SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.76 número5Coqueluche grave con hipertensión pulmonar tratado con exanguineotransfusión: cardiorespiratory improvement after exchange transfusionInfecciones virales y exantemas no tradicionales índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista chilena de pediatría

versión impresa ISSN 0370-4106

Rev. chil. pediatr. v.76 n.5 Santiago oct. 2005

http://dx.doi.org/10.4067/S0370-41062005000500010 

 

Rev Chil Pediatr 76 (5); 518-520, 2005

IMÁGENES CLÍNICAS /CLINICAL IMAGES

 

Caso clínico-radiológico

 

Jaime Cerda L.1, Cristián García B.2

1. Residente de Pediatría, Departamento de Pediatría, Facultad de Medicina, Pontificia Universidad Católica de Chile.
2. Radiólogo, Profesor Adjunto, Departamentos de Radiología y Pediatría, Facultad de Medicina, Pontificia Universidad Católica de Chile.

Dirección para correspondencia


CASO CLÍNICO

Lactante varón de 35 días de vida, con antecedente de haber nacido producto de embarazo de término y parto vaginal, con presentación cefálica y uso de fórceps, por expulsivo prolongado. Al nacer, peso de nacimiento 3.550 g, APGAR 8-9-10. Es dado de alta sin problemas a los tres días de vida. Evoluciona sin problemas y alrededor de las tres semanas de vida, su madre nota un aumento de volumen en la región cervical derecha e inclinación de la cabeza hacia el mismo lado, sin manifestaciones aparentes de dolor, decidiendo consultar médico. Al examen físico, se aprecia un aumento de volumen fusiforme, firme y fijo en el trayecto del músculo esternocleidomastoídeo (ECM) derecho, sin alteraciones cutáneas asociadas y discreta inclinación lateral derecha de la cabeza.

Para estudiar la etiología de esta masa se solicitó una ecotomografía cervical. Se ilustran cortes sagital (figura 1a) y transversal (figura 1b) de la cara derecha del cuello y corte sagital del lado izquierdo (figura 1c), para efectos comparativos.


 
Figura 1b.
Figura 1a.  
   
 
Figura 1c.  

 

¿Cuál es su diagnóstico ?

HALLAZGOS RADIOLÓGICOS

La figura 1 (a, b) muestra una masa que compromete los dos tercios distales del músculo ECM del lado derecho (flechas), de aspecto fusiforme, que mide aproximadamente 3 x 1,5 cm en sus diámetros sagital y transversal respectivamente. Presenta una ecogenicidad similar al resto del músculo, sus bordes están bien delimitados y no hay áreas de contenido liquido ni calcificaciones en su interior. Tampoco presentaba flujo vascular anormal en su espesor, en estudio Doppler-color. El músculo ECM del lado izquierdo es normal (flechas) (c).

Estos hallazgos, junto con los antecedentes clínicos, son característicos y diagnósticos de una tortícolis muscular congénita.

DIAGNÓSTICO

Tortícolis muscular congénita derecha.

COMENTARIO

La tortícolis muscular congénita (TMC), conocida también como pseudotumor esternocleidomastoídeo del lactante o fibromatosis colli, es una patología que afecta al recién nacido y lactante menor, con una incidencia reportada de 1,3 a 1,9%1,2. Estaría causada por cambios fibróticos del músculo esternocleidomastoídeo (ECM) secundarios a diversas condiciones antenatales o por traumatismo durante el parto, sin embargo, su exacta fisiopatología permanece desconocida3. Un estudio prospectivo que incluyó un seguimiento de 510 pacientes con TMC, encontró antecedentes familiares en menos de un 5% de los casos, una mayor frecuencia en varones (relación 3: 2) y un promedio de edad de 24 días (rango 10 a 300 días) al momento del diagnóstico4. En el examen cervical es posible palpar un aumento de volumen firme e inmóvil en el trayecto del músculo ECM, en especial en sus tercios medio e inferior (43% y 33%, respectivamente), sin preferencia por un lado del cuello4. El compromiso unilateral del músculo ECM obliga al lactante a inclinar su cabeza hacia el lado afectado, con rotación hacia el lado opuesto. Generalmente, es indolora y no se asocia a alteraciones cutáneas ni síntomas sistémicos. Su coexistencia con otras condiciones patológicas como displasia del desarrollo de caderas (4% a 17%)5, asimetrías craneofaciales (aproximadamente 90%)3,4 y presentación podálica (19%)4, ha sido documentada. Clínicamente, puede ser confundida con otras masas cervicales del recién nacido y del lactante menor, de origen neoplásico (rabdomiosarcoma, fibrosarcoma), congénitas (higroma quístico, quiste branquial), linfadenitis, hematomas y abscesos, entre otras.

La ultrasonografía (US) constituye el examen de elección para el diagnóstico y seguimiento de la TMC y no es necesario utilizar otros métodos de imágenes más sofisticados y de mayor costo, algunos de los cuales requieren el uso de radiación ionizante. El aspecto ultrasonográfico es característico, como han demostrado diversas series nacionales6 e internacionales7. Se presenta como un aumento de volumen del ECM del lado afectado, determinado por una masa sólida hiper, hipo o isoecogénica con respecto al músculo normal, homogénea o heterogénea, sin calcificaciones o zonas quísticas en su interior, a veces rodeada por un halo de menor ecogenicidad6 (figura 1). Esta masa está característicamente en continuidad con el músculo ECM, el que se encuentra parcialmente comprometido, lo que determina su aspecto fusiforme6.

El tratamiento persigue reducir las secuelas anatómicas y funcionales y consiste generalmente en terapias no invasivas, como posicionamiento activo de la cabeza y cuello en el hogar y ejercicios de fisioterapia, con estiramiento muscular, los que han demostrado seguridad y eficiencia3. El uso de toxina botulínica tipo A ha sido recientemente implementado, con buenos resultados8.

El tratamiento quirúrgico es de excepción y se reserva para aquellos casos más severos, con importante limitación funcional o aquellos casos de presentación más tardía o refractarios al tratamiento médico3,4,9.

 

REFERENCIAS

1.- Cheng JC, Au AW: Infantile torticollis: a review of 624 cases. J Pediatr Orthop 1994; 4: 802-8.         [ Links ]

2.- Suzuki S, Yamamuro T, Fujita A: The etiological relationship between congenital torticollis and obstetrical paralysis. Int Orthop 1984; 8: 175-81.         [ Links ]

3.- Cheng JC, Tang SP, Chen TM, Wong MW, Wong EM: The clinical presentation and outcome of congenital muscular torticollis in infants. A study of 1.086 cases. J Pediatr Surg 2000; 35: 1091-6.         [ Links ]

4.- Cheng JC, Tang SP, Chen TM: Sternocleidomastoid pseudotumor and congenital muscular torticollis in infants: a prospective study of 510 cases. J Pediatr 1999; 134: 712-6.         [ Links ]

5.- Tien YC, Su JY, Lin GT, Lin SY: Ultrasonographic study of the coexistence of muscular torticollis and hip dysplasia. J Pediatr Orthop 2001; 21: 343-7.         [ Links ]

6.- Vial I, García C, Accorsi E, Zúñiga S: Tortícolis muscular congénita. Hallazgos ultrasonográficos. Rev Chil Pediatr 1995; 66: 156-61.         [ Links ]

7.- Lin JN, Chou ML: Ultrasonographic study of the sternocleidomastoid muscle in the management of congenital muscular torticollis. J Pediatr Surg 1997; 32: 1648-51.         [ Links ]

8.- Joyce MB, de Chalain TM: Treatment of recalcitrant idiopathic muscular torticollis in infants with botulinum toxin type A. J Craniofac Surg 2005; 16: 321-7.         [ Links ]

9.- Cheng JC, Wong MW, Tang SP, Chen TM, Shum SL, Wong EM: Clinical determinants of the outcome of manual stretching in the treatment of congenital muscular torticollis in infants. A prospective study of eight hundred and twenty-one cases. J Bone Joint Surg (Am) 2001; 83: 679-87.         [ Links ]

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons