SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.75 número1MORTALIDAD DEL MENOR DE 1 AÑO índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista chilena de pediatría

versión impresa ISSN 0370-4106

Rev. chil. pediatr. v.75 n.1 Santiago ene. 2004

http://dx.doi.org/10.4067/S0370-41062004000100016 

Rev Chil Pediatr 75 (1); 82-87, 2004

CRÓNICA


NUEVOS SOCIOS


Ingresan a la Sociedad Chilena de Pediatría entre los meses octubre a diciembre del año 2003:

Aburto Jara Margarita Inés
Acuña Peña Ana Patricia
Aspillaga Errázuriz Manuel José
Barrera Berrocal Claudia Andrea
Bertrand Nararrete Pablo José
Bustamante Andrade María Soledad
Cea Sanhueza Gustavo Adolfo
Cerda Lorca Ximena Paulina
Contreras Aburto Eva Maria
Contreras De La Cruz Amanda Lidia
Cuitiño Peña Claudia Alejandra
Cuñado Pérez Pamela Carolina
Demian Burkhardt Ingrid Liliana
González Villarroel Patricia Alejandra
Guerrero Valenzuela Lucy Cecilia
Gutiérrez Montecinos Marcela Paz
Heise Gormaz Sandra María Cecilia
Hollstein Türk Katia Elizabeth
Hu González Carolina Inés
Jara Doussoulin Paula Isabel Margarita
Labarca Rojas Carmen Patricia
Martínez Díaz Pilar Eugenia
Mediavilla Ríos Sylvia Marisol
Molina Paredes Juan Renato
Reyes Jiménez Alejandra De Lourdes
Sáez González Marco Antonio
Smith Torres Marta Paulina
Toledo Gutiérrez María Isabel
Uarac Uarac Myrna Alejandra
Unanue Morales Nancy Aracelli
Veliz Campos Fernando Manuel
Vidal Villa Ivonne Odette
Vilariño Rodríguez Marisela
Yilorm Barrientos Mania Alicia


NÓMINA DE ÁRBITROS DE LA REVISTA CHILENA DE PEDIATRÍA AÑO 2003


La Revista Chilena de Pediatría se hace un deber en publicar la nómina de colaboradores que han actuado como árbitros de los artículos enviados para su publicación, con el objeto de manifestar su público agradecimiento a aquellos que participaron en esta delicada y desinteresada labor.
A
Asenjo Silvia
Astete Carmen
Atalah Eduardo
Azócar Marta
Azócar Robinson

B
Bancalari Aldo
Banfi Antonio
Beca Juan Pablo
Burrows Raquel

C
Cano Francisco
Castillo Carlos
Chávez Eduardo
Codner Ethel

D
Donoso Alejandro
Duffau Gastón

E
Erazo Ricardo

F
Fierro Alberto

G
Gaete Verónica
García Cristian
García Hernán
Girardi Guido

H
Harris Paul
Herrera Patricio
Hodgson Isabel

I
Iturriaga Hernán

J
Jara Alejandra
Jarpa Arturo

K
Kaempffer Ana María
Kattan Javier
King Alejandra

L
Lederman Walter

M
Martínez José Luis
Medina Ernesto
Mena Patricia
Mericq Verónica
Morovic Gloria
Mosso Claudio

N
Norero Colomba
Novoa Fernando

O
Olguín Héctor
Osorio Waldo

P
Prado Francisco
Paris Enrique
Pinto Ricardo
Pinto Viola

Q
Quezada Arnoldo

R
Repetto Gabriela
Ríos Gloria
Rodríguez Lorena
Romero Patricio
Ronco Ricardo
Rosati Pía

S
Saffie Antonio
Sánchez Ignacio
Smoje Gabriela

T
Tordecilla Juan
Toro Carlos
Torrejón Claudia
Torres Jorge
Troncoso Lidia

U
Ubilla Carlos
Ugarte Francisca
Urrejola Pascuala

V
Valdivieso Andrés
Varela Patricio
Ventura Patricio

W
Wu Elba


NOTICIAS



Rama de Endocrinología
La Rama de Endocrinología renovó su directiva y fue elegida Presidenta la Dra. María Eugenia Willshaw Z. y como secretaria Dra. Virginia Pérez F.

Rama de Gastroenterología
La Rama de Gastroenterología renovó su directiva para el periodo 2004-2005:
Presidenta: Dra. Silvia Cruchet M.
Directores: Dr. Sergio Ceresa O’Brien
Dra. María Eugenia Arancibia S.
Dra. Mónica González Y.
Dra. Isabel Miquel E.

Rama de Genética
La Rama de Genética renovó su directiva y fue elegida Presidenta la Dra. Fanny Cortés M. y como secretaria Dra. Rosa Pardo V.

Rama de Nefrología
La Rama de Nefrología reeligió su mesa directiva y quedó conformada de la siguiente manera:
Presidenta: Dra. Viola Pinto S.
Vicepresidenta: Dra. Paulina Salas del C.
Past President: Dr. Carlos Saieh A.
Directores: Dr. Enrique Álvarez L.
Dr. Felipe Cavagnaro St

Rama de Nutrición
La Rama de Nutrición renovó su directiva y fue elegido Presidente el Dr. Francisco Moraga M. y como secretaria Dra. María Jesús Rebollo G.

Esta Revista felicita a los integrantes que asumen y les desea un exitoso periodo en la función que inician.


ANUNCIOS


Curso de Actualización en Nefrología Pediátrica
La Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, en conjunto con la Unidad de Nefrología del Hospital Luis Calvo Mackenna, anuncian la realización del “Curso de Actualización en Nefrología Pediátrica”, dirigido a pediatras y especialistas en nefrología, cada 1er sábado del mes, entre abril y diciembre del 2004, desarrollarán en 80 hrs. Académicas los siguientes temas:

Modulo 1: Métodos de diagnóstico en nefrología.
Modulo 2: Embriología y Genética en Riñón.
Modulo 3: Metabolismo hidroelectrolítico y ácido base.
Módulo 4: Alteraciones anatómicas y funcionales renales y de las vías urinarias.
Modulo 5: Insuficiencia renal aguda y crónica.
Modulo 6: Hipertensión arterial.
Modulo 7: Patología tubular y medicamentos utilizados en patología renal.
Modulo 8: Nefropatías Glomerulares y vasculares.
Modulo 9: Terapias de sustitución renal.

Los docentes a cargo de las numerosas clases de cada modulo son destacados especialistas de los distintos centros hospitalarios y universitarios del país.
Los interesados pueden solicitar detalles de este curso e inscripciones en la Unidad de Nefrología, Hospital Luis Calvo Mackenna, o en los teléfonos: 02-3401815, 02-3401728, Fax: 02-2361592, 3415178.

Los Editores

VIII Jornadas Chileno-argentinas de Pediatría de la Patagonia
La Sociedad Chilena de Pediatría Filial Punta Arenas, y la Sociedad Argentina de Pediatría Filial Santa Cruz, anuncian la realización de las VIII Jornadas Chileno-Argentina de Pediatría de la Patagonia, cuyos temas centrales son: “Enfermedades crónicas en la infancia” y “Pediatría y medio ambiente”, a desarrollarse en la ciudad de Punta Arenas entre el 4 y 7 de abril de 2004.
Destacan en estas jornadas la presentación de numerosos temas del medio ambiente como Intoxicaciones, Pesticidas, Efecto tóxico de los incendios, Capa de ozono, a cargo de los Dres. Enrique Paris, Daniel Beltramino, Héctor Tejada y Jaime Abarca, y diversos temas sobre patología crónica como Enfermedad Celiaca, Diabetes mellitus, Intersexo, etc., a cargo de los Drs. Alejandra Jara, Susana de Rosa y Patricia Amarales, todos ellos destacados especialistas en la materia.
Mayores informaciones se ruega contactar a sochipepa@hotmail.com.
Premio Virginia Apgar en Pediatría Perinatal
Hemos recibido la siguiente carta que informa del premio “Virginia Apgar en Pediatría Perinatal” otorgado recientemente al Profesor Dr. Eduardo H. Bancalari, médico chileno actualmente Director de la División de Neonatología del Hospital Jackson Memorial de la Universidad de Miami.
Nuestras más sinceras felicitaciones por el importante y merecido reconocimiento al Dr. Bancalri.

Galardón otorgado al Dr. Eduardo Bancalari, el día 2 de noviembre 2003
“El Premio Virginia Apgar” es otorgado anualmente por la sección de Pediatría Perinatal de la Academia Americana de Pediatría a una persona cuya carrera se haya destacado por una constante influencia sobre el bienestar del recién nacido.
Al Dr. Eduardo Bancalari M.D. en reconocimiento de su extensa contribución al campo de la fisiología de las enfermedades respiratorias neonatales y un distinguido lider en Neonatología, en el año 2003 Virginia Apgar es otorgado al Dr. Eduardo Bancalari M.D, un renombrado experto y conferencista en simposios internacionales alrededor del mundo.
Herencia Suiza, alemana e italiana, Dr. Bancalari nació en Santiago de Chile, en el mismo Hospital donde más tarde haría su periodo de becario. El, su hermano mayor Guido y su hermana menor Verónica crecieron en Chile, excepto por sus 3 años vividos en Italia con su familia. Su padre Juan, orientó su vocación a lo militar fundando una escuela de montañismo militar. Eduardo continuó con la tradición, asistiendo a la Escuela Militar, graduándose como Brigadier, con 40 estudiantes bajo su dirección. El se retiró de la carrera militar y se inscribió en la Escuela de Medicina, donde fue galardonado como el “Mejor Estudiante en Pediatría”.
Posteriormente hizo una beca en el Hospital María Ferrer de Buenos Aires sobre Ventilación Mecánica, regresa a Chile donde efectúa una segunda beca en la Universidad Católica de Chile y crea la primera Unidad de Cuidados Intensivos Neonatal en el Hospital Luis Calvo Mackenna.
Actualmente es Director de la División de Neonatología del Hospital Jackson Memorial de la Universidad de Miami, cargo que ha mantenido por los últimos 30 años.
Tiene un sinnúmero de publicaciones en el tema neonatal y una de sus patologías preferidas es la Displasia Broncopulmonar donde es autor de más de 200 publicaciones y es citado como referente en este tema en todo el mundo. Por todo lo anterior la Academia Americana de Pediatría en su rama de medicina Perinatal le otorgó el “Premio Virginia Apgar 2003” entregado en una ceremonia el día 2 de noviembre 2003 en el Centro de Convenciones de New Orleans U.S.A., cabe destacar que este premio se entrega desde el año 1975 y el Dr. Eduardo Bancalari Brüner es el primer hispano en recibirlo.
Es el creador de la Conferencia Neonatal anual que se efectúa desde hace 27 años en el Sonesta Beach Resort, Key Biscayne, Florida y que este año se efectúo entre los días 12 y 15 de noviembre con la participación de médicos pediatras neonatólogos de todo el mundo, con la asistencia de 12 médicos chilenos de Santiago, Viña del Mar, Concepción y Los Ángeles.

Dr. Eugenio Bancalari M.
Jefe Servicio Pediatría Los Ángeles

Semblanza: Profesor Dr. Federico Puga Concha (1930-2004)

El 25 de Enero de 2004 ha fallecido el Profesor Dr. Federico Puga Concha generando en muchos amigos y discípulos una profunda tristeza que paralelamente da paso a genuinos sentimientos de admiración ante una persona que siempre señaló que el camino único para construir un mundo mejor, especialmente para los niños, es el de la libertad, la solidaridad y la amistad. Estos valores los vivió intensamente en su propia familia junto a sus padres y hermanos y posteriormente en la que él formó. Sus seis hijos son fiel testimonio de una formación valórica del más alto nivel.

El Dr. Puga nació en Santiago el 3 de Enero de 1930 en el seno de una familia con gran compromiso social e intelectual. Junto con sus hermanos, cada uno en sus respectivas actividades, ha sabido responder a los valores familiares.

En 1947, ingresó a la Escuela de Medicina de la Pontifica Universidad Católica de Chile y en los dos últimos años de la carrera se debió trasladar a la Universidad de Chile de acuerdo con los reglamentos de la época. Recibió su título de Médico-Cirujano por la Universidad de Chile en 1953 y su Memoria de Título nos entrega otra pista acerca de aquella vocación social tan definida: Influencia del Medio Ambiente en el desarrollo Físico y Psíquico del escolar primario. Su tutor: el Profesor Benjamín Viel.

Desde el inicio de su vida universitaria acogió con entusiasmo la gran justificación de la universidad: la capacidad de generar en los jóvenes la visión necesaria para la construcción de un mundo nuevo y de enfrentar con poderosas armas un desafío que jamás termina. En su vida estudiantil está el sello de su rasgo más definido: su vocación incomparable por la búsqueda de soluciones globales, que comprometan a la sociedad solidariamente y que permitan aliviar el sufrimiento del enfermo. No nos cabe duda que toda la potencia imaginativa de sus años estudiantiles se incrementó a través de los años permaneciendo en contacto con los temas sociales y los que surgieron de su propia experiencia.

El Dr. Puga era especialmente interesado en el encuentro entre las personas y siempre señalaba que de cada encuentro era posible aprender lo trascendente. Una anécdota en su vida juvenil ilustra este aspecto y su dedicación posterior a cumplir sus grandes objetivos: Un día le comentó a una persona mayor, que había sentido mucha satisfacción al ayudar a cruzar una calzada a un ciego. Su interlocutor le expresó que aunque eso estaba bien lo que sí le podría haber dado una plena satisfacción hubiese sido dejar al ciego en su casa. La ayuda debe ser completa.

En su trayectoria universitaria es posible ver la auténtica vocación de servicio del Dr. Puga ya que junto a sus compañeros entre otros Guillermo Escudero, Enrique Laval, Raúl Hurtado, Antonio Arteaga y Mario Salcedo, participaba en la atención de un pequeño consultorio ubicado en la Población El Pino a orillas del Río Mapocho. Continuaron su labor hasta que esta gente que vivía en condiciones miserables fue trasladada a la nueva Población La Legua.

Durante 10 años luego de recibirse, el Dr. Puga continuó como único pediatra atendiendo cerca de 80 niños diarios, gratuitamente, en el Consultorio Parroquial de San Cayetano en La Legua. Los medicamentos los obtenía de regalos del Instituto Sanitas y de la Central de Abastecimiento del Servicio Nacional de Salud. Las dificultades de la gente que no sabía leer ni escribir las aminoraba con ingenio teatral para que comprendieran la receta. Esta labor social lo llevó a que lo nombraran miembro del Directorio de la Obra Mi Casa llegando a ser “tío” de numerosos niños. Sin ninguna demostración de fatiga se daba tiempo para participar en el consultorio nocturno del Hogar de Cristo en Chorrillos. La creación de los Consultorios del Servicio Nacional de Salud hizo que los pacientes parroquiales desaparecieran.

En 1954, el Dr. Puga se incorporó al Hospital Luis Calvo Mackenna (HLCM) trabajando bajo la tutela del Profesor Aníbal Ariztía en la Policlínica que funcionaba en el subterráneo del hospital.

En 1960, en una época en que se vislumbraba la subespecialización pediátrica, se le “impuso” la especialidad de Nefrólogo Infantil con la clara directiva de desarrollar esta especialidad.

Una beca en el Hospital del Salvador le permitió prepararse en la disciplina y como tenía que establecer dependencias en el HLCM comenzó a moverse en relación con recursos y apareció una definida veta de “pedigüeño” que hasta el día de hoy le ha permitido concretar innumerables obras a favor de los niños.

Fue un activo colaborador de la Sociedad Chilena de Pediatría especialmente en las décadas de los años 60 y 70 siendo miembro de su Directorio y Presidente de la Sociedad en los años 70.

Durante los trágicos años 73-74 trabajó voluntariamente atendiendo los refugiados en la Embajada de Italia conociendo una situación que en ese momento fue muy ignorada por la población general.

En 1983, cambió su orientación nefrológica para dedicarse durante ocho años a los trastornos nutricionales de los nefrópatas y de otras patologías crónicas.

En su vida académica ha alcanzado la máxima distinción de Profesor Titular de la Universidad de Chile y fue Director del Departamento de Pediatría y Cirugía Infantil Oriente de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile durante once años hasta 1997.

La década de los 80 fue testigo de como los hospitales perdían aceleradamente los pocos recursos que permitían su acción y en 1985 esta situación era particularmente crítica para el HLCM. Varios años antes el Dr. Puga en carta al entonces Jefe de Servicio de Pediatría el Dr. José Zacarías, le hacía ver esta situación y le adelantaba algunas de sus ideas para revertir este triste destino. Estas ideas fueron la base para una nueva iniciativa del Dr. Puga: la creación de la Corporación de Amigos del Hospital Luis Calvo Mackenna (AMICAM) concebida para dar una mejor condición asistencial a los niños pobres y enfermos del HLCM.

Desde entonces AMICAM se ha ganado un reconocido prestigio como Corporación sobre la base de una gran claridad de propósitos y la generosa solidaridad de personas, empresarios e instituciones que han permitido que el HLCM se convierta en un centro de excelencia asistencial que ha permitido numerosos logros en la atención de los niños más necesitados.

El Dr. Puga comprendió en los años 80 como la Pediatría tradicional comenzaba a proyectarse hacia los niños mayores y especialmente los jóvenes.

Gracias a la Fundación Kellog el Dr. Puga impulsó la formación de especialistas en Adolescencia y en una tarea con grandes dificultades y durante quince años se ha ido concretando una atención especial de los adolescentes que hoy cuentan gracias AMICAM, el HLCM y la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile con el centro SER JOVEN, en la Comuna de Lo Barnechea.

Las obras que ha desarrollado AMICAM bajo la Presidencia del Dr. Puga desde su inicio en 1985 han sido innumerables: Nueve pabellones quirúrgicos de alto nivel, nuevo Consultorio Adosado de Especialidades, nuevo Servicio de Neurología y Psiquiatría Infantil, nuevas dependencias de Kinesiología, Unidad de Transplante de Médula Ósea, Sala de quimioterapia ambulatoria, remodelación de Residencia, remodelación de Servicio de Rayos, centralización Laboratorios, Unidad de hemodiálisis y peritoneodiálisis, etc. Gracias a AMICAM se han incorporado numerosos equipos de última generación al trabajo de especialidades y Servicios y no menos importante ha sido su aporte al perfeccionamiento médico y de enfermeras que han podido formarse en el extranjero.

Sin duda que la obra de AMICAM ha estado marcada por la vocación solidaria del Dr. Federico Puga Concha. Su ejemplo ha sido el de la auténtica preocupación por los pobres y enfermos; su espíritu solidario lo ha impulsado a tareas que se podrían haber considerado imposibles y sin ninguna duda el Dr. Puga nos devuelve la fe en el prójimo.

Otro rasgo que el Dr. Puga se encargó de mostrar vivamente fue el de la amistad haciéndonos entender que buena parte de nuestro trabajo se basa en las relaciones que logramos establecer entre nosotros, en la imagen y visión de un mundo que queremos armónico, en que seamos capaces de superar problemas y por supuesto, un mundo en constante desarrollo. Hoy en día se discute mucho sobre la naturaleza, la estructura y el modo de poder realizar nuestros proyectos exitosamente. Los proyectos compartidos nos hacen ver la importancia de la amistad como un elemento fundamental para el desarrollo de aquellos.

Étienne de la Boétie un notable abogado y escritor francés del siglo 16 dijo: “La amistad es un valor sagrado, es una cosa santa: nunca existe sino entre buenas gentes y no se acoge sino es por un aprecio mutuo”.

Creemos que el legado del Dr. Federico Puga Concha es habernos devuelto constantemente la fe de creer en el hombre y su grandeza y que mejor en una época en que imperan la desconfianza, el recelo y los prejuicios. La fe en el hombre se vitaliza ante el ejemplo del Dr. Puga que nos mostró una permanente fidelidad a sus principios y a las instituciones especialmente a la Universidad de Chile, Hospital Luis Calvo Mackenna y Sociedad Chilena de Pediatría.

Los que tuvimos el privilegio de conocer de cerca a Federico Puga damos testimonio de su fortaleza ideológica y su notable visión de futuro para orientar sus misiones en el campo social. Nos parece que el Dr. Puga partió de un concepto que lo proyectó a hacer lo que hizo: la educación y la salud no toleran la desigualdad. En una sociedad desigual como la nuestra en que realmente el tema de salud es mirado con los innegables sesgos que imponen posiciones particulares, Federico Puga se encargó de hacernos creer posible la disminución de la brecha y embarcó y encantó al HLCM en una labor que nos estimula y reconforta.

Creemos que el motor que trató de infundir en nosotros pasó por un genuino respeto por cada uno y por una constante actitud de estímulo que surgió p.e. de un: “yo sé que tu has pensado que podríamos... o ¿no crees tu que...?”. Sus decisiones parecían, a veces, no respetar lo que pensábamos o creíamos mejor pero, no nos cabe duda que normalmente sus decisiones fueron acertadas e inspiradas en una máxima pureza de intención: por su amor a los niños más desprotegidos.

Nos hizo sentir que el personalismo individualista era inconducente y que en la reflexión poética de Neruda se expresa magistralmente: “No hay soledad inexpugnable. Todos los caminos llevan al mismo punto: a la comunicación de lo que somos. Y es preciso atravesar la soledad y la aspereza, la incomunicación y el silencio para llegar al recinto mágico en que podemos danzar torpemente o cantar con melancolía; mas en esa danza o en esa canción están consumados los más antiguos ritos de la conciencia: la conciencia de ser hombres y de creer en un destino común”.

Dr. Antonio Banfi P.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons