SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.74 número6PREMIO DR. JULIO SCHWARZENBERG LÖBECK 2003PREMIO DR. ALFREDO COMMENTZ LÖFFLER 2003 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista chilena de pediatría

versión impresa ISSN 0370-4106

Rev. chil. pediatr. v.74 n.6 Santiago nov. 2003

http://dx.doi.org/10.4067/S0370-41062003000600013 

CRÓNICA

Rev Chil Pediatr 74 (6); 617-623, 2003


PREMIO EXCELENCIA ACADÉMICA 2003

Durante el 43º Congreso Chileno de Pediatría, realizado en Valdivia, desde el 26 al 29 de noviembre de 2003, se hizo entrega del Premio Excelencia Académica 2003, otorgado a la Dra. Paola Zolezzi Ricchetti. La presentación de la Dra. Zolezzi, estuvo a cargo de la Dra. Marianela Caro, quien señaló:

Es para mí un gran honor haber sido invitada por la Sociedad Chilena de Pediatría a participar en la ceremonia de entrega del Premio a la Excelencia Académica a la Dra. Paola Zolezzi, profesora titular de la Facultad de Medicina de la Universidad Austral de Chile. ¡¡¡Premio a la Excelencia Académica!!! es haber logrado un modelo académico que va más allá de lo normalmente esperado, que se acerca a los máximos, precisamente, a la excelencia, y con un valor fundamental que es la congruencia entre la teoría y la práctica. Congruencia que quiero transmitirles al relatarles quien es la mujer hoy homenajeada.

La Dra. Paola María Ernestina Zolezzi Ricchetti nace en el año 1943 en el seno de una familia italiana, estudia en la Scuola Italiana y luego los estudios de medicina los realiza en la Pontificia Universidad Católica de Chile. Contrae matrimonio con el Dr. Claudio Zapata Ormeño, médico internista a quien conocimos y recordamos con mucho cariño. Hace la beca de pediatría en el hospital Roberto del Río a cargo del Dr. Meneghello y luego deciden efectuar la post beca en la ciudad de Valdivia.

Esta ciudad con su universidad y la comunidad médica existente los acogen, los cautivan, y deciden fijar en ella su residencia definitiva. Así se traza la historia de un camino a la excelencia que recorre junto a su marido, y que hoy culmina con esta distinción.

Valdivia en esos años era una ciudad que trataba de reponerse del terremoto que la devastó en el año 60 y el hospital en que se atendía era un hospital de emergencia donado por el gobierno de EE.UU., construido para ser usado 4-5 años y que dicho sea de paso se utilizó hasta el año 1995. No cabe duda que no fue la implementación hospitalaria lo que los atrajo a esta ciudad sino un proyecto común que trajo a muchos médicos jóvenes y prestigiosos a trabajar en la Escuela de Medicina de la UACh lográndose con este incremento de recursos humanos altamente calificados modificar la historia de la salud en nuestra provincia y en nuestra región.

En sus inicios ejerce como médico tratante en el Servicio de Pediatría del Hospital de Valdivia y es docente del Departamento de Pediatría de la Facultad de Medicina de la Universidad Austral de Chile. Es nombrada médico jefe del consultorio externo Gil de Castro, labor que la llena de satisfacciones y le confirma que la atención primaria es la base de una buena medicina. En el año 1977 hace una estadía de 1 año en el Departamento de Oncología pediátrica del M.O. Anderson de la Universidad de Texas, Houston.

A su regreso crea y desarrolla la subespecialidad de Hemato-Oncología pediátrica en la X Región efectuando ella, la atención directa de los pacientes hospitalizados y ambulatorios, y la atención de las interconsultas de esta especialidad en la X, XI Y XII regiones de Chile, como recurso único hasta 1995 en que se titulan las primeras hemato-oncólogas formadas bajo su alero. Hoy Valdivia es el Centro Oncológico de Referencia de la Regiones IX a XI.

Es tal el reconocimiento a su trayectoria científica y de gestión que ejerciendo un cargo universitario, el Ministerio de Salud la nombra desde 1988 a la fecha encargada del Programa Infantil Nacional de Drogas Antineoplásicas (Pinda) para las regiones X, XI, XII.

Bajo la concepción integral del ser humano que es la mirada permanente de la Dra. Zolezzi, impulsa la creación del hogar del niño leucémico y la escuela para niños hospitalizados oncológicos y crónicos.

A pesar de su subespecialización no descuida enseñar a sus alumnos los conceptos de la pediatría integral y la medicina familiar que tienen relación con la atención primaria.

En 1991 crea en forma vanguardista en Valdivia el primer programa de Salud Familiar y Comunitaria, adelantándose varios años a las políticas ministeriales.

Su vida profesional transcurre entre el Instituto de Pediatría y el instituto de Hematología donde efectúa labores docentes de pre y postgrado, siendo la Directora del Programa de Adiestramiento en Pediatría Prevalente para Médicos Generales y Urbanos, la Profesora encargada del sub-programa de Salud Infantil y del Adolescente del programa de postítulo de Medicina Familiar, Jefe de Clínicas en Pediatría, Encargada de la Docencia de Pre y Postgrado de Hematología, instituto del cual es subdirectora y del Postítulo de la Especialidad de Hemato-Oncología pediátrica.

La Dra. Zolezzi se ha caracterizado por su participación permanente en todas las actividades del Servicio de Pediatría del Hospital de Valdivia logrando siempre mantener óptimas relaciones docente-asistenciales, jugando un papel importante entre otros, en el proyecto de modernización de la Biblioteca de la Facultad de Medicina en las dependencias del Hospital de Valdivia recién construido bajo el Proyecto BID.

Su línea de investigación aplicada a la clínica, pertinente y relacionada con los problemas atingentes de salud del país, ha dado origen a más de 60 publicaciones en revistas nacionales y extranjeras contagiando con su entusiasmo y espíritu científico a que sus estudiantes de pre y postgrado aprendan y formen parte de interesantes investigaciones.

Distinciones ha recibido muchas como ser elegida la "Mejor profesional del Hospital Regional en el Día Internacional de la Mujer” y otras, que son probables de obtener por el quehacer neto de lo académico, pero hay una distinción especial que es aquella que emerge de la entrega que se establece entre el docente y los alumnos quienes en dos oportunidades le han otorgado el premio al "Maestro de la Promoción Médica" y ayer supe que la promoción 2003 la ha distinguido nuevamente con esa denominación.

No es exageración decir que no hay cursos en la zona sur de este país en que la presencia de la Dra. Zolezzi no sea requerida, demostrándose con esto no sólo su capacidad académica sino el reconocimiento de múltiples profesionales de la salud que se han formado bajo el alero de la Universidad Austral y el Hospital Clínico Regional de Valdivia.

La Dra. Zolezzi es un ejemplo de como al asumir la enseñanza médica como un objetivo trascendente en su vida lleva a generaciones de alumnos a evolucionar en el ámbito del conocimiento de la medicina, en el imperativo categórico de estar al día, pero también en el trato afable y cariñoso en su relación médico-paciente.

No cabe duda del aporte que ha hecho en el conocimiento científico logrando no sólo transmitirlo separando lo útil de lo no consolidado sino logrando la aplicación de estos conocimientos nuevos, implementándolos y haciéndolos prácticos en beneficio de la salud de este país.

Para finalizar quiero decirle, Dra. Zolezzi, que su excelencia médica, su amor a la vida, su calidez humana, su carisma y credibilidad hace que sus experiencias se hayan transmitido más allá de la formación profesional sino también, usted ha sido pieza clave en el desarrollo personal de muchos de los que hoy estamos presentes aquí.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons