niños de nuestro país. Sin duda, haber participado en la génesis de la Ley de Discapacidad, me llena de orgullo ya que fue mi inicio en la Sociedad, trabajando en el Comité de Enfermedades Crónicas, y más actual, apoyando la labor iniciada por nuestro reciente past-presidente, el Dr. Fernando Pinto a propósito de una lactancia materna efectiva hasta los 6 meses, mediante una prolongación del descanso materno en el período postnatal. Deseamos destacar que si esto se hace realidad, nuestro país sería el primero en el mundo que lograría algo similar por medio de fundamentos médico-científicos y no solamente gremiales políticos.
  • En estos 81 años de su existencia, la Sociedad Chilena de Pediatría ha contado con gente valiosa, con sentido de entrega y sin afanes monetarios. En este momento deseo agradecer a nuestros representantes provinciales, a la mesa directiva en Santiago y en especial a los Drs. José Manuel Ugarte y Carmen Larrañaga cuya entrega hace posible que este nuestro Congreso Anual sea todo un éxito; ellos han participado de la organización de los congresos desde hace más de una década. A todos ellos, mil gracias por su labor.

Mi pensamiento original al escribir estas líneas fue pensando en darles una cordial bienvenida y en dar una mirada al futuro. En una invitación, a participar activamente de las conferencias plenarias, simposios y presentación de posters, en forma amigable y con una crítica prioritariamente constructiva y que se traduzca en una contribución al trabajo investigativo iniciado por los autores. Sin duda, esto enriquecerá el bagaje profesional de ambas partes, exponentes y oyentes.

Pero tratemos de ver el futuro:

Veo una SOCHIPE bien posicionada en el ámbito médico chileno, creciendo unida y perdurando en el tiempo para ofrecer una educación pediátrica adecuadamente acreditada.

  • Veo una Sociedad Chilena de Pediatría trabajando junto a los otros países de Latino y Centro América para mejorar las condiciones de desigualdad en que viven millones de niños. Tenemos la obligación de dar a conocer nuestros logros, los que generalmente son obtenidos con grandes esfuerzos, sacrificios y con recursos monetarios muy reducidos respecto de países desarrollados.
  • Veo una sociedad capaz de acreditarse y acreditar nuestro desarrollo profesional, y
  • Veo una comunidad de profesionales médicos que predican la igualdad de condiciones de salud para nuestros niños y de igualdad de condiciones de acceso al conocimiento científico de nuestros asociados

Pero, ¿y nuestro sueño más preciado?

Colocar a Chile en la mira de todo el mundo, proyectando nuestro país en un Congreso Mundial de Pediatría. Puede ser un sueño lejano, pero no imposible. ¡Ya comenzamos a trabajar para lograrlo!

Gracias por escuchar con atención, junto con nuestros colaboradores locales, representados en la persona de la Dra. Loreto Podestá, los invito a continuar con nuestras actividades.

¡ Que Dios los bendiga! GRACIAS.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons